Córdoba

«Las poblaciones de conejo están en su nivel mas bajo»

Según ASAJA Córdoba, «a la fecha de hoy, habiendo terminado el periodo hábil de caza del conejo el pasado día 2 de diciembre (aunque la orden de vedas contempla en 'zonas con daños habituales en la agricultura' hasta el 9 de diciembre, todos los días de la semana), las poblaciones están en su nivel mas bajo. A partir de enero, otro año más, vamos a asistir a otra explosión demográfica de las poblaciones».

02/01/2008 | CdC

«Los hurones pueden pasar varias horas transitando estas galerías, sin lograr que ningún conejo salga fuera, al alcance de armas de fuego»

 

El contenido de la nota de ASAJA es el siguiente:

Los daños se reflejarán pronto sobre los cereales de invierno que actualmente se están sembrando, y por otra parte sobre los olivares jóvenes, que actualmente existen e irán inevitablemente a más. En cuanto a la viña, aunque los daños no han remitido, por el ciclo vegetativo de la planta, será el mes de marzo el de mayor trascendencia, cuando la viña despierta de su letargo invernal y comienza a generar sus nuevos brotes.

Existen, tal vez, dos «causas» por las que los daños persisten y no se logra reducir las poblaciones.

a) En muchos cotos, los conejos se ocultan en enormes arroyos, regajos, acilatones, etc, donde existen muchísimas bocas de madrigueras, muy próximas entre sí, lo cual hace que, incluso con perros, los conejos no realicen carreras y por tanto no se expongan a las armas de fuego. Por otra parte, el empleo de hurón tampoco es viable en madrigueras con tantas bocas, y que, a veces, interiormente suponen un interminable laberinto de galerías subterráneas. Los hurones pueden pasar varias horas transitando estas galerías, sin lograr que ningún conejo salga fuera, al alcance de armas de fuego. A veces ocurre que cuando salen fuera, por el forraje, así como por la cercanía de otras bocas, el conejo pase desapercibido.

b) En otros cotos son los titulares cinegéticos los culpables directos del descontrol poblacional de conejos, dado que no solicitan las medidas de descaste ofertadas por la Delegación Provincial de Medio Ambiente, no informan ni asesoran a los agricultores que presentan daños dentro del acotado, no se involucran con ellos, y a veces, hasta les mienten en lo referente a petición de autorizaciones… etc. Por suerte, estos casos son escasos, y desde Asaja, nuestra recomendación es clara y contundente, animando a los damnificados a peritar los daños y solicitar indemnizaciones a los cotos vía denuncia.

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.