Actualidad

Furtivismo

Sorprendido en Jaén con 54 trampas ilegales, 31 mirlos, 3 rabilargos y un gorrión

La Guardia Civil detectó trampas prohibidas para la captura de aves, por lo que organizó un dispositivo dedicado a sorprender al furtivo cuando se dispusiera a retirarlas. Así sucedió, y sorprendieron a un vecino de Bailén, al que requisaron 21 costillas con el mismo número de especies de aves silvestres capturadas. Pero el caso era más grave que todo esto.

09/08/2018 20:32:32 | CdC | Archivado en:  FurtivismoAndalucía.

Aves requisadas

El supuesto furtivo está siendo investigado después de que la Guardia Civil haya instruido diligencias para su entrega en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de La Carolina, dando cuenta al fiscal coordinador de Patrimonio Histórico, Medio Ambiente y a la Delegación Territorial de Medio Ambiente.

75 costillas requisadas

Como ha informado el Instituto Armado, los cargos presentados contra el vecino de Bailén son de presunto autor de un delito relativo a la protección de la flora y fauna, acusado de usar artes prohibidas para cazar aves. Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) localizaron en el Paraje Huerta San Vicente de Zocueca, en el término municipal de Guarromán, trampas conocidas como costillas instaladas en una explotación agrícola.

Tras el hallazgo, la zona fue batida minuciosamente por varios agentes. Al detectar un importante número de costillas instaladas entre las hileras de viñedos, se estableció un dispositivo de apostadero con el objetivo de identificar al presunto autor de los hechos.

A las 8:00 horas del día siguiente, los agentes sorprendieron a un vecino de Bailén retirando los medios de captura y con 21 costillas con otras tantas especies silvestres capturadas. Seguidamente, retiraron el resto de trampas y localizaron 33 costillas más.

En total, se intervinieron 54 trampas, además de tres rabilargos, 31 mirlos comunes y un gorrión común.

Las aves capturadas se destinarán a alimentar un centro de recuperación

Las aves intervenidas se entregaron a la Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía. El fin de estos animales será, según se especifica en el comunicado de la Guardia Civil, la alimentación de las especies silvestres que se encuentran en el Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) Quiebrajano de Jaén.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

1 comentario
11 ago. 16:48
joselu3
Nada a este pena de muerte, a lo mejor lo necesita para comer porque oy en dia no se entiende esta caza. A los que roban sin cesar en las administraciones que visto lo visto son todos o casi todos, a estos nada se prescribe el delito y a la calle sin devolver un duro.En que manos hemos dejado el pais los Españoles al votar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.