La hora de la verdad venatoria

Ya se da el disparo de salida a la temporada venatoria que tiene como principal objetivo al jabalí. De media España para arriba surgen múltiples oportunidades en esas cacerías cochineras que preocupan y ocupan a un gran número de cazadores, en una afición que se multiplica exponencialmente año tras año. De todo ello, y de la abundancia de jabalíes, escribe un experto, Miguel Ángel Romero, que nos da pautas de actuación en este campo.

Miguel Ángel Romero

Miguel Ángel Romero

06/10/2008

4356 lecturas

Algunos dicen que no hay abundancia de jabalíes en España. No es cierto. No se puede extrapolar la abundancia o la ausencia de un coto, una provincia o una autonomía a toda España. Quien así procede, además de hacer el más pavoroso ridículo, resta credibilidad a la publicación donde le dejan poner información no contrastada. Vengo insistiendo desde hace mucho tiempo que en nuestro mundo de la caza ya va siendo hora de que se dé información georeferenciada, porque de no hacerlo así bien podemos caer en la insensatez de afirmar que en la provincia de Palencia, pongo por caso, abundan las avutardas. Y es cierto, pero se trata de una provincia que tiene buena parte ocupando Tierra de Campos y el Cerrato, donde sí que hay avutardas, pero no en la zona norte donde lo que hay son osos, lobos (demasiados) y jabalíes. Lamentablemente los datos de la caza vienen dados por provincias y que yo sepa, únicamente están georreferenciados en Galicia, donde la abundancia es común en toda su extensión.

Somos muchos los que creemos que la Administración debe dejar cazar el jabalí a conveniencia del titular del coto o de la finca en la mitad norte peninsular sin inmiscuirse

Hay muchos jabalíes como consecuencia de que al monte ya no se le dan los usos y costumbres de antes. Y por si esto fuera poco, la población rural está disminuyendo en toda España. El crecimiento demográfico lo es tal por los pueblos grandes y las capitales de la provincia. Los parques naturales y demás figuras hechas a la medida de sujetos metidos a administrar la naturaleza con miras ajenas a ella, no han hecho ningún beneficio a la ruralidad española y mucho menos a la naturaleza saturándola con especies que a los técnicos les convienen. Doñana es un ejemplo de mal hacer. En la Sierra de la Culebra dicen que hay lobos gracias a su especial protección. No es cierto. Ahora son plaga en media España, sin protegerlos nadie.

Por leer, he leído hasta que el jabalí va a menos en Galicia cuando se están autorizando batidas fuera de temporada porque el tema de los accidentes en carretera crece que es un primor. Hay quejas de los agricultores por daños y la cabaña de cochinos supera la capacidad del medio. Las estadísticas de la propia Xunta dicen que los cochinos van en aumento y la Conselleria de Medio Ambiente podrá autorizar batidas en los puntos de la geografía gallega donde se produzca un número significativo de accidentes por atropello a animales.

También hay quienes dicen que en el norte peninsular no se logran buenos trofeos de jabalí, otra burda mentira porque en España no hay bocas mejores que las del norte.

Términos confusos

La Cornisa Cantábrica es una denominación que onomatopéyicamente suena muy bien y reviste su tinte peculiar. La gente la repite sin cesar y sin pararse a pensar en lo que dice. Confieso que en ocasiones yo también la he utilizado indebidamente, pero al tratar de situarla en el mapa me di cuenta de la tamaña bobada que decía. La gente la utiliza para referirse al norte y no es del todo cierto. La Cornisa Cantábrica son las aguas vertientes al mar Cantábrico que van desde Lugo hasta Guipúzcoa. Si tiramos una línea paralela al mar Cantábrico que pase por el centro de Madrid, bien podemos afirmar que en la mitad norte peninsular hay mucho jabalí y que se va extendiendo a toda España por el extremo Este y Oeste.

El gran temor


Las estadísticas de la propia Xunta dicen que los cochinos van en aumento y la Conselleria de Medio Ambiente podrá autorizar batidas en los puntos de la geografía gallega donde se produzca un número significativo de accidentes por atropello a animales.

Somos muchos los que creemos que la Administración debe dejar cazar el jabalí a conveniencia del titular del coto o de la finca en la mitad norte peninsular sin inmiscuirse, como hasta la fecha, en un laberinto de burocracia y de normativas que se contradicen entre sí.

Cuando los planes de gestión digan que hay que apretarse el cinturón, pues a apretarse tocan, pero mientras tanto no se puede estar diciendo no por un lado y por el otro echarse las manos a la cabeza por los muchos accidentes o proponer sustituir el ejercicio venatorio de los cazadores por empresas de tiradores que adivina quienes son dueños. Lo mismo ocurre con el lobo, una especie de caza que deben regular los cazadores en vez de los matabichos profesionales o los funcionarios liberados para tales menesteres. A mí me siguen asustando los brotes de Peste Porcina Clásica (PPC) y Peste Porcina Africana (PPA) que se vienen registrando en los jabalíes de los países circumbálticos, así como las enfermedades del caos de Doñana en los jabalíes.

Unas claves de actuación montera

Hay muchos que se denominan cazadores de mayor y que no lo son. Van a la batida por el mundillo del almuerzo, por dar un paseo y a veces no sé por qué.

Cazar jabalíes en monterías, batidas o ganchos no es comprarse un rifle y salir al campo como cuando íbamos a la menor. Ni mucho menos. Para tirar regular con un rifle hay que disparar muchos tiros. Y no digo nada si se tira con mira telescópica en situación presurosa. Hay que encararse el arma y meter el objetivo en la mira de forma instintiva. Pero eso lo dan los años y los muchos tiros. Y lo dan las clases. Es aquí donde insto a la Escuela Española de Caza a que deje de preocuparse tanto de dar cursos caninos y que expanda su buen hacer por todo el abanico venatorio español, que es amplio y muy necesitado. Conozco a muchas personas que en vez de vibrar con el latido de los canes, rezan para que no les entren a ellos los marranos, por el ridículo que harían si los fallan. Y no es lo malo fallar, que eso es lo de menos, lo malo es que a veces el jabalí se lleva consigo a !os perros y ya tenemos bastante con la cantidad de corzos que hay en el monte y muchos días nos dejan a verlas venir porque se llevan a los perros a saber Dios dónde. Hay algunos que les es igual quien haya a su diestra o siniestra y a qué distancia estén. Cuando ven un jabalí lo disparan al buen tuntún, aun cuando le entre de frente al vecino o dos puestos más allá. El caso es disparar para acogerse a eso que han leído o escuchado en los documentales, me refiero a lo de la primera sangre. Hay que partir por la mitad o acordar con los vecinos el área de disparo y caso de que no se hiciera explícitamente, se parte por la mitad el área de disparo tanto a la izquierda como a la derecha.

Sobre todo, no dejen nunca de cumplir las más elementales normas de seguridad, no disparar al tarameo sin tener bien vista la res que nos entra, no tirar al viso, que la bala llega mucho más de lo que nos creemos, no enfilar jamás a los compañeros de las armadas, no nos ceguemos cuando entra el venado o el jabalí rodeado de perros. Matar uno de ellos es tan reprobable que uno no merece llamarse montero.

A veces cuando veo a alguno con el walkie-talkie a todo volumen, o fumando, o con el móvil encendido, o mingitando, o todo a la vez, pienso seriamente si lo que quiere es que no entre el jabalí por su puesto. Hay muchos que se denominan cazadores de mayor y que no lo son. Van a la batida por el mundillo del almuerzo, por dar un paseo y a veces no sé por qué. Pienso que cualquiera que le guste el campo y viva la caza, le tiene que encantar asistir a una batida y a poca sensibilidad y vergüenza que tenga, tiene que ser incapaz de hacer el más mínimo ruido por no entorpecer la caza de sus vecinos. Eso pasa por falta de formación y conocimiento de todo lo que se cuece dentro de una mancha antes de que el jabalí salte por donde está él o sus compañeros.

Miguel Ángel Romero
1 comentarios
07 oct. 2008 16:05
jpuig
S/t.

 

Leer más
Artículos relacionados con 'Jabalí'

Tras los jabalíes con perros de rastro atraillados
Alejandro Lorenzo

Examen de supervivencia
Patricio Mateos-Quesada

La caza del jabalí con perros de traílla
Antonio Bello Giz

Concursos de rastro de jabalí
Antonio Bello Giz

El despertar de abril
Patricio Mateos-Quesada

Más +
Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (197334 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (154320 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (149289 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (112070 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (104269 lecturas)

En el número de noviembre:

  • Benelli Supernova Tactical
  • Solognac: Calidad y buen precio
  • Franchi Feeling: Como una pluma
  • Dos novedades: Remington 783, Mauser M-12
  • Land Rover Freelander 2
  • Steiner Cobra Todo al detalle
  • Tracer Sport Light SL 210: Máxima potencia