Reglamento de Caza de Andalucía: nuevas objeciones

Miguel Páez

 

El pasado día 13 de septiembre de 2005 tuvo lugar en la sede de la Federación Andaluza de Caza una reunión de carácter extraordinario de la junta directiva de ACACTA (Asociación de criadores y actividades cinegéticas turísticas Andaluzas) a la que acudieron los vocales representantes de varias provincias de nuestra comunidad para intentar hacer llegar a la Consejería de Medio Ambiente un mensaje de alarma por la situación a la que nos somete el Reglamento de Caza que entró en vigor el día 9 de Agosto.

¿Por qué debemos usar la presunción de inocencia con otros cuando no la usan con nosotros?

Según nuestra opinión este reglamento contraviene los principios por los que se rige de “gestión cinegética sostenible” y de “Aprovechamiento cinegético asegurando un desarrollo sostenible en las zonas rurales de Andalucía”, ya que ha desarrollado una reglamentación contraria a la suelta, repoblación y refuerzo de especies cinegéticas y dificultan en exceso la creación de figuras profesionales cinegéticas como escenarios y cotos intensivos que descargan de presión de caza los demás cotos de Andalucía al ofrecer, a un precio asequible para el cazador social, un espacio con caza de calidad, fomentando así el desarrollo de especies cinegéticas libres, amén de reforzar sus poblaciones, que pasan actualmente por un momento muy delicado debido a factores limitantes como son presión cinegética, depredadores, enfermedades como la mixomatosis, etc.

Los asociados de ACACTA creen que es imposible mantener una gestión cinegética sostenible sin el fomento de las repoblaciones, sueltas y refuerzos, ya que las poblaciones de especies cinegéticas silvestres no son suficientes para abastecer la demanda cinegética andaluza. Al igual pensamos que es imprescindible crear figuras intensivas (cotos intensivos) y de práctica de modalidades (escenarios) ya que no hay suficientes cotos en Andalucía para el número de cazadores existentes, lo cual somete a las especies silvestres a una gran presión cinegética.

Muchos cotos de Andalucía, en años de sequía como el que atravesamos, se ven obligados a suspender su actividad cinegética ante la escasez poblacional de especies que, por otro lado, no se puede ver incrementada mediante refuerzos de población ya que el Reglamento impide la suelta de especies cinegéticas durante el periodo hábil de caza. Este hecho sin duda llevará al paro a muchas personas en esta difícil época del año, acarreará grandes pérdidas para las armerías y los gestores cinegéticos, amén de propietarios de fincas que tienen por ingreso principal la renta cinegética, con lo cual el principio de asegurar un desarrollo sostenible se ve seriamente comprometido.

Por otro lado, para asegurar una gestión cinegética sostenible, es imprescindible, en los tiempos que corren, que los gestores cinegéticos puedan reforzar las poblaciones durante el periodo hábil de caza ya que las repoblaciones pueden fallar, o bien las poblaciones se pueden ver mermadas imprevistamente por factores como incendios, lluvias copiosas, excesiva predación, etc.

En las granjas cinegéticas adscritas a nuestra asociación, precisamente por su sistema de cría totalmente natural y estacional, el periodo óptimo de venta de sus especímenes es durante el periodo hábil y específicamente coincidiendo con la veda general ya que, al igual que en las especies libres, es cuando están más desarrolladas y se dan mejores oportunidades de suelta por las condiciones del medio (comida, agua, etc.). Es por esto que nuestros criadores cinegéticos ven correr peligro la continuidad de sus explotaciones que, por ir más allá, se encuentran en zonas rurales que por no tener otra vía de desarrollo han visto en la actividad cinegética una oportunidad de no tener que abandonar su lugar de nacimiento.

Así el reglamento con sus artículos 59, 60 y 61 limita el uso de especies cinegéticas criadas en cautividad a un mes anterior o posterior al periodo hábil o bien a sueltas para caza inmediata en escenarios y cotos intensivos, pero la arbitrariedad de concesión a los que somete el reglamento a estas figuras trae consigo que los mismos sean muy escasos y, por tanto, que sea aun más difícil que podamos dar salida a nuestros animales.

Además de la arbitrariedad para otorgar un escenario o un coto intensivo, cabría destacar que la concesión de un coto intensivo pasa casi un tribunal civil, como si de una actividad nociva para el medio ambiente o contaminante se tratara, ya que hay que pedir permisos a los vecinos, y todas aquellas asociaciones y entidades publicas que lo deseen pueden presentar alegaciones a su concesión (art. 39.3). Aparte de esto, hay que tener en cuenta que en estas dos figuras se puede desarrollar una actividad profesional, lo cual supone inversiones como hoteles y mejoras del medio y en el momento en que la Conserjería estime oportuno se pueden suspender dichos aprovechamientos de un plumazo (art. 41.3 y 45.2.e).

También resaltar el lioso proceso burocrático y administrativo que tenemos que realizar al transportar o soltar especies cinegéticas criadas en cautividad, para descifrarlo nuestra asociación ha tenido que contratar a un equipo de letrados que nos haga un esquema con la reata de permisos y solicitudes que hay que pedir a las distintas Conserjerías.

Por ultimo, y con motivo de acallar las malas interpretaciones que pueda causar este escrito, decir que los asociados de ACACTA tienen un gran compromiso con la calidad genética, sanitaria y cinegética de las especies de caza criadas en cautividad, para lo cual se han puesto a la entera disposición de la Conserjería de Medio Ambiente, sometiéndose a los controles que ésta estime oportunos y eliminado todos aquellos especímenes que pudieran atentar contra la pureza genética de las especies autóctonas y tomando las medidas para evitar riesgos sanitarios.

Es por esto que celebramos que desde la ley de flora y fauna ya se venga citando una regulación especifica para nuestras explotaciones (art. 56.3) que se afianza en este reglamento con la figura de la “calificación de granjas cinegéticas” (art.62.7) para la cual se desarrollara una normativa especifica en la que nuestra asociación espera colaborar. Aunque esto también contribuye a aumentar nuestra confusión puesto que no entendemos que una vez regladas y controladas las granjas pueda ponerse tanto traspié para dar salida, a través de sueltas y repoblaciones, a las especies que albergamos en nuestras instalaciones.

 

Miguel Páez (Secretaría de ACACTA)


 

Asociación de Criadores y Actividades Cinegéticas Turísticas Andaluzas
c/ Carpinteros, nº 16
Archidona (Málaga).
www.acacta.org

 

Comentarios (5)

Sólo Usuarios Registrados
Insertar Comentario

Usa un tono respetuoso y procura que tus comentarios sean relevantes y relacionados con el artículo. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Los comentarios inapropiados o en tono ofensivo podrán ser editados o eliminados.

Reglamento y caza de granja
Japrés
20/09/2005 14:37:17
Según me enseñaron en el campo gestión cinegética sostenible es cazar aquello que sobra en el campo, el excedente de una población, pero nunca me digeron que era saltar perdices para luego cazarlas.

Que se dificulta la suelta de animales granja en el campo, lo veo muy bien. Hoy en día en el campo se suelta lo que uno quiera, cualquier cosa que se te pueda ocurrir. Las granjas cinegéticas, para vender una perdiz por ejemplo, no entregan una garantía genética de dicha perdiz. Además, suelta todo el mudo erdices en el campo. Si este año han criado mal, los domingos compramos 100, las soltamos y ya está. Así es como yo veo funcionar muchos cotos, y creo que esto hay que terminarlo.

Estoy de acuerdo con Usted en que las trabas no deberían ser burocráticas, comosn en la práctica, sino de comprobación sanitaria y genética. Entiendo que todos sus asociados tienen una garantía genética de sus perdices, pero no comenta de donde han sacado el mapa genético de la Alectoris Rufa.

Por supuesto creo que debe de haber cotos intensivos, hay gente que quiere ir y tiene derecho, pero la administración tiene que tomar las medidas necesarias para que el campo español no se convierta en una granja inmensa donde se caza cada día lo que uno esté dispuesto a pagar.

Estoy también de acuerdo con usted en que la repoblación de las especies es necesaria, pero como muy bien dice en su articulo (o al menos es lo que yo he interpretado), cuando se prohibe realizar sueltas es en la época de su caza natural. Está prohibido soltar hoy para cazar mañana. Creo que esto es acertado, siempre que no sea un coto intensivo.

Las pérdidas económicas que usted comenta estoy seguro de que se producirían si la administración a parte de legislar hiciera cumplir dicha ley, pero lo dudo. Al final Don Dinero siempre manda y se seguirán soltando los animales como hasta hoy.

Por último, estoy de acuerdo con usted en que si una granja debe reunir una serie de requisitos, luego no debe de poner trabas para que dicha granja venda su mercancía. Pero primero debe de hacer cumplir esos requisitos, cosa que hoy en día no se hace.

Quiero comentarle que no estoy en contra de las granjas serias, como parecen ser las de su asociación, pero pienso que hay mucha granja que no hace las cosas como debe y otras muchas ilegales. Si este reglamento sirve para poner a cada uno en su lugar, no dudo de que sus asociados acabar´na ganando.

Un saludo.
Uniros a los cazadores en lucha, estais a tiempo
alcaravan
22/09/2005 0:37:28
Si os hubiseis unido a los cazadores en lucha contra esta ley de flora y fauna, otro gallo cantaría. Os habeis limitado a observar sin intervenir ni ayudar a solucionar los problemas que actualmente tenemos y encima ahora os quejais con la maza del Reglamento de Ordenación de la Caza. ¿Que os creíais? ¿Os iban a respeta? Estos no respetan ni dejan vivir a nadie.

Nosotros los cazadores andaluces pedimos ayuda a todas las instituciones sociales y no nos hicieron caso, empezando por ASAJA ANDALUCIA que ni siquiera se molestó en contestar a nuestros escritos. Ahora os ha tocado a vosotros, mejor dicho a vuestros bolsillos y empezais a quejaros, normal.

Esta ley fue rechazada varias veces antes de negociarse, pero como en la Consejería de Medio Ambiente existe en vez de sensatez un manto de verde prado y el golf como deporte ecológico practicado por cuatro gavilanes y un ejercito de alimañas. Los mismos que se salieron con la suya. ¿Y porqué? porque están en el poder y hacen lo que quieren, nos guste o no. Es vergonzoso, cierto, pero es así y mientras estén ahí habrá que hacer y cumplir todo lo que a estos criadores de alimañas les venga en gana, y eso es lo que hay, purgar y purgar y en las proximas elecciones se verá.

Saludos
caza en Andalucia y resto de España
manolico
27/09/2005 21:27:25
Como vds saben no llueve desde hace 2primaveras, primavera muy lluviosa por cierto, q trajo consigo una media veda sensacional en lo q a caza se refiere, desde entonces, sequía por doquier, incendios en toda España, y yo pienso una cosa, y es q el culpable de todo eso es ZAPATERO(Mr been), pués su entrada en el poder coincidió con el final de las lluvias y el principio de los incendios.....SOLO CATASTROFES EN ESA PIEL DE TORO Q ES ESPAÑA, Q EL TIO ÉSTE SE HA ENCABEZONAO EN DESTROZARLA...
MUCHO ANIMO Q YA QUEDAN SOLO DOS AÑOS Y MEDIO DE SEQUIA Y CATASTROFES EN ESPAÑA
Reglamento y caza de granja
marvisa
28/09/2005 23:16:58
Estoy deacuerdo con el Señor alcaravan, a la hora de la verdad hechasteis el culo atras y ahora quiereis revocar la nueva ley, pues ya no tiene solucion SEÑORES DE LA FEDERACION, nunca me habeis sido de mi confianza y nunca loseris la verdad y esque muy bueno suldos pero no la federacion hace poco por lo intereses de los cazadores Andaluces y encima para darles mas pies a estos señores tambien piden ustedes el atraso de la veda hasta el 23 de octubre VENGA YA...........
Amigo Japres
Rafalin
29/09/2005 21:55:09
Como siempre insetas un comentario razonado y sensato.
Lo cierto es queen mi corta experiencia como cazador, pero mas larga como amigo del campo, vengo observando lo siguiente:
Que la caza que era una afición de algunos, y hasta una necesidad de otros se ha convertido en un refugio de matarifes, que salen el fin de semana, con el objetivo de cobrar una percha inmensa o un trofeo homologado.
De esa maldita moda, se aprovechan una serie de terratenientes de la Caza que se dedican a cebar especies antaño silvestres, para engordar el tamaño de sus colmillos, o el número de puntas de sus cuernas, para, acompañados de un sirviente, abatirlas con armaspropias del siglo venidero.
La caza en cotos sociales viene a menos, en gran parte por la sobreexplotación y el furtivisnmo que han practicado sus socios.
Finalmente yo me resisto a llamarle caza a lo que se practica tras un parapeto, con un machaca que te carga una escopeta, mientras unos cuantos trabajadores levantan unos animales griados con criterios industriales.
Eso tiene otro nombre " MATANZA"
por otra parte solo puedo felicitar a esos criadores de caza, si los hay, que de verdad velan por la pureza y calidad de nuestra herencia genetica.
Un cordial saludo
Rafalín.

 

Leer más

Navegación
Ir al índice
Artículo siguiente: Ecologismo y lobos en Soria | Santiago Segovia
Artículo anterior: Sobre terrorismo cinegético | Rafael M. Barrachina
Artículos relacionados con 'Legislación'
El bosque de Sherwood | Pardal
¿Quién defiende a los cazadores en la UE? | Víctor Mascarell
El Perro de Rehala, animal doméstico de compañía | Asociación Española de Rehalas
Efecto negativo de la Ley de Caza andaluza | José Carlos Taviel
Nuevos cotos en Castilla y León | José Luis Garrido
Los Espacios Naturales Protegidos y la Caza | Santiago Segovia
¿Quién se beneficia de la Ley de Caza andaluza? | José Carlos Taviel
La FAC y el Reglamento de Caza | Manuel Bravo
Apertura de la temporada en Castilla - La Mancha | Mariano López Peñuelo
Me alegra el Anteproyecto de ley del Patrimonio Natural y la Biodiversidad, y me preocupa su relación con la Caza y la Pesca. | Víctor Mascarell
¿Es necesario movilizar a los cazadores andaluces de nuevo? | Carlos Andrade
La Caza, una cuestión de voluntades y competencias, su defensa | Víctor Mascarell
A la Real Federación Española de Caza | José Carlos Taviel
Cierre de cotos por veneno | Varios Autores
Las especies de caza también son un patrimonio natural | Víctor Mascarell
Ley de Patrimonio Natural | Alonso Sáchez Gascón
Cargarse la caza de un plumazo | Paco Bastida
Las claves de la señalización cinegética | Víctor Manteca
Si quiere cazar en toda España, ya sabe: haga acopio de permisos | Julio Molina
Irregularidades con la licencia de caza | Víctor Manteca
Carta abierta al Defensor del Pueblo de Andalucía | José Aguilocho
¿Cómo importo un trofeo? | Israel H. Tabernero
Por encima del Defensor del Pueblo | Santiago Segovia
Titulares de coto, ¿siempre culpables? | Luz Alonso
¿De quién es la caza? | Antonio de Palma Villalón
Causas de exoneración | Antonio de Palma Villalón
Ecología moderna | Antonio de Palma Villalón
La PAC y la nueva reforma que se avecina | Jesús Llorente
El transporte de la caza | Antonio de Palma Villalón
Normas para el uso de armas | Antonio de Palma Villalón
Caza y celo | Antonio de Palma Villalón
Iluminación nocturna | Antonio de Palma Villalón
Situación jurídica actual de la caza con arco | Antonio de Palma Villalón
Incendios forestales | Antonio de Palma Villalón
Comederos y bebederos | Antonio de Palma Villalón
El comiso de las armas | Cristina Sualdea Barrio
Daños contra el patrimonio cinegético | Cristina Sualdea Barrio
Los terrenos libres en la Ley del Patrimonio Cinegético | UNAC
Contaminación humana | Antonio De Palma Villalón
Cuestión de linderos | Cristina Sualdea Barrio
Cazar ya es europeo | Santiago Ballesteros
Esperas equivocadas | Luz Alonso
Entidades de Custodia para el Patrimonio Cinegético | Víctor Mascarell
Exculpado por ser coto de caza menor | Luz Alonso
El contrato del coto | Jorge Bernad
Un voto para la esperanza | Ángel Vidal
Furtivismo | Luz Alonso
El zorro de Gongolaz | Félix J. Ruiz Marfany
Preparadas las aves acuáticas de reclamo | Salvador Barberá
Así influyen nuestros plaguicidas en nuestras especies | Jesús Llorente
Zorzales: A vueltas con la práctica del ‘parany’ | Ramiro Lapeña
¿Cómo será el próximo Reglamento de Armas? | Luis Pérez de León
Majestad… ¡SOCORRO! | Luis Pérez de León
¿Por qué los cotos siguen haciendo planes de caza? | Víctor Mascarell
Una ley de caza «apta para todos los públicos» | ADECAPGAZTEAK
Jaque mate a la caza en el Alto Tajo | José Rubén de Vicente
Accidentes provocados por especies cinegéticas | M.A.R.
La Licencia de Caza: negando la mayor | Federación de Caza de Castilla y León
Entidades colaboradoras de la Ley de Caza de Canarias | Juan Miguel Sánchez Roig
Licencia Interautonómica - Examen del Cazador | José Luis Garrido
Una licencia interautonómica para unos pocos | UNAC
 

Avisos legales | redacción@club-caza.com
© club-caza.com 2002/2010
Desarrollo: niwala.com

CDC