Actualidad

Santander

Fiscalía investiga la muerte del oso pardo hallado en Cantabria

Tras el hallazgo de los restos de un cadáver de oso pardo en una zona de monte próximo al municipio cántabro de Cillorigo de Liébana, la Fiscalía de Medio Ambiente de Cantabria ha comenzado la investigación para esclarecer los hechos.

17/07/2018 18:14:50 | CdC | Archivado en:  OsoCantabria.

Oso pardo
Foto: Cózar Natura.

Audio de la noticia

 

El oso en la Cordillera Cantábrica

Este sábado, 14 de julio, ha aparecido el cuerpo de un oso pardo, aparentemente adulto, en avanzado estado de descomposición.

Protocolo de actuación

Posteriormente al hallazgo, la Dirección General del Medio Natural del Gobierno cántabro ha emitido un comunicado indicando que se ha procedido de inmediato a activar el protocolo de actuación para determinar las posibles causas de su muerte, procediendo los técnicos auxiliares del Medio Natural a realizar el levantamiento de los restos y a recabar información en la zona próxima a donde se encontraba el cadáver.

Los restos han sido trasladados al Centro de Recuperación de la Fauna Silvestre de Villaescusa, dependiente de la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación, para proceder a realizar la necropsia y recoger muestras que se enviarán a laboratorios especializados para el análisis toxicológico y genético.

Comunicado de la Dirección General del Medio Natural.

Antonio Lucio, Director General del Medio Natural, ha asegurado mediante una nota de audio que el animal lleva muerto mucho tiempo y que será la Fiscalía de Medio Ambiente de Cantabria la encargada de realizar la investigación pertinente para determinar las causas de la muerte del animal y su posible identificación.

Según fuentes del lugar

Según nos han comentado fuentes del lugar, el cuerpo ha sido hallado en una alcantarilla y se cree que, de tratarse de una hembra, pueda ser la madre de un osezno, de aproximadamente un año, que merodeaba cojo y solo hace unos meses por la zona.

El oso pardo, Urcus arctos, aunque no tiene enemigos naturales, salvo el hombre, ha visto disminuido su hábitat en España a tres espacios aislados: un núcleo entre Asturias, León y Lugo, donde se calcula que viven unos 300 ejemplares, otro entre las provincias de León, Palencia, Asturias y Cantabria, con una población de unos 40 individuos y otro núcleo en Pirineos, donde se estiman alrededor de unos 40 también.

Ocurrirá cada vez con más frecuencia

El presidente de la Fundación Oso Pardo, Guillermo Palomero, ha advertido que los casos tanto de aparición de cadáveres de ejemplares como de oseznos perdidos «ocurrirá cada vez con más frecuencia debido al incremento de la población».

«El aumento de problemas obliga a tener equipos preparados», ha reivindicado Palomero a la Administración, solicitando que actualice sus planes de recuperación y apruebe el protocolo para trabajar con mayor agilidad en casos como la aparición de oseznos huérfanos o de osos que causan conflictos con la ganadería.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.