¿Qué es la Caza, y sus concepciones?

Víctor Mascarell

 

Muchos son los intentos de definir o ubicar a la Caza desde hace muchos años, sin acertar ni tan siquiera a aproximarse para expresar lo que uno puede entender o sentir por ella. Sensaciones de ilusión, pasión, obsesión, armonía, instinto, y formas de vivir son las que envuelven al que pretende expresar lo que es. Tal vez por que se vea a la Caza desde el punto de vista del cazador, y no desde el punto de vista de la Caza.

La palabra Caza está por encima de las concepciones intrínsecas que posee, las cuales sí se pueden precisar, concretar, o delimitar. Igual que sucede con la Caza sucedería si nos preguntáramos ¿Qué es el Arte?, ¿cuál?: el de la música, escultura, pintura, etc. Lo mismo nos ocurriría con el Medio Ambiente, el Deporte, el Comercio, etc, etc, etc., son palabras que están por encima de su concepción connatural, son materias difíciles de delimitar al abarcar muchísimas vertientes, elementos, formas, fines, objetivos, y concreciones dentro de ellas.

En una ocasión un cazador me preguntó, al oírme hablar sobre la Caza y el mundo que le rodea:

—¿Entonces cuando tiro al tiro de pichón, no soy un cazador?

La palabra Caza está por encima de las concepciones intrínsecas que posee, las cuales sí se pueden precisar, concretar, o delimitar.

—Por supuesto que sí, eres un cazador y a la vez un tirador. Estás realizando una Caza Deportiva, y por ello eres un deportista. Estás practicando una actividad deportiva sobre especies domésticas criadas para tal fin, lo que está haciendo el tirador es cazar especies con la finalidad de prepararse para las competiciones o participar en ellas, y con el objeto de conseguir premios en las instalaciones deportivas o campos de tiro.

—¿Qué hago cuando mato palomas, codornices, perdices, conejos, o jabalís?

—Cazar. El cazar especies animales significa perseguirlas, acosarlas, o esperarlas para capturarlas vivas o muertas, con métodos, artes y/o animales. En una palabra, realizas la “acción de cazar”, con los muchos significados que ésta acción tiene en las diferentes obras que la han definido.

—¿Y cuando salgo por el monte detrás de las perdices, qué es lo que hago?

—Sin lugar a dudas, cazas, eres un cazador. Estas realizando una Caza Cinegética, y por ello eres un cazador cinegético. Estas practicando una actividad cinegética, sobre especies silvestres o salvajes catalogadas como cinegéticas en dichos terrenos, para matarlas o capturarlas, con la finalidad de satisfacer el instinto animal que aún llevamos dentro los hombres, y con el objeto de conseguirlas por la satisfacción de superarlas.

—¿Cuando participo en el campeonato de caza menor con perro, que hago caza cinegética o caza deportiva?

No consideremos a toda la Caza y al cazador como una de sus muchas concepciones, como se está prodigando por aquellos que hablan, escriben o tienen poder o influyen sobre ella , eso es perder la parte de sus esencias transitivas al ser acotada la Caza y al cazador como el todo de una parte de ella y de ellos, en detrimento de la grandiosidad de su conjunto.

—Cazas. Estas realizando una Caza Cinegética Deportiva, y por ello eres un cazador cinegético deportivo. Estas practicando una actividad cinegética de forma deportiva, ya que con modalidades cinegéticas practicas una actividad deportiva. Participas en competiciones contra otros cazadores con unas normas y controles preestablecidos, con la finalidad de ser el primero y conseguir ganar el campeonato y a los demás. Ésta forma de cazar sería la vertiente deportiva de la Caza Cinegética.

Todos son cazadores, no sólo los que he comentado. También son cazadores los que capturan especies para su estudio, los cuales tienen sus propias modalidades y métodos dentro de la Caza Científica, al igual que los furtivos que cazan sin ningún tipo de ley o norma, lo que sería la Caza Furtiva. De la misma manera que también sería cazador, una concepción de la Caza que está proliferando hoy en día sobre especies de granja soltadas en los terrenos de caza, la Caza Intensiva o Soltada, y así podríamos estar enumerando cómo se practica la Caza, y qué concepciones puede tener según sus vertientes, maneras, fines, actividades, objetivos y especies sobre las cuales se realiza la acción de cazar por parte del cazador, pero sería un milagro poder expresar ¿Qué es la Caza ?

Considero que si deseamos seguir siendo lo que somos, cazadores que practicamos la actividad cinegética, deportiva, comercial, científica, intensiva, o cualquier otra y que la opinión pública nos considere, y que la Caza sea lo que todos sentimos en nuestro corazón. Defendamos todos la propia identidad de la Caza, como materia que tiene personalidad propia y aglutina a todo lo que está en su seno. Reclamemos la diferenciación y no la separación. Describamos y reconozcamos legal y socialmente todas sus vertientes, concepciones, fines, actividades y las modalidades de cada una de ellas, y legislémoslas y definámoslas en la Ley de Caza y todo lo que les rodea junto con sus agrupaciones, federaciones, sociedades y cazadores. Defendamos nuestra propia concepción, fin, actividad y condición del cazar que practicamos, sustentadas bajo los pilares y premisas medio-ambientales, culturales, sociales, y económicas. Alardeemos con razón de la gestión, conservación y calidad del cazar, y no de la cantidad cazada, abandono, y la abstención de ella. Practiquemos la acción de cazar como solaz, en cada una de sus concepciones y sus propias definiciones; con amor, esfuerzo, respeto, legalidad, y dignidad a lo que pretendemos y su entorno. Disfrutemos con lo que nos bendicen las especies de caza una vez cazadas, y de todo lo que les rodea. Y hagámoslo todo ello, y mucho más, todos juntos y unidos como cazadores, y no consideremos a toda la Caza y al cazador como una de sus muchas concepciones, como se está prodigando por aquellos que hablan, escriben o tienen poder o influyen sobre ella , eso es perder la parte de sus esencias transitivas al ser acotada la Caza y al cazador como el todo de una parte de ella y de ellos, en detrimento de la grandiosidad de su conjunto.

Víctor Mascarell (Victor M) 2004

 

Comentarios (2)

Sólo Usuarios Registrados
Insertar Comentario

Usa un tono respetuoso y procura que tus comentarios sean relevantes y relacionados con el artículo. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Los comentarios inapropiados o en tono ofensivo podrán ser editados o eliminados.

Un par de comentarios
Flanagan
30/04/2004 20:21:58
El artículo me parece un intento loable de diferenciación y clasificación dentro de los tipos de caza que existen, pero no puedo estar más en desacuerdo con la afirmación de que el tiro al pichón es una modalidad de caza deportiva. Los razonamientos ya están expuestos en mi artículo “la caza y el deporte”.

Considero una redundancia, por otra parte, la expresión “caza cinegética”.

Considero que de esta interpretación que hace en su artículo surge la siguiente pregunta: ¿Es más “caza” el tiro al pichón que la caza de animales de granja? ¿Es más “caza” la caza en mano que el tiro al pichón? Si, como me temo, su respuesta es que no (que todas las “cazas” son iguales, que poseen el mismo nivel), me veo obligado a decir que estamos nosotros mismos denigrando la herencia de nuestros predecesores, la CAZA con letras mayúsculas. Si su respuesta es que sí, que son maneras de cazar a distinto nivel, que hay modalidades más “caza” que otras, entonces, por favor, no metamos a todas en el mismo saco. Porque esto denigra a las formas de caza más auténticas, con sabor más añejo. Sería, Sr. Mascarell, como mezclar un vino bueno con uno malo: el resultado no es un caldo selecto, sino un vinarro de taberna. Y la caza que yo practico y que practica mucha gente no deberíamos tratarla como un mal vino.

Por eso, expreso mi opinión de que no se puede ni se debería intentar integrar dentro de la caza a modalidades que, a mi juicio, nada o muy poco tienen que ver con ella. Eso lo único que, a mi juicio, provoca, es que se estén metiendo en el mismo zurrón modalidades deportivas y competitivas junto con la CAZA (con mayúsculas), incomparable con ninguna de ellas. Asimilar tiro al pichón con caza deportiva vuelve a ser, en mi modesta opinión, la del que nada entiende, como el tópico de asimilar caza con deporte.

Por último, usted reclama la diferenciación, no la separación. Yo reclamo justamente separar lo que nunca debió estar unido. Porque es imposible diferenciar, a los ojos del gran público, una modalidad deportiva como el tiro de pichón, y que parece a los ojos de los neófitos un vulgar asesinato, con la caza deportiva o la caza utilitaria, donde muchos más elementos entran en juego.

La CAZA (mi CAZA y estoy seguro que también la de usted) es mucho más que todo eso.

Y que conste que habla una persona cuyo abuelo ya fue hace muchos años campeón provincial de Guadalajara de tiro al pichón, y que respeta este deporte como lo que es. Pero nunca creo que se le pueda llamar caza de ningún modo.

Un saludo. Flanagan “el verde”.
...y sus concepciones?
Victor M
30/04/2004 20:23:37
Buenas Flanagan:

En referencia a sus comentarios intentaré ir por partes, aunque tendríamos que dialogar mucho y saber el fin o el objetivo con que se hacen y se escriben las cosas.

Considero que no he pretendido diferenciar los tipos de caza, y si sus concepciones (conceptos), ni mucho menos todas las concepciones que existes, sería interminable. Comparto el desacuerdo de que el tiro al pichón es una modalidad de caza deportiva, pues creo, que no he dicho que ésta modalidad deportiva sea una modalidad de caza, he dicho que hay una concepción, la Caza Deportiva. Respeto lo de la redundancia de la expresión caza cinegéticas, pero tiene su sentido y en otra ocasión la podemos comentar, tiempo tendremos.

Flanagan no vea la Caza como lo que Ud. hace, de momento, y mírela desde lo más alto, desde el significado que posee y se le da en todos los sentidos (ha cazado un negocio, voy de caza para ver si hago algún seguro, va como buen cazador a la caza del convenio, caza con red japonesa, caza todas las especies que le lanzan, caza las mujeres fácilmente, etc.), ese es el sentido que he pretendido expresar, coger, atrapar, etc, citando las que tienen una relación con especies animales. La misma explicación tiene al hablar de cazadores. Recuerde del artículo “la palabra Caza está por encima de las concepciones intrínsecas que posee, las cuales si se pueden precisar, concretar, o delimitar”, y, “ son palabras que están por encima de su concepción connatural, son materias difíciles de delimitar...”. Al unirla con otra palabra (cinegética, deportiva, etc.) es la que expresa el fin o el objeto que se persigue, y son las que sí se pueden delimitar en algo concreto o diferenciar en sus propios fines, objetivos, actividades o modalidades.

Tal vez me haya equivocado en algunas frases al explicarle a un cazador que me pregunta (para que entendiera “entre comillas” de que estaba hablando). Veo por ejemplo al releer mi artículo que si en vez de contar lo que le decía a un cazador, lo hubiera escrito, y después se lo hubiera leído, seguro que no hubiera puesto “lo que esta haciendo el tirador es cazar especies”, hubiera escrito “el tirador caza especies”.

En las preguntas que me hace, le diré que está respondiendo Ud. por mi. Aunque yo no hubiera hecho esas preguntas, ya que no se que sentido tiene “Es más “caza”...”. Considero que no hay que confundir la palabra caza (en el sentido que le he explicado) con la palabra cazar. Le diré que de todas las concepciones ( con dos palabras ) que cité, solo en una se podría emplear la palabra cazar, que es lo que Ud. y yo hacemos cuando vamos de caza, y pateamos el monte.

No pretendo integrar dentro del cazar, y no la caza, modalidades deportivas, todo lo contrario. Muy bien sabe Ud. de los derechos de la caza: una cuestión de justicia, que escribí, y dejo clara mi postura.

El tiro a pichón no se le puede llamar caza nunca, por el simple hecho de que es una modalidad deportiva dentro de un Deporte.

Flanagan Ud. escribe “Yo reclamo justamente separar lo que nunca debió estar unido”, eso está, lo único que falta es que se reconozca, en ello estoy, y si seguimos dialogando, seguramente Ud. se dará cuenta; y con su buen escribir y excelente inteligencia, ayudará a que se reconozca el cazar y la actividad que se practica y que practicamos, y que nosotros sentimos que es la caza.

Un saludo y buena caza, y gracias Flanagan por sus reflexiones y comentarios, si le puedo ayudar o clarificar alguna cuestión no lo dude, dígamela.
Victor M

 

Leer más

Navegación
Ir al índice
Artículo siguiente: Meditación ante las nuevas razas caninas autóctonas | Eduardo de Benito
Artículo anterior: Necesitamos cazar | Murdererfox
Otros artículos de Víctor Mascarell
La Oficina Nacional de la Caza: otro hijo que alimentar (21/03/2003)
Razonamientos sobre la Caza (10/12/2003)
El amplio mundo de la Caza (22/01/2004)
El cazar, y su propia identidad (12/05/2004)
¿Quién defiende a los cazadores en la UE? (04/10/2004)
Me alegra el Anteproyecto de ley del Patrimonio Natural y la Biodiversidad, y me preocupa su relación con la Caza y la Pesca. (03/03/2006)
La Caza, una cuestión de voluntades y competencias, su defensa (14/03/2007)
Las especies de caza también son un patrimonio natural (02/05/2007)
ADECACOVA pide agilidad en la adaptación de la normativa de la gripe aviar en la Comunidad Valenciana (29/11/2008)
Entidades de Custodia para el Patrimonio Cinegético (28/03/2009)
Se establece el control para el cañar y la tórtola turca en Valencia (03/12/2009)
La caza es caza y no un deporte (26/01/2010)
La Licencia Única hubiera ahorrado millones de euros (13/09/2010)
¿Por qué los cotos siguen haciendo planes de caza? (18/01/2011)
Un Plan Estratégico Estatal… ¿o un estratégico plan? (17/03/2011)
Expertos en especies (27/05/2011)
El Plan Estratégico del Patrimonio Natural custodia a la caza (18/10/2011)
17.000 accidentes por animales en las carreteras españolas (08/04/2012)
Si los cazadores se extinguen alguien tendrá que poner el dinero para estabilizar las poblaciones silvestres (19/11/2013)
Artículos relacionados con 'Opinión'
La Caza | Diego
¿Una justificación? | Diego
Nos ha visto la loba | Rayón
La Caza de ayer y de hoy | Rayón
Razonamientos sobre la Caza | Víctor Mascarell
El amplio mundo de la Caza | Víctor Mascarell
Necesitamos cazar | Murdererfox
Carta abierta a un cazador inactivo | Murdererfox
El cazar, y su propia identidad | Víctor Mascarell
El estilo del cazador | Murdererfox
Caza y telebasura | José Luis Garrido
¿Réquiem por FITAC? | Sierra
Cazar no es matar | Joaquim Vidal
Una asignatura pendiente | Israel H. Tabernero
Problemática actual de la caza en Cataluña | Josep Mauri
Carta abierta a la Consejera de Agricultura de CyL | Santiago Iturmendi
Antropología social de la caza | Ramón J. Soria Breña
Caza y consumo | Víctor Ferri
Miedo escénico | Víctor Ferri
Enseñar (a odiar la caza) al que no sabe | Salvador Calvo Muñoz
Halcones y ley de plomo | Raúl del Pozo
Sombras del pasado | Salvador Calvo Muñoz
¡Por los cazadores! | Pedro Francés Ramón
La caza es más que Ignacio Valle | Aníbal Pérez
Ecoterrorismo en Euskadi: nada de miedo | Geroa
Carta al presidente de la Federación Cántabra de Caza | Julio Sánchez Portilla
El silvestrismo en Cantabria | Asibe
Eco-terrorismo, la sombra animalista | Sabi Fox
Ocho claves para la media veda | José Luis del Monte
ADECACOVA pide agilidad en la adaptación de la normativa de la gripe aviar en la Comunidad Valenciana | Víctor Mascarell
La caza también es escuela | Víctor Ferri
La estrategia del movimiento ecoterrorista en España | GEROA
Fin de un abuso en Canarias | Félix Antonio Mazón Pastor
La caza es caza y no un deporte | Víctor Mascarell
Otro año más | UNITEGA
La Licencia Única hubiera ahorrado millones de euros | Víctor Mascarell
Respeto en el campo | Juan Miguel Sánchez Roig
La caza no es un deporte | Miguel Iñigo Noain
Cada uno por su lado… | UNITEGA
La gestión sostenible de la becada | Carlos Irujo
Majestad… ¡SOCORRO! | Luis Pérez de León
¿Por qué los cotos siguen haciendo planes de caza? | Víctor Mascarell
Salvemos la caza en Navarra | Agustín Goizueta
Las peores faltas del montero | Santiago Segovia
Un Plan Estratégico Estatal… ¿o un estratégico plan? | Víctor Mascarell
Miedo a la libertad | Fernando Tello del Hoyo
Cómo buscar un coto de caza menor | Luis Dávila
Expertos en especies | Víctor Mascarell
La ley del embudo de Galicia | UNITEGA
Galicia 2011: Con licencia para matar | UNITEGA
Mantenimiento y puesta a punto del perdicero en época de veda | Luis Dávila
Los conflictos interinsulares en la redacción de la Orden de Caza de Canarias | José Agustín López Pérez
Otra forma de afrontar el primer día de caza | Luis Dávila
El Plan Estratégico del Patrimonio Natural custodia a la caza | Víctor Mascarell
Cómo cazar en los emparrados o viñas en espaldera | Luis Dávila
La caza social de Galicia: ¿Tiene cabida en la nueva Ley del Deporte? | UNITEGA
¿Cazar por obligación? | UNITEGA
La mujer, pilar de la familia y del mundo rural | Lola Merino Chacón
Contra la caza de corzas en primavera | Felipe Canales Basabe
17.000 accidentes por animales en las carreteras españolas | Víctor Mascarell
¿Y cómo mueren los elefantes? (Una reflexión sobre la muerte) | José Miguel Montoya Oliver
La caza, actividad cinegética del siglo XXI | Cesáreo Martín
Conocimiento y formación contra demagogia y sectarismo en el mundo de la caza | Santiago Iturmendi Maguregui
Mi primo cazador | Cesáreo Martín
Apertura de la veda en el Edén de la caza menor | Antonio Adán Plaza
Subida de tasas a la caza en Castilla y León | Federación de Caza de Castilla y León
Se nos fue uno de los Grandes de la Caza: Joaquín España | Joaquín España Aguado
¿Molestos los agricultores? | Federación de Caza de Castilla y León
Protocolo de actuación en casos de envenenamiento | Federación de Caza de Castilla y León
Una Ley de Caza para los piratas | UNITEGA
La responsabilidad por daños en carreteras y cultivos, en vías de resolución definitiva | Federación de Caza de Castilla y León
Los accidentes se evitan con un manejo seguro del arma | Federación de Caza de Castilla y León
Caza y pesca. Perspectiva básica | José Miguel Montoya Oliver
¿Por qué no se callan? | Lola Merino Chacón
La última de las batallas: la guerra química | Federación de Caza de Castilla y León
APEGA y sus amantes de la perdiz autóctona | Miguel Ángel Arnau
Obsesión sobre la media veda | José Luis Garrido
La propuesta de la caza como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad | Roberto Sánchez Garrido
Las vueltas del nuevo Plan del Lobo | Federación de Caza de Castilla y León
¿Son nuestras las reservas de caza de Castilla y León? | Federación de Caza de Castilla y León
Cazadores: presuntos acusados | UNITEGA
Crónica de un atropello | Fernando Tello del Hoyo
Cuando un tonto coge una linde… | Gustavo Menéndez
Si los cazadores se extinguen alguien tendrá que poner el dinero para estabilizar las poblaciones silvestres | Víctor Mascarell
De cazadores huérfanos y perdices moribundas | Marcos Pedregal
El conejo no se exterminará jamás en Canarias | Juan Miguel Sánchez Roig
La caza no es un juego | Pedro Crespo Bernal
Disfruten del sabor a campo en Navidad | Lola Merino Chacón
Cuando la información a los cazadores indigna | UNITEGA
La caza con rehalas: Trabajo y Seguridad Social | ARRECAL
Marcos Pedregal, el iluminado de la perdiz | Antonio Mota
Fringílidos: Una errónea interpretación causará su prohibición | UNAC
Control de zorros: Modalidades autorizadas. Situación del control con nuevas trampas | José Luis Garrido
Los paracaidistas de la custodia del territorio | Antonio Mota
No al exterminio del arruí alicantino | Raimundo Montero
Sólo interesa la ‘caza’ del voto | Sebastián Torres
La humanización de los perros | UNAC
Larga vida al muflón del Atlas | José Antonio Moreno Ruiz
La fuerza de la razón: Éxito de la manifestación en Sevilla en defensa de la rehala y la montería española | Alfonso Aguado Puig
La caza en Castilla-La Mancha, una mirada con perspectiva | Luis Fernando Villanueva
La ecocondicionalidad para cosechar, recoger la paja y labrar los rastrojos | ADECANA
Codornices de ayer, de hoy y… | Miguel Ángel Romero
La media veda posible | José Luis Garrido
Las claves para la media veda a la codorniz | Fermín Mourenza
¿Por qué debo ir yo a la manifestación? | Mesa en Defensa de la Rehala y la Montería
Buscando soluciones | Gabriel Marco Tejedor
Torcaces y tórtolas, un futuro diferente | José Luis Garrido
Cospedal y su apuesta por el Turismo Cinegético | Lola Merino Chacón
15 de octubre, Día Mundial de la Mujer Rural | Lola Merino Chacón
 

Avisos legales | redacción@club-caza.com
© club-caza.com 2002/2010
Desarrollo: niwala.com

CDC