Reflexión

Miguel A. Díaz García

 

En estos días en los que conejos, perdices, liebres, cochinos y demás especies están criando, debemos tomarnos el tiempo necesario para reflexionar, hacer balance de la temporada anterior, y planificar la siguiente. Recordar momentos vividos en el monte, aprender de los errores y hacer que el campo esté preparado para las próximas acciones cinegéticas, son cosas que todos debemos plantearnos.

Nuestra unión debe ser palpable ante las personas que tienen la obligación y la responsabilidad de estructurar el calendario cinegético en España.

Ya no sólo se trata de esperar que se levante la veda. Hay muchas cosas por hacer: preparar cortafuegos para evitar que los incendios causen estragos en nuestros paisajes, poner bebederos a las especies cinegéticas, controlar alimañas, reparar aquellos caminos que nos dieron más de un susto con los coches, vigilar los bandos de perdices, repasar la colocación de señalizaciones…

Ni que decir tiene el cuidado de nuestros perros, reclamos, halcones, hurones…

La actividad cinegética se vive durante todo el año. Es una forma más de vivir nuestra pasión. El estar en contacto directo con la Naturaleza durante todo el año, no es una meta. Es una filosofía, una forma de vida.

Pero hay más cosas por hacer…

No podemos bajar la guardia ante tanta tranquilidad. Siempre se ha dicho que, tras la tempestad, viene la calma. Pero sabemos, por experiencia, que tras un tiempo de calma, la tempestad puede volver a sacudir nuestras vidas.

Aún no se han publicado las órdenes de veda de todas las Comunidades Autónomas, pero saldrán en breve. Veremos el tratamiento que nos dan las distintas Administraciones a los cazadores.

Por eso debemos hacernos oír. Por eso, nuestra unión debe ser palpable ante las personas que tienen la obligación y la responsabilidad de estructurar el calendario cinegético en España. Por eso no podemos estar callados si lo que se publique va en contra del espíritu cinegético de nuestro ser.

Nada se ha vuelto a decir sobre el proyecto de Ley que se quería publicar. Y eso… me mosquea más que el sonido de una pandereta a un pavo.

Cuando el río suena, agua lleva. Pero si el río deja de sonar, es posible que el agua se esté acumulando en algún sitio. Si toda esa agua se libera de repente, puede pillarnos a propios y extraños en una inundación incontrolable. Tan mala es la sequía como la inundación, porque, al fin y al cabo, deja nuestros campos arrasados.

Los cazadores no queremos arrasar el campo. Eso sería tirar piedras contra nuestro propio tejado. Queremos, debemos y necesitamos cuidar lo que es nuestro: el campo, las especies (cinegéticas o no), el medio ambiente. No hay gremio más interesado que el cazador en que nuestros montes, sembrados, valles, ríos y montañas estén en perfectas condiciones para poder seguir disfrutando de nuestra afición-pasión.

La reflexión es muy sencilla.

Siempre hacemos lo mismo. Esperamos que nos digan lo que podemos y lo que no podemos hacer, y luego nos quejamos. Estoy de acuerdo en que siempre tenemos el derecho al pataleo, pero…

¿No sería mejor que fuéramos nosotros, los cazadores, los que diéramos el primer paso? ¿No podríamos ser un colectivo UNIDO de verdad? ¿No es mejor dar una opinión antes, que no quejarnos después, porque lo que se decreta va en contra de nuestros pareceres?

Vamos a ser serios. Vamos a ser responsables. Vamos a plantear cuestiones y soluciones reales a quienes tienen la misión de administrar la caza en España. Vamos a dar la imagen que deberíamos dar desde hace décadas: la de la unión entre TODOS los cazadores en España.

Que luego no venga el llanto. Ni el crujir de dientes.

 

Miguel D.G.

 

Comentarios (2)

Sólo Usuarios Registrados
Insertar Comentario

Usa un tono respetuoso y procura que tus comentarios sean relevantes y relacionados con el artículo. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Los comentarios inapropiados o en tono ofensivo podrán ser editados o eliminados.

sera dificil...
icaro1
15/06/2007 7:54:13
Comparto muchos de los planteamientos que realizas ,pero veo dificil que se pueda conseguir una unidad real en el mundo de la caza .Son muchos los factores que intervienen en esta ecuacion y demasiados intereses enfrentados .
Si tu planteamiento fuera posible y la unidad de todos los que compartimos esta aficion o negocio fuera real seguro que cambiarimos la imagen que tenemos y se nos tendria en cuenta a la hora de tomar muchas decisiones.
Saludos
Pues si...
Japrés
15/06/2007 11:00:56
...lo considero dificil, pero si no se intenta seguro que no se logra.

Muchas gracias por seguir en tu linea de unión de los cazadores, cuantos mas seamos mas poder ejerceremos en los organos de decisión.

Cuenta conmigo para lo que necesites.

Un saludo.

 

Leer más

Navegación
Ir al índice
Artículo siguiente: Especies introducidas de caza mayor | Jorge Cassinello
Artículo anterior: Si quiere cazar en toda España, ya sabe: haga acopio de permisos | Julio Molina
Otros artículos de Miguel A. Díaz García
Defender nuestro derecho a cazar (29/03/2007)
Preparación al celo (16/11/2007)
¡Comienza la temporada de caza! (03/02/2010)
Artículos relacionados con 'Reclamo'
El reclamo y los pollitos de perdiz | Manuel Romero
Cuando canta la perdiz… | Manuel Romero
«Aficionados» y AFICIONADOS al reclamo | Manuel Romero
Maullidos… suspiros… bostezos… | Manuel Romero
Defender nuestro derecho a cazar | Miguel A. Díaz García
Vicios y resabios del reclamo | Damián Fermín Vaquero
Preparación al celo | Miguel A. Díaz García
La picaílla | Manuel Romero
Suerte suprema en el tanto | David L. Amador Fontalva
Los diferentes cantos del reclamo (I) | José F. Titos Alfaro
Los diferentes cantos del reclamo (II) | José F. Titos Alfaro
La caza de la perdiz con reclamo | David L. Amador Fontalva
Tiempos de cría en cautividad | Joaquín_
Los diferentes cantos del reclamo (III) | José F. Titos Alfaro
Alimentación de los reclamos | José Antonio Berruezo Segura
El «Pichinero» | José F. Titos Alfaro
Tiempo de terreros | David L. Amador Fontalva
Los diferentes cantos del reclamo (IV) | José F. Titos Alfaro
El descanso del guerrero | José Antonio Berruezo Segura
Los diferentes cantos del reclamo (V) | José F. Titos Alfaro
Desde la tronera | Roberto Sánchez Garrido
Los diferentes cantos del reclamo (VI) | José F. Titos Alfaro
¿Sueñan los reclamos? | Manuel Romero
Últimos preparativos | José Antonio Berruezo Segura
Los diferentes cantos del reclamo (y VII) | José F. Titos Alfaro
Arte y pasión | José Antonio Berruezo Segura
Cómo confeccionar un terrero | Fco. Ramírez
Tiempos de cría en cautividad | Joaquín García Sánchez
Adecuando escenarios | José Antonio Berruezo Segura
ANCREPER | Paco Ruiz
Pelechos y preparativos | Paco Ruiz
¡Comienza la temporada de caza! | Miguel A. Díaz García
El reclamo y otras modalidades: cazar o no cazar | Miguel Ángel Díaz
El charasqueo | Manuel Romero
El futuro de la caza de la perdiz con reclamo | Manuel Romero
Una buena herramienta de gestión | Manuel Romero
Fin de temporada, momento de reflexión | Manuel Romero
Reclamo… | Mª Carmen Pacheco
El chirrido: el sonido del cobarde | Manuel Romero
Volver a empezar o la ilusión que nunca se pierde | Paco Ruiz
Temporada frustrada | Mª Carmen Pacheco
El reclamo y la tradición | Manuel Romero
La ilusión de una nueva temporada del reclamo | Manuel Romero
La imagen del reclamo | Manuel Romero
Sonrisas y lágrimas | Francisco Álvaro Ruiz de Guzmán-Moure
 

Avisos legales | redacción@club-caza.com
© club-caza.com 2002/2010
Desarrollo: niwala.com

CDC