Editorial

Nuestros perros de caza no son agresivos, que quede bien claro

En el telediario de hoy de RTVE de las 15 horas ha tenido voz el cazador, representado por la RFEC. Y no ha podido resultar peor. Un veterinario, supuestamente representando a la RFEC, afirmaba que los perros de caza “son susceptibles de perderse, de provocar accidentes de tráfico, problemas de agresividad con las personas”. Queremos dejar claro desde Club de Caza que esto, además de desafortunado, es falso. Ni perdemos a nuestros perros, ni hay ningún dato oficial que afirme que provocan accidentes de tráfico y, por supuesto y por encima de todo, nuestros perros de caza no son agresivos.

La firma Affinity hace cada año lo que debería haber hecho el sector cinegético y sus representantes hace mucho tiempo: lavar la imagen del cazador con respecto a una de las más pesadas losas que siempre se nos ha echado encima: el abandono. Ahora tenemos en nuestras manos algo que hemos querido y pedido durante años: la respuesta, apoyada en las insuperables, en términos de credibilidad, cifras que, repito, la Fundación Affinity, le pide a la Guardia Civil acerca de las denuncias que se interponen sobre pérdida y abandono de perros en nuestro país.


Exigencias


El pasado 25 de junio recibimos en la redacción de Club de Caza una nota de prensa con la siguiente frase de cabecera: La RFEC exige a los animalistas que dejen de mentir sobre el abandono de perros de caza.


Todos los compañeros nos ilusionamos pensando en medidas judiciales que acallaran las tronadoras voces de los animalistas y de asociaciones que, cada cierto tiempo, inventan cifras según les convengan para cargar contra la caza y los practicantes de nuestra afición.


Porque creemos que debemos ejercer una defensa proporcional ante estos ataques. Una manera de hacerlo es dando voz a las entidades afectadas, como hicimos hace poco con la Federación Andaluza de Galgos, aquí pueden leer la noticia, por cierto, la más leída de las últimas que hemos publicado en nuestra sección de actualidad. Pero la defensa tácita debe ejercerla el organismo que nos representa a todos los cazadores, la RFEC.


Con esto en mente, tras leer la nota a la que aludimos, la curiosidad periodística ejerció para que nos preguntáramos en qué estrategias se basaría esa reclamación, a qué grupos animalistas de los muchos que mienten y atacan a nuestro sector iban dirigidas esas exigencias.


La respuesta nos dejó muy desinflados. En ella, la RFEC reconocía que las exigencias iban al «sector animalista en general, sin centrarse en ningún grupo concreto». Nos comentaban que «estas declaraciones contra los cazadores son realizadas repetidamente tanto por asociaciones y medios de comunicación afines como por particulares». La respuesta de la RFEC concluía de la siguiente manera: «Cuando haya alguna publicación, declaración o acusación concreta, se les exigirá rectificación como se ha venido haciendo hasta ahora».


Si ya han leído la noticia de la que les hablamos, sabrán que una protectora de Córdoba, basándose en cifras de abandono para nada oficiales y exorbitadas referidas a galgos, llegó a calificar como «fundamental» la prohibición de la caza con galgo «para acabar con el abandono y maltrato a galgos».


Una oportunidad perfecta… perdida


En un momento político tan delicado como en el que nos encontramos, en el que diarios de difusión nacional no contrastan la información y atacan frontalmente a la caza, donde personas de la farándula con más o menos peso se cambian la chaqueta según les convenga y donde las prohibiciones han comenzado a sacudir nuestras libertades con más fuerza que nunca, hay que pasar a la acción.


Desde la Federación Andaluza de Galgos nos confirman que nadie se ha puesto en contacto con ellos para tomar parte en esa defensa tan necesaria. No creo que puedan encontrar un caso más acorde con lo que nos aseguraban y tan poco tiempo después.


Todo lleva su tiempo y estamos seguros de que la RFEC actuará tarde o temprano, y esperamos con la misma ilusión que nos creó recibir aquella nota de prensa, una en la que la noticia no se centre en algo en concreto, con nombres, apellidos, fechas y resultados, que es lo que cualquier manual de periodismo catalogaría como noticiable.


Despropósito de cara a toda España


Pero no algo como lo que hemos presenciado hoy. Con lo complicado que tiene que ser que una televisión de ámbito nacional, una televisión pública y bajo el mando de un Gobierno que está actuando contra nosotros desde que se hizo con la potestad del país, que una televisión te conceda un espacio en la escaleta de contenidos de un noticiario de medio día, como ha sucedido esta mañana en el telediario de las 15 horas de RTVE. Repetimos, con el mérito que esto adquiere, en un espacio que este año ha congregado a casi seis millones de personas durante algún momento de su emisión, que es líder en su franja horaria, y que se desaproveche de la manera en que se ha hecho.


Todo comienza en el vídeo cuyo enlace dejamos al final de este texto. Cero Abandono es el nombre de la campaña de la RFEC para intentar sensibilizar a los dueños de las mascotas, en general, concienciar, especialmente a los dueños de perros. Hasta aquí todo muy loable. Lo absurdo viene a continuación, en el minuto 27:50, en el que toma la palabra Tomás Elvira, veterinario experto en cirugía de perros de caza que en 2017 se unió a un Departamento Multidisciplinar de Defensa del Perro de Caza creado por la RFEC.


Flaco favor se ha hecho en la defensa del perro de caza con las declaraciones que transcribimos a continuación después de que se subraye la importancia de que los perros estén debidamente identificados con microchip:


«Primero por responsabilidad: el perro, si lo pierdes, tienes posibilidad de localizarlo. Después, porque la Guardia Civil obliga a todos los perros, pero sobre todo a los perros de caza, que son susceptibles de perderse, de provocar accidentes de tráfico, problemas de agresividad con las personas…». Obviando el aspecto de que la Guardia Civil no obliga a colocar el microchip, eso lo hace la normativa legal. La Guardia Civil y la policía lo que hacen es ejecutar esa normativa.



Esta foto la hemos tomado esta misma mañana durante una jornada de caza de conejos con perros. Resume a la perfección lo agresivos que son nuestros perros de caza.

¡Nuestros perros no son agresivos!


Llegados a este punto, no se puede decir peor, intentar hacer llegar un mensaje a la sociedad en contra del abandono y servirle en bandeja a los redactores y editores de RTVE frases que atacan directamente a nuestros perros de caza.


Señores de la RFEC, señor Elvira, nuestros perros de caza, en primer lugar, no son susceptibles de perderse. La gran mayoría de los cazadores nos esforzamos en educar y adiestrar a nuestros perros para que acudan cuando les llamamos, y nos preocupamos de mantenerles a una distancia lógica y eficiente de cara a que nuestra llamada, el toque del silbato o la manera de comunicarnos con él que hayamos trabajado durante meses sea eficaz.


Segundo, afirmar que los perros de caza van por ahí provocando accidentes de tráfico es muy frívolo e inexacto. La DGT ha hecho públicos diversos estudios en los que queda manifiesto que «El porcentaje de accidentes que se registran en los que haya animales implicados es relativamente bajo, sin embargo, los accidentes con daños materiales pueden ser un factor muy importante a considerar. En un número indeterminado de casos, estos accidentes con animales no son colisiones directas con el animal, sino salidas de calzada por movimientos de evasión incorrectos realizados por el propio conductor para evitar la colisión. Las consecuencias del accidente en lo que se refiere al daño en los ocupantes se produce como consecuencia de impactos con obstáculos en los márgenes de la carretera». Sí es cierto que el perro —en general— se incluye como el animal doméstico que más riesgo genera en la carretera. Pero, siguiendo los datos del Estudio sobre Abandono y Adopción de Animales de Compañía 2018, si los perros de razas de caza representan el 12% del total de razas abandonadas, no es muy normal que alguien que supuestamente representa a la RFEC realice esta afirmación.


Pero sostener que los perros de caza ocasionan problemas de agresividad con las personas es ya de traca. En lugar de concienciar contra el abandono, ¿se está queriendo crear alarma social?


Si desde cualquier rincón coherente de la sociedad, nos referimos a etólogos y profesionales del comportamiento, la educación y el adiestramiento canino, se alude a individuos en lugar de a razas para hablar de agresividad canina, en 15 segundos se ha dejado claro que no se entiende de perros de caza, por muy magnánimos que seamos y atribuyamos al montaje del vídeo unas frases tan desafortunadas.


Desde aquí queremos dejar claro que nuestros perros de caza, los compañeros fieles y nobles de los cazadores españoles, no cuentan con ese componente de agresividad. Nadie tiene que preocuparse si se cruza por el campo con pachones, pointers o setters ingleses, nuestros queridos alanos, sabuesos, bretones, podencos, Xarnegos, manetos, cualquiera de los retrievers, bracos europeos, terriers, o, repetimos, cualquiera de los demás representantes de nuestras razas cazadoras.


Aquí mostramos el fragmento al que hacemos referencia del Telediario de hoy, domingo 15 de julio, emitido a las 15 horas.


 

Club de Caza (6042 lecturas) 

 

« Otros editoriales

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.