Introducidas por la administración

Perdices rojas con pureza genética en el campo andaluz

Las instalaciones de la Estación de Referencia de la Perdiz Roja (Alectoris rufa) en Andalucía, gestionadas por la Consejería de Medio Ambiente, han producido a lo largo del año 2007 un total de 13.574 pollos de esta especie. Con una supervivencia de casi el 80 por ciento, el resultado ha sido la reintroducción en el medio natural de más de 10.500 ejemplares que presentan todas las garantías en cuanto a su estado sanitario y sus características genéticas.

14/02/2008 | CdC | Archivado en:  Gestión.


Foto: Juan Luís Muñoz.

 

«Así se asegura la supervivencia de la especie frente a los ejemplares híbridos que se están introduciendo, a veces provenientes de otros países, para asegurar la caza»

 

El siguiente paso de la administración ambiental para garantizar la pureza de la perdiz roja en el campo andaluz será el establecimiento de un certificado de calidad para otros centros dedicados a la cría de esta especie autóctona.

En la comunidad andaluza existen actualmente 73 granjas cinegéticas dedicadas a la cría en cautividad de estas aves, las cuales producen aproximadamente 446.000 pollos anuales a partir de casi 15.000 parejas reproductoras. No obstante, aún existe un importante nicho de mercado por cubrir.

Se estima que existe un déficit de medio millón de ejemplares en la cría de la perdiz roja que está siendo cubierto en su mayor parte con la llegada de otras especies, provenientes de diversos países. Igualmente, esta importación incontrolada está provocando la introducción en el medio natural de perdices que presentan deficiencias sanitarias, todo ello con el consiguiente riesgo para la especie autóctona.

Pero no sólo la falta de control en la introducción de ejemplares foráneos está poniendo en peligro a la perdiz roja en Andalucía. Por ello, a medio plazo, está previsto que una parte importante de la producción de la Estación de Referencia se destine a sustituir a los reproductores híbridos presentes en gran parte de las granjas cinegéticas que actualmente crían y venden ejemplares para su reintroducción en el medio natural.

Como parte de esta estrategia destinada a lograr una mayor pureza genética de la especie, la Consejería de Medio Ambiente pondrá también en marcha un servicio de evaluación y certificación de la calidad genética en estas granjas. Algo que implicará además la obligatoriedad de que todas las sueltas se hagan con ejemplares controlados genética y sanitariamente.

Actualmente, la Estación de Referencia de la Perdiz Roja trabaja con el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC, Universidad de Castilla La Mancha-CSIC) en la elaboración del mapa genético de esta especie en Andalucía, algo que permitirá, entre otras cosas, detectar las mencionadas hibridaciones con otras especies no autóctonas, como la perdiz griega. Por otro lado, la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Córdoba colabora en la realización del Plan de Vigilancia Epidemiológica y Medicina Preventiva de la Estación de Referencia. Los resultados de ambos proyectos tendrán una aplicación directa en la creación del protocolo de certificación genético-sanitaria que planea Medio Ambiente.

Papel en la conservación


Además de las granjas cinegéticas andaluzas, instituciones universitarias que las usan para fines de investigación, se benefician de los ejemplares criados por Medio Ambiente. Sin embargo, hasta el momento, los principales destinatarios son aquellos cotos cuyos titulares tienen suscritos con la Junta de Andalucía convenios para la conservación de especies emblemáticas amenazadas, tales como el lince ibérico (Linx pardinus) o el águila imperial (Aquila adalberti) y perdicera (Hieraatus fasciatus).

De esta manera, la perdiz roja juega un papel fundamental en la preservación de la biodiversidad andaluza. La especie no sólo interviene en el desarrollo de estas medidas de conservación puestas en marcha por la administración, sino que además constituye uno de los principales baluartes en la viabilidad de estas poblaciones amenazadas, al ser una de las bases de la alimentación de los mencionados animales en el hábitat natural.

Un centro para la conservación de la diversidad genética


El rol desempeñado por esta especie en el mantenimiento del equilibrio natural, así como su valor cinegético, fueron los principales motivos para la puesta en marcha de la Estación de Referencia de la Perdiz Roja en la provincia de Jaén. Estas instalaciones están incluidas dentro de la más amplia Red Andaluza de Estaciones de Referencia, cuyo objetivo primordial es conservar la diversidad genética de las especies cinegéticas. Funcionando a modo de centro reservorio, en las instalaciones jienenses se procede a un control exhaustivo de las condiciones sanitarias y de la adecuación genética en la cría de estos animales.

El resultado es la obtención de ejemplares absolutamente aptos para las tareas de repoblación, evitando los riesgos derivados de su disminución, así como los que suponen para la especie la introducción en la naturaleza de ejemplares no autóctonos, debilitados genéticamente o enfermos.

La estación de referencia, ubicada en el paraje de Lugar Nuevo (Andujar, Jaén), cuenta como principales instalaciones con dos parques de jaulas con una superficie de 4.413 metros cuadrados, para el alojamiento de las parejas reproductoras; una sala de incubación; 2.707 metros cuadrados para zona de cría, dividida en cinco naves; y 14 campos de vuelo con una extensión de 5.128 metros cuadrados. En estas instalaciones se han criado en los últimos cuatro años casi 30.000 ejemplares de perdiz roja.

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.