Larga y nueva vida al .470

El .470 Nitro es el cartucho para express africanos más utilizado, no es que sea mejor que el .500/465 Holland and Holland o el .475 nº 2 Jeffery, ya que tiene una balística similar o idéntica, simplemente como estaba libre de derechos se impuso a los otros.

Saúl Braceras | 19/04/2010

10829 lecturas

Hoy en día varias son las casas de munición que lo producen, como: Wolfgang Romey, Kynoch, Norma, Federal, etc. Todas lo fabrican en su carga original de 500 grains para la caza peligrosa, tanto con proyectiles expansivos como blindados… y esto es todo. Pues no, como cazador siempre he creído y creo que nuestro éxito depende en gran medida del uso constante de nuestro rifle de caza.

Para armas en calibres medianos lo tenemos más fácil en cuanto a entrenamiento, pero con las armas de grandes calibres no

Aquí no hay ciencia infusa o imposición de manos que valgan, aquél que no practica con su arma, ya sea en el tiro o en la caza, lo tiene realmente difícil en cuanto a poder abatir los trofeos deseados.

Claro está que para armas en calibres medianos, como las que usamos en España para monterías y/o recechos, dependiendo de la asiduidad con la que concurramos a estos eventos, lo tenemos más fácil en cuanto a entrenamiento, pero con las armas de grandes calibres no.

Y no sólo es, como veremos, porque sus municiones al estar preparadas para caza de grandes paquidermos en cuanto a dureza, ergo capacidad de expansión, no sirven para tirar a un venado o un jabalí usualmente pequeños, como lo son en la mayoría de los casos en nuestras monterías, ya que simplemente lo traspasarían como si de un proyectil militar se tratara.


Éstas son las formas más usuales de portar los cartuchos para recargar, pero la primera, al estar en la mano directora de la chimaza, sufre mucho el retroceso por encontrarse en la parte externa del arco que describiremos gracias a éste. Además suele ser complicado pues, como vemos, los cartuchos tienden a abrirse en abanico, por tanto, es difícil meterlos en la recámara; aunque con la práctica todo se puede. En cuanto a la segunda, la sujeción del arma es relativa.

Hay otros inconvenientes que aportan como que su peso suele ser superior que las armas de uso común, ya que un rifle, por ejemplo, del .270 Winchester pesa unos tres kilos, pero uno del .470 ó del .500, suele estar en torno a los cinco; por tanto, no tendremos el mismo swing o capacidad de reflejos en apuntar con la rapidez y precisión necesarias por la falta de práctica. Y esto lo padeceremos cuando vayamos a nuestro ansiado safari y veamos que con estos rifles de gruesos calibres y pesada corpulencia no damos el do de pecho que solemos dar con los que usamos habitualmente.

Revisando la historia

El .470 Nitro fue creado por Joseph Lang de Londres hacia 1907 y aquí está el quid de su éxito al no querer registrarlo como hacían los demás, bajo la leyenda de exclusive property cartridge, dejándolo libre para que lo utilizara todo aquel que quisiera hacerlo. Así nació su popularidad ya que muchos armeros que no habían desarrollado su cartucho, advirtieron las grandes características balísticas y lo acogieron con alegría. Quizás dentro de las firmas londinenses más acreditadas fue John Rigby quien en sus comienzos más lo utilizó para sus rifles de doble cañón. Actualmente, se ha difundido a casi todas las marcas que fabrican estos grandes rifles express, desde Searcy en Estados Unidos a la miríada de armeros europeos desde España hasta Rusia pasando por las islas británicas.

Tras más de cien años de uso intensivo en la caza de animales peligrosos de todos los continentes y bajo diversas condiciones climáticas, el .470 se ha consolidado como lo que es, un cartucho excepcional con su carga original de 500 grains y más aún con proyectiles de la calidad de los Woodleigh, Degol, etc.

En la práctica

Hace poco tiempo en una armería de Madrid, uno de los vendedores todavía decía la bobada de que un rifle express debe llevar extractores por aquello del ruido de los expulsores automáticos y de las vainas al caer y golpearse contra piedras y demás mandangas, olvidándose de que antes de todo esto ya se han disparado dos tiros. No quise intervenir por estar en casa ajena, pero da mucho que desear la escasa preparación de los supuestos profesionales.


Muchas veces en un rifle con extractores, con sólo inclinarlo no caen los cartuchos vacíos, por "x" razones, y nos obliga a sacarlos con los dedos, con lo cual se pierde tiempo y, lo peor, atención pues y ya no estaremos viendo a nuestra presa y sí a lo que estamos haciendo.

Sé que esto lo he dicho en varias ocasiones junto con otros autores, pero en un rifle sin expulsores automáticos, es decir con extractores, muchas veces los cartuchos vacíos no caen con sólo inclinarlo y esto puede deberse a “x” razones y nos obliga a sacarlos con los dedos, con lo cual se pierde tiempo y,lo peor de todo, atención, pues ya no estaremos viendo a nuestra presa y qué está haciendo, puesto que estaremos pendientes de la operación de recarga, que en el mejor de los casos nos hará perder de vista a nuestro trofeo en su huída, pero ¿qué ocurre si en vez de escapar decide cargar…?

Con un rifle dotado de expulsores automáticos, lo descrito se realiza en segundos y con la atención puesta en lo que hace la presa y no en la recarga del arma.

Otro aspecto importante es la práctica, ya que ésta remedia muchos de nuestros fallos, no sólo en recargar rápido sino en el swing y la capacidad de apuntar rápido y con precisión, pero es difícil practicar en tiro real de caza con un rifle africano, salvo que tengamos la suerte de tener un trabajo como mi amigo Tony Sánchez-Ariño y otros que se la pasan pegando tiros asiduamente en África.

Desde hace años y para solucionar este inconveniente, siempre me gustó desarrollar cargas con proyectiles más blandos que los usuales en estos grandes calibres africanos y así poder utilizarlos en la caza de animales europeos. La primera que hice fue para el .450 3 ¼” Nitro, claro está que esto fue más sencillo por ser un calibre .45 (.458”) y por tanto tener toda la pujanza de las fábricas de proyectiles americanos que los producen para el .45-70 Government. De todos los que utilicé me quedé con uno, el Remington de 400 grains Flat Nose, pues me dio, y da, una precisión absoluta, una trayectoria muy tendida (teniendo en cuenta el cartucho citado) y gran expansión con animales medianos y pequeños. Y así fui desarrollando otras para poder usar con soltura mis grandes rifles, como por ejemplo, el .577 Nitro, donde utilizo, en vez de un proyectil de 750 grains, uno de 550 de plomo con ligerísima capa de cobre electrolítico que expande perfectamente en un guarro de 60 kilos.

La última que he experimentado con éxito es la del .470 Nitro, cuyo verdadero calibre es el .475”, no confundir con aquellos cartuchos que nominalmente se llaman así, y para ello me he valido, en primera instancia de proyectiles Toro de 385 grains de plomo, nuevamente con una fina capa de cobre electrolítico, obteniendo excelente precisión e igual punto de impacto a 50 y 100 metros que con la carga original.


De izda.-dcha. proyectiles de .470 (calibre real .475"): Homady de Punta Hueca XTP Mag de 400, Degol semiblando de 500, Degol blindado de 500 y uno Hornady calibre .30 de 150 a modo de comparación.

Pero cuando apareció el cartucho .480 Ruger para revólver, cuyo calibre real es .475”, vi el cielo abierto, pues Hornady comercializó un proyectil XTP Mag de 400 grains Punta Hueca, preparado para expandir a una velocidad de 1.200 p/s., por tanto, lleva una envuelta muy blanda. Así que comencé mis pruebas con éste; sabía que con el de 500 grains, es decir, el original con la carga de 80 grains de Tubal .5000 y pistón Mágnum es superpreciso: 6 disparos a 50 metros en un círculo de 30 mm. y a 100, con igual punto de impacto que de miras, en 80 mm.; por lo tanto al usar un proyectil más ligero bajé la carga para que no cruzara y la primera fue de 70 grains de Tubal 5000, obteniendo una velocidad de casi 2.300 pies/s., pero con una precisión relativa que no me convenció mucho; aunque llegué a usarla en monterías con acierto.


Obsérvese el gran agujero de la punta hueca del Hornady XTP Mag de 400 grains.

Como soy de los que piensa que la precisión es la que mata, tenía que lograr una superior. De este modo, fui bajando la carga hasta que con 58 grains de Tubal 5000 más un taco de gomaespuma de 55 mm. de longitud, más otro taco de fieltro VFG/45 de avancarga y pistón Mágnum volví a conseguir la misma precisión que con la carga original e igual punto de impacto con respecto a las miras a 50 y 100 metros. Evidentemente, es un disparo mucho más suave, pero muy tenso, gracias a sus casi 1.800 p/s con efectos demoledores en carne.

Rebobinando, de este modo puedo, y si usted recarga también, podrá usar su rifle del .470 en una montería y/o aguardo en España, con lo cual ganará contundencia en los resultados y mucha práctica en el uso de su rifle que lo habilitará mejor para la caza en África, que el simple hecho de tenerlo guardado en espera de una utilización esporádica. ¡Buena caza!

Saúl Braceras
1 comentarios
24 jun. 2010 23:28
pabloamatrero
Amigo Saul.
Me animo a escribirte con esta familiaridad pero como llevo cazando al lado tuyo mas de treinta años, creo que nos conocemos. Me alegra mucho ver que gracias a tu maestria acerca de la recarga logras darle nueva vida y nuevos usos a esas armas maravillosas que son los express.
Desde que empezaste a escribir en una conocida revistas tus relatos en africa noté una cierta familiaridad al contar tus historias, esa misma forma de relatar las historias que tenemos los gauchos cuando mateamos en los fogones, que hacen que sean entretenidas, amenas y a la vez logren que mas gente se entusiasme a practicar este hermoso deporte de la caceria.
Valla este saludo desde la patagonia chilena hacia un hermano argentino.

pablomatrero

 

Leer más
Otros artículos de Saúl Braceras

Les merveilles de la France
(21/10/2011)

Schultz & Larsen Victory
(18/10/2011)

Un arma de altura
(10/05/2011)

Pierre Fontainebleau, un homenaje a la belleza
(08/04/2011)

Jean Paul Ridon 8x68S
(22/03/2011)

Artículos relacionados con 'Armas'

¡500 metros y zas…!
Alberto Aníbal-Álvarez

Browning A-5 Ultimate Partridges
J. P. Bourguignon

Rifle Bergara BX 11
Luis Pérez de León

Cuchillos de remate
Luis Pérez de León

El plomo en la carne de caza
Asociación Armera

Más +
Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (197596 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (154743 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (149553 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (112251 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (104316 lecturas)

En el número de abril:

  • Kimber Eclipse Target II
  • Pierre Artisan Rambouillet
  • La nueva carabina M&P 15-22
  • Editorial
  • Noticias
  • Larga y nueva vida al .470
  • Cometa Fusion Premier
  • Dicionario
  • Linterna Leapers UTG Tactical
  • Los urogallos deSanta Claus
  • Mira telescópica en arma corta
  • FICAAR 2010
  • VENATORIA & SUBARU-FITAC 2010
  • Shot Show 2010 (y II)
  • Sabías que...
  • Consultorio técnico
  • Bolsa de Armas y Municiones