El Gran Duque

Estamos ante otro orgullo de la cinofilia francesa, que en un siglo se ha convertido en una de las más afirmadas razas de muestra tanto en su país de origen como fuera de él.

David Rubio Alza y José Antonio Pérez Garrido | 15/03/2008

9822 lecturas

En países como Francia, Alemania, Holanda, Austria e Italia existían antes de 1880 unos perros que presentaban entre ellos comportamientos y características muy similares.

Edgard Korthals creó una raza para conseguir competir con las de muestra británicas

Fue Edgard Korthals, natural de Ámsterdam, pero residente en Alemania, quien emprendió la tarea de seleccionar estas variedades para unificarlas en un único prototipo capaz de competir con las razas de muestra británicas, cosa que no le resultó difícil, dado que todos estos perros, aunque pertenecían a diversos países, respondían a una forma natural muy antigua, procedente de la unión del braco francés con el Barbet. El extinto Barbet es uno de los perros más antiguos que existen y ha asumido una importancia fundamental por haber contribuido a la fijación de los caracteres del pelo largo y pelo duro de muchas razas actuales y por ser el precursor de los grifones.


Realiza una busqueda constante y segura de la pieza quedando en muestra de pie en una postura algo menos estética que las razas británicas.

El Korthals obtiene su estándar definitivo en 1900 formando parte en las exposiciones de belleza en Francia e Inglaterra. Pese a su origen de países tan diversos y la nacionalidad de su creador, para la fijación de esta raza Edgard Korthals utilizó muchos grifones franceses, motivo por el cual la Federación Cinológica Internacional lo clasificó como francés, si bien, en puridad, es centroeuropeo sin más.

Es un perro robusto, de alzada y peso algo superior a lo que podemos estar acostumbrados en otros perros de muestra. Llama la atención su cabeza, grande y alargada, con un hocico largo y ancho. Una de las causas de su difusión es su característico pelaje: duro, corto, áspero y apretado, semejante al del jabalí, que lo protege del frío, agua y maleza, lo que le permite desenvolverse muy bien en terrenos duros.

Cualidades venatorias

Pese a su formato corporal propio de razas de caza mayor es muy buen perro en la menor

Pese a su formato corporal, más propio de razas empleadas en la caza mayor, estamos ante un perro capaz de desenvolverse brillantemente tanto con la caza menor como con la caza mayor. Es un perro que mantiene un trote homogéneo durante toda la jornada cinegética, colocándose siempre a distancia de tiro. Realiza una búsqueda constante y segura y cuando detecta el olor de la pieza queda en muestra de pie, con la cabeza ligeramente baja en dirección a la presa, en una postura no tan estética como los británicos u otros continentales, pero manteniendo una firmeza que transmite confianza. Aguantará la muestra hasta la llegada del cazador, y no se moverá hasta que éste le mande desalojar la pieza.

En el cobro actúa con decisión y seguridad, portando con mucha suavidad. La robustez de su cuello hace que porte sin problemas tanto una pequeña codorniz como una liebre o incluso un raposo.


Su enorme cabeza, destaca enormemente por ser grande y alargada terminando en un hocico largo y ancho.

Se adapta a la perfección a todo tipo de terrenos y piezas, tanto en llano como en montaña y bosque, siendo muy utilizado en su país de origen para la caza de acuáticas, donde demuestra su gran capacidad de cobro, y también para la caza de becadas en el bosque, donde no duda en entrar en los zarzales y tojales más espesos para desalojar a la dama del bosque, gracias a su manto protector. En el caso de la caza mayor lo podremos utilizar tanto para el desalojo de las piezas en batidas, como para el cobro de piezas heridas, ya sea durante un rececho o en una batida, si bien es cierto que la especialización con que se ha criado hacia la caza menor hace que haya perdido buena parte de su polivalencia inicial, y en la actualidad es utilizado casi únicamente como perro para la caza menor.

Adiestramiento


Pese a su aspecto rudo es un perro obediente y muy sociable con otros perros lo que le facilita la tarea de cazar.

A pesar de su aspecto rústico es obediente y complaciente con su amo. Como hemos dicho, su gran afición y perseverancia le hacen adaptarse a todo tipo de caza, pudiéndolo emplear tanto en la caza de conejos, perdices, chochas, como del jabalí, corzo… Pero está claro que hoy en día no vamos a poder ir de caza tirando a todo lo que nos saque nuestro Korthals, por lo que una correcta obediencia básica nos permitirán llamar y recuperar a nuestro Korthals cuando encuentre alguna pieza que no nos este permitida abatir. No nos será difícil aplicar dicha obediencia en nuestro perro si somos pacientes y justos. Es un perro muy equilibrado y con carácter, con una facilidad innata para el aprendizaje, lo que unido a su gran pasión por la caza le hacen ser una raza fácil de adiestrar. Su tendencia a cazar cerca del cazador y predisposición al cobro reducen notablemente los ejercicios a realizar con ejemplares de esta raza. Además, es muy sociable con otros perros, lo cual facilita el aprendizaje por imitación y evita problemas de celos al cazar con otros perros.

Principales patologías

Como todas las razas rústicas, es un perro muy resistente a las enfermedades más comunes de los perros, sin que destaque por su predisposición a las patologías de tipo genético. Sí que debemos ser precavidos con el cuidado de su pelaje, siendo imprescindibles las revisiones en busca de ectoparásitos después de cada jornada de caza, ya que su manto duro se completa con un entrepelo fino y lanoso corto que supone refugio ideal para pulgas y garrapatas.

David Rubio Alza (Adiestrador de perros de caza)
José Antonio Pérez Garrido
(Veterinario)

 

Leer más
Otros artículos de David Rubio Alza y José Antonio Pérez Garrido

Perros de muestra para la media veda
(01/08/2009)

Golden Retriever: El insuperable cobrador
(21/05/2008)

El Setter Irlandés: rastro, muestra y cobro
(29/01/2008)

Artículos relacionados con 'Perros'

Podencos, teckels, fox y jagd terriers tras los conejos
Eduardo de Benito

El perro fino colombiano
Jonathan Álvarez S.

Los perros de muestra de pelo duro
Eduardo de Benito

Registro de Rastreos 2013
AEPES

El Alano Español de montería resiste en Berrocaza
Carlos Contera y Luis Cesteros

Más +
Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (197579 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (154716 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (149530 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (112236 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (104313 lecturas)

En el número de enero:

  • Sin «foro» unánime en asturias para declararlo especie cinegética
  • Becadas; en las entrañas del bosque
  • El rumbo de las migratorias
  • Gestión. Cuadernos de caza
  • ¡Soltamos! Una temporada que no deja de sorprender
  • Tures del Cáucaso
  • Armas
  • Todo sobre Perros