Los zorzales y sus cambios

Aunque este año parece que han venido más zorzales que los anteriores hasta nuestra península, estoy notando cierta alarma entre algunos cazadores, debido a que no hacen —salvo en algunas zonas— tan buenas perchas de ellos como las que hacían antaño. Incluso empiezan a decir que ésto se puede deber a una excesiva presión cinegética sobre la especie, una presión que posiblemente haya bajado la población de zorzales en Europa de forma considerable.

Rayón | 01/02/2006

66291 lecturas

Pues bien, después de leer y escuchar sobre el tema lo que han escrito y dicho algunas personas que llevan años haciendo estudios sobre el zorzal y censando la población europea del mismo, les tengo que decir que no hay motivo por el que preocuparse o alarmarse ya que, según dicen, sólo se abaten anualmente en todo el continente europeo unos 40 millones de zorzales, una cantidad que incluso se podía aumentar sin que hubiera problema alguno de cara a su conservación, pues no hace mucho había censada una población europea que rondaba entre los 300 y 500 millones de individuos de esta especie, algo que asegura una más que aceptable conservación de la misma.

Lo que sí parece estar claro para todos es que en los últimos años han viajado desde las zonas más frías de nuestro continente hasta España menos zorzales que antaño, pero pienso que ésto no se debe a una excesiva presión cinegética sobre la especie, tanto en nuestra geografía como fuera de ella. A lo que sí creo que se puede deber es al cambio climático o aumento de la temperatura que estos últimos años se ha notado en toda Europa. O a lo que es lo mismo, al cambio de paisaje que durante los últimos inviernos reina de los Pirineos hacia el norte del continente europeo, que es mucho menos blanco que antaño.

Todavía hay cazadores que piensan que el zorzal viene cuando hace frío aquí, y no es así. El zorzal empieza a venir cuando de los Pirineos hacia arriba empieza a hacerlo, sobre todo cuando el suelo de esos sitios desde donde viene se cubre de hielo y nieve, cuando en la Europa más fría no encuentra comida debido a esas nevadas que la cubren. Algo que últimamente dicen que no está ocurriendo con la misma intensidad de hace unos cuantos años.

El zorzal, según tengo entendido, empieza a entrar a España en mayor cuantía después de mediados de octubre, casi a finales de ese mes. Aunque a veces es caprichoso y desconcertante a la hora de hacerlo y se salta todo tipo de predicciones hechas sobre su pasa.

El problema por el que no se hacen tan buenas perchas de zorzales como antaño se debe a ciertos cambios en algunas de las costumbres de estos pájaros por motivos de supervivencia y alimentación.

Por otro lado está su distribución cuando entra en nuestra Península, que también a veces llega a ser caprichosa y sorprendente, ya que en zonas donde se espera una presencia masiva de ellos, por razones de comida u otras causas, no la hay, mientras que en otras donde no se espera, la hay. De ahí que con el zorzal, aunque a veces acertemos, en la mayoría de los casos nos podemos equivocar o sorprender por hacer lo contrario a lo que esperamos que haga.

Decía que su distribución en nuestra Península, cuando llega, puede ser caprichosa, porque este año sin ir más lejos parece que lo ha sido. Al menos eso es lo que a mí personalmente me parece después de haber leído lo que bastantes cazadores de diversas comunidades autónomas han escrito en el foro de un portal de caza sobre el tema de los zorzales, concretamente en el foro de club-caza.com, pues a través de lo que ellos han ido diciendo he podido saber que mientras en unas zonas de nuestra geografía se están haciendo muy buenas perchas, como puede ser en algunas de la Comunidad Valenciana, Catalana, en otras de Castilla-La Mancha y en la parte más baja u occidental de Andalucía, en otras donde siempre se han hecho buenas tiradas, este año las que hasta ahora se van haciendo son muy escasas, pues según comentan han llegado pocos hasta ellas. Por ejemplo en Jaén, una provincia donde siempre se han hecho grandes tiradas de zorzal, este año no se hacen, algo que dicen se debe a que el año pasado las grandes heladas que azotaron esa provincia «quemaron» casi cinco millones de olivos y, que debido a esto, no hay aceituna y, por tanto, tampoco zorzales. Pero yo con eso no estoy del todo de acuerdo, porque en realidad esos olivos no los «quemaron» los fríos por toda la provincia, donde se «quemaron» fue por la zona más sureña de ella, por la más cercana a Granada, pero por la zona más al norte quedaron intactos. Los cientos de miles de olivos que hay en la zona de Jaén que pega a Sierra Morena, que son los que vemos o dejamos a la derecha de la autovía A-4 cuando bajamos desde Madrid hacia Sevilla, no se «quemaron».

Pero es que además hay otra cosa en los zorzales en ciertas zonas de nuestra geografía que nos puede sorprender. En una zona de las más emblemáticas y tradicionales en cuanto a buenas tiradas de zorzal se refiere, concretamente en la franja de terreno de las estribaciones de Sierra Morena de Jaén que pega a los olivares desde Despeñaperros hasta la provincia de Córdoba, este año las perchas que se han podido hacer hasta ahora han sido muy pobres. Pero no porque no los haya, como hay quien dice por haberlos observado sólo en los pasos y no en la sierra y en los olivares, pues haberlos los hay en una cantidad bastante aceptable tanto en el olivar como en la sierra, algo que he podido comprobar con mis propios ojos.

El problema por el que en esa zona no se hacen tan buenas perchas de zorzales como antaño, yo creo que más que a otra cosa, se debe a ciertos cambios en algunas de las costumbres de estos pájaros por motivos de supervivencia y alimentación.

Lo que he notado en esa zona que antes citaba es que, aún habiendo una aceptable presencia de zorzales como la que hay, no se ven como se veían antes por la mañana y a última hora de la tarde pasando de la sierra a los olivares y al revés por esos pasos tradicionales donde se hacían tan buenas perchas de ellos, lo que me ha hecho pensar que lo que puede estar ocurriendo con el zorzal es que le estamos haciendo cambiar sus costumbres, tanto de desplazamientos de dormideros a comederos —por la cantidad de tiros que les soltamos en los pasos— como de alimentación por los cambios habidos en el sistema de cultivo del olivar y en el de la recogida de la aceituna.

Antaño, cuando el zorzal llegaba —que lo hacía en grandes cantidades— a esa zona de Sierra Morena de la que antes les hablaba, como la aceituna estaba todavía muy inmadura, es decir, muy verde, lo que hacía era asentarse en la sierra y alimentarse de las pequeñas bayas silvestres que normalmente maduran antes que la aceituna. Por otro lado, si las lluvias de otoño habían sido bondadosas con la tierra, buscaban en ella esos bichejos que tanto les gustan. Yo recuerdo que para saber si habían llegado ya los zorzales a la sierra no me hacía falta verlos, pues con observar la parte baja de los lentiscos y otros arbustos o matojos tenía bastante, ya que rápidamente se veía toda la hojarasca de ellos levantada o escarbada por los zorzales buscando bichejos. Esa era la señal inequívoca de su llegada y presencia en la zona. Aunque, en cuanto la aceituna empezaba a madurar, lo que hacían era desplazarse desde la sierra a los olivares todas las mañanas en busca de ese preciado fruto.

También había otra cosa, y es que el año que llegaba el zorzal a esa sierra y no había bayas silvestres —como puede ser la «granilla» de los lentiscos— ni bicheo por falta de lluvias, el zorzal dejaba de verse por la zona, pues se desplazaba a otras buscando comida. Pero claro, como la aceituna es un verdadero manjar para esta especie, al poco tiempo de haberse marchado de esa sierra por falta de comida, y en cuanto maduraba la aceituna, lo que hacía era volver y asentarse de nuevo allí. Y entonces era cuando verdaderamente se empezaban a hacer tan buenas perchas de ellos en los pasos, pues todas las mañanas volaban a montones desde sus dormideros de la sierra hacia los olivares a comer aceitunas durante el día y, cuando llegaba la tarde, desde los olivares hacia sus dormideros de la sierra, que es donde —entre el monte, más resguardados del frío y de los depredadores— les gusta dormir.

Y yo pienso —que no aseguro— que debido a los muchos tiros que reciben en esos pasos de mañana y tarde, a los zorzales les hemos hecho cambiar la costumbre de «viajar» de un sitio a otro, pues ahora he podido observar que durante el día la sierra está llena de ellos, algo que antes no era así en esa zona debido a que la mayoría del día lo pasaban en los olivares comiendo aceituna. Este año, sin ir mas lejos, en la zona oriental de Sierra Morena hay tantos zorzales como podía haber antes cuando se hacían tan buenas perchas en los pasos, pero no salen de ella, allí duermen y comen del bicheo y de las pequeñas bayas silvestres. Los zorzales por esa zona cada vez son más sedentarios, cada vez les cuesta más hacer desplazamientos, algo que pienso se puede deber a la cantidad de tiros que se le sueltan en cuanto levantan vuelo y «viajan» un poquito. A eso es a lo que pienso se debe ese acusado sedentarismo que presentan últimamente pues, al no ser nada tontos, creo que se deben haber dado cuenta de que en esos pasos es donde más presión reciben y, por tanto, donde más peligro corre su integridad.

Lo mismo que hay zorzales que no se mueven de la sierra en todo el día, también he podido observar que durante el tiempo que está la aceituna madura en el árbol los hay que no se mueven de los olivares.

No hace demasiado, en unos de mis escritos, decía que los animales desarrollan su instinto de supervivencia ante los humanos de acuerdo a la presión que reciben de éstos, y que huyen no solamente de la presión de los humanos, sino también de aquellos lugares donde la reciben con mayor frecuencia. Entonces recuerdo que puse como ejemplo el comportamiento de las palomas torcaces que vemos en los parques de Madrid, las cuales, cuando están en ellos, casi se dejan coger por los niños, mientras que esas mismas torcaces, cuando dejan la ciudad y vuelan hacia los cultivos de cereal de los pueblos de los alrededores —donde sí que en la media veda reciben presión por parte de los cazadores— se vuelven esquivas hasta más no poder con los humanos, no dejando que nadie se les acerque a una distancia considerable. Incluso sus vuelos, cuando volvían de los campos de cereal de esos pueblos hacia los parques de Madrid, cambiaban, volviéndose más bajos y serenos en cuanto cruzaban la M-40 y se veían sobrevolando los tejados y terrazas de los edificios de esta ciudad por sentirse ya seguras. Lo mismo que decía del jabalí de los montes del Pardo, que siendo un animal montaraz y de lo más esquivo que hay con los humanos, llegaban a comer a las terrazas de los bares de ese pueblo cuando aún estaba la gente sentada en ellas. Algo que cambiaría mucho si a esos jabalís alguien le soltara en esas terrazas los mismos tiros que se les sueltan a los zorzales en los pasos, pues seguro que en ese caso no se acercarían a ellas ni a kilómetros. Lo mismo que si a esas palomas les soltáramos desde las terrazas y tejados de Madrid miles de tiros como a los zorzales en los pasos. Por eso es por lo que pienso que el zorzal deja de desplazarse de los dormideros a comederos y al revés, porque ven que ahí en los pasos es donde pueden perder la vida.

Pero es que además el zorzal en esa zona creo que está cambiando otra costumbre. Para dormir, como más atrás decía, normalmente le gusta el monte para estar más resguardado del frío y depredadores, pero las olivas no han sido nunca muy de su agrado a la hora de dormir, por ser árboles muy abiertos por arriba y cobijarlos poco de las heladas. Pues bien, ahora, lo mismo que hay zorzales que no se mueven de la sierra en todo el día, también he podido observar que durante el tiempo que está la aceituna madura en el árbol los hay que no se mueven de los olivares, incluso ni para buscar dormideros en la sierra donde resguardarse, pues duermen en ellos para así —según creo, que no lo aseguro— no tener que atravesar esas barreras de tiros que les formamos en los pasos.

Aunque también hay quien tiene otra teoría u opinión sobre esto. Algunos cazadores dicen que la falta de zorzales en los pasos se debe más que a otra cosa a que ahora vienen menos alirrojos que antaño, que según ellos eran los que realmente hacían las delicias para el cazador en los pasos, algo que no discuto por no saberlo ni tenerlo lo suficientemente claro.

Yo recuerdo que antaño el zorzal en la zona citada solo lo cazaban «cuatro», mientras que ahora antes de que amanezca hay verdaderas procesiones de cazadores buscando esos pasos mañaneros para esperar a zumbarles tiros. Ahora cualquier zorzal que cruza de la sierra hacia el olivar o viceversa, si no es derribado en los primeros tiros, se lleva un montón de ellos de todos los cazadores que ocupan cada una de las matas de esos pasos que antes comentaba, pues aunque se suban a las nubes y estén fuera de tiro les siguen «zumbando castañazos». Unos «castañazos» que, aunque no los maten, los asustan y espantan más de lo que a veces creemos. Algo que actualmente no solamente hacemos con el zorzal, sino con todas y cada una de las migratorias debido a la falta de otras especies de caza menor que antes abundaban en esas mismas sierras y que a los cazadores nos llamaban más la atención por pensar que valía más la pena gastar un cartucho en ellas que en avecillas tan pequeñas.

Pero es que si a lo anterior le unimos el cambio que ha sufrido el olivar en cuanto a la maduración de la aceituna y a su recogida, podemos ver aún más claros los cambios de costumbres del zorzal y su sedentarismo en esa zona o franja de Sierra Morena.

Ahora, debido a los muchos productos y abonos que se le echan al olivar y a la cantidad de ellos que en esa zona han pasado de ser de secano a regadío, creo que la aceituna se mantiene más tiempo verde en el árbol, por lo que el zorzal no puede comerla tan pronto como antes lo hacía. Pero es que además, no hace más de seis u ocho años, una cosecha de aceituna un poco grande se tardaba en recoger desde primeros de diciembre hasta ya entrado marzo, mientras esa misma cosecha ahora se tarda en recoger —debido a los nuevos sistemas de recogida— un mes o menos, de lo que podemos sacar en conclusión que antes el zorzal se podía alimentar de aceituna durante más de tres meses, que era el tiempo que permanecía madura en los olivares, mientras que ahora la cosa le ha bajado a un tercio o menos de ese tiempo, motivo por el que además de lo anterior, de los muchos tiros que reciben en los pasos y que yo pienso que le hacen «viajar» menos, el tiempo de esos «viajes» —aunque los siguieran haciendo todas las mañanas desde la sierra a los olivares para comer aceitunas— sería mucho menor, de un tercio del de antes, como ya les he comentado. Aunque algunos cazadores dicen que el zorzal, aún habiéndose llevado a cabo la recogida de la aceituna, puede seguir comiéndolas en los olivares, ya que, según ellos, siempre quedan algunas salpicadas, tanto en el árbol como en el suelo. Y esto es verdad, pero ya no es lo mismo para el zorzal que cuando los olivares están llenos del preciado fruto, eso sí que lo tengo clarísimo.

Eso es lo que yo pienso, «aunque doctores tiene la Iglesia» que ya nos irán diciendo otras cosas del tema que, posiblemente, sean más acertadas que las expuestas por mí, ya que mis opiniones son las de un cazador, no las de un científico o consagrado ornitólogo.

 

PD. Este artículo está sacado de algunas de las opiniones que ya expuse sobre el tema de los zorzales el año pasado por ahora en los foros de esta página.

Rayón

10 comentarios
01 feb 2006 11:56
pcecilia
Hola, he leído el artículo y en primer lugar quiero comentar que es agradable ver como la gente se preocupa por la caza y por ciertos tema s sobre los cuales la mayoría de los cazadores sólo hablan de lo que no saben y no se informan. Es un artículo, a mi parecer muy acertado. Bueno a los zorzales, yo soy de Amposta cerca de els Ports de Tortosa i Beseit. Aquí toda la vida el zorzal se había cazado en abundancia de la siguiente manera: al paso por la mañana cuando bajaban del bosque en la sierra a comer a los olivos y después por la tarde también al paso y de subida cuando iban a dormir. Desde hace unos años en nuestro terreno ha habido transformaciones y hay mucha plantación nueva de naranjos. Pues bueno, el zorzal ya no sube ni baja ya que vive fijo en los naranjos que le proporcionan todo lo que necesita: agua, comida y cobijo por la noche ya que resguardan mucho. Y no es que no haya, sino que no se mueven de ahí. La gente que va caminando y cazándolos al salto mata más que los que intentan seguir cazándolos en puesto fijo. En cambio, en los sitios donde no ha habido estas transformaciones, se sigue cazándolos igual. También hay que tener en cuenta la meteorología como bien decía el autor del artículo. Los zorzales cambian de territorio a la más mínima que no se sienten a gusto con las condiciones de cada sitio. Si no tienen agua, van a buscarla, si nieva y hay hielo, se van, si hace viento cambian sus hábitos... Bueno, como decía el autor: zorzales los hay pero hay que adaptarse a sus cambios o conformarse si vienen pocos.
03 feb 2006 01:06
gexteban
Estoy bastante de acuero con lo que has expuesto en tu articulo, aunque añadiría un factor más. En la actualidad puede haber en Andalucía 10 olivos por cada olivo que había hace 10 años.
Esto significa más olivos, menos monte. Al haber más olivos el zorzal que por otro lado yo creo que hay menos que antes por razones obvias,se encuentra mucho más repartido y por lo tanto es más dificil concentrarlo en esos pasos tan buenos que hace solo diez años nos hacían disfrutar tanto. Yo no hablo de barbaridades, hablo de cobrar 20 o 25 zorzales con la ayuda de mi buena perra mora, la cual por desgracia ya no vive.
En los mismos sitios que hace diez años el domingo pasado conseguí cobrar 8 zorzales, una percha respetable aquí en la zona de Montillana (Granada), teniendo en cuenta los tiempos que corren.

La cosa es que hace 10 años cuando la temporada del zorzal en Granada terminaba con febrero bastante avanzado, se tiraba más en los pasos al final, que a primeros de temporada. Eso si, el 85% de los zorzales abatidos eran alirojos. Esa variedad era la que llenaba la percha.
Actualmente donde si se hacen buenas perchas en Granada es en determinadas zonas de olivar no en todas, pero en la modalidad de cazarlos en mano. Hablo de manos de entre 12 y 50 cazadores andando haciendo bolsa. El porque se concentran en tanto numero en unas zonas de olivar y tampoco en otras es una incognita. Yo he escuchado de todo, aunque lo que más me convence es que determinados tipos de aceituna les gusten más que otros.
En fin, para terminar dire que siempre he tenido una duda ¿en que pais y en que epoca cría el zorzal común y alirojo?
La verdad, me encantaría saberlo. Si alguien me pudiera contestar, que lo haga aquí o en mi correo electronico recov_a@yahoo.es

Saludos.
06 feb 2006 20:27
"Grivettes"
Hola Rayon, veo que eres un cazador observador, y un cazador moderno que se hace preguntas. Acabas de tocar un pájaro que me apasiona y un tema que me fascina. la migración. Tengo tordos en casa vivos desde los ocho años, (he cumplido los 50) Puedes comprender que el estudio, la observación, su conducta y su alimentación llenan prácticamente toda mi vida. Soy un enamorado de su canto. Lo imito a la perfección sin la necesidad ni siquiera del histórico reclamo bucal de latón. Es realmente un ave con unos movimientos impredecibles e inimaginables. Tiene un aliado para sus movimientos. El viento, principalmente del norte. Está condicionado como muy bien dices por el alimento y la temperatura. Date cuenta de un detalle. Los primeros zorzales que se abaten suelen llevar el pico sucio de barro. Esto es debido a que es un excelente consumidor de lombrices, babosas, arañas y caracolillos, los que junto con mirlos y charlos busca en los huertos y ribazos a primera hora del día. Luego visitará los olivos. No obstante también abundan los zorzales en zonas de monte, generosos con lentisco, al que acude de igual forma que al olivar. Escribo desde Tarragona. Te cito: durante bastante tiempo salían de los viveros de Alcanar miles de olivos jóvenes con destino al sur de Francia. Turquía, Grecia e Italia, tienen tantos olivos como tenemos en la península y una gran tradición por “il tordi “como lo llaman los italos. De todos es sabido, que últimamente estos aficionados italianos hacían grandes desplazamientos hasta nuestros lares locos por tirar a los zorzales. Te cito: En un pueblo del Maestrazgo (Castellón) cinco cazadores abatieron mas de 1.000 tordos en una jornada. Hay mas de 500 escopetas. Esto fue la 2ª quincena de Noviembre del 2.000 Ese día calculo que se abatieron más de 25.000 zorzales. ¿Es necesario tanta matanza? Pero estas perchas se vienen sucediendo últimamente, en algunas comarcas de Tarragona, Lleida Girona, y Zaragoza. Te cito: Si leyeras las revistas cinegéticas de treinta años atrás, Caza y pesca Trofeo, .Mundo cinegético…..observarías que la oferta de tirar a los zorzales prácticamente no existía. Hoy puedes contar con mas de treinta anuncios de tiradas .También es cierto que hay zonas donde la querencia del zorzal ha sido erradicada posiblemente, por abusos cometidos por esos señores “gestores-especuladores” a cambio de dinero rápido, quemando esos pasos fantásticos y también ese comercio sumergido. Te cito: Las prorrogas, por daños, o cosecha pendiente, en muchos casos no hay tales daños pues la aceituna ya es aceite, lo que pasa es que se concentran los zorzales para aprovechar las aceitunas caídas y que ya no se recogen.. Y hay mas razones que te podía enumerar en otro momento, que me alargo demasiado. Espero haber contribuido un poco con tu entusiasmo de saber más sobre los zorzales. Un saludo.
07 ene 2007 19:30
Lenko
Estoy totalmente deacuerdo con lo comentado por "Grivetttes".

Refiriendome al artículo origen de este "debate", me parece muy bién comentado y muy acertado en sus conclusiones, con las que estoy deacuerdo prácticamente en su totalidad.

Mis felicitaciones al autor del artículo y ojalá las cosas vuelvan a ser como cuando yo empezada a cazar con mi escopeta allá por los años 70 y los zorzalillos solo les tirábamos cuando veníamos de regreso al coche y dábamos por terminada la cacería, entonces y solo entonces les tirábamos, ¡que tiempos aquellos!. En fin, repito mis felicitaciones al autor del artículo.

Saludos.
20 sep 2008 14:09
albi
Veo que te apasiona el zorzal como a mi, vivo en un pueblo pequeño de la provincia de Castellon, y en temporada gran parte de mi tiempo me dedico a observar los zorzales y como no a cazar. Te cuento alguna anecdota, hace 4 años concretamente la noche del 23 de octubre de 2004, sali de casa a las 6 de la tarde, me dirigi a sacar los perros al momento me percate de un pequeño bando de zorzales 4 0 5, sin pasar apenas unos minutos por encima de la plaza del pueblo veo 3 mas, 2, y asi sucesivamente, no era normal, como ya sabreis aqui en Castellon la aficion a la caza en barraca o parany esta muy arraigada. A las 10 de la noche recibo una llamada, ven a ayudarme que esto no es normal, me dirigo a un parany de un muy buen amigo mio,al llegar me percato de que percha pasaba de 250, le pregunte si no tenia bastante, el respondio que si, asi que decidimos parar de cazar y sentarnos a escuchar el espectaculo,ya que era de noche, los "tit" caracteristos se sucedian sin parar, despues decidimos ir a dormir para a la mañana siguiente estar listos para salir con la escopeta, al hacerse de dia los zorzales se veian a miles, la percha fue espectacular, con todo esto quiero decir que en trinta años dedicandome a observar zorzales solo lo he visto una vez, yo creo que zorzales hay muchos pero que los condicionan muchos factores (meteorologia,vientos etc..) y que si no estan en un sitio estan en otro. Pero estan.
07 jun 2009 23:02
TRUSKY
TRUSKY
HOLA A TODOS ESTOY DE ACUERDO CON TODOS VUESTROS COMENTARIOS.PERO CREO QUE OLVIDAIS OTRAS COSAS MUY IMPORTANTES.EL ESCAPE DE RADIOACTIVIDAD DE CHERNOVIL.TODAS LAS BOMBAS TIRADAS EN LAS ZONAS DE YUGOSLAVIA ETC Y COMO NO EL CLIMA.CUANDO EMPECE A CAZAR EN 1984 EN AGOSTO EN CUENCA A LA TORTOLA HACIA UN FRIO QUE PELABA.HACE DOS AÑOS EL24 DE DICIEMBRE ESTABAMOS EN MANGA CORTA.YA NO NIEVA IGUAL QUE HACE 20 AÑOS EN LAS ZONAS DONDE CRIAN Y SI NO HACE FRIO Y ALLÍ TIENEN COMIDA ¿PARA QUE EMIGRAR?RESPECTO ALO QUE DIGO DE CHERNOVIL LEÍ UN ARTICULO QUE DECIA QUE ELCAMPO MAGNETICO DEL CUERPO DE LOS TORDOS POR EL QUE SE GUIAN PARA MIGRAR HABIA CAMBIADO DE POLARIDAD CON LO CUAL CUNDO NIEVA Y LES TAPA LA COMIDA EN LUGAR DE MIGRAR HACIA EL SUR LO HACIAN HACIA EL NORTE DONDE SÓLO HAY NIEVE PERPETUA O SEA HACIA LA MUERTE.YCON TANTAS GERRAS LOS ANIMALES NO PONEN HUEVOS Ó ABANDONAN LOS NIDOS.UN SALUDO A TODOS
28 dic 2009 20:50
bufalovil
Hola Rayón, me parece que lo que comentas se aproxima bastante a la realidad. Yo quería apuntar algunas cosas más, a modo de chascarrillo, sin querer ser demasiado cientifico. Yo también soy cazador de zorzales desde hace al menos 10 años. Antes también, pero al vivir en La Mancha, cazaba mucho más otras especies de caza menor. Pues bien, mi experiencia en la provincia de Castellón, donde vivo, es de lo más diversa. Decir que en general sí se ha producido un descenso en las perchas, con algunos días excepcionales en medio de temporadas bastante mediocres. Estoy absolutamente de acuerdo con que la climatología con la llegada del Otoño influye y mucho, las llamadas últimamente olas de frío, las temperaturas bastante más cálidas hasta ya entrado el invierno, etc, ... Por otro lado, considero otro factor importante la experiencia de los animales de otras temporadas, que a su regreso a los mismos cazaderos adoptan nuevas costumbres en sus desplazamientos a los dormideros y comederos. Mi experiencia en este sentido es bastante amplía, pues cazo en al menos tres zonas distintas de la provincia, y en todas ellas he observado cambios en las costumbres del paso. Al pricipio, una tendencia cada vez mayor ha relizarlo de noche, tanto al amanecer como al anochecer, y ahora recientemente estoy descubriendo que el tordo se mueve más tarde por la mañana en algunos lugares, y busca los dormideros más pronto, a horas no esperadas. El modo como vuela tanto al amanecer como al anochecer también ha cambiado bastante, vuelos rasos e irregulares; incluso vuelos cortos a ras de suelo, buscando que no le veas haciendo del tiro con escopeta algo mucho menos apetecible. Creo que quieren imitar a sus primas las merlas (mirlos). La presión cinegética sobre este animal ha sido tan brutal los últimos años, que se me antoja que si me reencarnara lo último que quisiera ser es tordo.
Por mi parte como cazador que soy, lo que quiere decir que cualquier pieza abatida debe entrañar alguna clase de dificultad, para mi el tordo en puesto cada vez menos es especie que reuna este requisito. Quizás su caza a mano se libre de este sanbenito.
27 abr 2010 17:56
mussol
buenas tardes,yo tambien soy amante de la caza del zorzal y la verdad estoy bastante sorprendido por los conocimientos que teneis del zorzal que yo comparto plenamente,pero tambien tengo que decir que se le ha perdido el respeto(y me incluyo)a este bello animal que tantas horas de satisfaccion nos da, y me explico.Creo que la disminucion de las perchas tambien es debido a la caza indiscriminada que estamos haciendo,y creo que todos somos testigos de aquellos "cazadores" que nunca tienen bastante o mejor dicho no saben decir basta.Se le tira lejos con el consiguiente plomeo del zorzal,para demostrar no se que,se le aprieta demasiado en los dormideros cayendo tordos en las zarzas que no se van a cobrar......etc y todo por esa mala entendida compentencia que nos lleva a alardear en el bar de lo buenos que somos, creo que sinceramente debemos hacer una reflexion sobre cuando hay que decir basta y sobre todo a aquel cmpañero que no repeta estas minimas normas llamarle la atencion aunque se nos critique de falsos ecologistas.un abrazo a todos.
28 feb 2011 17:13
Mery&Chispa
¡Hola amigos cazadores y aficionados andaluces a la caza del zorzal! Soy un gran apasionado a esta caza y os hago este comentario porque como habéis observado, cada año se concentran menos zorzales en nuestra comunidad, Andalucía. Aunque se ven buenas entradas después desaparecen. Es verdad que se ejerce una gran presión cinegética y el cambio climático puede que influya pero creo que el motivo es que al zorzal no se le puede castigar tanto cuando aún están entrando y todavía no están fijos en sus lugares tradicionales, por eso, quizás, busque otras zonas más tranquilas. Por este motivo, me gustaría que entre todos los cazadores o entidades cinegéticas informemos de esto a la Federación Andaluza de Caza y Medioambiente, para que nos modifique el orden de veda de esta especie: En vez de abrir la veda de Noviembre a Enero, que se aplace la apertura al mes de Diciembre, acabando en Febrero, como creo q
28 feb 2011 17:15
Mery&Chispa
¡Hola amigos cazadores y aficionados andaluces a la caza del zorzal! Soy un gran apasionado a esta caza y os hago este comentario porque como habéis observado, cada año se concentran menos zorzales en nuestra comunidad, Andalucía. Aunque se ven buenas entradas después desaparecen. Es verdad que se ejerce una gran presión cinegética y el cambio climático puede que influya pero creo que el motivo es que al zorzal no se le puede castigar tanto cuando aún están entrando y todavía no están fijos en sus lugares tradicionales, por eso, quizás, busque otras zonas más tranquilas. Por este motivo, me gustaría que entre todos los cazadores o entidades cinegéticas informemos de esto a la Federación Andaluza de Caza y Medioambiente, para que nos modifique el orden de veda de esta especie: En vez de abrir la veda de Noviembre a Enero, que se aplace la apertura al mes de Diciembre, acabando en Febrero, como creo que establece nuestra vecina comunidad de Extremadura. Gracias por la atención concedida.

 

Leer más
Artículos relacionados con 'Caza'

¿Es compatible la caza de conejos y becadas?
Miguel F. Soler

Corazón de león
Antonio Mata

Piezas plomeadas, ¿dónde las busco?
Juan Salvador Calzas Prados

Cuando el cazador hace de maestro
Miguel F. Soler

Cada año hay más torcaces
Miguel Ángel Romero

Más +
Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (158255 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (117986 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (102333 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (92592 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (88452 lecturas)