Caza del zorro con perros de madriguera

Esta modalidad resalta por su selectividad a la hora de cazar el zorro, siendo el cazador con su presencia el que decide si da muerte al zorro justo en el último momento.

Andrés Cano Bote | 13/10/2009

16847 lecturas

Además, no se molesta a otras especies pues, salvo el tejón, que es otro morador de las madrigueras protegido por las leyes de caza y temido por todos los cazadores de madrigueras por su furia y fortaleza, ya que es casi imposible que un perro lo expulse al exterior, recibiendo éste un castigo tan severo que puede quedar inútil para la caza. Por ello debe evitarse toda hura que presente síntomas de estar habitada por nuestro amigo el tejón.

Es regla obligatoria que la aproximación sea en total silencio, contra el aire para situar los puestos.

Como sabemos el zorro es un animal de costumbres crepusculares, que pasa el día escondido entre montes y zarzas, protegido de miradas peligrosas o, cuando las circunstancias así lo exigen por no haber cobertura en el paraje y caso de fríos intensos, lluvias, nieves y otras inclemencias, se refugia dentro de su cubil, donde se protege de sus enemigos. Esta fortaleza es casi inexpugnable, presentando dificultades para la mayor parte de animales que pueden ser peligrosos, por lo que se nos hace necesario el auxilio de perros capacitados para esta modalidad. Tanto teckels como las diversas razas de terrier son extraordinarios para este trabajo.

La forma de atacar estas fortalezas depende de dónde estén situadas y del tipo de cada una de éstas, pues bien pueden estar construidas en piedras, tierra, arena, pajares o tubos de riego, presentando una o varias bocas de entrada y salida.

Es regla obligatoria que la aproximación sea en total silencio, contra el aire para situar los puestos, para a continuación, y tras asegurarse de tomar todas las medidas de seguridad necesarias, se suelta al perro, que debe de ir siempre atraillado, no más de un ejemplar a la vez, según el tipo de zorrera, que tras confirmar, por los rastros, la presencia del raposo en su cubil, penetrará en el interior para, según la raza, trabajar de una manera determinada y lograr la expulsión del zorro, la mayoría de veces sin llegar hacer contacto físico con éste, pues en principio el zorro no quiere problemas y al detectar la presencia del perro, que vendrá seguramente ladrando hacia él, saldrá al exterior y será abatido limpiamente por los cazadores que esperan en el exterior.

Todo lo expuesto anteriormente parecerá fácil, pero si cometemos algún error —como hacer ruido— el zorro, como teme más al hombre que al perro, hará uso de su audacia, astucia y conocimiento de las huras, burlará al perro a la menor oportunidad que se le presente, guareciéndose en lo más profundo, y haciendo que el perro tenga que demostrar sus cualidades para poder desalojar a éste, incluso llegando al contacto cuerpo a cuerpo, de donde el perro saldrá alguna veces mal parado —no logrando expulsar al zorro, que habrá salvado su vida—, y otras logrará su cometido expulsando al raposo.

Habitualmente pensamos que el zorro utiliza las madrigueras para criar y que en determinada época del año no se debería cazar con perros por estar ocupadas por cachorros. Lo cierto es que no todas las madrigueras tienen cachorros, y en muchas bocas se encuentra el macho, o la hembra, pues una vez que los cachorros son capaces de valerse por sí mismos —ya que son muy precoces a la hora de empezar a cazar— abandonan los padres la que tienen los cachorros habitada, siendo ésta fácilmente localizable por todos los cazadores y personas que transitan por el campo por la gran cantidad de restos de piezas de caza que hay en sus inmediaciones.

Para una jornada de caza se hace imprescindible una cuadrilla de caza de no más de cuatro cazadores, dependiendo de las madrigueras a cazar. Con seis u ocho perros será más que suficientes para que, en turnos, puedan cazar todos. Se hace necesario para todo cazador de madrigueras el portar herramientas de rescate, pico, pala y azada entre otros, pues los perros pueden quedarse atrapados dentro de estas huras por diversas razones y será entonces cuando las necesitemos para extráerlos. Hoy en día existe un collar localizador de perros bajo tierra que debería ser de obligado uso. Una vez rescatado se deberá restaurar la zona como si allí nada hubiese pasado, facilitando así el uso de la misma por otros raposos.

Aquí en España, y según en la comunidad que residamos, no está legislado ni incluso la tenencia del zorro

Las razas de perros más empleadas hoy en día en España son los teckels, en su tamaño estándar, y los terrier, como el fox terrier en sus dos variedades de pelo duro o fino, los jagd terrier, los patterdale (fell terrier negro). En menor medida también son utilizados otros terriers, como border terrier, terrier de Lakeland, terrier de Gales, jack russell terrier, cesky terrier, plumer terrier, terrier de Sealyham y perros cruzados de éstos.

Para llegar a tener buenos perros terreros se hace imprescindible el entrenamiento en madrigueras artificiales, tan habituales en los países europeos, tan criticadas en el nuestro. Consiste en construir una serie de galerías y registros por donde el perro pasará reptando en busca de la localización del raposo que, a priori, lo espera en algún registro, separándolo del perro con una rejilla que impide el contacto, y haciéndole seguir un recorrido controlado en todo momento. En algunos países es lícito incluso el contacto del perro con el zorro, siempre por supuesto controlado.

Aquí en España, y según en la comunidad que residamos, no está legislado ni incluso la tenencia del zorro. Tampoco lo están las pruebas de trabajo puntuables para seleccionar a nivel estatal, y dentro de sus estándares de trabajo, perros de estas razas tan olvidadas en comparación con los de las razas de muestra.

La munición a emplear en escopetas suele ser del calibre 12, con plomos a partir del número cuatro hacia abajo, hasta llegar al doble cero o perdigón zorrero, y con no menos de 36 gr de carga. El choque recomendable es el de tres o dos estrellas. También se pueden utilizar redes para su captura en vivo (capillos), para estudios científicos u otros fines.

Por todo lo expuesto anteriormente y por ser necesaria la presencia física del cazador en el momento que se efectúa la caza, al igual que en las esperas, comederos, y el chillo, es de considerar a esta modalidad de caza como un método selectivo y eficaz de controlar predadores como el zorro durante todo el año, pues el efecto negativo que pueda causar a otras especies en época de veda o cría es nulo, y depende de la selección natural que el campo hace tanto de perros como de zorros, eliminando los ejemplares enfermos y el exceso de población con mayor facilidad, logrando una población óptima de zorros dentro del acotado.

Andrés Cano Bote (Zorrocano)

2 comentarios
19 oct. 2009 10:43
palomeromalo
Hola amigo, he leido tu artículo del zorro y estoy de acuerdo contigo en lo que se refiere a que es una caza selectiva de esta especie.

El problema tb lo indicas no hay legislación sobre eso, aqui en Andalucía ni esta prohibido ni está permitido, osea hay vació legal...bueno si, algo viene y es que en época de veda no se puede emplear los perros para el control de daños de las especies en cuestión (zorro, conejo, jabalí...) osea que podríamos considerarlo como prohibido pero en época hábil de caza??......vacío legal.

Ni siquiera en los planes técnicos de caza se puede reflejar esta modalidad de caza y creo que el origen de todo esto es que aqui el zorro no se ve como un trofeo (caso que si ocurre en el norte de España), solo se ve como alimaña y tanto a la administación como los cazadores no ponemos empeño de que se vea como eso, una especie cazable con su trofeo, evitando así medios prohibidos que afectan muy mucho a otras especies aunque haya guardas que nos quieran convencer de lo contrario.

Solo hay un indicio de que esto pueda cambiar en los próximos años y es el I Campeonato de Caza de zorro que hubo en Cádiz el año pasado, fue caza en mano pero bueno por ahí se empieza y según leí fue un éxito en participación y resultados.

Su libro dónde se puede adquirir y cuál es su precio, tiene que estar interesante para meterse en la modalidad de caza del zorro que tan olvidada tenemos pues como decía no lo vemos como trofeo y como carne de consumo, jeje.


Saludos desde Córdoba.
12 nov. 2009 20:26
Zorro en madriguera
Totalmente de acuerdo paisano palomeromalo.
El problema viene de lejos cuando fue transferida la ley de caza a nuestra comunidad, al no existir ningun club cuando se estaba haciendo el borrador los pocos que cazamos en madriguera no teníamos representante.
Igual pasó con los arqueros (caza con arcos) que crearon un club y se supieron defender, hoy en día cazan sin problemas.
Referente al tema de medios prohibidos tu as dado en el clavo mientras existan los desaprensivos de turno y asesinos que prefieren hacer lo que tu bien señalas, antes de cavar deportivamente para llegar a extraer perro y zorro.
Y yo desgraciadamente tengo modestia aparte bastante experiencia porque llevo muchos años cazando en madriguera por casi toda España y a su vez soy guarda de caza en Málaga.
Quizas nos conozcamos si deseas contactar me envías un sms privado.
Un saludo.

 

Leer más
Otros artículos de Andrés Cano Bote

No hay más artículos de este autor

Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (193883 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (148247 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (145879 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (109412 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (103411 lecturas)