Para ayudar a controlar la plaga

La Junta aconseja no abatir a los zorros en las zonas con topillos

La Consejería de Medio Ambiente de Castilla y León ha recomendado a los cazadores que no abatan zorros en las zonas con muchos topillos, con el fin de ayudar al control de la plaga de esos roedores que registra la comunidad. Así se recoge en la respuesta por escrito dada por la Consejería de Medio Ambiente a una pregunta de la procuradora socialista Mónica Lafuente Ureta y recogida ayer por Efe.

11/11/2007 | CdC


 

«Para combatir a los roedores se usan pastillas atractivas para otros mamíferos, incluidos los perros»

 

En concreto, la Consejería ha realizado una serie de recomendaciones que incluye la sugerencia de que no se abatan zorros, a pesar de estar autorizada su caza, y se posponga su control poblacional a épocas en las que haya menos topillos.

Ha recordado la Junta a los cazadores que los depredadores naturales son grandes aliados a la hora de controlar plagas como la del citado roedor.

Para combatir la plaga, que afecta a las provincias de Palencia, Valladolid, Zamora, Segovia, Soria y Ávila, se utilizan rodenticidas anticoagulantes, que en su presentación en pastillas es «atractiva para otros mamíferos, incluidos los perros». Por ello, ha aconsejado a los cazadores que hagan una prospección previa de la zona en la que van a cazar y que incluso pregunten a los propietarios de las tierras si están aplicando medidas de control de la plaga con el citado tratamiento químico.

Limpieza de las aves


Si así fuera y el cazador quisiese continuar con su actividad cinegética, la Consejería ha explicado que sería necesario prevenir la posibilidad de que los perros ingieran esas pastillas con la posibilidad incluso de que cacen con bozal.

En cuanto al manejo, pelado y limpieza de las aves capturadas, la otra presentación de los rodenticidas, en granos de cereal, es atractiva para las aves, especialmente para las codornices, palomas y tórtolas, por lo que antes de su ingesta se aconseja observar el buche de las piezas abatidas y desechar aquellas en las que pueda haber dicha sustancia.

En el mismo sentido, la Consejería de Agricultura y Ganadería ha recordado que los topillos que han ingerido el tratamiento químico mueren dentro de las huras, por lo que no cabe la posibilidad de que pasen a la cadena alimentaria.

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.