¿Es necesario movilizar a los cazadores andaluces de nuevo?

Carlos Andrade

 

En la reunión del pasado 31 de mayo mantenida por la Asociación de Caza Tartessos en Sanlúcar de Barrameda se llegaron a algunas conclusiones ante la pretendida reforma de la Ley de la Flora y la Fauna Silvestres andaluza. En un principio, los contactos entre Adecaza-Andalucía —nuestro representante— y la Consejería de Medio Ambiente parecían ir por buen camino y existía interés en solucionar los problemas que nos habían creado a los cazadores andaluces… pero desgraciadamente la realidad ha sido bien distinta, pues parece ser que no les interesa normalizar esta situación con nosotros.

Nos comentaron que la transformación por ley de los terrenos libres en zona de caza controlada requiere una normativa compleja y especial y no ven a priori una solución inmediata, por tratarse de un tema de ley muy complicado que necesita su tiempo.

Las conversaciones han sido interrumpidas ante la falta de resultados y el desinterés demostrado por la Administración andaluza en dar soluciones a nuestros problemas. A día de hoy continúan paralizadas en los despachos de la Dirección General del Medio Natural, departamento designado por la Consejería de Medio Ambiente para que afrontase con los cazadores el problema y estableciera mesa de negociación con nosotros. La responsable de esa Consejería y pionera de la actual ley rehuye el enfrentamiento dialogante con nuestra delegación, que le presenta la existencia de un problema social de envergadura que ella misma ha creado con los cazadores andaluces y debe solucionar, evitando y cortando de raíz esta discordia permanente y de incesante malestar creado a millares de cazadores andaluces.

Nos comentaron que la transformación por ley de los terrenos libres en zona de caza controlada requiere una normativa compleja y especial y no ven a priori una solución inmediata, por tratarse de un tema de ley muy complicado que necesita su tiempo. Todo esto se ha convertido en una comedia llena de ficción y de quimeras reiteradas que han provocado el aburrimiento y la interrupción de las negociaciones. Con estos argumentos es imposible mantener diálogos de razonamiento adecuado con estos señores de la Junta de Andalucía.

Estos comentarios fueron facilitados por el señor don Manuel Bravo, gerente de Adecaza-Andalucía, miembro de la mesa negociadora ahora interrumpida, durante la última reunión que tuvo lugar en Sanlúcar de Barrameda a finales de enero pasado, donde nos explicó con luz y taquígrafos la situación de las conversaciones y su estancamiento actual.

Esta actitud que sostiene la Junta de Andalucía ha perturbado considerablemente la sensibilidad de miles de cazadores modestos que esperaban, ilusionados y expectantes, buenas y alentadoras noticias. La decepción ha sido impresionante ante la incapacidad resolutiva de esa Consejería de Medio Ambiente y que nos obliga a pensar, e incluso estamos seguros, que estas adversidades obedecen a tretas políticas malévolas de personajes burocráticos distantes, faltos de ética y profesionalidad para con sus conciudadanos, que le demandan con insistencia la devolución de sus legítimos derechos a cazar en plena libertad, en sus terrenos libres de toda la vida.


Sanlúcar de Barrameda fue la primera ciudad andaluza en la que su Ayuntamiento aprobó en pleno municipal su apoyo incondicional y consensuado con todos los partidos políticos de la ciudad.

La mayoría de nosotros intuíamos que esto podría ocurrir y que nos podríamos encontrar con un muro infranqueable en las negociaciones estando la ley ya en vigor. Lo que está bien claro, y así podemos creerlo, es que se están pasando la pelota unos a otros, entre Medio Ambiente y la Federación Andaluza de Caza, y nosotros en medio como auténticas marionetas ilusas y manipuladas, con el solo deseo de conseguir y volver a cazar en nuestros terrenos libres. Terrenos eliminados de un plumazo y convertidos en «zonas de caza controlada», según consta en el artículo 45 de una ley que no es de caza. Ley que sólo debe corresponder su legislatura y guardería al titulo que da su nombre y no meter en el mismo saco a los cazadores. Una autentica barbaridad, donde nada tiene que ver con una correcta ley de caza, en la que para su creación, legislación y puesta en práctica se debe tener en cuenta, con prioridad esmerada, a los cazadores y a todos los estamentos sociales afectados. De las 17 autonomías que componen el estado español, sólo Andalucía carece de ley de caza.

Es evidente que lo que han hecho estos personajes es marear la perdiz para, de esta forma, ir ganando tiempo y, por consiguiente, darnos largas hasta lograr aburrimiento y resignación. Naturalmente esto no lo vamos permitir, no vamos a tirar la toalla, que es lo que pretenden y quieren. Por tanto es necesario continuar luchando, protestando, insistiendo y pidiendo soluciones a nuestros legítimos derechos. Porque es indudable, y así pensamos y no nos equivocamos, que la Federación Andaluza de Caza está a la expectativa y detrás de todo esto, deseando coger los terrenos libres cuando vean que han cesado nuestras protestas, para aprovecharlos y explotarlos a su antojo como todo lo que cae en sus manos.

Harán exactamente igual que con los cotos deportivos: anexionárselos y hacer pagar a los cazadores por sus antiguos terrenos, además de obligarles a sacar las tarjetas federativas que correspondan.

La Federación Andaluza de Caza cobra por cazar en un coto deportivo, si lo encuentras, tanto o igual que uno privado, además de requerirte las tarjetas federativas y los etcéteras que vengan añadidos por estar apuntado como socio federado. Así que de barato y social, nada de nada.

Son muchos los intereses creados. Para ellos lo más importante es que tú pagues lo que te pidan. ¡Ah! Y al igual que los cotos privados, no esperes factura por la tarjeta del coto, que no te la darán. O sea, que estamos en lo mismo. Jamás tendrás defensa jurídica en este tema al carecer de justificante de pago. Si protestas, te echan a la calle: ya llegará otro que te sustituya.

Por lógico razonamiento, presuntamente todo está negociado y pactado entre la Consejería de Medio Ambiente y la Federación Andaluza de Caza, en donde los repartos ya están realizados y firmados, sólo a la espera de salir a la luz pública y ser noticia de un momento a otro, cuando el problema ya no tenga solución.

Debido a todo esto, muchos compañeros de la provincia insisten en que se vuelva nuevamente a las movilizaciones y a manifestarnos por segunda vez. En esta ocasión proponen la ciudad de Cádiz. Para ello sería urgente y necesario comenzar su preparación, emprendiendo campañas reivindicativas donde expresemos nuevamente nuestro malestar, y pregonar por doquier y en voz alta que nos han vuelto a engañar, quedándonos nuevamente aislados, sin derecho a cazar por tercer año consecutivo en nuestros terrenos libres.


La pérdida de flora y fauna de nuestros espacios naturales nos afecta y perjudica, desgraciadamente, a todos por igual.

Por otro lado deberán imponerse denuncias ante la opinión pública y mediática del problema que arrastramos con la Consejería de Medio Ambiente. La propagación y el expansionismo mediático deben llegar al último rincón de Andalucía, haciéndoles saber a todos los cazadores el trato que llevamos sufriendo con estas leyes antisociales y anticonstitucionales que rigen y nos esclavizan y que han hecho desaparecer los últimos reductos de nuestros soberanos y legítimos derechos a la caza.

Otro problema importantísimo y de envergadura está en las manos de nuestros gobernantes andaluces, los mismos que no quieren indagar los trapos sucios y tejemanejes que existen en el mundo de la caza. Nos da la sensación de que no les interesa erradicar esta mafia, sólo se limitan a hacer la vista gorda ante la corrupción y la especulación que existe con los cotos, y en contrapartida, a nosotros nos da la espalda sin atender nuestras demandas sociales.

Este pudrimiento lo encontramos por todas partes, donde cientos de bribones especuladores y mafiosos están a la caza y captura de pobres e ingenuos cazadores para engañarlos y hacerles pagar cantidades importantes y sustanciosas que alcanzan fácilmente cifras espeluznantes, para luego enriquecerse estos tunantes a costa de todos ellos.

Desgraciadamente es cierto: el mundo de la caza mueve incontroladamente monstruosas e importantes cantidades de dinero negro y soterrado, donde la Fiscalía y la Hacienda Pública andaluza deberían perseguir y acosar, en vez de prohibir la caza en los terrenos libres a cuatro jubilados y gente modesta que no hace daño alguno. La Junta de Andalucía debería utilizar parte del aprovechamiento de nuestros terrenos públicos para el beneficio cinegético sostenido y gratuito, donde tengan cabida todos los cazadores, sea cual sea su condición social y económica. Eliminar trabas administrativas y agilizar las demandas de creación de cotos. Justicia, equidad e igualdad de derechos y condiciones entre libres asociaciones de caza y la Federación Andaluza de Caza, para que la creación de cotos deportivos y demás tratos favorezcan a todos en condiciones igualitarias en derechos. Fomentar la creación obligatoria en todos los municipios andaluces de cotos sociales sujetos al pago de la licencia de caza o canon añadido independiente, dando de esta manera ejemplo social y cobertura a los miles de aficionados andaluces que disponen de rentas bajas.

Todas estas reseñas deben ser tenidas muy en cuenta por la Junta de Andalucía. Deberán poner en marcha inmediata un cambio en la legislación con la derogación de la ley actual, aplicándose de forma inmediata soluciones a esta vergonzosa situación que la Junta de Andalucía ha provocado, discriminando a tantos miles de cazadores andaluces.

Desde aquí hacemos un llamamiento a todos nuestros enlaces provinciales andaluces para que soliciten ayuda de consenso a los diferentes partidos políticos en los ayuntamientos, para que hostiguen a la Junta de Andalucía con escritos de adhesión hacia nosotros, solicitando el rechazo de la Ley de la Flora y la Fauna y la inmediata socialización, devolución de terrenos libres, socialización de cotos y derecho a la caza en nuestra tierra.

Analizadas estas situaciones, y lejos de soluciones que nos niega la Consejería de Medio Ambiente, juntos hemos emprendido una lucha que reivindica los derechos del cazador.

Sanlúcar de Barrameda fue la primera ciudad andaluza en la que su Ayuntamiento aprobó en pleno municipal, en fecha 29 de noviembre de 2004, su apoyo incondicional y consensuado con todos los partidos políticos de la ciudad. Solicitando posteriormente a la Junta de Andalucía que los terrenos libres, cotos sociales y socialización de la caza en Andalucía se restableciera nuevamente para bien y disfrute de todos los andaluces.

Por la parte que a nuestra Asociación de Caza Tartessos concierne, y el motivo por la que ésta se creó al igual que otras en la provincia, era y es expresamente para este fin: trabajar y combatir todos unidos contra las injusticias y adversidades sociales e intentar lograr con nuestros propios y escasos recursos económicos, y a través de nuestras propias iniciativas de lucha, recuperar nuestros derechos sociales. Hoy día continuamos en lucha por la derogación de la Ley de la Flora y Fauna Silvestre y contra todas las imposiciones legales y antisociales que nuestros propios gobernantes andaluces nos han impuesto, despreciando lo más sagrado, que es la voz del pueblo manifestándose por las calles de Sevilla. Han saqueado nuestros derechos al imponer por decreto nuevas leyes anticaza, graves y odiosas presiones ecologistas sin fundamento que predican normas excesivamente proteccionistas, desequilibradas, irracionales y absurdas contra los cazadores. Además del vergonzoso agravante de sufragarse las subvenciones a programas ecologistas y medioambientales con nuestros propios impuestos, obteniendo a cambio sólo un descrédito detestable y cruel hacia el honrado y modesto cazador.

Los personajes que se hacen llamar ecologistas han situado al cazador ante la opinión pública como el mayor depredador natural, irracional, miserable, despreciable y criminal, que destruye y mata en el campo todo lo que encuentra a su paso. Nos persiguen, odian y acosan mediáticamante. Nos hacen responsables ante cualquier catástrofe medioambiental, como pueden ser los incendios forestales, y en donde nos sitúan siempre detrás de ellos. Todos sabemos que la realidad es totalmente opuesta y diferente. La pérdida de flora y fauna de nuestros espacios naturales nos afecta y perjudica, desgraciadamente, a todos por igual.

El cazador es amante de la naturaleza, vigila su ecosistema y sostiene su equilibrio, respeta leyes y acata fielmente las órdenes de veda. Cuida, repobla, reforesta y profesa una caza equilibrada y sostenible con entusiasmo hacia su entorno natural, y sobre todo y más importante, se siente identificado y respetuoso con el medio. Es tanto o mayor protector natural que los propios personajes que se hacen llamar ecologistas.

Debemos entre todos poner fin a este San Benito que nos han colocado, para que la figura del cazador moderno y educado sea respetada y colocada en el lugar que le corresponde dentro de la sociedad, y no maltratado y desprestigiado por una caterva de ecologistas oportunistas que llevan el odio en sus entrañas.


Queremos una ley de caza justa, en la que todos los cazadores andaluces tengamos cabida en igualdad de derechos

Se oyeron muchos comentarios acerca de que altos cargos de la Junta de Andalucía estaban empecinados en hacer desaparecer a miles de cazadores, y naturalmente esto recaería en los más desgraciados económicamente, o sea, los modestos. La fórmula empleada no falló: la ley actual. Y lo han conseguido; ¿cómo? pues desde el poder, ese poder en el que nosotros mismos los colocamos y que por imperativo legal o por desprecio hacia todos nosotros, aquellos que le dimos nuestro voto y confianza, nos repudian y nos neutralizan del campo andaluz al despojarnos de nuestros terrenos libres; últimas migajas que nos quedaba de nuestros derechos, llamémosles, constitucionales.

¿Dónde está la perversa y verdadera razón social de los problemas que nos han creado? ¿Lo sabemos? Jamás llegamos siquiera a pensar que, con el cambio de régimen totalitario a la democracia, la Andalucía autónoma y socialista discriminaría con tanto rencor excesivo a los modestos cazadores, llevándolos hasta estos extremos, donde los grandes latifundistas y terratenientes serían aliados íntimos de un partido mayoritario de la izquierda socialista que gobierna Andalucía desde hace más de veinte años y que va pregonando a los cuatro vientos solidaridad, entendimiento y soluciones a los demandantes sociales.

Todo es ficción y demagogia dominante. Organizamos con ilusión y entusiasmo una multitudinaria manifestación de cazadores en Sevilla. Padecimos y sufrimos temperaturas altísimas de hasta 46º coincidiendo ese día con una fuerte ola de calor, donde miles de personas de todas las edades, y muchas de ellas de avanzada edad, participaron confiados e ilusionados de que sus terrenos libres de toda la vida les serían devueltos y respetados.

Han pasado diez meses y seguimos esperando una respuesta a nuestras reivindicaciones. Se han reído y mofado descaradamente de todos nosotros, dándonos el silencio como respuesta, sin tener en cuenta el sacrificio de tantos miles de seres humanos que ese 6 de agosto del pasado año recorrimos, regados en sudor, el ardiente asfalto de las calles de Sevilla, clamando por la devolución de nuestros legítimos derechos que la Constitución Española nos otorga y ampara. Como último recurso, esperemos que con la ayuda política y solidaria, este pago despreciable, inhumano y miserable que hemos recibido sirva para animarnos, revivirlo y asociarlo a campañas políticas, donde deberán pagar con creces en las próximas y venideras elecciones. Debemos tener en cuenta, y muy presente a la hora de votar, las injusticias cometidas y las leyes impuestas por decreto a los cazadores andaluces.

Queremos una ley de caza justa, en la que todos los cazadores andaluces tengamos cabida en igualdad de derechos, tal y como da ejemplo y recoge el artículo 14 de nuestra Constitución.

Analizadas estas situaciones, y lejos de soluciones que nos niega la Consejería de Medio Ambiente, juntos hemos emprendido una lucha que reivindica los derechos del cazador. Aportaremos nuestra participación para acabar con esta legislatura andaluza que practica el pensamiento único antisocial y dictatorial. Traba ya histórica, que nos impide disfrutar de la verdadera y autentica justicia social a los problemas creados.

Por último, esperemos que salga de esta reunión de cazadores de Sanlúcar de Barrameda y provincia un entusiasmo plural que retome nuevamente la unión de un importante colectivo que lleve a cabo, ante la Delegación de Medio Ambiente de Cádiz si es necesario, una manifestación multitudinaria que exija a la Junta de Andalucía, y al grito unísono de los concentrados, la devolución urgente de nuestros legítimos derechos.

 

Carlos Andrade
Sanlúcar de Barrameda

 

Comentarios (8)

Sólo Usuarios Registrados
Insertar Comentario

Usa un tono respetuoso y procura que tus comentarios sean relevantes y relacionados con el artículo. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Los comentarios inapropiados o en tono ofensivo podrán ser editados o eliminados.

SI A LA MOVILIZACION, D. CARLOS
LEY
05/06/2006 18:15:52
Desde mi humilde opinion como cazador andaluz y despues de leer lo que ha escrito, creo de interes demostrarle mi apoyo totalmente a lo que ha expuesto,habra que hacer lo que sea necesario para terminar de una vez con esa "altivez y menosprecio" que suele utilizar esos "señores" que en vez de socialistas parecen extremistas preparados para acabar con el colectivo de cazadores pobres. Pero que se preparen aquellos que hacen oidos sordos a los avisos, que cuando vuelvan las elecciones tendremos muy presente quienes nos ayudan y quienes nos hunden. Asi que, digale Vd.,en voz alta y clara a los cazadores lo que tenemos que hacer y a quien hemos de votar, pero por favor digalo claro para que no nos podamos equivocar mas.
Saludos
Señor Carlos tiene usted toda la razón del mundo
mipollo
07/06/2006 18:47:05
Le doy todo mi apoyo desde Almería. Estos socialistas que presumen tanto de buenos y que todo lo arreglan con el diálogo, al final hacen lo que les da la gana. En esta Andalucía donde nadie se atreve a decirles ¡basta ya!...Para mí son más dictadores que Franco con tanto como lo critican y tanto como nos lo recuerdan cada día. Aquí en Almería con más de 30.000 hectáreas de terreno público de todos los andaluces, yo no puedo cazar ni un sólo día en mi provincia a no ser que pague un coto privado o me vaya fuera de Andalucía para poder cazar.
¿Cuándo despertaremos los andaluces para darnos cuenta de lo que tenemos y que no nos engañen más como a niños chicos?
Un Saludo desde Almería.

P.D. A estos socialistas hay que darles donde más les duela a la hora de votar.
ESTO VA CONTRA TODOS LOS CAZADORES ESPAÑOLES
RAFAEL RAMOS
09/06/2006 16:23:19
Hola!
Yo soy cazador madrileño que acaba se leer este articulo, y creo que no es una cosa sólo de los cazadores andaluces, esto atenta contra todos los cazadores en general, porque hace 3 años ha sido Andalucia, pero este año ya están tocando las pelotas con lo de prohibir la caza en los terrenos libres de CLM, luego será Madrid, y sucesivo, para que los de siempre se llenen los bolsillos a través de engaños. Yo por suerte, estoy dentro de una sociedad de cazadores de Madrid, en la que tal y como está el mercado no me sale tan caro. Pero he estado muchos años y sigo cazando en los terrenos libres, pero no se si el día de mañána me podre costear el coto (también con engaños) en el que estoy apuntado, ya que con mis 27 años praticamente lo que gano se lo lleva la maldita hipoteca y encima con la subida de los intereses ya verémos. Particularmente, yo nunca he cazado en Andalucia, pero apoyo y me uno a vuestra lucha aunque sea desde Madrid.
Saludos.
Al Sr. Andrade
Cerrojo
17/06/2006 13:21:43
Sr. Carlos Andrade, creo que has escrito un largo artículo en el que mezclas las churras con las merinas, vas de un lado a otro y, cuando se llega al final de su lectura, no se sabe cual es la queja ni lo que pretendes.

Desmenuzándolo, se aprecia una protesta por la desaparición de los terrenos libres, otra por no haber negociado la Administración con algunas asociaciones, aunque al parecer lo hizo con la Federación Andaluza, otra por la influencia de los ecologistas, otra por el deterioro público de la imagen del cazador, otra por ser un Gobierno socialista, (elegido por los andaluces democráticamente), otra porque Hacienda no intervenga, otra por.... para al final no quedar claro lo que estás pidiendo.

La manifestación del año pasado en Sevilla, a primeros de Agosto y con el Gobierno de vacaciones, fue algo así como una penitencia que os impusisteis los cazadores andaluces para hartaros de calor y no conseguir nada.

Ahora lleváis camino de lo mismo, pero en Cádiz. ¿Qué esperáis? ¿Que vuestros gritos de protesta se escuchen desde la sede de la Junta en Sevilla? ¿Que el Gobierno andaluz acuda a Cádiz para atenderos? ¿Y cuándo lo vais a hacer? ¿También en Agosto?

Desgraciadamente creo que eso es como acudir a Mondújar (Granada) y llorar como lo hizo Boabdil el Chico cuando sepultó a su esposa. En aquellos parajes también se pueden sepultar las ilusiones de conseguir que la caza en Andalucía vuelva a ser como era no hace tanto tiempo.

Pero no es eso lo que merecen los cazadores andaluces, aunque no reaccionasen a tiempo y de modo en que no se realizaran los pactos y los cambios que les han llevado a la actual situación. Entiendo que es necesario algo muy difícil de conseguir, y es que haya unión y consenso para actuar, dentro de la más estricta legalidad, de tal modo que la Administración reconsidere su postura. Y siempre dejándole una puerta abierta para que pueda dar marcha atrás o modificar sus planteamientos honrosamente ante el clamor popular si es que se consigue que ese clamor exista y se escuche.

Y no amenacéis con el voto de castigo, porque a la hora de votar la gente no piensa en la caza y eso lo saben perfectamente los políticos. Lo mismo que los ciudadanos votamos sin recordar las anteriores promesas incumplidas.

Os deseo suerte y acierto. Sería bueno que la conquista naciera en Andalucía como la Reconquista terminó en ella.

Saludos.
federacion andaluza de caza y compañia
diego
02/07/2006 23:48:20
Como ya opine en su dia cuando la otra ,manifestacion , me senti vendido por la federacion andaluza de caza a la junta de andalucia y ahora me ratifico en lo mismo , nos estan hutilizando politicamente como moneda de cambio y si ademas tenemos alos anticaza en despachos de la junta con buenos sillones , pues ya esta todo hecho , por favor un partido politico YA de los cazadores y para los cazadores y que degen ya de manipularnos como les va viniendo bien.Saludos.Diego.
SI A LA MOVILIZACIÓN Y MAS PROPUESTAS
codorzal
11/08/2006 13:18:06
Muy de acuerdo con el Sr.Andrade. Es una vergüenza para los andaluces su Consejería de Medio Ambiente, no sólo en lo que se refiere a la gestión cinegética, también habría que hablar largo y tendido de otros temas como pesca continental, parques, reforestaciones, etc.

En el tema que nos ocupa, efectivamente se han eliminado de un plumazo a un gran número de aficionados cuyo poder adquisitivo es medio/bajo. En su mayor parte, jubilados que la única ilusión que tenían era el salir con sus perros o sus pájaros de reclamo a las cercanías de sus pueblos, para "echar un rato", aunque la mayoría de las veces lo único que "mataban" era el tiempo. Conozco muchos casos en los que ésta Ley ha sido la puntilla.

Es indignante e inconcebible, aparte de anticonstitucional, lo que estamos soportando los cazadores. Tenemos que ver pasar zorzales, tórtolas y torcaces por encima de nuestras cabezas para que los señores del coto de al lado, con la única separación de una linea (unas veces una alambrada, otras veces una simple linde) tengan "el privilegio" de cazar. También podemos hablar de las codornices que criamos en nuestros campos para que se cacen en cotos de paso en los que se pagan barbaridades por temporada. Esto me recuerda a otros tiempos en que los más humildes sólo podían ser o secretarios o guindaletos de los señoritos. Ya digo, podemos entender una gestión controlada, vedas estrictas, para casos como el conejo que en la mayoría de Andalucía sigue en regresión, ¡¡¡pero para las migratorias!!!?. ESTO NO TIENE SENTIDO.

Yo propongo, que se redactase algún tipo de documento para recoger firmas en contra de ésta medida y distribuirlo por todas las tiendas de caza, armerias, sociedades, etc. y presentarlas donde haga falta. Estoy convencido que casi el 100% de los cazadores lo firmarían. Y que siempre habrá gente dispuesta a colaborar en la distribución por su zona.

Hay que darle más difusión a éste abuso. Otra propuesta sería llamar al programa de El Público de Canal Sur Radio, dirigido por Jesús Vigorra, (creo que todo el mundo lo conoce)para dar nuestras quejas, hasta saturar las líneas de teléfono y dejar mensajes en los contestadores hasta saturarlos, para por lo menos hacer público el problema.

Cuando salió esta Ley escribí en la página de la Junta de Andalucía en sugerencias criticando ésta acción y les preguntaba a nuestros señores gobernantes que si tendríamos que votar a otros partidos para que se tomasen medidas mas populares.

PD. Sí este documento existe o hay alguna dirección de correo electrónico donde adherirse, les ruego lo hagan público.

Un saludo de otro cazador que se siente humillado por la Junta de Andalucía.
UNIDOS CONTRA LA JUNTA DE ANDALUCIA
alcaravan
13/08/2006 23:24:39
Los cazadores estamos unidos en contra de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. La Ley de Flora y Fauna Silvestres, vulnera el artículo 45 de la Constitución Española que dice: Medio Ambiente y Calidad de vida para todos los españoles. Derecho y disfrute de un medio ambiente adecuado para el disfrute de las personas etc. Esta ley te roba el derecho y los gobernantes andaluces lo manejan con antojo imperativo. Por eso continuamos en lucha.

Vamos entre todos a emprender en breve una recogida de firmas por todo el territorio andaluz pidiendo la derogación de esta ley que discrimina a los pobres de los ricos.

Iniciemos entre todos a partir de ahora los contactos oportunos con Adecaza Andalucía (Sede en Carmona (Sevilla).

codorzal, punto de información
alcaravan
14/08/2006 0:07:08
http://www.adecaza-andalucia.com/DatosEntidad.html

 

Leer más

Navegación
Ir al índice
Artículo siguiente: Resultados del Programa FEDENCA de anillamiento de codornices | Equipo UdL-UB
Artículo anterior: Corzos y atropellos: qué hacer para evitarlos | Asociación del Corzo Español
Artículos relacionados con 'Legislación'
El bosque de Sherwood | Pardal
¿Quién defiende a los cazadores en la UE? | Víctor Mascarell
El Perro de Rehala, animal doméstico de compañía | Asociación Española de Rehalas
Efecto negativo de la Ley de Caza andaluza | José Carlos Taviel
Nuevos cotos en Castilla y León | José Luis Garrido
Los Espacios Naturales Protegidos y la Caza | Santiago Segovia
¿Quién se beneficia de la Ley de Caza andaluza? | José Carlos Taviel
La FAC y el Reglamento de Caza | Manuel Bravo
Reglamento de Caza de Andalucía: nuevas objeciones | Miguel Páez
Apertura de la temporada en Castilla - La Mancha | Mariano López Peñuelo
Me alegra el Anteproyecto de ley del Patrimonio Natural y la Biodiversidad, y me preocupa su relación con la Caza y la Pesca. | Víctor Mascarell
La Caza, una cuestión de voluntades y competencias, su defensa | Víctor Mascarell
A la Real Federación Española de Caza | José Carlos Taviel
Cierre de cotos por veneno | Varios Autores
Las especies de caza también son un patrimonio natural | Víctor Mascarell
Ley de Patrimonio Natural | Alonso Sáchez Gascón
Cargarse la caza de un plumazo | Paco Bastida
Las claves de la señalización cinegética | Víctor Manteca
Si quiere cazar en toda España, ya sabe: haga acopio de permisos | Julio Molina
Irregularidades con la licencia de caza | Víctor Manteca
Carta abierta al Defensor del Pueblo de Andalucía | José Aguilocho
¿Cómo importo un trofeo? | Israel H. Tabernero
Por encima del Defensor del Pueblo | Santiago Segovia
Titulares de coto, ¿siempre culpables? | Luz Alonso
¿De quién es la caza? | Antonio de Palma Villalón
Causas de exoneración | Antonio de Palma Villalón
Ecología moderna | Antonio de Palma Villalón
La PAC y la nueva reforma que se avecina | Jesús Llorente
El transporte de la caza | Antonio de Palma Villalón
Normas para el uso de armas | Antonio de Palma Villalón
Caza y celo | Antonio de Palma Villalón
Iluminación nocturna | Antonio de Palma Villalón
Situación jurídica actual de la caza con arco | Antonio de Palma Villalón
Incendios forestales | Antonio de Palma Villalón
Comederos y bebederos | Antonio de Palma Villalón
El comiso de las armas | Cristina Sualdea Barrio
Daños contra el patrimonio cinegético | Cristina Sualdea Barrio
Los terrenos libres en la Ley del Patrimonio Cinegético | UNAC
Contaminación humana | Antonio De Palma Villalón
Cuestión de linderos | Cristina Sualdea Barrio
Cazar ya es europeo | Santiago Ballesteros
Esperas equivocadas | Luz Alonso
Entidades de Custodia para el Patrimonio Cinegético | Víctor Mascarell
Exculpado por ser coto de caza menor | Luz Alonso
El contrato del coto | Jorge Bernad
Un voto para la esperanza | Ángel Vidal
Furtivismo | Luz Alonso
El zorro de Gongolaz | Félix J. Ruiz Marfany
Preparadas las aves acuáticas de reclamo | Salvador Barberá
Así influyen nuestros plaguicidas en nuestras especies | Jesús Llorente
Zorzales: A vueltas con la práctica del ‘parany’ | Ramiro Lapeña
¿Cómo será el próximo Reglamento de Armas? | Luis Pérez de León
Majestad… ¡SOCORRO! | Luis Pérez de León
¿Por qué los cotos siguen haciendo planes de caza? | Víctor Mascarell
Una ley de caza «apta para todos los públicos» | ADECAPGAZTEAK
Jaque mate a la caza en el Alto Tajo | José Rubén de Vicente
Accidentes provocados por especies cinegéticas | M.A.R.
La Licencia de Caza: negando la mayor | Federación de Caza de Castilla y León
Entidades colaboradoras de la Ley de Caza de Canarias | Juan Miguel Sánchez Roig
Licencia Interautonómica - Examen del Cazador | José Luis Garrido
Una licencia interautonómica para unos pocos | UNAC
 

Avisos legales | redacción@club-caza.com
© club-caza.com 2002/2010
Desarrollo: niwala.com

CDC