Ropa

Pegaso y Eolo, de Chiruca

Interesante para cualquier modalidad

Ha sido el último equipo que hemos podido probar en la pasada temporada de caza, y eso dándonos prisa por aprovechar las últimas salidas al campo. Pero ha sido una prueba por la que ha merecido la pena esperar, pues estos Pegaso y Eolo, de Chiruca, suponen una magnífica opción para nuestras salidas de caza.

 Por MFS. Fotos:AAA

 

Hemos descubierto posiblemente uno de los más completos pantalones de caza de los que existen en el mercado, cómodo, ligero, efectivo ante la lluvia y el frío además de proteger suficientemente de las matas del monte, así como un forro polar que se ha mostrado igualmente práctico, muy bien diseñado, y capaz de dejamos cazar aún con tiempo frío y con lluvia, en jornadas al salto o en mano. Pegaso y Eolo entran en escena a partir del próximo mes de agosto, de cara ya a la temporada 2007-08.

Chiruca no sólo está apostando muy fuerte por el sector de equipamiento de prendas técnicas de caza, sino que está aunando su esfuerzo por llegar justo donde el cazador busca las mejores prendas, combinándolo con unos diseños innovadores, actuales y capaces de servir para cazar y para salir al campo o realizar otras actividades al aire libre, algo realmente complicado.

En pleno declive la tendencia por el mimetizado de connotaciones militares en nuestros equipos de caza, estamos en un periodo muy interesante donde el diseño, los nuevos tejidos y membranas, y una clara visión práctica de gran estética, están rodeando el mercado del cazador. Pero todavía es posible seguir avanzando, no dejar quieta la máquina de la innovación en nuestro sector, después de años y años de inmovilismo en el mundo de la ropa de caza, y clara prueba de ello es la última colección que Chiruca ha puesto en nuestras manos.

Se trata de conjuntos con gran vocación de caza, pero con la influencia de la ropa de tiempo libre, algo que otras marcas están comenzando también a realizar, pues saben que a los cazadores nos gusta vestir en muchas ocasiones con ropa que nos recuerde un poco nuestro deporte, por ejemplo, cuando salimos simplemente a dar un paseo al campo, o a realizar alguna otra actividad relacionada con la naturaleza.

Pero no nos desviemos demasiado del objetivo de estas páginas, que no es otro que contar sencillamente qué nos han parecido las prendas que hemos probado en nuestras salidas al campo, y que en el caso del conjunto de Chiruca, hemos probado en diferentes entornos y con clima también muy diferente, desde días apacibles hasta tardes de verdadera tormenta de lluvia y viento.

Pegaso, un pantalón completo

 

Lo primero que se advierte cuando se ve este pantalón es su diseño, con unos colores que nos recuerdan un claro enfoque a la actividad al aire libre, por lo que se trata de una prenda práctica, polivalente y útil en muy buena medida, desterrando con este pantalón el panorama de una prenda sola y exclusivamente para salir a cazar.

Comodísimo, con un corte excelente basado en un patronaje donde se nota que Chiruca ha puesto toda la intención del mundo por lograr cubrir de sobra las necesidades del cazador que debe realizar su deporte durante muchas horas, caminando, subiendo, bajando, corriendo a veces, el pantalón Pegaso da la sensación de que, simplemente, no está. Es impermeable, ya que incorpora la membrana CH+, y esto es algo que a veces dejamos en segundo plano cuando vamos a comprar un pantalón, pensando que si la chaqueta nos protege de la lluvia o el frío, es suficiente, y no es así, todo lo contrario: trae las rodillas preformadas, y un buen diseño que aporta bastante comodidad. Cazar mientras llueve, y poder hacerlo estando secos, no sólo aporta comodidad (y mucha), sino que va a evitar que perdamos calor y por consiguiente perdamos energía en la jornada, ya que cazar varias horas con la ropa, en este caso el pantalón, chorreando agua, además de ser una invitación al enfriamiento, es incomodísimo, y como se puede evitar, pues ya sabemos, a buscar un buen pantalón. Lleva amplios bolsillos delanteros y traseros, uno lateral, y cuenta con ajuste semi elástico en la parte posterior de la cintura, siendo un pantalón práctico, y muy cómodo: está fabricado en unos tejidos muy resistentes al roce, algo que hemos podido comprobar cazando en un monte de aulagas, destacando su capacidad de no emitir sonido al rozar con las matas, por lo que aporta un silencio muy beneficioso en determinados momentos de la jornada de caza. Innovador, muy cómodo y práctico.

Camiseta térmica

 

Y como la zona donde realizábamos la prueba no es especialmente fría, decidimos equiparnos solamente con una práctica camiseta polar de Chiruca, bajo una camisa, llevando a continuación el forro Eolo, siendo una combinación muy recomendable pues cazamos con una gran libertad de movimientos (se evita llevar por ejemplo un jersey), y muy bien resguardados del frío. Esta camiseta es de manga corta, muy ligera, no se arruga, y es altamente transpirable, secándose muy rápido el sudor que provoca nuestra actividad, por lo que el contacto del interior de la prenda siempre es seco.

Está fabricada en tejido Polartec Power Dry, que ayuda a mantener la piel seca aún cuando estamos sudando, evacuando el sudor y evitando que sintamos esa sensación de llevar la espalda mojada continuamente, ya que dispersa muy rápidamente la humedad corporal y favorece la traspiración a través del tejido. Una prenda a tener en cuenta para evitar ir cargados de ropa sobre la camisa cuando hay que caminar mucho y debemos llevar poco peso encima.

Eolo, contra viento, lluvia y frío

 

Este forro polar está fabricado en tejido Polartec Wind Pro, y esto lo hemos agradecido, y de verdad, la primera vez que lo probamos, al coincidir un viento fortísimo en el campo, de la mano de una lluvia a modo de rachas casi de temporal, por lo que fue buen momento para probar las prestaciones de la prenda, y para agradecer que realmente sirviera. Se trata de una chaqueta muy bien cortada, tiene unas proporciones muy bien medidas frente a otras prendas similares del mercado, demasiado anchas o con mangas excesivamente largas, y cuenta con cuello alto que se puede cerrar hasta el final del mismo, por lo que nos protege bastante bien del frío. Es muy ligera, altamente transpirable (fundamental en cualquier forro polar, pues a veces el forro interior dificulta la evaporación del sudor hacia el exterior de la prenda), y resulta agradablemente cálida por dentro, permitiendo cazar de forma cómoda, sin padecer los efectos negativos de la ropa empapada por el sudor, y manteniendo el calor. El forro Eolo cuenta con dos bolsillos exteriores, uno de tipo porta documentos, y ajuste mediante cinta en la parte inferior. Su color verde caza es muy acertado, elegante y discreto, resaltando aún más si cabe los tonos más suavizados del pantalón Pegaso, del que destacan claramente sus tiras de protección delanteras desde las rodillas hasta los bajos, en un verde más intenso que el del resto del pantalón, a excepción de una banda en la parte trasera de la cintura, que marca estilo. Agradable al tacto, elegante, efectivo y muy ligero.