Las buenas raíces

Cuando hablo de cómo criar a un campeón me refiero a perros destinados a la competición porque son los que, en determinado momento y lugar, tienen que superar a su rival. Por ese motivo, los cuidados deben ir encaminados a tal fin. Para los galgos que no van a competir, pero sí a correr en su coto habitual, los cuidados tienen que ser similares.

José Enrique Martínez Manzanares | 25/06/2008

14823 lecturas

Hay que entender que a todos nos gusta presumir de cuánto corren nuestros galgos, y si no corren lo suficiente, en parte es culpa nuestra por no dedicarles el suficiente tiempo.

A la hora de criar un galgo hay que tener en cuenta que no por criar más galgos vamos a tener mejores perros

A la hora de criar un galgo, hay que tener en cuenta que no por criar más galgos vamos a tener mejores perros; seguramente, sea todo lo contrario, puesto que el tiempo dedicado a los canes no podrá ser suficiente, al tener más ejemplares que tiempo.

Por otro lado, al tener menos perros, podremos desarrollarlos y cuidarlos correctamente. Lo demás es lo que da aliciente a esta afición, que es ese punto de suerte que hay que tener en una competición.

Hablo en términos generales, basándome siempre en mi experiencia, porque, como ya saben, cada maestrillo tiene su librillo. Espero que mis experiencias les sirvan de ayuda, con el fin de aumentar la competición y de cruzarnos en algún momento de ésta.


Todos los buenos galgos suelen tener similitudes, incluso cuando son muy diferentes. Por eso hay que pasar con ellos el mayor tiempo posible para conocerlos a fondo, sus virtudes y defectos, y así poder potenciar o corregir los unos y los otros. © V. Guisande.

Afortunadamente, he tropezado con varios galgos de esos que todos soñamos. El primero fue Valbuena, hijo de un Subcampeón de España y hermano de un Campeón. Era un perro con un carácter ideal, bueno y cariñoso, y corriendo era muy rápido, pero mi fallo fue que le tenía gordo y era muy pesado. Eso, en terreno blando, le perjudicaba demasiado.

Al igual que su padre, transmitió sus genes a sus descendientes, consiguiendo galgos como Montaña, única perra clasificada para cuartos en el año 1975/1976, año en el que se suspendió el Campeonato por lluvias; Paloma Subcampeona de España del año 1988/1989; y Anita, Campeona de España en la temporada 1991/1992. Con la galga Anita se dio una circunstancia única, al ser la primera vez en la historia de los campeonatos de galgos en campo que dos hermanas de la misma camada corrían la final de un Campeonato de España.

Anita había corrido el año anterior a la temporada de proclamarse Campeona de España, pero tuvo que ser retirada, al haberse roto un dedo cuando ganaba un punto.


Como atletas que son, deben estar sometidos siempre a un entrenamiento controlado. © V. Guisande.

Ese mismo año estuvo cerca de darse el hecho de que cuatro hermanas de camada se juntaran en el Campeonato de España: Judía, por Badajoz (retirada por lesión); Pastora, de Ciudad Real —la cual se paró en la final del provincial en la tercera liebre y al llevar corriendo tres minutos y veinte segundos, fue descalificada donde su hija Malaspina se proclamaría ganadora seis años más tarde—; y las perras Anita y Cobra, las cuales serían Campeona y Subcampeona, respectivamente, el año siguiente.

Como ven, son galgos que salieron de las mismas raíces. He ahí la importancia de la genética y el acierto con los cruces. Cuando cruzo mis galgos siempre intento compensar las carencias que puedan tener, como por ejemplo, si una hembra tiene los huesos blandos y se lesiona fácilmente, la cruzo con un macho que tenga las patas fuertes. Pero lo que siempre procuro hacer es seleccionar a un macho rápido.

A veces, el que los galgos se ensucien es fruto de su configuración genética, siendo, en tal caso, importante cómo matan su primera liebre

Para mí los cruces deben ir encaminados a buscar el máximo equilibrio. Puede haber galgos muy bonitos con las cuartillas muy largas, los dedos finos y con uñas largas. La experiencia que he tenido con este tipo de galgos es que suelen tener mucha clase, pero se rompen con facilidad. Por el contrario, hay perros con fuertes huesos, que son bajos de cuartillas, de dedos recios y fuertes que no se rompen, pero que tampoco tienen facultades.


Solana y su camada. Los cruces deben buscar fijar las buenas cualidades de los padres.

Habría que encontrar un equilibrio entre físico y facultades. Hay galgos bien formados y con cualidades, pero con algunas dificultades, como por ejemplo, el cuello corto (caso de Turbo que nunca mató una liebre), que les obliga a ponerse muy encima de la liebre para poder alcanzarla, lo cual da ventaja a ésta para realizar el regate y el galgo gasta aún más energía de lo normal por el esfuerzo de llegar a la rabona. Cualquier perro con este problema se acaba dando cuenta de que, esperando a que el otro galgo presione a la liebre, obtiene mejores resultados con menos esfuerzo (lo que está penalizado por el reglamento de competición).

Ese mismo año estuvo cerca de darse el hecho de que cuatro hermanas de camada se juntaran en el campeonato de España

Muchas veces, el que los galgos se ensucien (término galguero que se refiere cuando un galgo corre de forma antirreglamentaria) es fruto de su configuración genética, siendo, en tal caso, muy importante la forma en que matan su primera liebre, pues siempre lo van a intentar de la misma manera; está en su forma de correr.

Hay galgos diestros, zurdos y ambidextros (caso de Anita). Los galgos que corren a una mano, izquierda o derecha, cuando entran a la liebre se la tienen que acomodar o colocar a su mano buena, y eso les obliga, en algunas ocasiones, a esperar a que el compañero que corre con ellos les deje espacio; por eso, justo cuando el otro perro le deja el sitio por el que tiene confianza, entran a matar a la liebre o la cortan el camino, volviendo a dar ventaja, en tal caso, al otro galgo.


Furia, semifinalista en 98/99, padre de la Subcampeona del año 2006/2007.

Cuando tenemos la suerte de dar con un galgo que corre igual con una mano que con la otra, tenemos una gran ventaja porque, aunque no suelen ser perros muy espectaculares corriendo, al no quebrar a las liebres muchas veces, son de una efectividad muy alta, ahorrándose mucha energía que les podría hacer falta en cualquier momento de la carrera.

Al mismo tiempo, también se da la circunstancia de que los galgos que por su constitución, su morfología física o sus vicios trabajan más unas partes que otras, siempre tienen más problemas, como roturas musculares, sobrecargas, hernias, agujetas, etcétera.

José Enrique Martínez Manzanares
1 comentarios
26 jun. 2008 10:12
pau lluis
sigo diciendo lo mismo disfruto con los escrito que haces me encanta leer sobre el galgo en la caza y como deven se ser tratados en este caso seleccionados.hever si para el proximo escrito se centra mas en como seleccionara el galgo de belleza y al de caza,pues aunque son morfologias por igual se diferencian bastante
sigue asi que me encanta

 

Leer más
Otros artículos de José Enrique Martínez Manzanares

Lesiones y sobreesfuerzos
(20/03/2009)

Quitar las agujetas
(07/01/2009)

Cómo criar a un campeón: entrenamientos
(21/08/2008)

Cómo criar a un campeón
(08/05/2008)

Artículos relacionados con 'Perros'

Podencos, teckels, fox y jagd terriers tras los conejos
Eduardo de Benito

El perro fino colombiano
Jonathan Álvarez S.

Los perros de muestra de pelo duro
Eduardo de Benito

Registro de Rastreos 2013
AEPES

El Alano Español de montería resiste en Berrocaza
Carlos Contera y Luis Cesteros

Más +
Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (193775 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (148092 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (145767 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (109362 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (103383 lecturas)

En el número de enero:

  • Sin «foro» unánime en asturias para declararlo especie cinegética
  • Becadas; en las entrañas del bosque
  • El rumbo de las migratorias
  • Gestión. Cuadernos de caza
  • ¡Soltamos! Una temporada que no deja de sorprender
  • Tures del Cáucaso
  • Armas
  • Todo sobre Perros