La importancia del SIGPAC en la caza

Tras las siglas del SIGPAC se esconde un sistema fiable de medición de parcelas, obligatorio para todo coto y necesario para una buena gestión. Hoy día es impensable renunciar a este método que ha agilizado trámites administrativos y técnicos y que permite identificar todas las parcelas localizadas en territorio español.

Pablo R. Pinilla | 03/03/2010

9626 lecturas

Los que nos dedicamos a la gestión de cotos de caza sabemos lo que ha supuesto el SIGPAC (Sistema de Información Geográfica de Identificación de Parcelas Agrícolas) a la hora de agilizar trámites y facilitar el Trabajo de Gabinete.

La gran utilidad del SIGPAC es que nos permite conocer los terrenos, tanto desde el punto de vista administrativo como desde el punto de vista técnico

Antes de existir el SIGPAC, trabajábamos con ortofotos y planos que debían ser solicitados al Catastro. Sólo esta gestión podría llevarnos 10 o 15 días. Una vez conseguida la documentación, iniciábamos el proceso de relacionar la información catastral, contenida en los planos y cédulas catastrales, con las fotografías aéreas.

Ahora, sólo debemos conectar con el SIGPAC y seleccionar los datos de la parcela que queremos consultar. En un minuto tenemos toda la información a nuestra disposición, sin movernos de la oficina o de casa. Es evidente que el avance es notable, no sólo por la comodidad, sino porque manejar la misma información que la Administración siempre es una ventaja.

¿Qué es el SIGPAC?


Las subvebciones a los terrenos rústicos estarán condicionadas según el uso que se les dé.

El Reglamento (CE) n° 1593/2000, del Consejo, de 17 de julio de 2000, obligó a crear un Sistema Gráfico Digital de Identificación de Parcelas Agrícolas. España elaboró un SIGPAC que, en la actualidad, permite identificar todas las parcelas que se encuentren en territorio español. El sistema consta de un mosaico de ortofotos digitales que abarcan todo el territorio nacional, sobre las que se superponen los planos parcelarios de catastro de rústica. De esta forma, cuando seleccionamos una parcela, el sistema nos proporciona una fotografía aérea con los límites de dicha parcela y los recintos, o diferentes usos, que la componen.

Utilidad

Inicialmente se concibió con el propósito de facilitar a los agricultores la presentación de solicitudes con soporte gráfico, así como para facilitar los controles (administrativos y sobre el terreno). Sin embargo, el SIGPAC se ha convertido en una herramienta de enorme utilidad en numerosos ámbitos (diferentes del agrario) entre los que se encuentra, lógicamente, el de la gestión cinegética.

Para gestionar un coto es imprescindible conocer las referencias de polígono, parcela y recinto, y las informaciones obtenidas como superficies y coordenadas geográficas. Son obligatorias en cualquier tramitación administrativa, bien sea con el fin de documentar expedientes de subvención, de aprovechamientos forestales o resoluciones de Planes Técnicos de Caza y de Ordenación Forestal.

Mediante el SIGPAC podemos relacionar las referencias catastrales con ortofotografías aéreas y, de esa forma, identificar los diferentes usos asociados a cada parcela y recinto.

Otra de las aplicaciones del SIGPAC es la de medir superficies ocupadas por cultivos o manchas de monte, medir longitudes de cerramientos o caminos, o definir las coordenadas geográficas de una nave o un pozo.

Debemos tener en cuenta que, muchas de las subvenciones destinadas a terrenos rústicos, vienen condicionadas a los usos que figuran en los diferentes recintos. Por ejemplo, existen subvenciones que sólo se pueden aplicar a recintos cuyo uso sea Forestal (FO), Pasto con Arbolado (PA) o Pasto Arbustivo (PR), quedando excluidos aquéllos cuyo uso corresponda a Tierras Arables (TA), Viñedos (VI), Olivares (OV), etc. Podremos también conocer si nos encontramos en zona ZEPA (Zona de Especial Protección de Aves) o LIC (Lugar de Interés Comunitario).

La gran utilidad del SIGPAC es que nos permite conocer los terrenos, tanto desde el punto de vista administrativo como desde el punto de vista técnico: nos permite determinar errores en los usos y actualizarlos, determinar la superficie que podemos solicitar para una subvención, contar las encinas de una parcela para incluirlas en un permiso de podas o descontarlas, en caso de tratarse de parcelas de labor.

Manejo del SIGPAC

Para gestionar un coto es imprescindible conocer las referencias de polígono, parcela y recinto, y las informaciones obtenidas como superficies y coordenadas

Como es lógico, el primer paso será entrar en el SIGPAC y, para ello, disponemos de varias opciones: hacerlo desde la página del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (www.marm.es), en cuyo caso enlazaremos con el SIGPAC a nivel nacional, o hacerlo a través de las diferentes Comunidades Autónomas, que nos remitirán al SIGPAC autonómico.

Una vez dentro del SIGPAC, iniciamos la búsqueda de los terrenos que deseamos gestionar. La utilización de las diferentes herramientas es muy sencilla y no precisa de conocimientos informáticos.

Cumplimentados los criterios de búsqueda, sólo nos queda pulsar el botón buscar y, pasados unos segundos, aparece en el centro de la pantalla la parcela seleccionada.

Las líneas rojas corresponden a parcelas y las de color magenta a los recintos.

El SIGPAC funciona mediante superposición de diferentes capas, cada una de ellas con un contenido específico. De esta forma, podemos activar o desactivar capas en función de la información que necesitemos manejar o, incluso, subir o bajar el grado de transparencia de alguna de ellas para poder compaginar la información de unas y otras.


A través del SIGPAC podemos averiguar si una zona es considerada LIC (Lugar de Interés Común), como el Parque Nacional de El Teide.

Al seleccionar una parcela o recinto, se abrirá una nueva ventana donde podremos consultar información como superficie, uso, pendiente, elegibilidad, fecha de la fotografía o última actualización catastral. Seleccionando la opción IMPRIMIR conseguiremos en papel la información que nos aparece de cada parcela o recinto.

¿Cómo se modifica el SIGPAC? El SIGPAC será útil si hacemos el esfuerzo de mantenerlo catalizado. Para ello, deberemos revisar y actualizar la información referente al uso, a la elegibilidad, a la superficie, al número y tipo de recintos, a la disposición y cuantía de árboles (como olivos o almendros), al trazado de caminos públicos o a la existencia de infraestructuras.

En todos los casos, será necesario justificar documentalmente el cambio solicitado y aportar certificados, por ejemplo, del Ayuntamiento, del Catastro o de la Comunidad Autónoma.

La solicitud la realizaremos en formulario oficial que, generalmente, podremos descargar de las páginas web de las consejerías competentes.

Es muy importante que, entre la documentación que aportemos, incluyamos la salida gráfica del SIGPAC (para cada parcela o recinto a modificar) donde quede reflejado, perfectamente claro, el objeto de la alegación. Finalmente, una vez cumplimentados los formularios, y recabada toda la documentación, lo presentaremos, por duplicado, en el registro de la consejería competente.             

Pablo R. Pinilla
Fotos: Alberto Aníbal-Alvarez y Shutterstock
1 comentarios
04 mar. 2010 22:23
adlfm
La última revisión catastral y actualización de planos de la Oficina Virtual de Catastro y SigPac de parcelas rusticas en municipios, al menos en algunos de Cuenca consta del 2001. Y de ello nos vamos enterando a medida que podemos ir al pueblo, y que surja el tema y se comente, ya que si no, tampoco.
Según los alcaldes, tenían constancia de que se haría. Pero hasta que no la llevaron al Ayuntamiento para exponerla, no supieron que realmente se había realizado, ni se enteró nadie de cuando ni quien la hizo.
Por lo que se ha podido comprobar, por las opiniones recogidas, por los comentarios en foros afines, así como en las consultas y reclamaciones a la Administración de JCCM, se detectan muchos errores generalizados en:
- Modificación de la extensión “m2” con respecto a lo que está escriturado. Y modificación de líneas linderas de las fincas estando perfectamente los mojones puestos, de parcelas, escrituradas y pasadas por el registro de la propiedad según las entregó Concentración Parcelaria hace unos años.
- Fincas que, por tener un pequeño desnivel o zopetero, las han catalogado como fincas independientes con nº diferente de parcela.
- Y parcelas que, aunque sean pequeñas, son de propietarios diferentes ponerlo como una sola parcela.

Ante esto, está muy bien que se actualice y es perfecto que se informatice. ¡Pero bien hecho!
Primero, informando a los propietarios de cuando se hará, para que puedan estar presentes o que se pueda poner a alguien como representante, o como mínimo, ir con gente del pueblo, que saben bien de quien son todas las parcelas y donde están los mojones, actuando como personal que avale y se responsabilice de lo que se hace.
Y segundo, sacando y llevando los datos de extensión y líneas linderas de las parcelas de los planos del Registro de la Propiedad o de Concentración Parcelaria, que son los legalmente validos. O es que por ser Departamentos distintos cada uno va a su aire.

Lo han tenido expuesto quince días, y ya han cumplido con la ley. Y ahora el problema, sin haber intervenido para nada, lo tienen los propietarios. Pero no son conscientes de lo que se está generado entre linderos a medida que se van enterando.

Posiblemente se podían hacer mejor las cosas aunque sea desde despacho, o la contrata. Porque con los medios actuales, solo con la ortofoto, se ve por donde van los limites y hasta casi los mojones, y donde termina el cereal y empiezan las filas de chopos, viña o nogales, para que asignen con la nueva línea a lo de cereal una fila o dos de árboles o viceversa.

* LAS COSAS, PUEDEN Y DEBEN HACERSE BIEN. Sin que tenga que ser a base de protestas de la mayoría de la gente, con presentación de reclamaciones, informes, datos o escrituras acreditativas, y eso, el que pueda o se entere. Lo que se traduce en malestar y tiempo de dedicación para todos.

Afortunadamente, y considerando lo que se ha podido leer, salvo error,(Real Decreto 2128/2004 de 29 de octubre) por el que se regula el SigPac, y lo que se ha podido consultar (JCCM), y para quien le pueda interesar el tema.
Saber que el Sistema de Información Geográfica de Parcelas Agrícolas SIGPAC, está hecho y dedicado exclusivamente para el control de las ayudas, subvenciones y demás cuestiones relacionadas con la PAC, (Política Agraria Común).
Por lo que, para cualquier otra cuestión, como puede ser de derechos de propiedad, extensión exacta, líneas lineras, mojones, límites etc. lo que prevalece y tiene validez legal son los datos y planos que consten en el Registro de la Propiedad.

Confiamos que sirva como aclaración para mucha gente.
Y se agradecería, si toma algo en consideración la Administración.

 

Leer más
Otros artículos de Pablo R. Pinilla

No hay más artículos de este autor

Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (193954 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (148355 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (145945 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (109446 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (103431 lecturas)

En el número de octubre:

  • Buenas perspectivas para conejos y liebres
  • A codornices, urracas y patos azulones
  • Las perdices han criado muy bien este año
  • Nueva campaña y buenas prácticas monteras