Problemas con el cobro

Jesús Barroso de la Iglesia

 

Desde hace ya tiempo vengo observando que uno de los problemas más frecuentes con los que se encuentra el cazador con perro de muestra es el cobro. Es más común de lo que quisiéramos, encontrarnos con perros que no portan, o que no traen, o que entierran las piezas o que se las tragan. Normalmente el cazador pide soluciones para estos problemas sin más, quieren saber como corregir esta u otra actitud de su perro, pero para conseguirlo la mejor solución es mirar hacia atrás, buscar cual fue la causa, la raiz, el detonante que provocó la actual actitud del can. Yo digo que fuimos nosotros mismos la mayoría de las veces los causantes del problema.

Independientemente de la raza, todos los perros tienen un instinto natural de cobro más o menos acentuado, ese instinto es lo que les queda de su primo lejano el lobo, el predador, es lo que les hace correr detrás de todo lo que se mueve cuando son aun cachorros. En nuestra mano está el guiar ese instinto, moldearlo y conseguir que el perro ya adulto cace para nosotros, es lo que ha hecho el hombre desde que el primer lobo, miles de años atrás, se acercó a su caverna. Parece ser que una cosa tan simple como esta se nos ha olvidado por completo, creemos que el perro nace enseñado o que solamente a través de las experiencias va a aprender lo que nosotros queremos de él, bueno quizás hace unos años, cuando la densidad de caza era abrumadora y el cazador utilizaba como método de selección el plomo de doble cero, el perro aprendiera por la experiencia y porque solo quedaban los que lo hacían de ese modo. Pero hoy en día en que las piezas de caza son excasas y los lances se cuentan con los dedos de una mano, debemos poner más empeño en adaptar ese instinto primario del can. Eso no es otra cosa que adiestramiento.

 Eduquemos entonces a nuestros perros partiendo de una premisa básica: debemos entender el modo en que un perro aprende antes de intentar enseñarle algo. 

El cobro es una de las piezas que forman el puzzle del adiestramiento, pieza tan importante como cualquier otra, debemos comenzar con el cobro desde que el perro es un cachorro, tres meses o cuatro es la edad ideal para que corra detrás de la pelota, pero ¡¡ojo!! es un juego, no debemos exigir nada, solamente caricias y premios verbales, su cerebro capta enseguida esos premios, nuestro tono y eso motiva al cachorro a seguir jugando. Después de una primera toma de contacto con la pelota en la que el cachorro ha podido cogerla alguna vez y hasta portarla en la boca, pero dejándolo un poco a su aire, pasamos a intentar motivarlo para que nos la traiga. Cuando el cachorro coja la pelota, inmediatamente lo llamamos agachándonos, (no se porqué curioso motivo pero la gran mayoría de perros se acercan si tomamos esa postura y los llamamos, incluso perros de la calle que no se “casan” con nadie), si conseguimos que el perro acuda, muchas caricias y JAMÁS le arrebatamos la pelota, es su premio, su mayor premio, le dejamos que disfrute de él y se la cogemos suavemente de la boca para inmediatamente lanzársela de nuevo, de este modo el cachorro aprende rápido que el juego sigue cuando nos trae la pelota.

Poco a poco iremos cambiando la pelota por el rodillo o saco de tela relleno, para pasar a la pellica, al rodillo con plumas y finalmente a alguna pieza de caza. Comenzaremos ya a incorporar el comando “cobra”, “muerta”, ... que nos vendrá bien en esos lances en los que el perro no vea caer la pieza. La pellica hay que descartarla de inmediato si vemos en el cachorro la más mínima intención de “pelar”, lo dejaremos para más adelante, después contaré como hacer si intenta “pelar” nos tocará recurrir a la cuerda. Cuando utilicemos piezas de caza, que sean siempre congeladas o disecadas, preferiblemente de pluma por supuesto y que su tamaño sea medio, ni una codorniz nos vale ya que su tamaño incita a masticar o tragar, ni tampoco nos vale una pieza que le cueste portarla en exceso, una perdiz o una paloma es lo ideal.

Cuando tengamos el cobro dominado, si digo bien, tengamos, nosotros y el perro pero primero nosotros, podemos pasar a trabajar el cobro de olfato, es decir entrenar al perro a que busque la pieza muerta o herida y nos la traiga, pero utilizando el olfato. Para esto podemos utilizar bien una pellica de conejo o liebre, bien una pieza de caza como las anteriormente mencionadas, con las cuales haremos un rastro al principio sencillo y poco a poco lo vamos complicando, lógicamente sin que el perro nos vea. Pasaremos a soltar al perro y utilizando el comando busca o muerta lo ponemos sobre el inicio del rastro y nos quedamos en el sitio animándolo. Cuando la encuentre y la traiga, ya sabéis, caricias y halagos. Este ejercicio tan simple nos puede ayudar durante una jornada de caza a recuperar esas perdices alicortadas que tan difícil se lo ponen a nuestros perros.

 

SOLUCIÓN DE PROBLEMAS

Veamos ahora cuales son los problemas más típicos asociados al cobro que plantean muchos cazadores:

“mi perro coge la pieza y sale corriendo con ella” - Típica actitud del predador, del miembro de la manada que está en un rango inferior, sabe que el miembro alfa, el jefe, o sea el cazador se la va a quitar. Ahí está la causa, QUITAR, no hemos trabajado el cobro de forma adecuada, tal vez tan siquiera se ha llegado a trabajar nunca. Ya dije que el mayor premio para el perro es la pieza de caza, por tanto hay que enseñarlo a que compartiéndola también obtiene premio, gratitud por parte del “jefe”, caricias, premios verbales. La solución está en trabajar el cobro con piezas de caza a las que le atamos una cuerda, cuando el perro la coge nos agachamos y lo llamamos sin tirones bruscos de la pieza, no debemos pugnar por la pieza, podemos provocar males mayores como boca dura o incluso que se la coma. La tensión de la cuerda ha de ser mínima, solo está para ayudarnos, lo que tiene que hacer venir al perro somos nosotros con nuestra llamada.

Otra solución más “in situ” es llamar al perro mientras caminamos en dirección contraria a la suya, tal y como haríamos cuando se aleja en exceso, si el perro es joven preferirá nuestra compañía y acudirá, eso si, nunca arrebatarle la pieza, es mejor dejársela un rato, incluso que camine a nuestro lado con ella en la boca, “que se llene de caza” que dicen algunos, después se la pedimos suavemente y con caricias. Hay que apuntar siempre que en todas las correcciones la PACIENCIA es la mejor aliada y más si esas correcciones se hacen en un perro al que no se ha trabajado con unas nociones básicas de obediencia, está claro que la mejor solución está en adiestrar al perro, pero sigamos.

“ creí que no encontraba la pieza, pero resulta que las enterraba” – Otra típica actitud de predador, prepara la despensa para los momentos de excasez. El motivo es el mismo que el anterior, o mejor diría una consecuencia de una mala actuación por nuestra parte si se nos ha dado el caso anterior, el perro quiere evitar que le ARREBATE la pieza “el jefe” de su manada, posiblemente hemos corrido detrás de él y le hemos quitado la pieza bruscamente. La solución la misma que la anterior pero con un problema añadido, debemos seguir al perro para saber donde pretende enterrar la pieza para evitarlo ¿¿cómo?? JAMÁS lo regañaremos, pegaremos o iremos a arrebatarle “su pieza”, allí mismo lo llamamos y actuamos como en el anterior caso, lo que ahora el perro está parado y sorprendido porque lo hemos pillado con las manos en la masa, de modo que lo llamamos, nos agachamos, lo animamos a que venga, si lo hace caricias, premios, si no lo hace, nos alejamos de él llamándolo. Así y todo debemos trabajar el cobro con cuerda una vez acabada la jornada de caza.

“mi perro suelta la pieza mucho antes de llegar a mi” – Esto ocurre cuando hemos sido demasiado bruscos con el cachorro a la hora de entrenar el cobro, no hemos jugado, hemos sido unos tiranos y si a esto le añadimos que el perro posiblemente no sea fuerte de carácter, es decir sea más bien sumiso, pues el coctel está servido. Hemos pegado al perro por apretar una pieza, le hemos regañado por entretenerse en traer,..... eso hace que suelte la pieza antes o incluso que ni la toque, no todos los perros asocian de igual forma, pero lo que si está claro que si le pegamos el perro no asocia el palo con su actitud, lo asocia con la pieza y con nosotros, tal vez el día que los perros vayan a la universidad nos entiendan como desearíamos, de momento no nos queda otra que entenderlos nosotros a ellos.

“mi perro no cobra” – Puede darse el caso de cachorros que cobran perfectamente rodillos o pelotas pero no las piezas de caza. Aquí entra en juego el factor raza. Hay razas más predispuestas al cobro natural que otras, raro es ver algún ejemplar de razas continentales que no cobren instintivamente, esto se da más en las razas británicas ya que de todos es sabido que los ingleses cazaban con dos clases de perros, los de punta o muestra para encontrar y mostrar y los retriever o cobradores para cobrar, no se requería el cobro en los perros de muestra y por esa razón hoy día algunos ejemplares adolecen de esa falta de pasión a la hora del cobro. La solución pasa por motivar al perro, pero ¿¿cómo?? Podemos utilizar otro perro que compita por la pieza, la rivalidad suele dar buenos resultados para motivar al perro que no cobra, pero hay que tener cuidado ya que esa rivalidad es la misma que puede provocar “boca dura” en un perro, de modo que no excedernos es la clave, alternaremos los cobros con dos perros y uno solo.

Si no disponemos de otro perro que motive al nuestro, podemos utilizar una pieza de caza atada con una cuerda, le damos vueltas para que el perro la persiga y dejamos que la atrape, después de repetir algunas veces, lanzamos la pieza para que la cobre. A mi personalmente me ha funcionado este método.

“mi perro se traga las codornices” o “mi perro machaca las piezas” - En el primer caso el problema está en la ausencia total de entrenamiento en el cobro con piezas de caza, también por el tamaño de la pieza que incita a ello o puede que se dé como en los casos anteriores por temor a que le quitemos la pieza. La solución es de nuevo la cuerda y piezas de caza, primero perdiz o paloma y después codorniz , ya sabéis siempre congelada. El segundo caso es más un tema psicológico, el perro que machaca, que tiene la boca dura, que mastica la pieza, lo hace por una excitabilidad alta. Es un problema de mala solución, podremos conseguir que disminuya la excitabilidad y que apriete menos pero ese perro siempre apretará, algunas veces si y otras no, dependerá de su estado emocional. El mejor remedio para intentar solucionar esto es recurrir al cobro forzado, pero este método solamente lo recomendaría después de haber trabajado una obediencia básica completa. Consiste en aplicar un castigo (pisotón) que remitirá al hacer lo que se espera de él (coger la pieza o rodillo que le introducimos nosotros en la boca). No voy a entrar en más detalles sobre el cobro forzado, ya que es un tema largo y complejo en el que entran en juego no solo los conocimientos del que lo enseña si no factores como el carácter y la madurez del perro.

Un último apunte. Cualquiera de estos problemas se solucionan de igual modo en cachorros que en perros adultos, la dificultad de su resolución será directamente proporcional a la edad del perro, a más edad más difícil pero no imposible. Siempre se ha dicho que es mejor prevenir que curar, pero como buen dicho, la mayoría de las veces se queda en eso, en dicho, no se pone en práctica y de ese modo nos complicamos mucho. En el tema que estamos tratando, prevenir es entrenar, pero entrenar incluso en aquellos cachorros en los que el cobro es algo innato y natural. Nos servirá para pulir pequeños defectillos y para evitar problemas como los expuestos, porque algo está claro, es mucho más complicado corregir malas conductas que normalmente vienen dadas por malas asociaciones, que enseñar partiendo de cero. Creo que la elección es lógica, eduquemos entonces a nuestros perros partiendo de una premisa básica: debemos entender el modo en que un perro aprende antes de intentar enseñarle algo. Si actuamos así, el éxito está asegurado.

 

Sensei
Artículo cortesía de la revista "Perros de Caza"

 

Comentarios (26)

Sólo Usuarios Registrados
Insertar Comentario

Usa un tono respetuoso y procura que tus comentarios sean relevantes y relacionados con el artículo. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Los comentarios inapropiados o en tono ofensivo podrán ser editados o eliminados.

Gracias
sanchezcrs
18/03/2005 7:09:56
Sensei Gracias de nuevo por el articulo muy bueno por cierto.
GRACIAS SENSEI
c2962185
30/03/2005 16:15:48
Gracias sensei ,ha traves de tus recomendaciones estoy consiguiendo con un breton joven lo que nunca hubiera ,hubiese imaginado .

gracias otra vez y continua .

Animo.
informacion
pelos tiesos
02/05/2005 22:04:30
tengo un drahactar de 1 año de edad tengo un problema y no se como solucionarlo resulta que tengo dos perros mas uno tiene 5 meses y el otro ya es viejo esta con ellos bien pero cuando les tiro cualquier cosa para que lo traigan el dratar les muerde y no les deja ni acercarse eso se puede solucionar o voy a tener que salir a cazar con el solo no ba poder ir a cazar junto con otros me han dicho que esta rraza suele tener sete problema se puede solucionor de alguna manera gracias
cobro
eibar
07/06/2005 20:49:31
mi perra discrimina unas piezas de otras, siempre recoge la pieza pero mientras te deja la becada en los pies, nunca en la mano, suelta la codorniz despues del primer contacto, es una perra de seis años, ¿hay solucion?
perdon
eibar
07/06/2005 20:52:20
soy novato y me temo que me he equivocado de seccion
el cobro y machaca las piezas
kapilo
15/08/2005 21:38:54
Tengo un breton de 9 meses y me he forzado mucho
en adiestrarlo pero tiene un defecto que coje la pieza y sale corriendo.

Cuando coje una conorniz la machaca mucho, he han
dicho que cura con sal.


un saludo
Sin Título
agarre
20/08/2005 12:58:28
Muchas gracias, por tus sabios consejos, que son de guía para los cazadores que queremos iniciarnos en la caza con perro.
Muestra y cobro
copper
25/08/2005 19:59:00
Me estoy iniciando en la caza con perro y tengo un setter de cuatro meses en pleno adistramiento, Necesitaria que alguien me pueda contestar lo siguiente : el me hace una exelente muestra con una paloma congelada y por otro lado quiero enseñarle a traer la pieza pero tengo miedo de arruinarlo si le tiro la paloma para que la traiga y no vuelva mas a mostrar .. que deberia hacer en estos casos??
Muchisimas gracias y a sus servicios cuando lo necesiten.-
agradecimiento
rosor
27/09/2005 18:29:23
Te felicito por el articulo me ha sido muy probechoso.
un cordial saludo
mi perro machaca piezas
zorzal2
02/10/2005 13:07:08
hola, mi nombre es paco tengo un breton, es estupendo para la caza el unico problema es que cuando coje una pieza la machaca, tiene 9 años y no se si puedo correjirle tambien no melas trae a la mano. Es el primer perro de caza que tengo se que me quivoque en el adiestramiento. Mi pregunta es puedo correjirlo, porfabor aconsejeme
v sin mas un saludo.
paco.

lomasfranciscocaza@hotmail.com
gracias!!
raptor
25/10/2005 23:15:40
podrias hacer algo sobre enseñar a meter al perro a una zarza gracias
aprendiendo a la distancia
Rodrigo Gaston
18/04/2006 0:20:18
Muchas gracias señor sensei por brindar tantos conocimientos que en lo personal me a solucionado tontos problemas a la hora de empezar a trabajar con brisa,mi bretona de 8 meses.Le cuento que soy de Argentina,cazador y amante de los perros de caza.muchas gracias de nuevo. rodrigoxr@hotmail.com
consultaaaa
nicotanit
03/07/2006 22:06:42
soy nuevo en el foro me compre un breton de padres cazadores y quiero adiestrarlo para cazar...me gusta mucho cazar...alguien tiene algo pa pasarme por mail como para adiestrarlo!!! muchas gracias...
mi mail es nicolaslettieri2002@hotmail.com
Gracias Sensei
cartuchin
26/11/2006 14:34:02
Hola Suso, en primer lugar darte las gracias por todo lo que trabajas ayudando a la gente con problemas ante sus perros, yo era uno de esos, a fecha de hoy hace mas o menos un año estaba totalmente desmoralizado.

Aquel perro no cobraba, le abatía una pieza bajaba al barranco mordía y subía sin ella, era una desesperación, no sabia que hacer, me aconsejaban que me deshiciera de el, pero yo tenia el presentimiento que este perro iba ser un buen cazador.

Un día trasteando en internet, te conocí en esta pagina, donde también quiero dar las gracias a sus dueños y redactores, sobre todo a JG que lo conocí personalmente y me invito a una mistela, que si no hubiese sido por ellos, no conocería a este paleto de aupa, que de paleto no tiene nada jejeje.

A día de hoy mi perro cobra bien, pero no como a ti te gusta, ya sabes, a la mano, pero con lo que he conseguido soy feliz, el mundo del perro y la caza, cada día me motiva mas gracias a tus consejos y mucha paciencia, y sobre todo me da fuerzas para trabajar con mi perro y ver día tras día como evoluciona.

Sigue igual, algún día llegaras a lo más alto

Un Abrazo
Santi



mi perro cobra la pieza... pero no me la trae...
maxi23
17/07/2007 5:40:16
es un braco aleman... tiene un año... cuando era mas cachorro las cobraba ahora en las ultimas cacerias de patos dejo de hacerlo... quisiera saber que hacer?
mi perra los conejos no cobra muy bien
javier83
01/09/2007 15:04:29
mi pera los conejos no cobra muy bien los para a muestra sale lo mato y va y lo coje pero lo deja a unos 5 metros mia y lo suelta que puedo hacer para que lo trija a la mano
Ajuda
mula
12/02/2008 13:17:53
Mi perro braco Deutsche es de 18 meses con una aplastante piezas de caza son pequeños cuando creo que fue cuando empecé a practicar con él viven codorniz al comienzo agarrava vivos, la apertava.Não no sabe qué hacer para que no apriete tanto El caza.
Por favor ayuda
Gracias
Paulo Marques
supuestamente celos
BP
20/10/2008 13:14:40
estoy trabajando con perros de un año año y medio,decir que tienen bastante afición,el caso es que si les saco uno a uno veo que se centran mucho mas,pero dado que no dispongo de mucho tiempo,muchas veces los saco en parejas,y veo que el comportamiento es totalmente distinto,uno pendiente del otro incluso muchas veces se meten en la caza y rompen todo¿lo estaré haciendo mal?muchas gracias.
dejado de cobrar
peca
23/10/2008 19:00:50
tengo un perro cruze de breton y podenko cobraba bien hasta que el hijo de un cazador le kito la pieza de la boca bruscamente ke puedo hacer para ke vuelva a cobrar
perro de caza
setters
29/04/2009 18:54:49
buenas tengo una cria de mis perrs de caza (pointer y setter) con unos 8 meses ya ha salido al campo pero no ha mordido caza porque en mi coto este año no se ha podido cazar por unos problemas,lo unico que ha mordido es una paloma y una pellica de liebre... y mi pregunta es que hago para picarla o por lo menos para que no estrope al perro porque creo que como siga asi no me cazara,muchas gracias espero contestacion
cobro
Badenes
17/03/2010 21:18:08
Gracias por el articulo, voy a intentar que mi perra de cuatro años cobre bien las piezas, me has motivado, al menos lo intentaré, porque es uno de los problemas que tengo con ella.
Gracias.
remolino
remolino
02/11/2010 10:28:35
ola,tengo un problema con mi perra,ella me trae la pieza, np da vueltas con ella, antes de darmela se sienta delante de mi, pero no me la da,la pieza no la machaca está entera.La acaricio mucho para que me la de pero me cuesta mucho que la suelte. tiene 9 meses.He tenido 4 perros antes de ella y no he tenido este problema.

Espero que podais ayudar.

GRACIAS
Mi perro pela la pieza y no cobra
emiliodiazgalvez
30/11/2010 11:43:54
mi perro pela las piezas
emiliodiazgalvez
30/11/2010 11:46:27
hola me gustaria que ma aconsejaras para corregir a mi perro es un pointer de ocho meses que cuando llega a la pieza avatida "perdiz" intenta pelarla y luego la deja y no la cobra
muy buen articulo e aprendido algo muy importante
didacds
19/03/2013 13:15:00
Ha dejado de cobrar
benjamin munoz lopez
20/10/2014 21:31:46
Mi perra tiene dos años y medio, cuando me hice con ella en Nobiemre 2013 , cazaba pero no cobraba,la enseñe con una paloma muerta y antes de terminar la temporada pasada, cobraba pelo y pluma perfectamente y con mucha ilusion, en esta temporada sigio cobrando perfectamente hasta que hace tres semanas sin causas justificads dejo de cobrar, acude a la pieza abatida pero no hace intento,no se que hacer, le agradezco de antemanos su consejo , saludos benajmin Muñoz.

 

Leer más

Navegación
Ir al índice
Artículo siguiente: Efecto negativo de la Ley de Caza andaluza | José Carlos Taviel
Artículo anterior: Aprender a cazar con perro | Jesús Nadal
Otros artículos de Jesús Barroso de la Iglesia
La muestra: ¿nariz, cabeza o educación? (24/06/2005)
El cobro forzado (17/10/2005)
Jerarquía social, base del adiestramiento (21/01/2007)
El respeto al vuelo (30/01/2007)
El perro de puesto (16/01/2009)
El perro de puesto (II) (23/01/2009)
El perro de puesto (y III) (02/02/2009)
Artículos relacionados con 'Perros'
Los puestos en la caza del jabalí al rastro | Pardal
Consejos veterinarios durante la media veda | Alberto Arciniega
La Asociación Española de Rehalas informa | Asociación Española de Rehalas
Caza con perros de madriguera | Josep Mir
La cohesión en la jauría de perros de rastro | Pardal
Francia, el Olimpo del Perro de Rastro | Pardal
Prueba de perros de rastro sobre liebre en Corporales | Azul
Meditación ante las nuevas razas caninas autóctonas | Eduardo de Benito
VIII Monográfica del Club Español del Deustch Drahthaar | Teixugo
¿Y los criollos, qué? | Kenneth Torrealba
Perros de rastro: comparaciones estadísticas | Azul
Prueba de perros de rastro en Viveiro | Azul
El Perro de Rehala, animal doméstico de compañía | Asociación Española de Rehalas
I Jornadas de Caza del Club del Sabueso Español | Sau
La muestra: ¿nariz, cabeza o educación? | Jesús Barroso de la Iglesia
Valoración de los alimentos comerciales para perros | Alberto Arciniega
Pruebas de montaña: concursos de otro tipo | César González
El cobro forzado | Jesús Barroso de la Iglesia
El collar de impulsos eléctricos | Víctor Martínez Esandi
Pruebas de base, una necesidad imperiosa | César González
Prohibir la Caza con Galgos | Federación Española de Galgos
CCB: Concursos para Perros de Muestra | Jordi Barbeta
Visita a la National D'Elevage del Club du Fauve de Bretagne | Jorge J. Gallego
Diez razas de perros para disfrutar de la temporada | E. B. y J. A. C.
Los concursos de perros y la caza real | César González
Jerarquía social, base del adiestramiento | Jesús Barroso de la Iglesia
Alternativas a los actuales concursos de perros | César González
El respeto al vuelo | Jesús Barroso de la Iglesia
Reunión de amateurs sobre becada en Nava | Carlos Álvarez
Selección y crecimiento del cachorro | Víctor Martínez Esandi
Las razas más adiestrables | Antonio López Espada
Los principales problemas en el cobro | Ricardo V. Corredera
Perros y ladridos excesivos | Manuel Lázaro Rubio
Recuperación de los perros tras la caza | Alberto Arciniega
El contacto físico en la educación del perro | Ricardo V. Corredera
Miedo a los disparos | Sergio Otal
Cobro en el agua | David Rubio Alza
El perdiguero de Burgos, nuestro mejor cazador | Pedro Álvarez Vélez
El Setter Irlandés: rastro, muestra y cobro | David Rubio Alza y José Antonio Pérez Garrido
Cobro ideal (I) | David Rubio Alza
El Gran Duque | David Rubio Alza y José Antonio Pérez Garrido
Constitución de la Asociación Española del Perro de Sangre | AEPES
Problemas en el cobro: boca dura | David Rubio Alza
La muestra: errores a corregir | David Rubio Alza
Cómo criar a un campeón | José Enrique Martínez Manzanares
Golden Retriever: El insuperable cobrador | David Rubio Alza y José Antonio Pérez Garrido
Cómo situarnos frente a nuestros perros en el lance | Miguel F. Soler
La caza, fuente de enfermedades para nuestros perros | Javier Millán y Jaime Viscasillas
Las buenas raíces | José Enrique Martínez Manzanares
El podenco en el monte de laurisilva: introducción y orígenes del fantasma del bosque canario | José Agustín López Pérez
El cobro ideal (II): del apport a la pieza | David Rubio Alza
Cómo criar a un campeón: entrenamientos | José Enrique Martínez Manzanares
El cobro ideal (III): cobro forzado | David Rubio Alza
El patrón | David Rubio Alza
1ª Prueba de Trabajo para Perros de Rastro | Sergio Fafaito Pajares
Collares electrónicos | David Rubio Alza
Quitar las agujetas | José Enrique Martínez Manzanares
El perro de puesto | Jesús Barroso de la Iglesia
El perro de puesto (II) | Jesús Barroso de la Iglesia
El perro de puesto (y III) | Jesús Barroso de la Iglesia
Educar perros de muestra | Eduardo de Benito
Lesiones y sobreesfuerzos | José Enrique Martínez Manzanares
Collares electrónicos: uso y manejo | David Rubio Alza
Nuestro perro… ¡en forma! | David Rubio Alza
Selección del carácter en la cría | Ricardo V. Corredera
Perros de muestra para la media veda | David Rubio Alza y José Antonio Pérez Garrido
Pointer y epagneul bretón para codorniz | Eduardo de Benito
Premios y castigos para lograr el cobro | Ricardo V. Corredera
El galgo y la liebre, un batallar de siglos | Eduardo de Benito
El perro de sangre: Primeros pasos | Juan Pedro Juárez
Cada perro con su pareja | Eduardo de Benito
El perro de sangre: Iniciación del cachorro | Juan Pedro Juárez
La displasia de cadera | Beatriz Melo
El perro de sangre: El porqué de las cosas | Juan Pedro Juárez
Estudio genotípico en el Perdiguero de Burgos | Lorena De la Fuente Ruiz
El perro de sangre: Camino hecho y por hacer | Juan Pedro Juárez
Aliados para la caza | Andrés López
El perro de sangre: La homilía de los humildes | Juan Pedro Juárez
Deutsch drahthaar, pasión a tope | Eduardo de Benito
Epagneul Bretón, un clásico en el cazadero | Eduardo de Benito
El perdiguero de Burgos, un perro muy nuestro | Eduardo de Benito
El perro de sangre: Pinocho y su nariz | Juan Pedro Juárez
Podenco: cazador todoterreno | Eduardo de Benito
El perro de sangre: La perfección no existe | Juan Pedro Juárez
Las 10 claves del adiestramiento del perro de caza | Ricardo V. Corredera
El perro de sangre: Dónde buscar | Juan Pedro Juárez
Siempre en forma para cazar | Eduardo de Benito
¿Qué razas son mejores? | Eduardo de Benito
El adiestramiento emocional | Ricardo V. Corredera
El perro de sangre: las huellas | Juan Pedro Juárez
El perro de caza: «de la guardería a la universidad» | Sergio Otal
Un hogar cómodo y seguro para nuestros perros | Manuel Lázaro Rubio
El perro de sangre: en la ardiente oscuridad | Juan Pedro Juárez
El perro de sangre: disposición y disponibilidad | Juan Pedro Juárez
Actividades que relajan al perro | Ricardo V. Corredera
El perro de sangre: talabartes | Juan Pedro Juárez
Comunicarse con los perros | Sergio Otal
El perro de sangre: «Trastos» de apoyo | Juan Pedro Juárez
Fugas durante la caza | Sergio Otal
Podenco canario y podenco ibicenco | Antonio López Espada
Massamagrell ya tiene campeón de España de caza menor con perro | Miguel Ángel Arnau
El setter inglés y las becadas | Eduardo de Benito
La Leishmaniosis Canina | Sergio Otal
El Club de Caza Amigos del Xarnego en la feria de Valencia | El Club de Caza Amigos del Xarnego
Primera prueba de la Unión Cinófila Española del Perdiguero de Burgos | UCEPB
Presentación oficial del xarnego valenciano en la Exposición Internacional de la RSCE | El Club de Caza Amigos del Xarnego
Modificación de conductas problemáticas en el perro | Ricardo V. Corredera
¿Podemos detectar una enfermedad en nuestros perros? | Manuel Lázaro Rubio
Lesiones en las almohadillas plantares | Manuel Lázaro Rubio
Modificación de conductas problemáticas en el perro: Aprender a castigar | Ricardo V. Corredera
Cómo distinguir un perro excitable de uno hiperactivo | Ricardo V. Corredera
Animales de compañía extraviados | Federación de Caza de Castilla y León
Xarnego Valenciano | José Luis Vicedo Castelló
Razas valoradas, pero que no acaban de triunfar | Eduardo de Benito
Los mejores perros polivalentes en la Cendea de Cizur y coto Valdorba (Navarra) | José Juan Lavilla
El Alano Español de montería resiste en Berrocaza | Carlos Contera y Luis Cesteros
Registro de Rastreos 2013 | AEPES
Los perros de muestra de pelo duro | Eduardo de Benito
El perro fino colombiano | Jonathan Álvarez S.
Podencos, teckels, fox y jagd terriers tras los conejos | Eduardo de Benito
Artículos relacionados con 'Adiestramiento'
La muestra: ¿nariz, cabeza o educación? | Jesús Barroso de la Iglesia
El cobro forzado | Jesús Barroso de la Iglesia
El collar de impulsos eléctricos | Víctor Martínez Esandi
Jerarquía social, base del adiestramiento | Jesús Barroso de la Iglesia
El respeto al vuelo | Jesús Barroso de la Iglesia
Selección y crecimiento del cachorro | Víctor Martínez Esandi
Las razas más adiestrables | Antonio López Espada
Los principales problemas en el cobro | Ricardo V. Corredera
Perros y ladridos excesivos | Manuel Lázaro Rubio
Cobro en el agua | David Rubio Alza
El Setter Irlandés: rastro, muestra y cobro | David Rubio Alza y José Antonio Pérez Garrido
Cobro ideal (I) | David Rubio Alza
Problemas en el cobro: boca dura | David Rubio Alza
La muestra: errores a corregir | David Rubio Alza
El cobro ideal (II): del apport a la pieza | David Rubio Alza
El cobro ideal (III): cobro forzado | David Rubio Alza
El patrón | David Rubio Alza
Collares electrónicos | David Rubio Alza
El perro de puesto | Jesús Barroso de la Iglesia
El perro de puesto (II) | Jesús Barroso de la Iglesia
El perro de puesto (y III) | Jesús Barroso de la Iglesia
Educar perros de muestra | Eduardo de Benito
Collares electrónicos: uso y manejo | David Rubio Alza
Nuestro perro… ¡en forma! | David Rubio Alza
Premios y castigos para lograr el cobro | Ricardo V. Corredera
 

Avisos legales | redacción@club-caza.com
© club-caza.com 2002/2010
Desarrollo: niwala.com

CDC