Calibre 9,3x62 Mauser, potencia demoledora para batidas de jabalí

A pesar de que sus orígenes se remontan al Berlín de 1905, el calibre 9,3x62 está más de moda que nunca. Con más de un siglo de historia a sus espaldas, la presencia de este cartucho en las batidas de los montes españoles se ha acrecentado de forma notable en los últimos años.

Rafael Fernández

El mítico 7,92 mm alemán sirvió de inspiración para crear el 9,3x62.

Su potencia y su enorme poder de parada en distancias medias-cortas (hasta 150 metros) lo convierten en un cartucho tremendamente eficaz. Una munición que ya reina sin oposición en la caza mayor española. Corría el año 1905 cuando el ingeniero alemán Otto Bock diseñó para la casa Mauser un cartucho de gran potencia y versatilidad. Bautizado con el apelativo de 9,3x62 mm Mauser, desde sus inicios este calibre se encargó de demostrar a todo el mundo sus incuestionables virtudes. Así, quienes primero pudieron disfrutar de su potencial fueron los granjeros y colonos alemanes que vivían en África. Ellos fueron los primeros afortunados que probaron el buen hacer del 9,3x62 en sus rifles Mauser 98. Y el resultado fue totalmente positivo.

Pero antes de que el 9,3x62 mm se convirtiera en uno de los primeros cartuchos con bala sólida de la época, hubo un camino muy duro que recorrer. En aquellos primeros años del siglo XX, la antigua pólvora negra se estaba quedando obsoleta y esta vetusta munición ya sólo era utilizada por quienes no podían permitirse la compra de un nuevo rifle. Por el contrario, la aparición de los primeros cartuchos de pólvora sin humo que se equipaban con balas sólidas había supuesto una auténtica revolución entre los cazadores y agricultores de todo el mundo. En este sentido, la mayor velocidad y penetración de este tipo de proyectiles ayudó a la rápida difusión y popularización de esta nueva munición basada en los cartuchos militares.

 

Origen militar

Con puntas cargadas de forma adecuada, el 9,3x62 mm Mauser ofrece un rendimiento similar al del popular .375 H&H, pero, eso sí, con una menor fuerza de retroceso.

Precisamente, uno de esos cartuchos militares, concretamente el mítico 7,92 mm alemán, sirvió de inspiración a Otto Buck para la creación del 9,3x62. Este cartucho se mostró como una munición equilibrada y versátil, siendo capaz de equiparse tanto con balas sólidas como con puntas blandas. Además, a diferencia de sus competidores de la época, podía conseguirse a un precio bastante razonable. Todas estas características ayudaron a que el 9,3x62mm obtuviera un repentino y notable éxito en todo el mundo.

Con balas de 286 grains el cartucho volaba a una increíble velocidad de 2.300 pies/segundo, una marca que demuestra la gran energía y el más que suficiente poder de parada que presentaba este célebre cartucho. Estas cifras ofrecían cierta tranquilidad a los cazadores y a los agricultores de las colonias alemanas en África, quienes con este cartucho podían enfrentarse con seguridad a un enorme elefante, aun en las peores circunstancias.


Su equilibrio y su gran potencia, lo convierten en un calibre muy adecuado cuando se requiere un tiro rápido, potente y certero.

Sin embargo, con la llegada de la Segunda Guerra Mundial el 9,3x62 entró en desuso y su enorme popularidad ganada durante los años anteriores cayó en picado. Uno de los motivos de esta caída fue el abandono de la producción de los rifles Mauser, lo que unido al cierre de la suministradora de munición Kynoch propició el olvido definitivo del 9,3x62mm. Tan dura fue la caída que hasta prácticamente los últimos años de la década de 1970 no se observó una recuperación en la popularidad de este legendario calibre. Así, los amantes de los cartuchos potentes y con gran poder de parada comenzaron a redescubrir las cualidades del 9,3x62 hasta el punto de que hoy en día es uno de los cartuchos más utilizados en todo el planeta.

 

 

El 9,3x62 en España
Por lo general, puede emplearse con puntas de diferente peso y tamaño.

A pesar de que de forma tradicional ha ofrecido siempre un excelente rendimiento en monterías, actualmente el 9,3x62 mm es el rey de las batidas. Su equilibrio y su enorme potencia lo convierten en un cartucho idóneo para la caza de ciervos y jabalíes. Por lo general, el 9,3x62 mm puede emplearse con puntas de diferente peso y tamaño, lo que de nuevo habla bien a las claras de su indudable versatilidad. En este sentido, el cazador puede disparar con buenos resultados puntas que van desde los 200 hasta los 286 grains. Entre las más conocidas y utilizadas hoy en día en el 9,3x62 se encuentran la Norma Orix, la Nosler Partition, la RWS KS y la Remington Core-Lokt.


Con este calibre pueden dispararse puntas, con buenos resultados, desde los 200 hasta los 286 grains.

Todas estas características, además de su más que tolerable retroceso (similar al de un calibre de potencia media), han propiciado que el 9,3x62 Mauser sea uno de los calibres de moda, sobre todo en situaciones en las que se requiere un tiro rápido, potente y certero. Sin embargo, y a pesar de sus incuestionables virtudes, al 9,3x62 respecto, una de las principales críticas esgrimidas contra este cartucho es su falta de tensión en la trayectoria. Entre los competidores más destacados del 9,3x62 mm por hacerse con un puesto hegemónico en la caza mayor española se encuentran el polivalente .30-06, el .300 Winchester Magnum, o el .338 Winchester Magnum.


Un solo cartucho del 9,3x62 mm fue suficiente para tumbar a este gamo en Hungría. El disparo se efectuó a una distancia de 135 metros con una punta Oryx de 232 grains.

Sin embargo, a pesar de contar con algunos defectos (sobre todo la comentada falta de tensión en la trayectoria y la pérdida de estabilidad y potencia a partir de 200 metros), el 9,3x62 goza de una gran popularidad tanto en España como en el resto de Europa. Incluso, en ciertos países africanos, como Zimbabwe, se pueden cazar legalmente los cinco grandes con rifles del 9,3x62 mm, siempre y cuando no se sobrecarguen los proyectiles. Por ejemplo, en África es un calibre idóneo para abatir a antílopes como el eland o el kudu. Y es que con unas puntas adecuadamente cargadas, el 9,3x62mm Mauser ofrece un rendimiento similar al del popular .375 H&H, con la ventaja de contar con una menor fuerza de retroceso.

En definitiva, se trata de un calibre clásico con más de un siglo de historia al que todavía le queda una larga vida por delante. Su excelente rendimiento, su incontestable versatilidad y sus notables prestaciones se han encargado de rejuvenecerlo y de convertirlo en uno de los grandes protagonistas de la caza española.

Un cartucho internacional

Este jabalí de 205 kilos cayó de un único disparo con el 9,3x62 mm. El tiro se realizó a una distancia de 98 metros en una cacería en Hungría.

El 9,3x62mm Mauser no sólo ha demostrado sus bondades en el monte español, sino que también ha sido capaz de tumbar a innumerables especies fuera de nuestras fronteras. Como ejemplo del buen hacer internacional de este cartucho, en esta fotografía aparece un jabalí abatido en Hungría. Según el protagonista de la cacería, Rafael Gimeno, tanto éste como los jabalíes que cazó después, cayeron de un solo disparo con la punta ORYX de 232 grains. En palabras de su usuario, la combinación entre el 9,3x62 y este tipo de punta ofrece un «gran poder de parada con resultados absolutamente mortíferos». Y todo con un precioso rifle Sako M75 en versión para zurdos.

 

Rafael Fernández y colaboradores de armas.es

 

Comentarios (3)

Sólo Usuarios Registrados
Insertar Comentario

Usa un tono respetuoso y procura que tus comentarios sean relevantes y relacionados con el artículo. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Los comentarios inapropiados o en tono ofensivo podrán ser editados o eliminados.

9,3 y Puntas
PIKI  Usuario Autentificado
08/09/2007
Tras leer el entretenido articulo sobre el 9,3X62 y aproosito de ls fotos en que se ven excelentes animales abatidos con este calibre ambos con puntas oryx ,que no me cabe duda es una muy buena punta,y aunque en este articulo no se hace recomendacion expresa de puntas , se me ocurre pensar que quizas no sea la mas adecuada para este calibre que si peca de algo es de no ser un calibre de alta velocidad y quizas por eso esta punta no expanda lo debido.
Por ello pregunto no deberiamos ir a balas algo mas blandas en este calibre para facilitar a su "baja" velocidad una perfecta expansion . Gracias .
Lo siento pero…
JC  Usuario Autentificado
10/09/2007
…contar verdades a medias no es buena cosa, es falso que el 9,3X62 tenga las mismas prestaciones que el 375 H.H: Mg. el que las tiene parecidas que no iguales, pues son ligeramente inferiores, es el 9,3X64, cartucho muy superior al 9,3X62, que el 9,3X62 sirve para cazar elefantes es cierto, pero que lo puede hacer en cualquier circunstancia es falso, es más escribirlo es incitar a cometer una temeridad, si quien lo lee se lo cree, el 9,3X62 ha matado muchos elefantes, búfalos y leones pero no por ser capaz de hacerlo en cualquier circunstancia, lo hizo simplemente porque es lo que había, pues era el cartucho de los blancos pobres en Africa y Asia, su éxito no se debió a sus prestaciones balísticas, que no son malas, se debió al bajo precio de los rifles que lo disparaban, por eso fue el rifle de los granjeros y por eso es conocido como “el rifle del misionero”, para matar un elefante o un búfalo en cualquier circunstancia se necesita un cartucho mucho más potente, ni siquiera el 375 H.H. Mg, como mínimo el 416 y como aconsejable del 470 en adelante, cierto es que la única cazadora profesional de marfil que ha existido, una señora alemana que había sido granjera, usaba el 9,3X62 para cazar elefantes, pero no es menos cierto que Karamojo Bell cobró muchos elefantes, más que la señora alemana, con el 275 (7X57) y no por eso parece posible decir que el 7X57 sirve para cazar elefantes en cualquier circunstancia.

No nos equivoquemos, ni equivoquemos a los lectores, el éxito del 9,3X62 se ha debido antes y ahora a los rifles que lo disparan, antes por el bajo precio de las acciones Máuser de guerra y su abundancia, y ahora por ser el cartucho con el calibre de bala más gordo que disparan los semiautomáticos, puestos a decir bondades de un 9,3 nos tendríamos que referir al 9,3X64, todo un señor cartucho que las tiene de verdad y sin embargo se usa muy poco, por la misma razón pero a la contra, los rifles que lo disparan son pocos y caros.

A mi entender, al de alguien que sabía mucho más que yo de estos asuntos y se llamaba Valentín de Madariaga, el 9,3X62 tampoco es un buen cartucho para venados, si están parados y a menos de 150 m. pues los mata divinamente pero como a esa distancia corran como ellos saben hacerlo pues … o eres oficial de artillería o te va costar trabajo darles.

De todos modos mi experiencia con el 9,3X62 no es muy amplia, solo llevo tirando con él desde 1961 y solo he tenido cuatro rifles con ese cartucho, todos de cerrojo, conservo uno y otro mi hija, es un buen cartucho para tirar con miras abiertas, es un buen cartucho para tirar cerca los cochinos en monte cerrado, pero es un cartucho de prestaciones muy limitadas para disparar lejos y para hacerlo sobre animales a la carrera, actualmente lo estamos desvirtuando pues buscando lo que falta cada vez tiramos con puntas de menos peso y para ellas no fue diseñado el 9,3X62.

Por cierto el primer y verdadero derivado del 7,92 alemán, (8X57 JS) fue el 9,3X57, un cartucho que se usó bastante pero que ha perdido vigencia al ser todavía menos versátil y potente que el 9,3X62, sin embargo en las colonias italianas se usó mucho y cobró muchos leones, sin que por ello fuera un cartucho ideal para trastear con los leones en cualquier circunstancia.

Lo siento pero es mi opinión y la emito especialmente por evitar alegrías con los elefantes o lo búfalos, que el 9,3X62 los mata y los ha matado a cientos es una verdad como un templo, que sea bueno para entenderse con ellos en cualquier circunstancia es una temeridad y un mal consejo.
Cordialmente, JC
9.3x62
niel
15/04/2010
Estimados
vivo en Argentina, y el cartucho de referencia me parece excelente, para los javalíes de La Pampa, con puntas de 286gr y a los ciervos colorados de la cordillera de los Andes, con puntas SPEER de 270gr y 65gr de RELOADER 15, logrando una velocidad de 2.629p/s y 4.145L/P de energia con un TIKKA de 20.5"pulgadas de cañon sin sobrepresión.

Con esta carga a 150 metros pega a 2,5"pulgadas arriba y a 200mts centro, a 300mts 11" abajo, agrupando a esta distancia 3 tiros en una pulgada!!. Cace un ciervo colorado a 206 metros el tiro dió en los pulmones y corrio 20metros y se derrumbo!!

saludos

 

Leer más

Navegación
Ir al índice
Artículo siguiente: Veneno legal en Tierra de Campos | Israel H. Tabernero
Artículo anterior: La importancia de tirar con los dos ojos abiertos | Gonzalo Gómez Escudero
Artículos relacionados con 'Armas'
Qué pena de calibre | Rayón
Cómo elegir el rifle «todo terreno» | Daniel Stilmann
La cartuchería del siglo XXI | M. Juárez
La clasificación legal de las armas | Víctor Manteca
De caza con Swarovski y sus nuevos visores | J. P. Bourguignon
¿Es lógico cazar con una paralela en pleno siglo XXI? | Miguel F. Soler
La infalible acción Mauser | Pedro A. Suárez
Los otros calibres que no son del 12 | Pedro A. Suárez
Beretta AL391 Urika 2: con cualquier cartucho | Pedro A. Suárez
Perdigón ecológico: ¿para ponerlo verde? | R. González Villarroel
Nociones generales de óptica | Trofeo
Esas finas escopetas | Pedro A. Suárez
Los cartuchos se disparan | Sebastián Torres
En la recámara | Pedro A. Suárez
El plomeo en gramos | Pedro A. Suárez
Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita? | Pedro A. Suárez
El cañón de las escopetas | Pedro A. Suárez
¿Postas? | Pedro A. Suárez
El calibre justo | Pedro A. Suárez
Terminología de la escopeta | Pedro A. Suárez
El capricho del cazador | Pedro A. Suárez
Adiós al plumbismo | Pedro A. Suárez
Ópticas para el rececho de corzo | Francisco Carrillo
La escopeta superpuesta, luces y sombras | Pedro A. Suárez
Monotiros | Pedro A. Suárez
La escopeta semiautomática | Pedro A. Suárez
El comiso de las armas | Cristina Sualdea Barrio
De safaris y rifles | Pedro A. Suárez
Líos de recámara | Pedro A. Suárez
10 calibres para la nueva temporada | R. González Villarroel
Nueva temporada, pero con antiguos fallos | Gonzalo Gómez Escudero
El mantenimiento de la escopeta | Pedro A. Suárez
Cartuchos y chokes en el inicio de la temporada | Paco Mateo
Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien? | Gonzalo Gómez Escudero
El valor de un rifle | Pedro A. Suárez
A través del cañón | Pedro A. Suárez
La culata del rifle | Pedro A. Suárez
El gatillo, ese desconocido | Pedro A. Suárez
La munición venida del frío | I. A. Sánchez
Esperas: ¿el calibre es la cuestión… o es una cuestión de calibres? | Pedro A. Suárez
Ópticos frente a abiertos | Daniel Stilmann
Seis calibres clásicos para nuestros objetivos venatorios | Daniel Stilmann
Express Darne, un rifle con carácter | Sebastián Girard
Nosler Partition, una punta con historia | Carlos Coto
Balística y caza | Daniel Stilmann
Larga y nueva vida al .470 | Saúl Braceras
Fausti Magnificent. Un nuevo Renacimiento | Claudio Maltese
La evolución de rifles y visores | IA Sánchez
¿Cómo será el próximo Reglamento de Armas? | Luis Pérez de León
Un rifle, dos rifles, tres rifles… | Roque Armada
Rifle Browning X-Bolt Stalker | Luis Pérez de León
«De safari», Blaser R93 profesional y Remington Seven XCR (I) | Luis Pérez de León
«De safari», Blaser R93 profesional y Remington Seven XCR (II) | Luis Pérez de León
Majestad… ¡SOCORRO! | Luis Pérez de León
«De safari», Sako 85 Hunter estirpe de precisión (y III) | Luis Pérez de León
Steyr Mannlicher; volvimos a Sudáfrica | Luis Pérez de León
CZ 550 Safari Magnum | Luis Pérez de León
Jean Paul Ridon 8x68S | Saúl Braceras
Pierre Fontainebleau, un homenaje a la belleza | Saúl Braceras
Un arma de altura | Saúl Braceras
Limpieza de armas… para quienes odiamos hacerlo | Javier Azañón
Sabots, ¿realmente funcionan? | Javier Azañón
Robla Solo Mil | Javier Azañón
CZ 550: variedad de opciones | Luis Pérez de León
Cuchillos Walther, diseño funcional | Luis Pérez de León
Schultz & Larsen Victory | Saúl Braceras
Schultz & Larsen Victory | Juan Francisco París
Les merveilles de la France | Saúl Braceras
Rifles Remington: A la última moda | Luis Pérez de León
Remington 597: la carabina camaleón | Luis Pérez de León
Nuevo Steyr Mannlicher Luxus | Luis Pérez de León
Beretta DT 11: la nueva joya para el tiro | Alberto Aníbal-Álvarez
Novedades Muela 2012 | Luis Pérez de León
Safari en África, el mejor banco de pruebas (I) | Luis Pérez de León
Visitamos la fábrica de Blaser | Luis Pérez de León
De peligrosa a impresentable | Juan Francisco París
Safari en África, el mejor banco de pruebas (II) | Luis Pérez de León
Fam Beretta: una opción para media veda y general | Miguel F. Soler
Rifles Bergara, una opción inteligente | Luis Pérez de León
Vektor H5, curiosidad sudafricana | Luis Pérez de León
Safari en África, el mejor banco de pruebas (y III) | Luis Pérez de León
Plomos y precios | Adrián Berge
Vocación de campeona | Alberto Aníbal-Álvarez
El plomo en la carne de caza | Asociación Armera
Cuchillos de remate | Luis Pérez de León
Rifle Bergara BX 11 | Luis Pérez de León
Browning A-5 Ultimate Partridges | J. P. Bourguignon
¡500 metros y zas…! | Alberto Aníbal-Álvarez
Artículos relacionados con 'Municiones'
Qué pena de calibre | Rayón
La cartuchería del siglo XXI | M. Juárez
Los otros calibres que no son del 12 | Pedro A. Suárez
Perdigón ecológico: ¿para ponerlo verde? | R. González Villarroel
Los cartuchos se disparan | Sebastián Torres
El plomeo en gramos | Pedro A. Suárez
¿Postas? | Pedro A. Suárez
El calibre justo | Pedro A. Suárez
10 calibres para la nueva temporada | R. González Villarroel
Cartuchos y chokes en el inicio de la temporada | Paco Mateo
Seis calibres clásicos para nuestros objetivos venatorios | Daniel Stilmann
Nosler Partition, una punta con historia | Carlos Coto
Balística y caza | Daniel Stilmann