Caza y telebasura

José Luis Garrido

 

Malos tiempos corren cuando tenemos que demostrar lo evidente. Algo no funciona, como Dios manda, cuando el Defensor del Pueblo de La Rioja admitió a trámite, recientemente, la denuncia de Ecologistas en Acción de esa comunidad, contra la emisión de Jara y Sedal en horario infantil (6 a 22 horas). Dice el grupo ecologista riojano en su denuncia, que el programa carece de ética y fomenta el maltrato y asesinato de todo tipo de animales, entre ellos mamíferos superiores, jabalíes y corzos, muy asociados a la cultura de los cuentos infantiles, como Bambi.

Querría decirle, señor Defensor del Pueblo riojano, que la predación, o sea, la caza, incluida la que hacemos los humanos, es una expresión de la naturaleza y de la humanidad desde los albores de la historia. La caza es un hecho natural. Describir correctamente el mundo natural debe ser la manifestación responsable de quienes tienen/tenemos la obligación de hacer pedagogía honesta, o sea, enseñar la verdad. Así, los niños dejarán de creerse que los lobos y leones comen cereales, que el agua nace de un grifo y que la leche procede de un tetrabrik. Yo no quiero que eduquen a mis hijos o nietos de manera que adquieran esa incultura. Esa irresponsabilidad que la sufran sus hijos, pero no los míos. Ocultar la realidad de la caza, como pretenden esos ecologistas, es bastardear a la verdad y, por tanto, una falta de respeto a los destinatarios.

Precisamente, nosotros tendríamos que plantearle al Defensor del Pueblo una denuncia contra la TV engañosa. Contra la telebasura que oculta a la naturaleza real. Uno de los motivos de aversión hacia la caza es la educación antinatural en la que la TV ha influido significativamente. Ha tenido especial impacto ese personaje ficticio del mundo animal, para todos nosotros entrañable: Bambi, creado por el escritor austriaco Félix Saltén y llevado a la pantalla hace sesenta años por Walt Disney. A él se refieren los bambinos de la denuncia. A través de su historia, nuestros jóvenes han recibido la imagen de lo ingrata que es la caza que queda huérfano a Bambi, porque un cazador con aire fiero mata a su madre; Bambi se convierte en héroe salvando de las fauces de una rehala a la bella Falina, con la que tuvo dos hijos. Todos los que vemos Bambi nos solidarizamos con él y no con el cazador, ni con los perros. Y no le cuentes a nadie que en este relato muere un corzo y nacen dos, ni que el exceso de corzos produce daños en las plantaciones y accidentes por el que puede morir tu madre, no la del corzo, porque te dirá que se pongan otras medidas, menos pegarle un tiro a un animal tan bello. Eso, en el caso de que no te pidan que se les haga la vasectomía, como pidieron para los zorros, hace unos años, en un consejo de caza de Cádiz.

 Se ha puesto de moda entre los sedicentes progres de ciudad la conciencia anticaza que hoy se vende muy fácilmente en esta sociedad urbana, ajena al mundo real del campo y harta de guerras, de malos tratos, violencias, atentados y otras miserias humanas.

En el medio urbano, con carácter general, hay una incultura sobre la naturaleza que es preocupante. Los jóvenes no ven tras la hamburguesa o el paté, al cerdo o la ternera pasando por el matadero o a la oca emparedada en vida. No se lo imaginan. La visión más compleja del mundo animal y de la naturaleza para la mayoría de aquellos, es la que les ha llegado a través de esas historias televisivas de un mundo absurdo donde cualquier animal predador: rapaces, lobos y fieras, se convierten en héroes como guardianes del resto de la fauna, a la que protegen del humano y siniestro cazador, y nunca matan a sus presas. Todo lo contrario a lo que ocurre en realidad.

La verdad del comportamiento del lobo, por poner un ejemplo, y de su síndrome de gallinero, pone de manifiesto que es capaz de matar a toda una población de 40 ó 50 corzos durante una nevada, lo mismo que a un rebaño de ovejas en cualquier lobada, aunque sólo se vaya a comer parte de una pieza. Jamás se ha implantado tanta violencia en una jornada cinegética, como la que resulta de un ataque de lobos o de la caza natural de cualquiera de las fieras. Y todo esto debería enseñarlo la TV a los jóvenes con naturalidad, tal y como aparece en la vida real y se transcribe fielmente en algunos documentales exquisitos sobre fauna. Precisamente Jara y Sedal es un excelente documental referido a la caza que hacemos los que hemos optado por esta actividad legal ¿Qué indicios ve el defensor del Pueblo de La Rioja, en la representación televisada que hace de la caza Jara y Sedal, para que haya aceptado a trámite una denuncia gratuita que sólo busca protagonismo y, si prospera, que la caza deportiva sea hurtada al conocimiento de cualquier joven?

La naturaleza es dura y cruel con todas sus criaturas, incluido el hombre; las presas aportan sus proteínas y deben morir de manera continua para que la vida siga. Y lo que es peor: de cuando en cuando, la naturaleza se cobra tributos desproporcionados en forma de catástrofes que nos dejan a todos desencajados. Recientemente cientos de miles de personas han muerto tras un seismo. Unos 70 millones de personas mueren cada año por hambre y por esos siniestros naturales. La mayoría niños. Esa es la naturaleza real que, además, nos enseña que la casi totalidad de las muertes se producen en el tercer mundo. Eso ven los niños todos los días porque es la principal noticia. ¿Acaso es más cruenta la muerte de esos jabalíes que ahora se quieren ocultar, que la de tantas miserias humanas?

Si se trata de tener cautelas para evitar la mala educación de los niños hay que luchar para que no les llegue el telediario, que está plagado de sangre humana y violencia. Mucho menos esos programas, o sus resúmenes de cinco minutos, como los gran hermano, tomate y similares en horarios infantiles, ya que no hay uno sólo que en ese tiempo no recoja menos de 20 insultos, otras tantas procacidades, amenazas, tacos y otras lindezas que parece hacen menos daño a los niños que Jara y Sedal, según esos sesudos ecologistas. Cosas veredes, amigo Sancho.

Se ha puesto de moda entre los sedicentes progres de ciudad la conciencia anticaza que hoy se vende muy fácilmente en esta sociedad urbana, ajena al mundo real del campo y harta de guerras, de malos tratos, violencias, atentados y otras miserias humanas. La ignorancia sobre nuestra actividad, hace pensar a la mayoría que la caza es una versión más de lo mismo, pero con animales inocentes. Esta sociedad hace muy poco, o nada, por mitigar las miserias humanas, pero está dispuesta a salir en masa a los medios de opinión contra el control de lobos o de corzos, incluso de palomas y gatos cimarrones en la ciudad. Lo veo cada día en las “cartas al director” de los periódicos de cualquier capital de provincia.

A Ecologistas en Acción de la Rioja no quiero decirles nada y lo lamento, porque posiblemente tengamos muchos carriles coincidentes en este autovía común de defender la naturaleza. Soy consciente que con este escrito entro en su juego brindándoles un protagonismo inmerecido. Tampoco quiero decir nada a algunos cazadores que, a veces, con su comportamiento, dan pie a que los fanáticos tengan argumentos para ponernos colorados a todos. Y esto, lo lamento más, aunque en esta ocasión no es el caso. La liturgia de la caza requiere que el lance finalice en un hecho cruento: la muerte del animal. La caza no requiere crueldad por parte del cazador y su desarrollo es perfectamente visible para cualquier joven. Si es caso, habría que eliminar la que practican algunos llenamorrales, a los que nunca se debería televisar.

Pero no es precisamente en el programa denunciado donde se manifiesta normalmente ninguna crueldad gratuita; todo lo contrario. Lleva muchos años en pantalla y con diferentes partidos políticos. Por algo será. Aunque esto sería lo mismo. El fanatismo provoca la estupidez de blindarse ante los argumentos, en una especie de apatía u obnubilación que reconozco muy bien, porque en mi pueblo eso se manifestaba con una de esas frases consejas: no hay peor sordo que el que no quiere oír.

 

José L. Garrido
Director EEC
Adjunto a Presidencia RFEC

Publicado en Caza y Pesca, Mayo 2005

 

Comentarios (14)

Sólo Usuarios Registrados
Insertar Comentario

Usa un tono respetuoso y procura que tus comentarios sean relevantes y relacionados con el artículo. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Los comentarios inapropiados o en tono ofensivo podrán ser editados o eliminados.

¿¿Ecologistas?? po va a ser k no
javi cazador
09/05/2005 22:02:35
Es ridiculo kerer prohibir emitir jara y sedal.este programa no refleja mas k una tradicion,una cultura ke no nos engañemos la llevamos en nuestro instinto( somos predadores). yo le diria a los mal llamados ecologistas k se paren a pensar y recapaciten. los k somos kazadores somos los mayores ecologistas, si no fuera por nuestra gestion, muxa fauna autoctona habria desaparecido. kien se preocupa de lo verdaderamente importante para los animales?? kienes les acondicionamos, sembramos , limpiamos y renovamos los ecosistemas de los animales? pues aunke les pese a los "ecologistas" somon nosotros los cazadores.Pero no solo ayudamos a conservar las especies puramente cinegeticas , todas las cadenas troficas se benefician de nuestra accion.por ejemplo: la mayor reserva de linces ibericos y practicamenet el unico lugar donde se re`producen satisfactoriamente es en un coto de caza de huelva o cordoba(no recuerdo).asike menos alardear de ecologistas xq la mayoria kieren a la naturaleza de bokilla , pero no de corazon como nosotros los cazadoras amamos el campo y las especies k lo pueblan. un saludo amigos cazadores. debemos sentirnos orgullosos de serlo. j.miranda(castro de filabres/ALMERIA)
Hombre, yo no diría...
Flanagan
09/05/2005 23:03:56
Yo no diría que Jara y Sedal fuese precisamente un ejemplo de lo que debe ser la caza.

Por lo menos a la mayoría de los cazadores que conozco no se la dan con queso, y observar cómo las perdices sembradas salen delante del objetivo y dos tíos se ponen las botas con perchas de espanto sin dar un palo al agua da una idea de la caza de la perdiz que no se corresponde con la caza auténtica.

Tampoco ver la faena de alguno de los cazadores que salen es de mérito, cuando empiezan a quejarse a la mínima de que "Vaya Paliza" y han hecho lo que yo para llegar a la primera encina de mi coto.

A veces creo que si los de Jara y Sedal vinieran a ver cómo se caza en algunos sitios, cómo se desgarran pantalones con carrascas y zarzas, cómo salen los antebrazos tras un día cualquiera de caza, cómo humean los trebejos en la lumbre tras una calada de horas, cómo se pierde el teckel de pelo corto en un espesar y cómo es imposible de filmar con calidad el vuelo de una chocha, se quedarían sin programa.

Recurrir a artificios no está mal para hacer un programa. Pero que no se note tanto, caramba. Además, todos tenemos algún conocido que, o bien ha sostenido la cabeza de ese macho montés que asomaba "vivo" por encima de un risco con un tiro en la paletilla, o que ha matado el lobo que otro chaval dice que mató en el programa.

Por otra parte, de acuerdo con los comentarios acerca de la patochada del defensor del pueblo. Personalmente creo que es infinitamente más educativo Jara y Sedal (aún sin atender a matices) que cualquiera de las morrallas que se emiten en horario infantil, incluidos ciertos dibujos animados que incitan a las bravas a la destrucción familiar, a la violencia barata y a la demolición del lenguaje correctamente hablado.

Pero claro, los cazadores no somos "pueblo" suficiente para que nos defiendan.

Flanagan "el verde".
Los dibujos animados incitan más a la violencia....
PADREDAMI
10/05/2005 10:13:50
Esa es mi teoría, el otro día mientras veía los maravillosos dibujos animados de la Warner - "Bug Bunny" me daba cuenta que el cazador sufre una y otra vez las represalias de un conejo terrorista (no os riáis por favor), digo terrorista porque si os fijáis en cada una de las tomas acaba siendo el cazador el explosionado por una bomba que este animal le pone.

Eso es algo en lo que nadie se fija porque la pena es el conejo que quieren matar, mientras que siempre es el conejo el que (en la vida real del dibujo animado mataría al cazador de un bombazo o un tiro).

A mi juicio es muy triste que la caza esté tan discutida cuando la realidad es que la Naturaleza es mucho más cruel a veces que el propio acto de cazar en sí.

Un lavado de imagen es lo que se tiene que hacer y a mi parece ya está ocurriendo, ya nos han metido la cabeza debajo de agua y tras un tiempo la estamos sacando y ahora es cuando "forcejeamos" por que no nos vuelvan a meter la cabeza bajo agua, con esto quiero decir que ya es hora de que los cazadores nos movamos, nos unamos, luchemos por nuestros derechos y sobre todo de una manera elegante y respetuosa que es donde nosotros demostramos tener la clase, demostremos con hechos que nuestra afición es positiva para la Naturaleza y no degenerativa ese es nuestro mayor éxito que hacemos algo y que está bien hecho.
Donde les duele
murdererfox
10/05/2005 17:08:40
Hola José Luis:

De nuevo, dando bien y en la cresta. No puedo estar mas de acuerdo contigo en tu artículo.

Compartiendo lo que ya se ha dicho, creo que Jara y Sedal es manifiestamente mejorable. Y lo creo desde hace mucho, sobretodo en lo que peor hacen que es poner especies granjeras, induciendo a creer que esa caza es de verdad, lo cual es una información tendenciosa e inexacta, que crea malos vicios entre los cazadores. Ya se ha dicho y lo comparto.

Ahora bien, no se me escapa que este programa de caza está en la TV, que es el mejor medio de difusión y conocimiento que existe, hasta la fecha, mientras no se invente otro mejor, y, por lo tanto, es el medio que da la oportunidad de ser informados a mayor número de personas, en este caso, cazadores, e incluso, no cazadores que, también lo ven. En este sentido la labor divulgativa de J. y S. es imprescindible, porque pone a nuestra disposición mucha información cinegética, de una forma fácilmente accesible.

Es, precisamente, esta facilidad lo importante para todos nosotros, porque la divulgación de la dignidad del cazador entre la sociedad y la búsqueda de la naturalidad de nuestra afición es un hecho cierto y que nos conviene a todos que se sepa.

Solo por esta razón ya veo que los "ecolojetas en acción" están tan obsesionados con el programa, porque divulga y difunde imagen de cazadores dignos. Y esto les preocupa mucho porque deteriora su estrategia de ensuciar y satanizar, falazmente, al cazador.

Pero es que, ademas, esa facilidad informativa, que brinda la TV y que tanto necesitamos los cazadores, debería ser mas amplia, en tiempo y programas, incluso en cadenas privadas. Porque ya sabemos que tenemos un derecho a informar y ser informados, al que no queremos, los cazadores, renunciar, y que desde la RFEC, debería promocionarse mas. Es tanto lo que necesitamos saber, en relación con la caza, que las entidades que tengan algo que ver con ella, sean públicas, o semipúblicas, deberían plantearse una política informativa común y coordinada, usando como medio prioritario la televisión.

Dejar a la voluntad de los cazadores la búsqueda de la información, para obtenerla, sin eliminar las barreras informativas y acusándonos de pasividad, como he leído hace unos días á un cazador decir, es, indirecta y soterradamente, poner barreras para no informar, cuando, en realidad, las personas con responsabilidades en materia de caza deberían ocuparse, prioritariamente, de eliminarlas, y dejarse de acusaciones fratricidas de pasividad, que no conducen a nada. Y mucho menos, estas mismas personas, de acaparar la información, que poseen, por razón de su cargo, para ponerla un precio. En ocasiones inconfesable.

Como veras, a los maduros, estos ecolojetas y algunos otros, no nos cuelan ni una.

Me alegro de ver que tu línea crítica y beligerante, continúa. Estoy contigo.

Un abrazo de este cazador.
Sin Título
monreal
11/05/2005 10:16:53
Yo creo que habeis explicado perfectamente el sentimiento de todo cazador que se siente orgulloso de sus afición y que le duele que estas personas tan liberales y "buenas" intenten eliminar los derechos de los demás. Yo siempre he pensado de hay dos tipos de supuestos ecologistas: los que viven del cuento y los pardillos que se dejan arrastrar por los anteriores, que los podríamos definir como los "políticamente correctos". Los primeros conocen algo del campo y de la caza, pero manipulan la información para convencer a los segundos, que luego son los que dan la cara y quedan en ridículo en determinadas situaciones (como denuncias a la Guardia Civil por riduculeces fruto del desconocimiento de este mundo). Los primeros, que viven de ello, y los segundos, que creen que las castañas nacen en bolsas de papel, suman cierto número de indivuduos que sumado a la hipocresia social de "lo que está bien", convencen a organismos y entidades para que, además de ser los únicos que invertimos nuestro dinero en la conservación de las especies, quedemos como los asesinos de la madre de Bambi. En fin, como esto siga así y no estemos unidos, la tenemos clara.
Un saludo a todos.
Otra opinión
JLP
12/05/2005 18:09:09
Estimado José Luis garrido, me parece loable que una persona como Vd., que en cierto modo lidera nuestro colectivo, ponga las cosas en su sitio, ante actitudes tan poco cabales, bajo mi punto de vista, de un responsable, que alguien ha elegido como defensor del pueblo.
Vivimos en un mundo, en el que unos seres se alimentan de otros, esta es la pura realidad y nadie puede cambiarlo.
Un día a alguien se le ocurrió el negocio de hacer hablar a los animales, y parece que como negocio, en películas, comics etc, ha tenido éxito, pero tambien hay que enseñar a los niños que los animales no hablan y la realidad es muy distinta de la que algunos quieren enseñar.

Un cordial saludo
JLP
¿ecologismo?
Jose Maria Garcia
13/05/2005 21:01:54
A vueltas con este tema, y tras leer todos los coentarios, se me viene a la cabeza la pregunta que tantas y tantas veces me he hecho cuando veo las acciones totalmente absurdas de estos que dicen llamarse ecologistas:

¿Existe algún ecologista o grupo de este tipo que muestre alguna preocupación por las perdices, tan escasas, o por nuestros conejos, que a duras penas consiguen sobreponerse a las enfermedades?.

No, solo pretenden proteger a águilas y predadores, incluso realizando sueltas de rapaces en algunos territorios. Señores, ¿no se dan cuenta de algo tan obvio como que si no hay conejos no pueden comer esas rapaces?.

Es evidente que el equilibrio natural hay que comenzarlo desde la base, pero estos señores parece que no saben esto, o no quieren saberlo, que es peor.

Que mis palabras no se malinterpreten, no estoy en contra de los predadores, antes al contrario, son un elemento más de la cadena, absolutamente necesarios y que debemos proteger, es más, os aseguro que difruto enormemente observando a estos animales y siempre digo con orgullo que en uno de mis cotos habita una pareja de buhos reales.

Lo cierto es que siempre termino preguntándome lo mismo: ¿qué pasa, que los conejos, por ejemplo, no son animales dignos de protección?. Todavía no he visto a ningún ecologista repoblando con conejos, o vacunándolos... ¿acaso lo han visto ustedes?.
Caza y televisión
charly_yuhu
15/05/2005 15:32:10
Sr.José L. Garrido
quisiera darle la enhorabuena por su artículo.

Intentar apartar un programa como puede ser el de Jara y Sedal, por los argumentos dados es, probablemente, de los más demagogos dados.
Soy de una quinta joven, y he estado envuelto por infinitud de dibujos agresivos,asesinatos,etc. por eso al ver la protestas de estos caballeros me parece algo más que lamentable.
Como ya se ha comentado, el programa de Jara y Sedal no refleja en ningún caso la realidad de la caza, aunque su inteción sea la difusión de esta actividad por el medio de comunicación por execelencia que es la TV.
Lo que ocurre es que reflejan algo contrario a lo que estos caballeros intentan hacer ver a la sociedad: un cazador que sabe de naturaleza, que cuida a su perro, que respeta la naturaleza, que no sólo pega un tiro, un cazador más humano, un humano cazador. Aunque no llegé a alcanzar la realidad puede ayudar que a que la idea del cazador sin sentimiento, iresponsable cambie un poco, no lo suficiente, pero ayuda.
Uno de mis filósofos preferidos, dijo una vez que no hay fenómenos morales, sino interpretaciones morales de fenómenos.
La caza es simplemente caza. Existe de los primeros momentos, y base esencial de la evolución con su mecanismos de la selección natural.
Intentar esconder la relidad a los más jóvenes, eliminado algo como es la caza, el acto de la caza, tanto animal como puede ser la caza practicada por humanos, sería una aberración, sería algo totalmente hostil a la vida.
Ya nacemos ignorantes, y nos morimos ignorando la mayoría de las cosas, sólo nos falta que nos venden los ojos, y lo que sería aun peor, que nosotros no intentaramos hacer nada para impedirlo.
Un afectuoso saludo, Charly
¿Y qué?
Sureño
20/05/2005 22:54:24
La denuncia de estos ecologistas ni mucho menos me mueve a la ira o me produce irritación, sino desengaño, decepción y, por qué no decirlo, también cierta hilaridad. Porque no me negarán que el asunto tiene su gracia.
Que el Defensor del Pueblo haya admitido a trámite la denuncia de estos ecológistas me parece un asunto muy menor, casi insignificante.
El criterio que suelen seguir las oficinas del Defensor del Pueblo para admitir a trámite una denuncia es, simplemente, que ésta cumpla con unos mínimos requisitos formales. Por ello, y por su condición de cercanía al ciudadano, es muy difícil que el Defensor del Pueblo rechace de inicio una denuncia.
Lo que realmente me preocupa no es sólo que estos ecologistas tenga esta ocurrencia sino que además dediquen su tiempo a presentar una denuncia así.
Exigiendo algo tan desatinado, se definen a sí mismos. Más que preocupados por el medio ambiente, da la impresión de que están interesados en una política de persecución a la caza de la que mucho se ha hablado ya. Si lo que quieren decir es que Jara y Sedal practica una suerte de 'apología de la caza', yo les respondo: ¿Y qué? ¿O es que la caza es un delito que hay que perseguir?
Yo mismo sería el primero que me iría directo al juzgado de guardia en el preciso instante en que entendiera que una publicación o emisión defiende el furtivismo. Pero acudir al Defensor del Pueblo alegando que Jara y Sedal se emite en horario infantil me parece que es perder el tiempo y hacérselo perder al Defensor.
¿Cuál va a ser el siguiente paso, pedir que se prohíba leer a Miguel Delibes en los institutos? Realmente, me parece ridículo.
Animos al Defensor, porque a lo mejor hasta puede pasar un buen rato estudiando la denuncia.
Y, por cierto, si alguien -ecologista, cazador o lo que quiera que sea- se encuentra a su hijo de cinco, seis, siete, ocho, nueve, diez, once, doce... años un viernes por la tarde viendo algo tan ameno para ellos como ¡¡¡Jara y Sedal!!!, que vaya a la Guardia Civil, al juzgado al Defensor o a donde quiera. Tiene más probabilidades de que prospere su denuncia que de conseguir que su hijo (o hija) no acabe siendo en el futuro cazador.
Saludos a todos.
Sebastián.
señor defensor del pueblo...
Serrano30-06
21/05/2005 20:43:08
creo que no tiene ni pies ni cabeza lo que se ha denunciado pero como esta de moda ser tan progre, incluso en lo que no se sabe ni conoce, sere breve; solo quiero poner una "denuncia" publica ya no sobre telediarios en los que la noticia cuanto mas caranaza enseña mas real y mas calidad posee, sino sobre progamas como "a tu lado" (nombro este por que es el primero que se me ocurre paro del estilo hay muchos en horario infantil) en el que se enseña dia tras dia a jovencitas que por ir a una fieta u otra o liarse con tal "famoso" o cual "famosa" se les considera casi artistas. ¿ que queremos que nuestras hijas vean que siendo unas putas de famosos y contandolo se puede vivir sin dar un palo al agua?
si señor eso es mejor que ver morir un jabali.
No hay mejor ecologista que un buén cazador
dafertor
13/06/2005 15:07:47
Me parece lamentable que unos "ecologistas" de pacotila quieran prohibir la emisión del programa Jara y Sedal. Este programa siempre ha estado enfocado desde el punto de vista de la "caza con cabeza", el conservacionismo y la buena gestión cinegética. Aun me parece mas lamentable que se quiera prohibir la emisión teniendo en cuenta todos lo realiti-shows que se emiten y todas las series como Los serrano... que ésto si hace daño a la juventud.
Añadir también que como dice Delibes, no hay mejor ecologista que un buén cazador. Está claro que nadie quiere mas conservar el campo, la caza y la pesca que nosotros. A caso esos "ecologistas" no comen carne?, no consumen recursos agotables de la naturaleza?, no utilizan petroleo como carburante?, no utilizan energía eléctrica?, no tienen muebles de madera?, y un largo etc..., ellos si que deberian concienciarse, al fin y al cabo la caza ha sido un medio legítimo de supervivencia que ahora practicamos con cabeza y sabiendo gestionar perfectamente los recursos.
Saludos,
David Fernández
jara y sedal es abominable
onasnero
19/07/2005 17:05:16
es una abominación que jara y sedal se emita en horario infantil, debería tener la calificación +18 COMO MINIMO, lo que corresponde a un programa que emite torturas sistemáticas de seres vivos con total impunidad
caza
markikos
20/07/2005 8:28:12
deberia haber mas programas como jara y sedal y no programas de cotilleo ¡que ya vale!, si apagaramos la tv cada vez que salen los cotilleos... pronto acabarian con ellos.
Opinar es el deporte nacional de los aburridos...
Emmmanuel
30/01/2007 3:01:46
Es el típico tema al que nos enfrentamos los cazadores día a día...A todo el mundo le gusta opinar, aunque sea de un tema del que no saben nada.
Esta sociedad adora la imagen, es un aspecto que cuida mucho. Así que pretenden dar una buena imagen diciendo que están en contra de que se maten animales. Esto les hace creerse que con ese gesto están ayudando al medio ambiente y se sienten satisfechos y orgullosos...jajaja...me hace gracia,pues es el típico comentario de una persona de ciudad que nunca ha pisado el campo. Pero no lo olvidemos,ellos se sienten satisfechos con su acto..Tienen una buena imagen,o al menos eso creen...
Así que,por mucho que los cazadores de verdad intentemos explicarles lo que es la caza para nosotros,..., nunca lo entenderán... Es una lucha perdida,no les interesa saber lo que pasa en la caza,ni porque podría ser buena o mala, ni lo que disfruta la gente apasionada por ella... Ellos tan solo saben que cuando oigan la palabra "caza" deben de decir que están en contra y que es un asesinato. Eso es lo que opina la mayoría de la población, y eso les reconforta...
Aceptemos su decisión, cual obeja siguiendo a su rebaño. Pero este es el típico gesto que la gente hace cuando es ignorante en un tema..
Recordad: "La ignorancia y la opinión van muchas veces de la mano en el tema de la caza..."

 

Leer más

Navegación
Ir al índice
Artículo siguiente: ¿Quién se beneficia de la Ley de Caza andaluza? | José Carlos Taviel
Artículo anterior: ¿Qué es el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos? | Equipo IREC
Otros artículos de José Luis Garrido
El dinero de la caza (22/10/2002)
Perdices anilladas (27/12/2002)
El jabalí, sin padrinos (01/04/2003)
El primer día de caza (11/08/2003)
¿Qué se siente cuando se mata un animal? (27/08/2003)
Especialistas en Control de Predadores (28/02/2005)
Nuevos cotos en Castilla y León (12/04/2005)
Una trayectoria ejemplar (07/12/2006)
Morir por la caza (14/01/2007)
Caza sostenible: ¿cupos sí? ¿cupos no? (15/09/2011)
El declive de la perdiz roja (I) (07/03/2013)
El declive de la perdiz roja (II) (25/03/2013)
El declive de la perdiz roja (y III) (25/04/2013)
La codorniz y sus expectativas para esta temporada (24/06/2013)
Obsesión sobre la media veda (25/07/2013)
Alternativas para el control de plagas de topillos (I) (27/01/2014)
Alternativas para el control de plagas de topillos (y II) (05/02/2014)
Control de zorros: Modalidades autorizadas. Situación del control con nuevas trampas (27/02/2014)
Nueva enfermedad hemorrágica del conejo (04/05/2014)
Necesidad de control de córvidos (30/05/2014)
El gusano del corzo puede frenar su progreso (10/07/2014)
La media veda posible (12/08/2014)
Torcaces y tórtolas, un futuro diferente (22/09/2014)
El jabalí, un problema en muchos lugares de España (22/10/2014)
La perdiz roja, en coma profundo (14/11/2014)
El silvestrismo acosado (23/12/2014)
Ocho acciones para una caza menor sostenible (02/02/2015)
Ni linces ni conejos (30/04/2015)
La tórtola sigue en crisis (18/06/2015)
Licencia Interautonómica - Examen del Cazador (10/08/2015)
Animalistas y prestigio de cazador (26/08/2015)
La caza menor agoniza (05/11/2015)
Dificultades de la fauna avícola asociada a medios agrícolas (25/11/2015)
Política y caza: Cinco preguntas a los partidos políticos (15/12/2015)
Carta de un cazador a los Reyes Magos (11/01/2016)
Cambio climático y migraciones (08/02/2016)
¿Qué debemos hacer una vez finalizada una temporada pésima de perdiz roja? (02/03/2016)
Entre rebeldía y bochorno (01/04/2016)
Concentración de avutardas (05/05/2016)
Animales no humanos (01/06/2016)
En procesión por la Gran Vía (01/07/2016)
Perspectivas sobre la media veda 2016 (I) (05/08/2016)
Perspectivas sobre la media veda 2016 (II) (01/09/2016)
Perspectivas para el periodo hábil de caza menor 2016/2017 (16/09/2016)
Artículos relacionados con 'Opinión'
La Caza | Diego
¿Una justificación? | Diego
Nos ha visto la loba | Rayón
La Caza de ayer y de hoy | Rayón
Razonamientos sobre la Caza | Víctor Mascarell
El amplio mundo de la Caza | Víctor Mascarell
Necesitamos cazar | Murdererfox
¿Qué es la Caza, y sus concepciones? | Víctor Mascarell
Carta abierta a un cazador inactivo | Murdererfox
El cazar, y su propia identidad | Víctor Mascarell
El estilo del cazador | Murdererfox
¿Réquiem por FITAC? | Sierra
Cazar no es matar | Joaquim Vidal
Una asignatura pendiente | Israel H. Tabernero
Problemática actual de la caza en Cataluña | Josep Mauri
Carta abierta a la Consejera de Agricultura de CyL | Santiago Iturmendi
Antropología social de la caza | Ramón J. Soria Breña
Caza y consumo | Víctor Ferri
Miedo escénico | Víctor Ferri
Enseñar (a odiar la caza) al que no sabe | Salvador Calvo Muñoz
Halcones y ley de plomo | Raúl del Pozo
Sombras del pasado | Salvador Calvo Muñoz
¡Por los cazadores! | Pedro Francés Ramón
La caza es más que Ignacio Valle | Aníbal Pérez
Ecoterrorismo en Euskadi: nada de miedo | Geroa
Carta al presidente de la Federación Cántabra de Caza | Julio Sánchez Portilla
El silvestrismo en Cantabria | Asibe
Eco-terrorismo, la sombra animalista | Sabi Fox
Ocho claves para la media veda | José Luis del Monte
ADECACOVA pide agilidad en la adaptación de la normativa de la gripe aviar en la Comunidad Valenciana | Víctor Mascarell
La caza también es escuela | Víctor Ferri
La estrategia del movimiento ecoterrorista en España | GEROA
Fin de un abuso en Canarias | Félix Antonio Mazón Pastor
La caza es caza y no un deporte | Víctor Mascarell
Otro año más | UNITEGA
La Licencia Única hubiera ahorrado millones de euros | Víctor Mascarell
Respeto en el campo | Juan Miguel Sánchez Roig
La caza no es un deporte | Miguel Iñigo Noain
Cada uno por su lado… | UNITEGA
La gestión sostenible de la becada | Carlos Irujo
Majestad… ¡SOCORRO! | Luis Pérez de León
¿Por qué los cotos siguen haciendo planes de caza? | Víctor Mascarell
Salvemos la caza en Navarra | Agustín Goizueta
Las peores faltas del montero | Santiago Segovia
Un Plan Estratégico Estatal… ¿o un estratégico plan? | Víctor Mascarell
Miedo a la libertad | Fernando Tello del Hoyo
Cómo buscar un coto de caza menor | Luis Dávila
Expertos en especies | Víctor Mascarell
La ley del embudo de Galicia | UNITEGA
Galicia 2011: Con licencia para matar | UNITEGA
Mantenimiento y puesta a punto del perdicero en época de veda | Luis Dávila
Los conflictos interinsulares en la redacción de la Orden de Caza de Canarias | José Agustín López Pérez
Otra forma de afrontar el primer día de caza | Luis Dávila
El Plan Estratégico del Patrimonio Natural custodia a la caza | Víctor Mascarell
Cómo cazar en los emparrados o viñas en espaldera | Luis Dávila
La caza social de Galicia: ¿Tiene cabida en la nueva Ley del Deporte? | UNITEGA
¿Cazar por obligación? | UNITEGA
La mujer, pilar de la familia y del mundo rural | Lola Merino Chacón
Contra la caza de corzas en primavera | Felipe Canales Basabe
17.000 accidentes por animales en las carreteras españolas | Víctor Mascarell
¿Y cómo mueren los elefantes? (Una reflexión sobre la muerte) | José Miguel Montoya Oliver
La caza, actividad cinegética del siglo XXI | Cesáreo Martín
Conocimiento y formación contra demagogia y sectarismo en el mundo de la caza | Santiago Iturmendi Maguregui
Mi primo cazador | Cesáreo Martín
Apertura de la veda en el Edén de la caza menor | Antonio Adán Plaza
Subida de tasas a la caza en Castilla y León | Federación de Caza de Castilla y León
Se nos fue uno de los Grandes de la Caza: Joaquín España | Joaquín España Aguado
¿Molestos los agricultores? | Federación de Caza de Castilla y León
Protocolo de actuación en casos de envenenamiento | Federación de Caza de Castilla y León
Una Ley de Caza para los piratas | UNITEGA
La responsabilidad por daños en carreteras y cultivos, en vías de resolución definitiva | Federación de Caza de Castilla y León
Los accidentes se evitan con un manejo seguro del arma | Federación de Caza de Castilla y León
Caza y pesca. Perspectiva básica | José Miguel Montoya Oliver
¿Por qué no se callan? | Lola Merino Chacón
La última de las batallas: la guerra química | Federación de Caza de Castilla y León
APEGA y sus amantes de la perdiz autóctona | Miguel Ángel Arnau
Obsesión sobre la media veda | José Luis Garrido
La propuesta de la caza como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad | Roberto Sánchez Garrido
Las vueltas del nuevo Plan del Lobo | Federación de Caza de Castilla y León
¿Son nuestras las reservas de caza de Castilla y León? | Federación de Caza de Castilla y León
Cazadores: presuntos acusados | UNITEGA
Crónica de un atropello | Fernando Tello del Hoyo
Cuando un tonto coge una linde… | Gustavo Menéndez
Si los cazadores se extinguen alguien tendrá que poner el dinero para estabilizar las poblaciones silvestres | Víctor Mascarell
De cazadores huérfanos y perdices moribundas | Marcos Pedregal
El conejo no se exterminará jamás en Canarias | Juan Miguel Sánchez Roig
La caza no es un juego | Pedro Crespo Bernal
Disfruten del sabor a campo en Navidad | Lola Merino Chacón
Cuando la información a los cazadores indigna | UNITEGA
La caza con rehalas: Trabajo y Seguridad Social | ARRECAL
Marcos Pedregal, el iluminado de la perdiz | Antonio Mota
Fringílidos: Una errónea interpretación causará su prohibición | UNAC
Control de zorros: Modalidades autorizadas. Situación del control con nuevas trampas | José Luis Garrido
Los paracaidistas de la custodia del territorio | Antonio Mota
No al exterminio del arruí alicantino | Raimundo Montero
Sólo interesa la ‘caza’ del voto | Sebastián Torres
La humanización de los perros | UNAC
Larga vida al muflón del Atlas | José Antonio Moreno Ruiz
La fuerza de la razón: Éxito de la manifestación en Sevilla en defensa de la rehala y la montería española | Alfonso Aguado Puig
La caza en Castilla-La Mancha, una mirada con perspectiva | Luis Fernando Villanueva
La ecocondicionalidad para cosechar, recoger la paja y labrar los rastrojos | ADECANA
Codornices de ayer, de hoy y… | Miguel Ángel Romero
La media veda posible | José Luis Garrido
Las claves para la media veda a la codorniz | Fermín Mourenza
¿Por qué debo ir yo a la manifestación? | Mesa en Defensa de la Rehala y la Montería
Buscando soluciones | Gabriel Marco Tejedor
Torcaces y tórtolas, un futuro diferente | José Luis Garrido
Cospedal y su apuesta por el Turismo Cinegético | Lola Merino Chacón
15 de octubre, Día Mundial de la Mujer Rural | Lola Merino Chacón
El jabalí, un problema en muchos lugares de España | José Luis Garrido
El tiempo y la caza | Raúl Guzmán
La perdiz roja, en coma profundo | José Luis Garrido
El silvestrismo acosado | José Luis Garrido
La Navidad, antesala de un año esperanzador | Lola Merino Chacón
Crónica de una muerte anunciada | Roberto Rodríguez
Los cazadores son parte de la solución | Eloy Coello Luis
¿Qué pasa en Castillejo de Robledo? | Colectivo de cazadores de competición
Violencia en las calles | Roberto Rodríguez
Carta abierta a la Directora de SEO Birdlife y al Secretario General de WWF | Luis Fernando Villanueva
Ocho acciones para una caza menor sostenible | José Luis Garrido
Nueva amenaza para los buitres ibéricos | Antoni Margalida y otros
Internet para tontos | Roberto Rodríguez
El lobo desde la distancia | Víctor Ferri
Lo que el viento se llevó | Roberto Rodríguez
La caza del conejo de monte en Galicia y su futuro (Parte 1) | Jaime Veiga Fontán
Una reflexión sobre los enfrentamientos con el ecologismo | Alberto Ramos
¿Y para qué sirve la Dirección General del Medio Natural de la Junta de Castilla y León? | Francisco Javier Fernández Escudero
El despropósito y la destrucción de la cabaña de jabalí en Galicia | Francisco Chan
Una pequeña historia | Ricardo Gasco
La custodia del patrimonio | Víctor Mascarell
La caza del siglo XXI | Consultora Kerétaro
La Ley de Montes, otra oportunidad perdida | Juan Miguel Sánchez Roig
Ni linces ni conejos | José Luis Garrido
Morir matando | Roberto Rodríguez
En defensa de la Caza y los Cazadores | UNAC
Los propios dioses | Roberto Rodríguez
El derecho de participación de la caza social | Víctor Mascarell
Animalistas y prestigio de cazador | José Luis Garrido
Octubre maravilloso | Joaquim Vidal
La faz de cazador de Don Quijote madrugador | Eduardo Coca Vita
Política y caza: Cinco preguntas a los partidos políticos | José Luis Garrido
Carta de un cazador a los Reyes Magos | José Luis Garrido
Pero, ¿veremos patirrojas puras en 2016? | Diego Ruzafa
El lobo y su problemática en Euskadi | Julen Rekondo
Caza social, recreativa y sostenible | Víctor Mascarell
¿Para qué la investigación cinegética? | Julen Rekondo
La caza es mucho más que un deporte | ADECANA
Caza y conservación | Julen Rekondo
Entre rebeldía y bochorno | José Luis Garrido
La caza y su imagen pública | Julen Rekondo
El Gobierno de Canarias, sin rumbo en materia cinegética | Eloy Coello Luis
¿A quién corresponde conservar la fauna silvestre y sus hábitats? | ADECANA
La UNAC se suma a impulsar una alianza del rural | UNAC
Concentración de avutardas | José Luis Garrido
No os esforcéis: no nos entenderán | Joaquim Vidal
La nueva ganadería | Víctor Ferri
Incidente cinegético en el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel | Matías Arroyo
Animales no humanos | José Luis Garrido
Munición de plomo: ¿sí o no? | Julen Rekondo
150.000 cazadores y pescadores de asfalto, por un día | Rodrigo Moreno de Borbón
El lince ibérico, en vías de recuperación | Julen Rekondo
Demasiado medio ambiente | UNAC
En procesión por la Gran Vía | José Luis Garrido
Solos ante el problema | Juan Miguel Sánchez Roig
Los atropellos de fauna cuestan más de cien millones de euros al año en España | Julen Rekondo
Agricultura respetuosa con el medio natural | Federación de Caza de Castilla y León
Retos de la caza social para la gestión de la perdiz roja | Juan Miguel Sánchez Roig
Las perreras municipales no están llenas de perros de caza | UNAC
Control de predación en España: lo que no quieren contarnos | Juan Miguel Sánchez Roig
Con los incendios forestales se pierden más que árboles | Julen Rekondo
Argumentos contra la matanza del arruí español | Raimundo Montero
 

Avisos legales | redacción@club-caza.com
© club-caza.com 2002/2010
Desarrollo: niwala.com

CDC