Carta al presidente de la Federación Cántabra de Caza

Cuando una persona que ha metido la pata en infinidad de ocasiones se ve acorralada y sin argumentos para conseguir lo que se propone recurre a descalificaciones e insultos, y esto es lo que le ha pasado al Sr. Valle, Presidente de la Federación Cántabra de Caza.

Julio Sánchez Portilla | 22/06/2008

6278 lecturas

Aunque no se lo merezca, le voy a demostrar que tengo más educación y no voy a recurrir a sus propios métodos y sarta de mentiras, con los cuales lo único que consigue es descalificarse Ud. aún más de lo que ya está.

Lleva años desde la Federación abusando de su poder y no ha hecho más que ir en contra de los cazadores regionales

Lo primero que le voy a decir es que nuestra Asociación de Cazadores Regionales de la Reserva del Saja se crea para la defensa de los intereses de los cazadores regionales, al amparo de la Ley Orgánica 1/2002, reguladora del derecho de asociación, estando completamente al margen de sociedades, federaciones y todos los organismos que tengan que ver con el mundo de la Caza, lo que nos permite tener la máxima independencia posible para reclamar lo que consideremos oportuno.

Dicho esto, no entiendo porqué nos mezcla con la Sociedad de Fomento, quizás porque su Presidente no comulga con Ud. y con sus métodos, a consecuencia de la discriminación que ha empleado siempre hacia los cazadores regionales y lo que pretende es descalificarle y aburrirlo como hizo con Damián Cubillas en la anterior guerra del jabalí, o quizás tiene miedo de que con una unión entre la Sociedad más representativa de Cantabria y nuestra Asociación se iba a encontrar con una fuerte oposición.

Pues no Sr. Valle, nuestra Asociación no es esa que Ud. dice «quién son estos», en frase despectiva, sino que está compuesta por treinta cuadrillas regionales y esperamos que en breve se unan todas, valiéndonos por nosotros mismos para luchar contra la marginación y humillaciones que Ud. practica contra los cazadores regionales, en beneficio de otros colectivos y los suyos propios.

Dice que hay una campaña de acoso y derribo contra su persona; cómo no, si lleva años desde la Federación abusando de su poder y no ha hecho más que ir en contra de los cazadores regionales, como así se lo voy a demostrar:

Allá por el año 1948, se creó la Reserva por unos entusiastas cazadores, que no voy a nombrar para no dejarme ninguno en el tintero, y varias Juntas Vecinales, con el fin de que pudiéramos cazar todos los cántabros en igualdad de condiciones, como me lo aseguraron cazadores de la categoría de Avencio, Salas, de la Torriente, etc. que en varias ocasiones tuve la suerte de dialogar con ellos.

Así estuvimos hasta el año 1983 que comenzó la primera guerra del jabalí, promovida por los cazadores locales, que decían tener más derechos que el resto de los cazadores de la región. Esta guerra duró dos años, fue dura, desleal, con amenazas, se atentó contra propiedades privadas, etc.

Así se llegó a la Orden del 5 de julio de 1985, en la cual ya se concedía a los locales las dos primeras vueltas del sorteo de jabalí para ellos solos, pero igual número de cacerías para todos los locales y regionales. Después consiguieron que las cacerías les costasen a mitad de precio que a los regionales, pasando los locales a tener que ser vecinos de un municipio de la Reserva, con lo cual muchos cazadores que cazaban con cuadrillas locales tuvieron que dejarlas sin importar lo más mínimo el compañerismo o la amistad de muchos años. También por entonces, por aquello de que quien hizo la ley, hizo la trampa, la Consejería admitía los certificados de empadronamiento y no de residencia, como decía el reglamento, y comenzó la desbandada de cazadores que, ganando el pan y viviendo en Santander o en otro lugares de la provincia, se empadronan en municipios de la Reserva para integrarse en la cuadrillas locales y aprovecharse de las ventajas concedidas.

Pasado el tiempo, por el año 1985 se inicia una nueva guerra del jabalí, también promovida por los locales, y en ésta sí que tuvo Ud. mucho que ver, porque desde la Federación y con su afán de protagonismo para hacerse ver y decir aquí estoy yo, y que según dice todo lo hace bien, elaboran un nuevo reglamento, junto al por entonces Director de la Reserva Joaquin Rasines, que era tan sumamente malo para nosotros que de un golpe nos quitaron tres cacerías, nos tocaba elegir cuando las fechas y montes buenos ya habían desaparecido del calendario.

Ante esta situación, con la aprobación de la Orden del 19 de junio de 1997, las cuadrillas regionales decidimos no presentar las cuadrillas, quedándonos una temporada sin cazar, pero mire como cambian las cosas, ese año cazaron los locales con varios problemas y altercados, pero no ocurrió como este año, que a las primeras de cambio fue Ud. corriendo donde el Consejero para cerrar la Reserva, claro que ahora eran sus amigos los locales los que no cazaban.

Pero no se lo pierdan, en la temporada siguiente, el Sr. Valle nos convenció —por entonces no le conocíamos bien— para que presentáramos las cuadrillas y que probáramos el nuevo Reglamento y, si veíamos que nos iba mal, se comprometía a revisarlo al año siguiente. ¿Saben cual ha sido el resultado?; después de decirle multitud de veces que este Reglamento margina totalmente a los cazadores regionales, ninguno. Tanto es así que hay locales que reconocen que no es justa esta situación, pero está claro que si se lo dan, no van a decir ellos que no.

Y así llegamos al año 2004, donde algunos locales aun no están conformes con lo que tienen y reclaman más cacerías para ellos —que alguien les ha prometido— y siempre a costa de las pocas y malas cacerías que les quedan a los cazadores regionales.

Ante esta situación, llegamos al escrito del día 2 de noviembre, en el que el Presidente de la Federación Cántabra de Caza ataca de manera descarada a todos los cazadores regionales y a esta Asociación, por lo que le voy a contestar algunas cosas: Miente el Sr. Valle cuando dice que yo asistí a las últimas reuniones de Cabezón de la Sal, pues solamente estuve en una de ellas, elegido por los jefes de cuadrilla de la Montañesa, la Sociedad de la propia Federación. Vuelve a mentir cuando dice que sólo había un representante de cada comarca: había dos. Por Liébana estaba Juan Regil y el Sheriff, jefe de la cuadrilla de Vejo, por el Besaya Felipe González y Tasio, por Cabuérniga Hoyos y otro que no sé su nombre, y así del resto de comarcas de Campoó y Rionansa. En total la mesa la componían diez locales y un regional, pero pásmense, como dice el Sr. Valle, lo que me encontré allí:

En estos momentos representamos a treinta cuadrillas regionales que han dicho basta ya, que estamos hartos de que poco a poco pretendan echarnos de la Reserva y que sepa que no lo vamos a consentir

Fui presentado como representante de los cazadores regionales por la Sociedad Montañesa. La voz cantante que organizaba la reunión era la del representante de Liébana, Juan Regil, que lo primero que me preguntó para comenzar la reunión era qué pretensiones tenía y cuál era la propuesta.

Como es lógico, comencé por los puntos más controvertidos o difíciles, como es el reparto de las cacerías, que todos los componentes de las cuadrillas locales deberían residir en la comarca y los falsos empadronamientos.

La contestación fue que eso ya lo habían tratado en reuniones anteriores, que no me iban a explicar cómo estaba y que no estaban allí para perder el tiempo.

A continuación siguieron haciendo sus propuestas, las discutían entre ellos, yo escuchaba y no salía de mi asombro, y cuando estaban de acuerdo las votaban, levantando la mano los diez y preguntándome que si votaba. Como es lógico les dije que no, pues siempre tenía el pleito perdido por diez a uno.

Posteriormente, en los días siguientes, nos reunimos las cuadrillas de la Montañesa, con su Presidente el Sr. Sarín, a su vez directivo de la Federación, para contarles lo que allí ocurrió, procediendo a hacer las alegaciones oportunas ante la Consejería, alegaciones que imagino no se presentaron, pues a día de hoy, tres años después, no hemos vuelto a tener noticias de la Montañesa, aunque es fácil adivinar que esta Sociedad, que como todos saben es de la propia Federación, está dirigida y manipulada por el tapado «V» (Sr. Valle, Presidente de la Federación Cántabra de Caza).

Esta mesa de trabajo, orquestada por el Sr. Valle, debe ser lo que llama capacidad de diálogo, verbo fácil y convincente. Hace falta tener la mente retorcida para mandarme a esta reunión en representación de la Sociedad de la Federación, cuando sabía lo que allí se cocía, aunque es fácil entender que necesitaban decir que estaban todos los cazadores representados. Evidentemente, cuando comprobé lo que allí sucedía, me marché, no participando en ninguna reunión más.

Finalizado todo este paripé, la Federación Cántabra de Caza presenta en el Servicio de Montes un borrador para confeccionar el nuevo reglamento de la Reserva, firmado por el Sr. Valle, que cuando lo leo prácticamente me quedo sin habla, pues nos han borrado totalmente a los cazadores regionales de la Reserva, repartiendo todas las cacerías entre las cuadrillas locales. Como es lógico pensar, cuando lo leyeron en la Consejería lo tirarían a la papelera.

Pregunta en su escrito por las alegaciones de nuestra Asociación. Después de saber que la Asociación de Cazadores Regionales de la Reserva del Saja se fundó en octubre del año 2007, es fácil adivinar que no hemos podido participar en el proyecto del Decreto del Reglamento, pero sí aprovecho para que haga públicas las sugerencias que ha realizado la Federación Cántabra de Caza, que a buen seguro no deparan nada bueno para los cazadores regionales.

Dice que es más bonito estar en los bares bebiendo vino, algo que igual practica Ud., porque le he visto tartamudear en algunas ocasiones, aunque también puede ser de ponerse nervioso cuando insulta a cazadores de su propia Federación o cuenta mentiras, como decir que todo el mundo está cazado con normalidad, salvo cuatro que escogieron en Liébana o Nansa, o que se mejora sustancialmente con el nuevo Reglamento para los cazadores regionales, etc, etc.

Pregunta que a quién representamos, pues como ya le he dicho, en estos momentos representamos a treinta cuadrillas regionales que han dicho basta ya, que estamos hartos de que poco a poco pretendan echarnos de la Reserva y que sepa que no lo vamos a consentir, al menos mientras la Reserva Regional de Caza Saja sea pagada con el dinero de todos los cántabros, que supone cientos de millones de las antiguas pesetas, para que luego lo quieran disfrutar en exclusiva unos pocos y pagando lo menos posible.

También quiero decir que algunos de los que quieren la caza para ellos solos se están ganando el pan en Santander y otros lugares fuera de la Reserva, que todos los cántabros hemos pagado carreteras, alcantarillados, luz, etc. de los pueblos de la Reserva, que compramos los productos que se elaboran dentro de la Reserva, que visitamos sus pueblos, hospedándonos, comiendo, comprando, etc., que sus hijos utilizan colegios, hospitales o simplemente disfrutan en las playas, museos, parques, etc. sin que nadie les diga que son suyas, por que Cantabria es de todos los cántabros.

Por todo esto y por otras muchas cosas, le pedimos SU DIMISION como Presidente de la Federación Cántabra de Caza, ya que ésta debería servir para fomentar la actividad deportiva, tratando a todos por igual, y no dedicarse a insultar, difamar, mentir, y crear un mal clima entre los cazadores de Cantabria.

Julio Sánchez Portilla
Presidente de la Asociación de Cazadores Regionales de la Reserva del Saja

1 comentarios
26 jun. 2008 13:12
felipeb
felipeb
Estoy totalmente de acuerdo con lo que dice el Sr Julio Sanchez en este articulo, a ver si hay suerte y el sr Valle sale elegido presidente de la Federacion Española de Caza, cuanto mas lejos de Cantabria este su gestión , mucho mejor.

 

Leer más
Otros artículos de Julio Sánchez Portilla

No hay más artículos de este autor

Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (193949 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (148335 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (145931 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (109439 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (103427 lecturas)