Efecto negativo de la Ley de Caza andaluza

Jos Carlos Taviel

 

Como era de esperar se ha producido y cumplido todo lo que se presagiaba sobre las repercusiones negativas que acarrearan la entrada en vigor y aplicacin de la nueva ley, al quedar en sta prohibida la caza en "terrenos libres" entre otras prohibiciones de igual o mayor relevancia.

Lo más significativo radica en el espectacular aumento sobre la especulación creada en los cotos de caza privados y deportivos y la exigencia de participación económica de los propietarios de terrenos agrícolas y forestales, cedidos a sociedades federadas de caza. También seriamente importante y a destacar, las sanciones habidas por infracciones de caza, aplicándose un aumento irracional y desproporcionado de las cuantías con relación a legislaciones anteriores.

El radicalismo desmesurado del contenido y enmarañado texto de la actual ley; la falta de comunicación e información individualizada desde el proyecto y hasta su aprobación por parte de la Consejería de Medio Ambiente, Grupo Socialista y Federación Andaluza de Caza y el efecto sorpresa por añadidura, ha calado profundamente en el colectivo de cazadores de forma impactante. La ausencia democrática de representatividad por parte de cazadores de diferentes clases sociales en su negociación; la pérdida de nuestras libertades al legítimo derecho a cazar libremente en nuestros terrenos de aprovechamiento común, nos merece el desprecio a esta ley que ha provocado una reacción unánime de rechazo altamente descalificatorio y con grado de disconformidad imperante en todos los cazadores andaluces. Hemos soportado abusos y especulaciones para poder cazar esta temporada en cotos privados y deportivos. Éstos han disparado espectacularmente los precios: especialmente y de momento los cotos privados, imponiéndose el precio por tarjeta el ciento por ciento con relación a la temporada anterior. Hechos lamentables que promocionan de nuevo al pícaro timador en este sucio, negro y especulador negocio de la caza. Estos hábiles personajes, se dedican a practicar el "timo al pobre e ingenuo cazador", sustanciando y regalando ilusiones durante la engañosa venta del producto, exponiendo entre otras cosas un suculento y variado plan técnico de caza totalmente contrario a la realidad.

 Esta ley no ayuda en absoluto ni beneficia al cazador modesto. Todo lo contrario, ha despertado el sueño profundo de especuladores que empiezan a actuar de forma indiscriminada. 

Me ha llamado especialmente la atención, el timo masivo a una peña de cazadores de Algeciras, en la que pagaron por cazar en una finca del término municipal de Conil, por cazador, la cantidad de 1600 euros, que traducidos a pesetas serán algo así como (266.217,60), y que contabilizado en piezas cobradas asciende a una perdiz y cuatro conejos en la temporada.

Estos cazadores, cazados, timados y engañados, aumentan considerablemente el número de denuncias por abusos y fraudes habidos a lo largo de esta temporada 2004-2005.

Citado anteriormente, en algunas zonas todavía sin especificar, los propietarios de terrenos cedidos a sociedades de cazadores federadas, están exigiendo su participación económica en los beneficios de este "pastel", causando gran revuelo en todas las sociedades federadas andaluzas.

Un problema más que deberá solucionar la Consejería de Medio Ambiente, Grupo Socialista y Federación Andaluza de Caza como creadores de este entuerto. En resumidas cuentas, la problemática está servida.

En algunas zonas de la sierra gaditana, concretamente en municipios cercanos a los pantanos del Guadalcacín o los Hurones: Algar, Alcalá de los Gazules, San José del Valle, entre otros muchos, se han dado casos de llegar a pagarse por tirada de zorzales 330 euros/día (55.000 Ptas.) sin garantía alguna, ni tan siquiera estimación numérica de zorzales; escaseando esta temporada la especie en toda la zona de la sierra. En resumidas cuentas: los daños colaterales, económicos y el crecimiento impune de estos personajes que se dedican al timo cinegético, va en considerable aumento, al desaparecer las zonas de aprovechamiento común que existían en estos municipios y que daban al menos algo mas de cobertura a miles de cazadores de bajo poder adquisitivo y que esta ley ha eliminado. Estos granujas continuarán su andadura en busca de presas. Se hacen anunciar en revistas de caza para dar mas apariencia legal e iniciar las capturas de cazadores ilusionados de buena fe, dispuestos a sufragar con sus ahorros anuales los gastos de la próxima temporada de caza, a pesar de estar guardando dinero en una alcancía de barro, para luego caer en manos de desaprensivos y desalmados timadores sin escrúpulos.

De todos es sabido que esta suspicacia ya existía, aunque de forma más o menos discreta. Ahora, y gracias a la nueva ley, se ejerce de forma desmedida, abusiva y descontrolada. Hechos que deberán ser denunciados antes de que se extralimiten, debiendo intervenir de forma inmediata las autoridades fiscales competentes, antes de que se convierta en una mafia más potencial y por tanto difícil de erradicar.

Como comenté a principio de temporada de caza y en varios escritos de opinión, publicados en diversos medios de comunicación de Andalucía, los augurios que se avecinaban se han cumplido.

Esta ley no ayuda en absoluto ni beneficia al cazador modesto. Todo lo contrario, ha despertado el sueño profundo de especuladores que empiezan a actuar de forma indiscriminada, "cavando como tejones", empezando a especular la tierra agrícola y forestal como si de suelo urbano se tratase. ¡Un desmadre! Por todo ello, nosotros, los cazadores de escopeta, canana, morral y perro, nos manifestaremos y lucharemos tantas veces sea necesario hasta conseguir lo que realmente es justo, nuestro y que por consiguiente nos corresponde, que es el libre ejercicio de la caza en nuestra tierra.

Hemos aceptado en todo momento las leyes que establecen el respeto a la flora y fauna silvestres, adaptándonos de forma gradual a las innovaciones sobre educación medio ambiental, especies protegidas y amenazadas, etc. Todo ello, sin presiones tan destructivas y dictatoriales como las que estamos sufriendo con esta ley; molde perfecto para la exclusiva capitalista, federativa y el fomento peligroso de acciones mafiosas, que dañan hasta la saciedad al cazador de escasos recursos económicos y destruyen las ilusiones de jubilados, parados y jóvenes que emprenden y ocupan su tiempo de ocio en este noble deporte de la caza.

Solo pretendemos y exigimos una ley en la que tengamos cabida todos los cazadores andaluces, sea cual sea su estatus económico.

Vamos a seguir reivindicando a los gobernantes andaluces y altos cargos federados, devuelvan lo que han sustraído a los cazadores: la caza, nuestra caza. Seguiremos insistiendo hasta la saciedad e iniciaremos movilizaciones y manifestaciones públicas en contra de esta ley, y si es preciso y necesario, llevaremos este caso hasta los más altos tribunales del país.

Alrededor de diez o quince mil cazadores andaluces se desplazaron durante esta temporada de caza a Extremadura, recorriendo largas distancias durante los fines de semana. Motivo: la existencia de terrenos libres de aprovechamiento cinegético y beneficiando por partida doble y de forma directa a los gremios del comercio y la hostelería de la autonomía extremeña. Es lamentable tener en Andalucía la caza cercana a tu ciudad y estar obligado, si quieres cazar, a recorrer cientos de kilómetros hacia otros lugares.

 

José Carlos Taviel de Andrade Ruiz
Sanlúcar de Barrameda
(Cádiz)
09.03.05

 

Comentarios (9)

Sólo Usuarios Registrados
Insertar Comentario

Usa un tono respetuoso y procura que tus comentarios sean relevantes y relacionados con el artículo. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Los comentarios inapropiados o en tono ofensivo podrán ser editados o eliminados.

Ley de Flora y Fauna
Nikao
14/03/2005 21:16:19
El "paisaje" ha quedado materialmente arrasado con la "progresista" legislacin amasada en Andaluca con la negociadora intervencin del Presidente Federativo Carlos Astorga. Jos Carlos solo ha tocado uno de los muchos efectos negativos para la caza que de esa Ley se deriva.
Por cierto, el Instituto Andaluz de la Caza que meti Astorga, Para qu sirve, aparte de enchufar a ciertos privilegiados?.
No toco otros "efectos", que dejo para que otros compaeros comenten. Es la triste realidad que se contenpla desde el campo andaluz.
Juan
DONDE CAZAR
deividfor
22/03/2005 13:07:23
Especial relevancia ha tenido como bien dices el hecho de la desaparicin de los denominados terrenos libres, ya que como consecuencia de ello son miles los cazadores a los que se les ha obligado a "buscar coto". En sete sentido a quien ms se ha beneficiado ha sido a esos personajes sin escrpulos que se dedican a timar jugando con las esperanzas y la aficin de los cazadores.

Y es que practicar nuestra aficin se ha convertido en una ardua tarea, reservada al parecer a unos pocos privilegiados los cuales no escatiman en gastos, y sobre todo en influencias (de toda clase)para cazar donde mejor les parezca.
Sin embargo para la inmensa mayora el simple hecho de encontrar terrenos en los que cazar, resulta simplemente imposible, si es que no te quieres dejar "medio sueldo" en el camino y encima con la posibilidad de ser engaados.

Y en todo esto pienso que la Federacin como entidad que representa a todos los cazadores,(no slo a esos pocos que no tienen problemas para conseguir cazar entre los que se encuentran ellos mismos), tendr algo que decir y sobre todo que hacer. De lo contrario la propia actividad cinegtica estara abocada a la desaparacin si no se facilita a los jvenes el acceso a cotos en los que poder practicar su actividad cinegtica.

En resumen, pienso que desde la Federacin se deberan proponer las medidas oportunas a adoptar con la colaboracin de las Distintas administraciones, para que se facilite el acceso de los cazadores a los cotos, especialmente a las sociedades deportivas de caza, ya que su fn no es otro que la mera prctica deportiva.

Desde mi punto de vista una medida lgica sera la implantacin de cups de cazadores locales, regionales y nacionales en estas sociedades cuya ejecucin sea de obligado cumplimiento para la concesin administrativa como sociedad deportiva de caza por parte de la Administracin competente en cada Comunidad.

Con esto se conseguira que dichas sociedades a las que tienes que presentarte como si te estuviesen haciendo un favor, tuviesen que completar sus cupos de cazadores si es que quieren cazar, y por tanto se facilitase e incluso fomentasen en gran medida la entrada de muchisimos cazadores no locales a los que a da de hoy se les est imposibilitando PODER CAZAR, por el simple hecho de "no ser del pueblo".
TERRENOS DE DESAPROVECHAMIENTO CINEGTICO COMN
CHANTEO
23/03/2005 1:20:06
Amigo Jos Carlos: Comparto plenamente la interpretacin que efectas de la Ley de Caza en Andaluca, desde el punto de vista de cazador modesto, del que soy pleno defensor y en el que me encuentro, al entender que el deporte venatorio est encrustado en el modus vivendi andaluz del que participamos ms modestos que privilegiados, y desde el punto de vista de los propietarios quienes pueden optar por dejar sus terrenos libres ya que su preocupacin por las especies cinegticas es inexistente o exigir a las Sociedades Recreativas de caza, hoy Clubs deportivos de caza sumas dinerarias por encima de su valor en relacin a su riqueza cinegtica. De ello, no puede sino inferirse que la Consejera de Medio Ambiente, adems de las instituciones que mencionas, entienden al deporte de la caza como autorregulable, debiendo regirse de forma privada, no surtiendo dicha ley efectos frente a los cotos privados de caza salvo en lo relativo a sus planes cinegticos y s, sobre los de aprovechamiento cinegtico comn, que quedan como reserva.

Dicha Ley, a mi juicio, supone una gran despreocupacin real por la tradicin venatoria en muchos pueblos de Andaluca y de sus gentes y sobremanera por el cuidado real y efectivo de nuestras especies cinegticas fundamentalmente de caza menor, sin que la misma promueva, favorezca o facilite la perdurabilidad de las especies cinegticas y el mantenimiento de nuestra riqueza faunstica. Chanteo, Jan.
SUPRESION DE LOS TERRENOS LIBRES
picalambres
03/04/2005 19:48:13
ENTRE LOS MUCHOS ASPECTOS NEGATIVOS QUE HA TRAIDO LA NUEVA LEY DE FAUNA Y FLORA SILVESTRES, DESTACA LA SUPRESION DE LA CAZA EN LOS TERRENOS LIBRES,LO CUAL BENEFICIA A LOS TITULARES DE DICHOS TERRENOS, YA QUE ANTES, SI ESTOS NO QUERIAN QUE NADIE CAZASE EN ELLOS ACOTABAN LOS MISMOS, PERO AHORA ES AL CONTRARIO, SI NO QUIEREN QUE CACE NADIE Y LO TENIAN ACOTADO, HAN ENCONTRADO LA SOLUCION CON ESTA LEY, DAN DE BAJA EL COTO Y SANSEACAB. OTRO ASPECTO A MI OPONION ES QUE DICHA PROHIBICION ATENTA CONTRA LA CONSTITUCION ESPAOLA Y LOS DERECHOS DE LOS CIUDADANOS, QUE,OJO!, LO SON TAMBIEN LOS CAZADORES, Y SI POR CUESTIONES ECONOMICAS NO TE PUEDES PERMITIR PAGAR UN COTO PUES TE QUEDAS YA NO DIGO "SIN CAZAR", SI NO SIN PODER SALIR AL CAMPO A PASEAR LA ESCOPETA.Y AUN ASI LAS TASAS DE LAS LICENCIAS DE CAZA NI HAN VARIADO, DADO QUE PARA PODER POSEER UNA ESCOPETA SE NECESITA TENER LICENCIA DE CAZA, PERO PARA QUE LA QUEREMOS?, SI NO ANDAMOS LARGOS DE "MONEY" NO PODEMOS ASOMAR LOS BIGOTES AL CAMPO CON ESA ESCOPETA CON LA TANTOS BUENOS RATOS HEMOS ECHADO. Y NO HABLEMOS DEL TEMA DE QUE SI SE QUIERE FASTIDIAR AL TITULAR DE UN COTO, NO HAY NADA MAS QUE PRESENTARNOS EN EL PUESTO DE LA GUARDIA CIVIL CON UNA "TAJADA" DE CARNE ALIADA CON ESTRICNINA DICIENDO QUE LA HEMOS ENCONTRADO EN TAL SITIO, PARA QUE A DICHO TITULAR LE DEN DE BAJA EL ACOTADO!, MAL ASUNTO ESE Y QUE VA EN CONTRA DE UNO DE LOS PRINCIPIOS DE NUESTRA CONSTITUCION ESPAOLA, EL PRINCIPIO DE PRESUNCION DE INOCENCIA.PIENSO SERIAMENTE QUE LA CITADA LEY PUEDE SER RECURRIDA CON MUY POSIBLE EXITO.
TERRENOS LIBRES O DE APOVECHAMIENTO COMN
Escopetn
10/04/2005 12:16:12
La polmica est servida con la desaparicin en la vigente normativa sobre la caza en Andaluca, de los llamados terrenos libres o de aprovechamiento comn.

En primer lugar, creo que en nuestra regin pocos terrenos no estaban acotados, a excepcin de aquellos, normalmente de poca extensin,que se encontraban dentro de acotados, los llamados enclaves.

Por eso creo que poca o nula influencia ha provocado que por la norma se haya prohibido cazar en terrenos que no estn acotados, que como escribo ms arriba, en la prctica no existan, al menos en la provincia de Granada.

Pero es ms, en aquellos lugares en que si haba algn terreno, digno de llamarse as por su extensin, de todos es sabido, que no haba nada de caza, ya que el no estar gestionado, en los primeros das de levantarse la veda, se le disparaba a todo lo que se mova o volaba.

Por ello, la nica solucin para que se pueda cazar por unos precios razonables, es que la Administracin, y en concreto los Ayuntamientos, gestionen como terrenos de aprovechamiento cinegtico, aquellos comunales y los de propios, y en los mismos, con las limitaciones que conlleve el plan tcnico, se habiliten para la prctica del deporte de la caza, cuyo deporte podran ejercitar no solo los vecinos, si no adems un cupo de cazadores que no lo fuesen.

Lo dems es mera utopa, dado que el poder cazar cuesta dinero, yo dira que mucho, y los propietarios de los terrenos cada vez quieren cobrar ms, porque la gestin, la buena gestin, es cara.

Las Delegaciones de Medio Ambiente, sortean puestos para las monteras o batidas que se dan en terrenos de los Parques Naturales e igualmente hace la FAC en las fincas de la Sociedad de Hornachuelos.

Se que este comunicado no gustar a muchos asiduos de esta pgina, pero ah esta la realidad y mi opinin sobre los terrenos libres o de aprovechamiento comn.

Un abrazo

Escopetn

Efecto negativo ley de caza en Andaluca
Taochico
18/04/2005 19:10:37
Quisiera dar las gracias a Club de Caza por la publicacin del artculo "Efecto negativo en la aplicacin ley de caza ...... de fecha 09.03.05. Por otra parte expreso mi agradecimiento a los lectores, comentaristas y opiniones recibidas. Especialmente a los seores Nikao, deividfor, CHANTEO, picolambres y escopetn.
Hasta muy pronto.

Jos Carlos
sobre la ley famosa de caza
lagranja8
25/04/2005 13:08:00
Te apoyo en todo lo que dices ,en todas tus palabras y creo que me falta aadir un comentario que decimos de los terceros y cuartos compradores de la caza ,el propietario se lo vende a un seor COMPRADOR este a su vez ganandole de 6.000 para arriba se lo vende a otro seor que si es cazador y ganandole su tarjeta y la de sus 4 o 5 amiguetes se la vende a los SUFRIDOS CAZADORES que somos los que pagamos por cazar en un terreno que no tiene nada pero que a nuestros ojos un trozo de tierra con dos rabos de conejos y unas patas rojas ya es el coto de nuestra vida y seguimos los mismos pagandole a los mismos y tomandonos el pelo los mismos y la FEDERACION SIGUE SIN ESCUCHARNOS Y SIN HACER NADA POR NOSOTROS si esto ocurriera con los venados?o con los pajaros en batida?no se hubiera arreglado? seguro que si un abrazo a todos
Efecto negativo de la ley de caza andaluza
Taochico
26/05/2005 22:40:08
Quisiera insertar ayuda hacia este artculo indicando a todas las asociaciones de caza y cazadores afectados por esta ley se dirijan a :

Cazadores Andaluca Occidental
Telefonos y fax. 956 36 47 05 - 954 84 07 90 -676 52 43 35 - 646 01 36 43 - 610 45 64 66 - 956 60 20 87 -954 84 07 90 - 956 33 17 19 -956 41 00 03 - 955 87 01 80 - 956 69 85 51- 956 58 81 22 -

Los cazadores de Andaluca Occidental estn uniendose para iniciar manifestaciones solicitando abolicin de la ley 8/2003 de 28 de octubre de la flora y la fauna silvestres y la sustituyan por una 'autntica ley de caza' donde tengan cabida todos los andaluces y no solamente los cazadores ricos.

As que nimo y al tanto de las noticias para protestaar y reivindicar nuestros derechos.

Saludos a todos.
ley de caza andaluza
bruji
07/12/2005 12:53:56
Estoy deacuerdo con la medida tomada por el gobierno andaluz en este tema;por qu?:Antes de la ley,habia muy pocos sitios libres, lo que implica una masificacion de estos terrenos por cuenta de los cazadores "fatigas" que al apostre pertenecen a algn coto.Quiero decir con esto, que tanto la caza en coto como fuera, est lleno de desalmados y cazadores poco deportivos,yo pertenezco a una sociedad deportiva de caza,el titular del coto te aseguro que vive de ello,tiene masificado el coto y da pnico andar con tu perro y disfrutar de tu deporte.Todos los aos se borran muchos socios, pero entran otros tantos, pagando 120 mas por ser el primer ao ,ahora estamos pagando 720 .
Aficionados "fatigas" que yo conozca, tienen varios cotos , que van alternando segn les convengan.
Los guardas en este coto no aparecen, segn el titular todos los aos se repueblan con conejos vacunados ??????. En esta temporada, llevo un conejo y una perdiz,cierto es que cazo solo un rato por la maana, y con perro siempre. Los busca carne, cambian los perros por la tarde y siguen la faena,los cupos para ellos no cuentan y si no son ellos los tiran otros,esta gente son mas de los que nos imaginamos.
O sea, tenemos un cotero de negocio, y unos deportistas buscando carne.
Si esto ocurre en un coto deportivo , imaginaros lo que pasa en terrenos libres, un disparate, la caza se ha quedado , para tirar zorzales.
pd.soy de Cadiz saludos y mucho deporte.

 

Leer más

Navegación
Ir al índice
Artículo siguiente: Paisajes eco-compatibles | Jess Nadal
Artículo anterior: Problemas con el cobro | Jess Barroso de la Iglesia
Otros artículos de Jos Carlos Taviel
Quin se beneficia de la Ley de Caza andaluza? (31/05/2005)
Plaga de meloncillos en Andaluca (27/02/2006)
A la Real Federacin Espaola de Caza (26/03/2007)
Artículos relacionados con 'Caza'
El presente de la Caza | Pipo
La frase que siempre se repite | Rayn
El dinero de la caza | Jos Luis Garrido
Timadores o...? | Rayn
En defensa de la caza: tica | Virguez
Una cuestin de Justicia Legal: los Derechos de la Caza | ACCSA
R.N. de Cazorla, Segura y Las Villas | Rafael M. Barrachina
Admiracin? a cada uno la que merezca | Rayn
El primer da de caza | Jos Luis Garrido
Qu se siente cuando se mata un animal? | Jos Luis Garrido
El delito del furtivismo | Cesreo Martn
El bosque de Sherwood | Pardal
Medio natural: Gran parque de atracciones? | Joaquim Vidal
Sabemos de Caza? | Kodiak
Aprender a cazar con perro | Jess Nadal
Paisajes eco-compatibles | Jess Nadal
Dinero bien usado, dinero desperdiciado | Julio Puertas
Sobre terrorismo cinegtico | Rafael M. Barrachina
Ya no quiero ser Presidente de la RFEC | Rafael M. Barrachina
Los zorzales y sus cambios | Rayn
Caceras por inters? | Diego Ruzafa
Corzos y atropellos: qu hacer para evitarlos | Asociacin del Corzo Espaol
Mucho texto y pocos contenidos | Kodiak
La revolucin insecticida y el progreso | Juan Jerez
Una trayectoria ejemplar | Jos Luis Garrido
Cmo aprender de los perdiceros veteranos | Miguel F. Soler
Morir por la caza | Jos Luis Garrido
Es sana la carne de caza? | Jess SEVILLANO y otros
10 consejos para cazar conejos en verano | Paco Mateo
Por gentica o por necesidad? | Rayn
La caza en su estado puro | Dmaso Jorreto
Las antidas: un grupo en expansin | Palacios, Rodrguez y Yanes
La caza es verde | La Caza y su Mundo
Cada ao hay ms torcaces | Miguel ngel Romero
Cuando el cazador hace de maestro | Miguel F. Soler
Piezas plomeadas, dnde las busco? | Juan Salvador Calzas Prados
Corazn de len | Antonio Mata
Es compatible la caza de conejos y becadas? | Miguel F. Soler
Artículos relacionados con 'Legislacin'
El bosque de Sherwood | Pardal
Quin defiende a los cazadores en la UE? | Vctor Mascarell
El Perro de Rehala, animal domstico de compaa | AER
Nuevos cotos en Castilla y Len | Jos Luis Garrido
Los Espacios Naturales Protegidos y la Caza | Santiago Segovia
Quin se beneficia de la Ley de Caza andaluza? | Jos Carlos Taviel
La FAC y el Reglamento de Caza | Manuel Bravo
Reglamento de Caza de Andaluca: nuevas objeciones | Miguel Pez
Apertura de la temporada en Castilla - La Mancha | Mariano Lpez Peuelo
Me alegra el Anteproyecto de ley del Patrimonio Natural y la Biodiversidad, y me preocupa su relacin con la Caza y la Pesca. | Vctor Mascarell
Es necesario movilizar a los cazadores andaluces de nuevo? | Carlos Andrade
La Caza, una cuestin de voluntades y competencias, su defensa | Vctor Mascarell
A la Real Federacin Espaola de Caza | Jos Carlos Taviel
Cierre de cotos por veneno | Varios Autores
Las especies de caza tambin son un patrimonio natural | Vctor Mascarell
Ley de Patrimonio Natural | Alonso Schez Gascn
Cargarse la caza de un plumazo | Paco Bastida
Las claves de la sealizacin cinegtica | Vctor Manteca
Si quiere cazar en toda Espaa, ya sabe: haga acopio de permisos | Julio Molina
Irregularidades con la licencia de caza | Vctor Manteca
Carta abierta al Defensor del Pueblo de Andaluca | Jos Aguilocho
Cmo importo un trofeo? | Israel H. Tabernero
Por encima del Defensor del Pueblo | Santiago Segovia
Titulares de coto, siempre culpables? | Luz Alonso
De quin es la caza? | Antonio de Palma Villaln
Causas de exoneracin | Antonio de Palma Villaln
Ecologa moderna | Antonio de Palma Villaln
La PAC y la nueva reforma que se avecina | Jess Llorente
El transporte de la caza | Antonio de Palma Villaln
Normas para el uso de armas | Antonio de Palma Villaln
Caza y celo | Antonio de Palma Villaln
Iluminacin nocturna | Antonio de Palma Villaln
Situacin jurdica actual de la caza con arco | Antonio de Palma Villaln
Incendios forestales | Antonio de Palma Villaln
Comederos y bebederos | Antonio de Palma Villaln
El comiso de las armas | Cristina Sualdea Barrio
Daos contra el patrimonio cinegtico | Cristina Sualdea Barrio
Los terrenos libres en la Ley del Patrimonio Cinegtico | UNAC
Contaminacin humana | Antonio De Palma Villaln
Cuestin de linderos | Cristina Sualdea Barrio
Cazar ya es europeo | Santiago Ballesteros
Esperas equivocadas | Luz Alonso
Entidades de Custodia para el Patrimonio Cinegtico | Vctor Mascarell
Exculpado por ser coto de caza menor | Luz Alonso
El contrato del coto | Jorge Bernad
Un voto para la esperanza | ngel Vidal
Furtivismo | Luz Alonso
El zorro de Gongolaz | Flix J. Ruiz Marfany
Preparadas las aves acuticas de reclamo | Salvador Barber
As influyen nuestros plaguicidas en nuestras especies | Jess Llorente
Zorzales: A vueltas con la prctica del parany | Ramiro Lapea
Cmo ser el prximo Reglamento de Armas? | Luis Prez de Len
Majestad SOCORRO! | Luis Prez de Len
Por qu los cotos siguen haciendo planes de caza? | Vctor Mascarell
Una ley de caza apta para todos los pblicos | ADECAPGAZTEAK
Jaque mate a la caza en el Alto Tajo | Jos Rubn de Vicente
Accidentes provocados por especies cinegticas | M.A.R.
La Licencia de Caza: negando la mayor | Federacin de Caza de Castilla y Len
Entidades colaboradoras de la Ley de Caza de Canarias | Juan Miguel Snchez Roig
Licencia Interautonmica - Examen del Cazador | Jos Luis Garrido
Una licencia interautonmica para unos pocos | UNAC
 

Avisos legales | redacción@club-caza.com
© club-caza.com 2002/2010
Desarrollo: niwala.com

CDC