Las garras de África

Segundo peldaño y preludio de una excitante vida venatoria en África, Mozambique ya es algo más: caza algo más dura y algo más retadora; condiciones socioculturales más difíciles; transportes y comunicaciones deficientes; pero, tras la antesala de Sudáfrica, ya en nuestra segunda aventura africana podremos poner a prueba nuestra afición y capacidad como principiantes en esta apasionante y difícil caza en safari.

Grupo Vigilancia y Gestión | 22/03/2008

9477 lecturas
La época de caza comprende de abril a octubre, ya que hasta marzo es la temporada de lluvias y a partir de octubre ya hace demasiado calor

Tras tranquilizarse la situación política del país hace ya quince años, Mozambique ha estado recibiendo cazadores de todas partes del mundo para disfrutar del antiguo sabor indómito de los legendarios safaris africanos, ya que sus terrenos siempre han tenido una calidad excepcional de trofeos (elefantes, leones, leopardos, búfalos, hipopótamos, cocodrilos y una larga lista de antílopes) y aunque la cantidad de animales no sea tan elevada como en otras zonas, logran hacer las delicias de cualquier safarista.


Si lo que buscamos son felinos (como este leopardo) Mozambique es una de las áreas más seguras.

Mozambique posee un clima tropical en la zona norte y subtropical en el sur, y la temporada de lluvias se extiende de enero a marzo, siendo el período más fresco de abril a septiembre (lo que le convierte en la mejor época para ir a cazar), mientras que la época más calurosa comprende los meses de octubre a marzo.

Este país posee una larga zona costera de norte a sur, muy accidentada y con arrecifes coralinos —haciéndola un paraíso para la práctica del buceo y la pesca— que abarca unos 2.470 kilómetros. Limita al norte con Tanzania, Malawi y Zambia, al sur con la República Sudafricana y Swazilandia, al este con el océano Índico y al oeste con Zimbabwe. Su territorio ocupa la llanura más grande de África, formada por una inmensa altiplanicie cubierta por sabana con una altitud media de unos 200 metros sobre el nivel del mar, con excepciones en la frontera con Zambia, Malawi y Zimbabwe. El punto más elevado es el monte Binga, de 2.436 metros, en la frontera con Zimbabwe. El este y el oeste de Mozambique están separados por el río Zambeze y el sur está bañado por el Limpopo.

Historia


Los caminos de las áreas de caza no son nada cómodos y, en muchas ocasiones, impracticables.

Cuando el navegante portugués Vasco de Gama volvió por segunda vez a Sofal en 1502, se percató de la existencia de minas de oro en el país, lo que provocó que en 1507 los portugueses ocuparan el puerto de Mozambique. A lo largo de la segunda mitad del siglo XVI se establecieron los jesuitas, que fueron expulsados en 1759.

Hasta el siglo XIX existió comercio de esclavos que se llevaban a Brasil, y finalmente en el año 1878 se abolió la esclavitud en Mozambique.

En 1914 se convirtió en una autonomía parcial que en 1920 fue sancionada, y es en 1951 cuando se convierte en provincia de ultramar. La resistencia colonial comenzó en 1962 con la formación del Frente de Liberación de Mozambique, consiguiéndose en 1975 la independencia.

Cazando en Mozambique


Cuando te emocionas persiguiendo a una pieza puedes acabar así: oteando el horizonte en busca del camino de regreso.

Existen numerosas áreas de caza a lo largo del todo el país. A ellas se llega en avionetas y los cazadores son alojados en el campamento base en bungalows más o menos acogedores y dotados de algunas comodidades (aunque no esperemos la calidad de los sudafricanos, por ejemplo). Eso sí el personal que nos atenderá estará altamente cualificado.

La época de caza comprende, en general, de abril a octubre —los meses más frescos— ya que hasta marzo es la temporada de lluvias y a partir de octubre ya hace demasiado calor.

Los cazaderos son los típicos de la sabana africana y la caza —siempre acompañados de un profesional— se realiza sobre todo a pie, por lo que este safari no es como los de otros países donde se tira a los búfalos desde el coche, y la caza de éste —en las zonas más cerradas donde se meten en las horas frescas— o de un león o un leopardo nos obligará a andar tras ellos, saboreando su rececho desde el momento en que se encuentra una huella hasta que se cobra el ansiado trofeo.


Campamento de los guardas.

En cuanto a la caza del leopardo, dada su enorme población, por lo general se hace de día, apostados cerca de los cebos, lo que permite seleccionar con tranquilidad los mejores trofeos de macho.

Se trata de caza de verdad, como la que hemos leído en los libros de relatos, ya que en estos safaris hay que sudar la camiseta; pero vale la pena, ya que se puede encontrar una calidad de trofeos como en pocas partes de África. Se requiere estar algo en forma, ya que aunque no se necesita mucha experiencia para los antílopes —al ser una caza bastante cómoda— para felinos y búfalos es una cacería más dura y quizá es poco recomendable para un primer safari.

Para cocodrilos e hipopótamos, las organizaciones cuentan con fuera-bordas, canoas y vehículos anfibios para los pantanos.

Grupo Vigilancia y Gestión

 

Leer más
Otros artículos de Grupo Vigilancia y Gestión

Cabos sueltos
(18/11/2008)

¡A montear!
(14/10/2008)

Botswana, entre el Kalahari y Okavango
(15/08/2008)

Las reinas de África
(29/07/2008)

Al sur del río Grande
(10/07/2008)

Más +
Artículos relacionados con 'Internacional'

El perro fino colombiano
Jonathan Álvarez S.

Salgo de cacería fuera de España, ¿qué me llevo?
Jaime Meléndez Thacker

Cacerías tradicionales en República Checa
Marketa Mikulova

Pongola: entre Mpumalanga y Zululandia (I)
Alberto Núñez Seoane

Lance in memoriam
Antonio Contreras

Más +
Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (197380 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (154400 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (149332 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (112090 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (104280 lecturas)

En el número de enero:

  • Sin «foro» unánime en asturias para declararlo especie cinegética
  • Becadas; en las entrañas del bosque
  • El rumbo de las migratorias
  • Gestión. Cuadernos de caza
  • ¡Soltamos! Una temporada que no deja de sorprender
  • Tures del Cáucaso
  • Armas
  • Todo sobre Perros