Actualidad

Nacional

Aragón apuesta por la sostenibilidad de las especies cinegéticas y el control del furtivismo

El Gobierno de Aragón intensificará los controles para luchar contra el furtivismo e implantará novedades para asegurar la sostenibilidad de las especies objeto de caza.

10/08/2018 21:19:11 | CdC | Archivado en:  Aragón.

Ángel Berzosa

Ángel Berzosa, director general de Gestión Forestal, Caza y Pesca, ha presentado esta mañana los nuevos puntos a tener en cuenta para la actividad cinegética, recogidos en el Plan General de Caza 2018-2019, donde se regula la nueva temporada que comienza este domingo, día 12, con la media veda, activándose el permiso para cazar algunas especies como la codorniz (Coturnix coturnix) o la tórtola común (Streptopelia turtur).

Diversas actuaciones en materia de control

Berzosa ha explicado que uno de los objetivos que se ha puesto el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad para la temporada es la puesta en marcha de diversas actuaciones en materia de control de la actividad cinegética con el objetivo de evitar malas prácticas en la caza, incrementar la agilidad en las tramitaciones administrativas, controlar las especies que dañan a la agricultura y mantener la sostenibilidad de los animales.

Fruto de estas actuaciones, los Agentes para la Protección de la Naturaleza (APPN) y agentes de SEPRONA, han detectado deficiencias en la señalización de diversos cotos de caza, así como ciertas actividades de furtivismo, que han derivado en los correspondientes procedimientos sancionadores.

Así, el director ha recordado también que la práctica de la caza sin licencia autonómica, sin autorización del titular del terreno cinegético o el incorrecto uso de los precintos para aquellas especies de caza mayor que lo precisan, puedan calificarse como infracciones graves o incluso muy graves, en razón de la especie capturada.

Novedades

Las novedades principales del Plan General, dirigidas a satisfacer los objetivos marcados por el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, son las siguientes.

  • Se retrasa la fecha de inicio y cierre de la temporada de caza menor del tercer domingo de octubre al cuarto domingo de enero, con motivo del cambio climático.
  • La caza de la tórtola retrasa su inicio de periodo hábil hasta el 21 de agosto.
  • La fecha de finalización del periodo de caza del ánsar común coincide con la del cierre de la caza menor.
  • La caza del zorzal se retrasa al 10 de febrero y en la modalidad de puesto fijo se pueden utilizar perros para la recogida de las piezas abatidas, pero estos deben permanecer atados durante los disparos.
  • El zorro se podrá cazar con armas de fuego largas o rifles en las batidas de caza.
  • Los periodos hábiles para la caza del jabalí en determinados cotos o municipios podrán modificarse por resolución del Director General con competencias en materia de caza. Además, se mantienen como periodo mínimo de aviso para la realización de las esperas a esta especie las 24 horas de la temporada anterior, con el fin de reducir al máximo posibles daños agrícolas producidos por el animal.
  • Durante la caza nocturna del conejo no se podrá disparar en zonas de dominio público como carreteras. Además, tanto los propietarios como los arrendatarios de las parcelas agrícolas con cultivos dañados por la población cunícola podrán solicitar directamente al titular del coto el control poblacional de conejos en madriguera mediante el hurón acompañado de red capillo o escopeta (autorización con validez durante 120 días).
  • En la caza de la becada se incorpora la necesidad de que los perros vayan provistos de algún tipo de indicador acústico de posición.
  • En caso de conceder el aprovechamiento de especies de caza mayor distintas del jabalí, el coto deberá, en todos los casos, abonar la tasa de aprovechamiento de caza mayor.
  • Las esperas o aguardos de caza mayor se modifican para disminuir los daños agrarios con el fin de adecuarlos al control poblacional, facilitar el control de la caza nocturna y evitar la problemática detectada en algunas zonas no cinegéticas en las que se solicitaba control por daños de especies de caza mayor que necesitan precintos.

Una situación positiva en materia de incendios

Ángel Berzosa también ha destacado que la situación en Aragón en cuanto a los incendios forestales «es muy buena», ya que se encuentran por debajo del 50% de fuegos respecto a años anteriores y suelen ser de poca extensión, «síntoma de que el mensaje ha calado en la sociedad».

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.