Andalucía

Conclusiones provisionales del III Congreso Andaluz de Caza

Bajo el título Caza, desarrollo rural y sostenibilidad ambiental, el III Congreso Andaluz de Caza pretende ser un punto de encuentro entre gestores, conservacionistas y propietarios. Este foro, organizado por la administración ambiental y la Federación Andaluza de Caza, analizó la actividad cinegética desde aspectos como el desarrollo rural, la conservación y control de especies o la evolución de esta práctica deportiva en Andalucía. Asimismo, abordó también la calidad de la gestión, la

12/10/2007 | CdC

«El cazador debe mejorar la implantación de los criterios de gestión integrada y sostenible vigentes en la actualidad»

 

Las conclusiones provisionales a las que se llegó en este III Congreso Andaluz de la Caza fueron las siguientes:

1. Se constata la necesidad de establecer una coordinación en las políticas cinegéticas y de desarrollo rural de la Unión Europea, especialmente en lo referente a la gestión de las especies migradoras y al uso multifuncional del territorio (agricultura, ganadería, turismo, etc.), basando la toma de decisiones en criterios objetivos y científicos.

2. Se constata la necesidad de mejora de la coordinación y consolidación de procedimientos comunes, entre las distintas Comunidades Autónomas del Estado Español, a través de foros permanentes donde se intercambien y coordinen conocimientos de tipo administrativo, jurídico y técnico sobre la actividad cinegética.

3. Se considera necesario el fomento de la caza social y deportiva en Andalucía basada en modelos de gestión idóneos desde el punto de vista de la sostenibilidad social, económica y ambiental.

4. La mejora del conocimiento, y en concreto la aplicación de las nuevas tecnologías, se consideran imprescindibles para la mejora continua de la gestión cinegética, de la relación entre la Administración y el sector cinegético, y de la nueva imagen del cazador, incidiendo en la investigación aplicada, en la difusión y promoción de la actividad cinegética y en su contribución en términos ecológicos, económicos y sociales al Desarrollo Sostenible. En este sentido se valoran positivamente los importantes avances producidos en Andalucía en los últimos años.

5. Impulsar la coordinación entre los distintos sectores que conservan y usan de forma ordenada y sostenible el medio rural, fomentando el desarrollo integrado de los mismos dentro de la gestión del medio rural en su conjunto, apoyándolo por cada una de las administraciones públicas competentes tanto a nivel económico como administrativo, en un marco de convergencia, buenas prácticas y acuerdos voluntarios.

6. El nuevo marco financiero europeo, español y andaluz deberá fomentar la integración de las prácticas cinegéticas en el marco del desarrollo rural siempre desde el punto de vista de la sostenibilidad.

7. La caza puede ser un importante motor de la conservación y desarrollo económico del medio rural, en convergencia con otros aprovechamientos como la agricultura, la ganadería, el turismo, los deportes en la naturaleza, etc. No obstante han de erradicarse métodos y aptitudes negativos para la sostenibilidad de los sistemas naturales y agroganaderos, que deberían ser rechazados contundentemente por todos los sectores implicados.

8. La actual normativa sanitaria abre una puerta para la alimentación de las aves carroñeras que es necesario desarrollar jurídicamente, para dar seguridad a los practicantes de la actividad cinegética y evitar desequilibrios ante la previsible desaparición de los aportes que provienen de dicha actividad si se aplicasen unas reglamentaciones no pensadas para el espacio rural.

9. Es necesario potenciar la coordinación existente entre las Consejerías de Salud, Agricultura y Pesca y Medio Ambiente para abordar los futuros retos de alertas sanitarias y epizootias. El Plan de Vigilancia Epidemiológica del Plan Andaluz de Caza se considera imprescindible para mejorar la gestión cinegética y su sostenibilidad.

10. Se considera que los acuerdos voluntarios, la implantación de buenas prácticas y las acciones de custodia del territorio pueden representar importantes instrumentos de desarrollo de una gestión cinegética sostenible.

11. Es necesario fomentar y divulgar la investigación aplicada a la gestión cinegética y a sus repercusiones económicas, sociales y ecológicas, al objeto de disponer de herramientas y modelos de gestión que ayuden a mejorar la gestión integrada de aprovechamientos (agricultura, ganadería, caza, pesca...) en el medio rural.

12. La gestión integrada de paquetes turísticos en el medio rural deben incorporar una oferta cinegética que contemple la práctica de la caza y el seguimiento anual del manejo de las poblaciones que son objeto de las mismas (berrea, gastronomía...). El turismo cinegético puede llegar a ser una de las principales actividades de desarrollo socioeconómico del ámbito rural.

13. La certificación de la Calidad Cinegética es una herramienta conveniente y deseable para impulsar la garantía de gestión sostenible de los recursos cinegéticos, siendo necesaria la mejora continua de los criterios de evaluación para adaptarlos a la extraordinaria diversidad de situaciones existentes en Andalucía.

14. La caza en Andalucía debe alcanzar una correcta cuantificación de su repercusión económica al producto interior bruto de la región, desde una perspectiva integrada (alojamiento, restauración, movilidad, industria textil y servicios complementarios), como fase previa para lograr la repercusión positiva sobre la misma de nuevos instrumentos fiscales y financieros.

15. El cazador, tanto en su dimensión de gestor del medio rural como en la de practicante, debe mejorar la implantación de los criterios de gestión integrada y sostenible vigentes en la actualidad, mejorando la comunicación a la sociedad de los beneficios ambientales, económicos y sociales derivados de la misma.

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.