El reclamo y los pollitos de perdiz

Nuestra desmesurada afición al reclamo abarca innumerables facetas, todas ellas altamente atrayentes para el apasionado jaulero, que llevado por su celo permanente le lleva a saborear y disfrutar de cada una de ellas a lo largo del año.

Manuel Romero | 01/07/2005

54539 lecturas

Es por esta época cuando, en nuestras visitas periódicas al campo, nos sorprende el bandillo de perdigones recién nacidos y las estratagemas de despiste que sigue la perdiz para intentar convencernos que está malherida, para así llamar nuestra atención y pueda poner a salvo a su desvalida tropa.

Cuando el calor veraniego aprieta, ya que el sol impone su justicia, los bandillos se dirigen al lugar que tengan como abrevadero para saciar su sed. Suelen llevar, en su aproximación al mismo, un ritual y un recorrido muy parecidos. En él, emplearán todas los mecanismos de defensa de los que les ha dotado la naturaleza y de esta forma, poco a poco, se irán aproximando al “charco” para saciar su segura sed.

 Otra faceta con la que disfrutamos los jauleros es la referida a la cría de la perdiz en cautividad con el objeto de poder obtener, por este sistema, algún reclamo que pueda servir después como tal en nuestra apasionante modalidad de caza.

Es muy frecuente verlos beber por turnos; por ello, siempre existirá algún progenitor y algunos de los pollastres que seguirán de vigía en sus inmediaciones, pues saben de la legión de enemigos que los acechan y vigilan diariamente.

Una vez saciada la sed, se dedicarán a acicalar sus plumas en sus inmediaciones y a tomar tierra bajo la sombra de algún árbol. De esta forma, pasarán algunas horas dormitando y descansando, hasta que uno de los progenitores comience a apeonar indicando así, al resto del bando, el camino a seguir.

Si llegados al “aguaero” detectaran algún hecho anormal, permanecerán en sus inmediaciones durante largo tiempo. Un vez pasado el supuesto peligro seguirán con las distintas fases de aproximación, siempre intentando camuflarse lo mejor posible en su continuo apeonar.

No es raro contemplar en las inmediaciones del charco la presencia de dos bandos, que tienen este lugar en común para satisfacer esta imperiosa necesidad. De hecho, en ocasiones se pueden visualizar los miembros de los distintos bandos mezclados de forma provisional, hasta que alguno de los progenitores comience con la tarea de reunificar el recién disgregado bando y tomar posteriormente cada uno de ellos distintas direcciones, una vez que han bebido.

En estos casos no suelen existir enfrentamientos directos entre los progenitores de los dos bandos, pues conociéndose entre ellos, ya tomaron, en su momento, el lugar jerárquico que por fortaleza y dominio les tocó ocupar. Esta fase es una de las innumerables que existen dentro del mundo cuquillero, donde el aficionado a la jaula, o cazador del reclamo, disfruta de la belleza de la perdiz roja en su hábitat natural, de sus comportamientos, sus costumbres, sus hábitos y los recorridos que realiza a diario, en sus respectivas querencias, para buscarse el necesario sustento.

De igual manera, otra faceta con la que disfrutamos los jauleros es la referida a la cría de la perdiz en cautividad con el objeto de poder obtener, por este sistema, algún reclamo que pueda servir después como tal en nuestra apasionante modalidad de caza.

Aunque los desengaños, las frustraciones y la escasa recompensa, al no obtener casi nunca un reclamo catalogado como bueno, será lo que nos encontremos en todo este proceso de cría de perdigoncillos, siempre nos deparará el largo proceso de maduración de los pollos, estampas, imágenes, situaciones y sensaciones altamente gratificantes al ser testigos de todas las etapas de su desarrollo.

Ni que decir tiene que la cría de la perdiz en cautividad es una de las fases que también vivimos ilusionados los reclamistas, al esperar que nos sonría la suerte y así poder hacernos con ese reclamo soñado... y además criado por nosotros mismos.

Un cordial saludo.

Manolo R.
15 comentarios
01 jul. 2005 09:43
negromans
Solo espero que los perdigones de los que habla el autor, esos que tanto gusta criar, los huevos o los perdigones sean de granja, porque si no, muy mal me parece, y muy poco oportuno.
01 jul. 2005 21:12
-1
snow
yo creo k los huevos de perdiz k sean cojidos del campo tienen más posibilidades de k sargan los pollos buenos para la jaula o el reclamo.por que si son de granja la mayoría son malos mientras k uno o dos sean buenos.Un saludo para los reclamistas.
04 jul. 2005 14:13
besejo
La cria de pollitos en cutividad que se cojan del campo va a suponer el final de la caza en muchas zonas de España y esto ya lo estamos padeciendo en zonas como Almeria, Granada y Murcia y el que no se lo crea que venga a los cotos y veran las polladas que hay al lado de los caminos con un pollo dos o ninguno.
05 jul. 2005 09:39
TIKA
soy el presidente de un coto de la rioja y pido a todos que respetemos y cuidemos la perdiz. aqui este año parece que no va a ser bueno y estamos todos sufriendo para ayudar a que salgan los pocos nidos que han llegado hasta ahora.
criar perdices en cautividad me parece bien para personas que como yo amamos tanto esta especie, pero por favor respetad las perdices salvajes que es un bien escaso y muy apreciado que tenemos. gracias a todos por amar la perdiz
05 jul. 2005 18:40
Nikao  
Sería muy recomendable mantener vivas las perdices que se cobran alicortadas durante la temporada de caza. Tras su emparejamiento, alimentadas con pienso normal de gallinas ponedoras, pueden darnos puestas de 25 a 35 huevos, de los que saldrán casi todos. Para alcanzar esas cifras se deben retirar los que vayan poniendo, que se conservarán en lugar fresco (nunca frigorífico), volteándolos diariamente. Cada diez días se pondrán a incubar (o a la gallina) los que tengamos, para sacar tandas uniformadas no solo en tamaño, sino también en ciudados. Tras la incubadora sin gallina la bombilla de calefacción de 25 vatios encendida permanentemente hasta superar el tamaño de una codorniz. Alimentación con pienso de arranque de pollitos. Salen adelante prácticamente todos.

Si no se retiran los huevos serán incubados por los padres cuando consideren que tienen bastante, antes de llegar a cifras tan altas como las citadas.

Suelen poner 3-4 huevos por semana. En la incubadora 38ºC. y bandeja con agua para mantener humedad necesaria.

Suerte a los que se atrevan. Juan
06 jul. 2005 09:46
fgl
LECHES manolo estas echo un máquina en esto.calletano fuentes lo va a tener dificil contigo a su vera.jajajajajja
saludos.felipe
07 jul. 2005 16:29
becassier
becassier  
Sinceramente, no entiendo la relación que puede tener la cría de perdices en cautividad para ser usadas como reclamo, con la observación en una charca del bando de pollitos que acuden a saciar su sed. A menos que el autor, sutilmente, nos deje entrever que las intenciones del supuesto observador no sean precisamente las de contemplar la bucólica escena.

Con reclamistas como estos, no creo ni en la necesidad de esperar dos telediarios. Más bien pienso que no os queda mucho más que un avance informativo.

Bécassier
08 jul. 2005 14:59
Japrés
Japrés  
Enhora buena Manolo por tu articulo.

Hay que ver lo que es capaz de sacar la gente de un articulo bien escrito. Yo también he sacado mis conclusiones.

Nos habla de criar perdices en cautividad, no dice nada de cogerlas del campo. Si se crian en cautividad no se cogen del campo.
Habla, de los recorridos de las perdices con sus pollitos, y pone una foto que ya quisiera haberla echado yo.

En fin, que hay que saber buscar para ver lo bueno, porque lo que yo digo está totalmente oculto en el articulo y otras cosas estan tan claras que no se que decir.

Un saludo.
08 jul. 2005 16:05
Rafalin
Como siempre amigo Manolo, nos das otra muestra de tu afición al reclamo, aunque como siempre aparece el que sin saber, denosta esta noble práctica sin saber que el buen cuquillero es el primer conservacionista, y yo invito a todos los que desconocen los pormenores de esta modalidad cinegética, a que lean tu magnifico libro, o a que entren a la casa de un cuquillero autentico, y comprueben el amor que pone en el cuidado de sus reclamos.
Por otra parte agradecer los consejos al amigo nikao, y mostrar mi mas profundo rechazo hacia toda esa serie de esquilmadores del campo que arrasan las bandas de pollos para lucrarse ilicitamente, ademas de la mortandad que se produce entre estos animales cuando se les saca de su entorno.
Saludos cuquilleros.

13 jul. 2005 20:32
Joaquin_
Joaquin_   «Superandose poco a poco»
Hola Manolo.

Solo felicitarte por tu artículo y agradecerte la atención que has tenido con los amantes al reclamo.

Como tú bien sabes, mi afición a la cría de perdigones me lleva año tras año ha intentar sacar algún reclamo que prometa en el tanto. Pero como muy bien dices en tu artículo es una tarea difícil de conseguir, pero los que de alguna manera, dedicamos nuestro tiempo libre a estos menesteres, lo que más nos ilusiona es ver crecer a esos pollitos, que desde el primer día observamos como van creciendo y evolucionando, en cada etapa de su desarrollo, hasta llegar a ser adultos, momento en el que aprovechamos para ir clasificando a los pollos, para que cuando llegue el momento puedan demostrar sus cualidades como reclamos, llevándonos la mayoría de las veces una desilusión tras otra, pero que no impide seguir intentando año tras año, con la misma ilusión que el primer día.

Quiero aprovechar la ocasión, para invitar a todo aquel que tenga medios para poder criar perdices en cautividad, aunque no sea cuquillero, que lo intente, la gratificación merece la pena, al mismo tiempo es un modo de mantener contacto permanente con nuestra querida perdiz, siempre y cuando no se cometan actos delictivos para tal fin.

Un abrazo.

Joaquín
14 jul. 2005 00:55
Loco por el Pajaro
Es una verdadera lástima que por un Artículo con tanto respeto hacia la perdiz,su cría en cautividad,etc;siempre la misma persona tenga INSULTAR a todos los reclamistas y cazadores en general con sus insinuaciones habituales.
En tres años que llevo en este foro cada día me sorprende más sus INSULTOS ,hasta el punto de que creo que la página debía tomar cartas en el asunto e impedir sus insinuaciones,sus finales apocalípticos,...en fin sus telediarios mentales.

Sr Bécassier con gente como usted los cazadores no necesitamos ENEMIGOS.
20 jul. 2005 22:48
Manolo R.
Manolo R.  
Me alegro que tanto a Felipe, Japres, Rafalin, Joaquin y Loco les haya gustado el pequeño artículo sobre "el reclamo y los pollitos de perdiz". Es el primero de ellos que aparece por aquí, ya que espero seguir dando el tostón perdigonero.... también por este otro cauce.

De igual manera me gustaría, si es posible, que os animaráis los reclamistas a escribir también en esta otra plaza.

Al amigo Nikao, agradecerle su exposición sobre la cría de la perdiz en cautividad.
Un cordial saludo para todos.
---MANOLO R.---
10 ago. 2005 18:44
reclamo con vida
El reclamo de perdiz es mi aficion favorita y eso es lo que me hizo de idear el dispocitivo para cacturar las perdicez vivas en la caza del reclamo lo podeis ver em mi pajina wwwreclamoconvida.com
21 sep. 2005 12:28
sierramagina
Quiero empezar este artículo felicitando al S.r Manuel R. por sus interesantes artículos, que son una gozada leerlos y por sus muy buenas y bonitas fotos.

S.r. Bécassier; hay un refrán que dice:
El ladrón se piensa que todos son de su misma condición.

Nada mas lejos de la realidad. No sé que le molesta de la caza de la perdíz con reclamo, modalid ésta que ni de coña le queda un avance informativo como usted dice.

Sepa usted que las personas que practicamos esta modalidad, somos los primeros en ser respetuosos con el campo y los animales salvajes y que nos gusta la naturaleza.

S.r. Becassier sepa por ejemplo que yo practico esta modalidad de caza, únicamente ésta, cuando se abre la veda general, yo no mato ni una perdíz, pues no salgo a cazar. si en algún momento se me ocurriese coger dos o tres pollos del campo.....cosa que no hago desde que era pequeño. ¿que pasaría?, que de malo tiene eso, es que esquilmaría el coto donde cazo?.

Creo realmente que muchas veces se habla sin conocimiento de causa, que vemos como dice otro refrán, la paja del ojo ajeno y no la viga que tenemos en el nuestro.

31 jul. 2006 20:38
luque1955
Enhorabuena por el artículo Manolo R., como verás
me he incorporado hace pocos dias a esta nueva modalidad, para mí, de "caza", que son los foros.

Ante todo quisiera decirle al Sr. Bécassier, que los amantes del reclamo, seamos quizás, los que mas amemos a las perdices, pero este sentimiento
Vd. no lo puede comprender.
Hace 6 años, mi padre con casi 76 años, estropeó sin querer un nido de perdiz al quitar unas malas hierbas en el campo, a los pocos dias me lo dijo y en ese momento fuí a verlo, tenia algunos huevos rotos pero le quedaban 10, los lleve a una incuvadora y salieron todos, mientras los estuve criando disfrutaba todos los dias al verlos crecer, cuando fueron adultos, Sr. Bécassier, me senti muy orgulloso y satisfecho, pero eso Vd. no lo entiende, 8 fueron puestos en libertad, uno murió y otro lleva todo ese tiempo dandome temporada tras temporada muchas satisfaciones, quizás gracias a
nuestra "madre naturaleza.

Un saludo a todos los amantes de la perdiz.

Luque

 

Leer más
Otros artículos de Manuel Romero

La postura de la campera abatida
(22/01/2016)

El puesto de las pedrizas
(03/01/2016)

La imagen del reclamo
(27/11/2014)

La ilusión de una nueva temporada del reclamo
(17/12/2013)

El reclamo y la tradición
(28/02/2013)

Más +
Artículos relacionados con 'Reclamo'

Sonrisas y lágrimas
Francisco Álvaro Ruiz de Guzmán-Moure

La imagen del reclamo
Manuel Romero

La ilusión de una nueva temporada del reclamo
Manuel Romero

El reclamo y la tradición
Manuel Romero

Temporada frustrada
Mª Carmen Pacheco

Más +
Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (193980 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (148410 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (145964 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (109461 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (103437 lecturas)