Editorial

¿Dónde está ese ‘proyecto ilusionante’?

Mantienen las grandes empresas de consultoría, dedicadas al asesoramiento de empresas, que el trabajo en equipo y la disciplina conjunta de todos, en la búsqueda de un objetivo, es lo que mejor hace funcionar a una empresa, a una entidad, a cualquier equipo o, incluso, a una simple familia.

Algunas de las más importantes de estas consultoras proponen el modelo de equipo que ellos llaman ‘de la conquista’ que, gráficamente, sirve para describir cómo debe ser la estrategia a la hora de formar el equipo de una empresa o entidad, para lograr los objetivos potenciales de la forma más eficiente posible.

Estos equipos, mantienen los consultores, han de tener una persona o personas que, como los conquistadores, se dediquen a descubrir nuevos mundos, que tengan la tarea de abrir camino en las nuevas zonas o países, luchando contra los indígenas, peleando y cortando cabezas para allanar el terreno a las personas que posteriormente llegarán, colonizadores que crearán ciudades, levantando iglesias y colegios, enseñando a cultivar, aportando la ganadería o creando industrias. Dejan los consultores claro que de nada sirve contar en tus filas con el mejor conquistador si luego no vienen detrás los colonizadores que sacan partido a esas conquistas. De igual forma que no es útil tener grandes colonizadores, si estos, al no contar con conquistadores, carecen de nuevas zonas que les permitan crecer.

El planteamiento es, por tanto, simple, si de una entidad o empresa se tratase. Se ha de formar un equipo con personas que abran puertas, pongan en marcha iniciativas, unan, vinculen a todos a sus proyectos, ofrezcan alternativas, ilusionen y conquisten, amparados siempre por otras personas que solidifiquen todo lo que se ponga en marcha, mejorando y haciendo crecer cada proyecto y cada iniciativa.

La puesta en marcha es más compleja si nos centramos en la caza. Hacen falta nombres, personas que se ajusten a estos perfiles y que puedan aunar honestidad, trabajo y cabeza. Que tengan iniciativa y que sepan conciliar, que es lo que necesitamos en el mundo de la caza, que sepan transmitir y que logren unir, que animen a trabajar y que sepan marcar pautas. Que conquisten y permitan colonizar. Hace falta una persona o un equipo que establezca una hoja de ruta, igual que hace falta un equipo de trabajo que apoye. Entonces, mejorará la caza.

Quedamos a la espera, deseando que sea por poco tiempo.

 

Club de Caza (2488 lecturas) 

 

« Otros editoriales

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.