¿Y los criollos, qué?

Kenneth Torrealba

 

Cuando comencé a redactar este artículo pasó por mi mente esta pregunta: ¿Será que los que lean estas líneas se reirán de mis perros?, y esta pregunta recorrió mi cabeza, porque en la mayoría de los relatos de caza que he leído, solo se pueden leer: podencos, pointer, beagles, dogos argentinos, bracos de no se donde, etc; nada de perros criollos. Es que cualquiera en mi situación se preguntaría, ¿Será que los criollos no sirven?

Y estas interrogantes, pasan y pasarán cada vez que cazadores como yo leamos esto en artículos de cacerías, muy buenos por cierto. Cazadores como yo, que para comprarse UN CACHORRO DE 1 MES (léase bien esto), PURO, tenemos que dejar el salario de un mes ó mas. Yo no tengo ni uno, pero estoy haciendo un grandísimo esfuerzo para comprar aunque sea uno, que me sirva de semental, para mis perras criollas, me gustaría un Braco por lo grande y excelente cazador. Volviendo a la defensa del criollo, tengo 5 perras medianas y 2 machos un poco mas altos, criollito todos ó “CRICA” (criollo con callejero), como mejor se les conocen, y si les contaras lo que he vividos con esos perros en la cacería, estas líneas se harían eternas. Estos perros tienen su ventajas y desventajas, su principal ventaja es que se consiguen donde sea, en la calle, basureros, campos y fincas, en estos dos últimos sitio se consiguen los mas aptos, por estar mas en contacto con el monte, otra ventaja muy favorable para nuestro bolsillo, son completamente GRATIS, no cuestan nada, comen y crecen con cualquier tipo de alimentación; desventajas, se pierde mucho tiempo probando cual perro es bueno para la caza; su estatura, apariencia física en una incógnita a futuro. Solo hay que tener paciencia y mucha suerte.

¿Será que los criollos no sirven? ¿Será que estos cazadores son adinerados o de la realeza para tener tantos perros puros? o ¿Será que estos perros PUROS caen del cielo?

De los míos no me quejo, hay veces que cazan y hay veces que me voy en blanco. De las hembras, la mejor es “BOCANEGRA”, le entra a toda clase de bicho salvaje, pero su especialidad (por esto lados no hay perro que le gane), es una especie de tortuga terrestre llamada Morrocoy; de los machos esta “CHITO”, para la caza de ciervos, chacharos, baquiros, dantos, acures, lapas, tigres y pumas es excelente. ”CHITO” es el jefe de la jauría, y si les cuento la vez que el solo detuvo 5 baquiros (parecido al jabalí pero mas chico, pero mortal cuando anda en manada) hasta que llegue yo, y ¡PUUMM!, se acabo la fiesta, querrán que se los vendan. Como ven, los criollos tienen lo suyo, pero, qué cazador como yo no desearía mejorar su jauría con un pointer, un braco, un beagle o cualquier otro sabueso de cacería, puro, y poder confiar en su instinto y su olfato perfeccionados a través de los años por cruces mejorados, buscando la excelencia y no perder tanto tiempo probando perros.

No con esto quiero decir que los criollos no sirven, al contrario son excelentes y leales, pero si estamos en unos tiempos donde todo avanza, porqué yo, que soy un cazador que busco lo mejor para mi y mis CRIOLLOS no se me podría cumplir el deseo de algún día poder comprar un perro de caza puro, o que alguien me regale uno, quien sabe, quizás, y tenga esa gran suerte. En otra parte les contaré más anécdotas de mis criollos, pues cazo todos los fines de semana y tendré material para rato.

Para cazadores que quieran opinar a favor o en contra, e intercambiar ideas este es mi email: kenneth_torrealba@yahoo.es o también kjtp@hotmail.com

 

Comentarios (3)

Sólo Usuarios Registrados
Insertar Comentario

Usa un tono respetuoso y procura que tus comentarios sean relevantes y relacionados con el artículo. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Los comentarios inapropiados o en tono ofensivo podrán ser editados o eliminados.

Perros cruzados ó Criollos
Abraham
12/07/2004 22:36:52
Cordial saludo Kenneth:

Antes que nada quiero decirte que llevas el nombre de un gran cazador de Tigres, Kenneth Anderson, te recomiento que leas algunos de sus libros.
Estoy seguro que nadie se reirá de tus perros cruzados pues hay muchos cazadores que participan de una u otra manera en este portal que los utilizan. Ya te darás cuenta de eso. Yo soy uno de ellos y no me quejo, mis cruzados me han dado las mas grandes satisfacciónes en cuanto a caza de rastro con sabuesos se refiere.
Te entiendo eso que manifiestas acerca de lo difícil que es conseguir perros de rastro puros para la caza por estas latitudes, pero tambien ten presente que los cruzados están "tropicalizados", y si tienes cruces de puros con criollos, pues aguantarán mejor las cacerías de fin de semana en el bello infierno que son nuestras selvas y montes.
Bueno, me despido por ahora y te felicito por tus cruzados criollos. Anímate y regalanos fotos de tus sabuesos.

Abraham
Criollos.
RM
24/07/2004 12:44:56
Tu artículo me parece acertado en parte. No todo el mundo tiene perros puros de raza, con nombre y apellidos y con un hermoso árbol genealógico. ¡Ni mucho menos!.
Por otra parte, ni la raza de un perro ni sus antecedentes genéticos son garantía absoluta de su comportamiento en la caza. Para eso son necesarias muchas más cosas.
Hay razas especializadas para cierto tipo de caza, pero eso solo significa que una mayoría de perros de esa raza tienen condiciones para ello siempre que sean debidamente educados y entrenados.
Por otra parte, la influencia del cazador es fundamental en el rendimiento del perro. El carácter del cazador influye en el perro hasta límites insospechados y puede mejorar sus condiciones o estropearlo hasta convertirlo en poco menos que un estorbo.
Creo que la afición a la caza es algo que ciertos animales llevan en la sangre, pero otros de la misma raza nacen sin ella. Es como en una familia de abuelo y padre cazador, de los hijos de este último, unos salen cazadores y otros anticaza, y hasta es posible que de los hijos de éste último alguno pueda ser aficionado y practicante.
A mi entender, más importante que la pureza de la raza es que el animal tenga afición y facultades, dedicarle mucha paciencia y tiempo para que aprenda a obedecer y a todo lo que pretendemos de el como colaborador, y muchas salidas a cazar donde haya caza. No podemos pretender comprar un perro extraordinario y enseñado en una escuela o por otra persona, al que tenemos en un piso o atado a su caseta en el jardín sin prestarle mas atención, al que cuidan y alimentan los niños, la esposa o los sirvientes, que solo anda cuando lo sacan a pasear por la ciudad, y que solo nos conoce por vernos y por alguna caricia, que cuando lo saquemos a cazar después de una temporada sin hacerlo sea un fenómeno. Lo normal es que sea un fracaso.
Lo mismo sucede cuando alguien, a final de la temporada, compra un perro adulto al que ve cazar maravillosamente con su dueño, y pretende que haga lo mismo con el en la siguiente.
Igualmente, en cada raza predomina un carácter que requiere una enseñanza concreta y que tiene mejores facultades para determinado tipo de cazador, de caza y de terreno. Y eso también hay que tenerlo en cuenta.
En la sección de “Relatos” puedes leer, si te apetece, el titulado “El perro tuerto”, en el que narro una anécdota de caza con un chucho mestizo, hijo de mil cruces mestizos, y que me demostró su valía.
Un abrazo. Rafael M. Barrachina.
Estoy deacuerdo
handrade
02/04/2005 0:22:11
Amigo, despues de leer tu articulo sobre los perror criollos de caza y pasar toda la semana Santa en Libertad de Barinas, dentro de una Finca, cazando y bañandome en un rio me sorprendi de algo.. En esta finca el Capataz tiene unos perros Criollitos y Flacos, quede impresionado de lo fiel que son, buenos cazadores e incanzables para caminar en el Monte. yo no lo podia creer, nosotros teniamos caballos, y despues de 2 horas metidos en el monte, los perros aun nos seguian.. la perra tiene unos cachorros como de 2 meses, y 3 de los cachorros estaban detras de la perra, sin descanzo.. me quede impresionado como sirven para Cazar y arrear ganado , y no le tienen miedo ni al diablo, estos perros nos ayudaron luego en la finca a meter las gallinas en un corral, solo le indicabamos cual era y el pingo perro la atrapaba y la aprisionaba con las patas hasta que nosotros se la quitamos..

 

Leer más

Navegación
Ir al índice
Artículo siguiente: Lo que tendríamos que hacer para mejorar los cotos | Jesús Nadal
Artículo anterior: Medio natural: ¿Gran parque de atracciones? | Joaquim Vidal
Artículos relacionados con 'Perros'
Los puestos en la caza del jabalí al rastro | Pardal
Consejos veterinarios durante la media veda | Alberto Arciniega
La Asociación Española de Rehalas informa | Asociación Española de Rehalas
Caza con perros de madriguera | Josep Mir
La cohesión en la jauría de perros de rastro | Pardal
Francia, el Olimpo del Perro de Rastro | Pardal
Prueba de perros de rastro sobre liebre en Corporales | Azul
Meditación ante las nuevas razas caninas autóctonas | Eduardo de Benito
VIII Monográfica del Club Español del Deustch Drahthaar | Teixugo
Perros de rastro: comparaciones estadísticas | Azul
Prueba de perros de rastro en Viveiro | Azul
El Perro de Rehala, animal doméstico de compañía | Asociación Española de Rehalas
I Jornadas de Caza del Club del Sabueso Español | Sau
Problemas con el cobro | Jesús Barroso de la Iglesia
La muestra: ¿nariz, cabeza o educación? | Jesús Barroso de la Iglesia
Valoración de los alimentos comerciales para perros | Alberto Arciniega
Pruebas de montaña: concursos de otro tipo | César González
El cobro forzado | Jesús Barroso de la Iglesia
El collar de impulsos eléctricos | Víctor Martínez Esandi
Pruebas de base, una necesidad imperiosa | César González
Prohibir la Caza con Galgos | Federación Española de Galgos
CCB: Concursos para Perros de Muestra | Jordi Barbeta
Visita a la National D'Elevage del Club du Fauve de Bretagne | Jorge J. Gallego
Diez razas de perros para disfrutar de la temporada | E. B. y J. A. C.
Los concursos de perros y la caza real | César González
Jerarquía social, base del adiestramiento | Jesús Barroso de la Iglesia
Alternativas a los actuales concursos de perros | César González
El respeto al vuelo | Jesús Barroso de la Iglesia
Reunión de amateurs sobre becada en Nava | Carlos Álvarez
Selección y crecimiento del cachorro | Víctor Martínez Esandi
Las razas más adiestrables | Antonio López Espada
Los principales problemas en el cobro | Ricardo V. Corredera
Perros y ladridos excesivos | Manuel Lázaro Rubio
Recuperación de los perros tras la caza | Alberto Arciniega
El contacto físico en la educación del perro | Ricardo V. Corredera
Miedo a los disparos | Sergio Otal
Cobro en el agua | David Rubio Alza
El perdiguero de Burgos, nuestro mejor cazador | Pedro Álvarez Vélez
El Setter Irlandés: rastro, muestra y cobro | David Rubio Alza y José Antonio Pérez Garrido
Cobro ideal (I) | David Rubio Alza
El Gran Duque | David Rubio Alza y José Antonio Pérez Garrido
Constitución de la Asociación Española del Perro de Sangre | AEPES
Problemas en el cobro: boca dura | David Rubio Alza
La muestra: errores a corregir | David Rubio Alza
Cómo criar a un campeón | José Enrique Martínez Manzanares
Golden Retriever: El insuperable cobrador | David Rubio Alza y José Antonio Pérez Garrido
Cómo situarnos frente a nuestros perros en el lance | Miguel F. Soler
La caza, fuente de enfermedades para nuestros perros | Javier Millán y Jaime Viscasillas
Las buenas raíces | José Enrique Martínez Manzanares
El podenco en el monte de laurisilva: introducción y orígenes del fantasma del bosque canario | José Agustín López Pérez
El cobro ideal (II): del apport a la pieza | David Rubio Alza
Cómo criar a un campeón: entrenamientos | José Enrique Martínez Manzanares
El cobro ideal (III): cobro forzado | David Rubio Alza
El patrón | David Rubio Alza
1ª Prueba de Trabajo para Perros de Rastro | Sergio Fafaito Pajares
Collares electrónicos | David Rubio Alza
Quitar las agujetas | José Enrique Martínez Manzanares
El perro de puesto | Jesús Barroso de la Iglesia
El perro de puesto (II) | Jesús Barroso de la Iglesia
El perro de puesto (y III) | Jesús Barroso de la Iglesia
Educar perros de muestra | Eduardo de Benito
Lesiones y sobreesfuerzos | José Enrique Martínez Manzanares
Collares electrónicos: uso y manejo | David Rubio Alza
Nuestro perro… ¡en forma! | David Rubio Alza
Selección del carácter en la cría | Ricardo V. Corredera
Perros de muestra para la media veda | David Rubio Alza y José Antonio Pérez Garrido
Pointer y epagneul bretón para codorniz | Eduardo de Benito
Premios y castigos para lograr el cobro | Ricardo V. Corredera
El galgo y la liebre, un batallar de siglos | Eduardo de Benito
El perro de sangre: Primeros pasos | Juan Pedro Juárez
Cada perro con su pareja | Eduardo de Benito
El perro de sangre: Iniciación del cachorro | Juan Pedro Juárez
La displasia de cadera | Beatriz Melo
El perro de sangre: El porqué de las cosas | Juan Pedro Juárez
Estudio genotípico en el Perdiguero de Burgos | Lorena De la Fuente Ruiz
El perro de sangre: Camino hecho y por hacer | Juan Pedro Juárez
Aliados para la caza | Andrés López
El perro de sangre: La homilía de los humildes | Juan Pedro Juárez
Deutsch drahthaar, pasión a tope | Eduardo de Benito
Epagneul Bretón, un clásico en el cazadero | Eduardo de Benito
El perdiguero de Burgos, un perro muy nuestro | Eduardo de Benito
El perro de sangre: Pinocho y su nariz | Juan Pedro Juárez
Podenco: cazador todoterreno | Eduardo de Benito
El perro de sangre: La perfección no existe | Juan Pedro Juárez
Las 10 claves del adiestramiento del perro de caza | Ricardo V. Corredera
El perro de sangre: Dónde buscar | Juan Pedro Juárez
Siempre en forma para cazar | Eduardo de Benito
¿Qué razas son mejores? | Eduardo de Benito
El adiestramiento emocional | Ricardo V. Corredera
El perro de sangre: las huellas | Juan Pedro Juárez
El perro de caza: «de la guardería a la universidad» | Sergio Otal
Un hogar cómodo y seguro para nuestros perros | Manuel Lázaro Rubio
El perro de sangre: en la ardiente oscuridad | Juan Pedro Juárez
El perro de sangre: disposición y disponibilidad | Juan Pedro Juárez
Actividades que relajan al perro | Ricardo V. Corredera
El perro de sangre: talabartes | Juan Pedro Juárez
Comunicarse con los perros | Sergio Otal
El perro de sangre: «Trastos» de apoyo | Juan Pedro Juárez
Fugas durante la caza | Sergio Otal
Podenco canario y podenco ibicenco | Antonio López Espada
Massamagrell ya tiene campeón de España de caza menor con perro | Miguel Ángel Arnau
El setter inglés y las becadas | Eduardo de Benito
La Leishmaniosis Canina | Sergio Otal
El Club de Caza Amigos del Xarnego en la feria de Valencia | El Club de Caza Amigos del Xarnego
Primera prueba de la Unión Cinófila Española del Perdiguero de Burgos | UCEPB
Presentación oficial del xarnego valenciano en la Exposición Internacional de la RSCE | El Club de Caza Amigos del Xarnego
Modificación de conductas problemáticas en el perro | Ricardo V. Corredera
¿Podemos detectar una enfermedad en nuestros perros? | Manuel Lázaro Rubio
Lesiones en las almohadillas plantares | Manuel Lázaro Rubio
Modificación de conductas problemáticas en el perro: Aprender a castigar | Ricardo V. Corredera
Cómo distinguir un perro excitable de uno hiperactivo | Ricardo V. Corredera
Animales de compañía extraviados | Federación de Caza de Castilla y León
Xarnego Valenciano | José Luis Vicedo Castelló
Razas valoradas, pero que no acaban de triunfar | Eduardo de Benito
Los mejores perros polivalentes en la Cendea de Cizur y coto Valdorba (Navarra) | José Juan Lavilla
El Alano Español de montería resiste en Berrocaza | Carlos Contera y Luis Cesteros
Registro de Rastreos 2013 | AEPES
Los perros de muestra de pelo duro | Eduardo de Benito
El perro fino colombiano | Jonathan Álvarez S.
Podencos, teckels, fox y jagd terriers tras los conejos | Eduardo de Benito
 

Avisos legales | redacción@club-caza.com
© club-caza.com 2002/2010
Desarrollo: niwala.com

CDC