Promovido por APROCA

Castilla-La Mancha contará con una marca de calidad para la carne de caza

La Asociación de Propietarios Rurales para la Gestión Cinegética y Conservación del Medio Ambiente en Castilla-La Mancha (APROCA) está trabajando en la creación de una nueva marca de calidad para la carne de caza silvestre, bajo la que pretende comercializar este tipo de producto alimenticio y cubrir así la dificultad que existe en la actualidad para distinguir la calidad de la carne de caza silvestre y dar a conocer sus beneficiosas cualidades importantes, como su bajo contenido en grasa o la a

22/10/2007 | CdC


 

«Se contemplan tanto las denominaciones de origen como los certificados de calidad»

 

María Gloria Pérez Triguero, técnico de esta organización y coordinadora del proyecto, explicó hoy que la creación de la marca de calidad Aproca se engloba dentro de las distintas distinciones, tales como denominaciones de origen o certificados de calidad, que permiten la distinción de unos productos frente a otros.

La creación de esta marca pretende cubrir el hueco que existe en la actualidad para distinguir la calidad de la carne de caza silvestre y el desconocimiento en torno a este producto que tiene el consumidor.

Pérez Triguero recordó que "las propiedades" de esta carne con bajo contenido en grasas, ausencia de medicamentos y hormonas, junto con una serie de iniciativas vinculadas a la nueva cocina y al turismo gastronómico, permite abrir "beneficiosas posibilidades", tanto para los productores de caza- los propietarios o titulares de los terrenos cinegéticos- como para el consumidor final.

En este sentido, apuntó que la carne de caza, y más concretamente la de ciervo y jabalí, tiene una serie de características que podrían ser consideradas como ventajas frente a las carnes de abasto, por su escasa grasa intramuscular, mayor porcentaje de proteínas e importantes cantidades de hierro y fósforo.

Según Pérez Triguero, en el proceso de creación de la Marca de Calidad es necesario demostrar estas cualidades, por lo que, en una fase previa al proceso de certificación, junto con el IREC (Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos) se van a fijar y a estudiar una serie de parámetros de calidad a medir en la carne.

Con los resultados obtenidos, explicó, se establecerá el baremo con el que poder otorgar el sello de la marca.

En otra fase en la que trabaja actualmente Aproca, junto con la empresa Implages, es la creación del reglamento de uso de la marca de calidad, que establecerá una serie de medidas que afectan tanto a la gestión agrocinegética de la finca como al tratamiento de la carne.

Con la marca de calidad también se pretende fortalecer y mejorar la imagen de la caza como herramienta de gestión del medio natural, importantísima para algunas de las zonas rurales más deprimidas.

Actualmente, desde Aproca se trabaja en otros frentes para sacar adelante este innovador proyecto, comentó Pérez Triguero, como la redacción del manual de buenas prácticas, "un dossier en el que se recogerá toda la información en cuanto a cualidades de la caza, problemas zoosanitarios, legislación, criterios de selección y productos de comercialización a los que otorgará el sello de calidad".

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.