Cantabria

La Consejería de Desarrollo Rural suspende las batidas de jabalí en las comarcas de Rionansa y Liébana

Mediante su publicación en el Boletín Oficial de Cantabria, la Dirección General de Biodiversidad de la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Biodiversidad, ha hecho pública la resolución de 2 de octubre de 2007, por la que se suspenden las batidas de jabalí previstas en las comarcas cinegéticas de Rionansa y Liébana de la Reserva Regional de Caza Saja. La suspensión afecta a las batidas de jabalí que estaban previstas dentro del calendario de la temporada cinegética 2007-2008 en to

04/10/2007 | CdC

«La medida extraordinaria está motivada por los diversos problemas de orden público que han tenido lugar en las últimas cacerías»

 

La medida extraordinaria está motivada por los diversos problemas de orden público que han tenido lugar en las últimas cacerías previstas en ambas comarcas, con la presencia en los puntos de reunión de personas ajenas a los integrantes de las cuadrillas titulares de los permisos de caza.

La Consejería debe cumplir la normativa vigente y, entre otras cuestiones, esa obligación implica la defensa del derecho de caza como una parte integrante de la gestión de las poblaciones de especies cinegéticas y para fomentar una actividad de ocio muy arraigada en Cantabria. Pero sobre esas consideraciones, impera el criterio de que esa actividad sea compatible con los derechos fundamentales de seguridad de las personas y los bienes, por lo que la medida adoptada es el resultado del ejercicio de la responsabilidad que la administración cinegética tiene de garantizar, dentro de sus competencias, dicha compatibilidad.

La Consejería lamenta los inconvenientes que la suspensión genera a aquellas cuadrillas que habían obtenido los permisos legítimamente, anunciando que se procederá a la devolución del importe de las cacerías suspendidas. Además, quiere trasmitir al colectivo de cazadores de Cantabria, que las actitudes de las personas y colectivos que han generado las situaciones de tensión que han llevado a la suspensión, hacen un flaco favor a la consideración social de la caza y convierten lo que debe ser una actividad de ocio y gestión de especies, en lamentable noticia de orden público.

Por último, debemos señalar que esta medida excepcional no alterará el normal procedimiento de las tramitaciones reglamentarias actualmente en marcha ni los objetivos de la Consejería en materia de gestión cinegética y, en concreto, en las Reservas Regionales. Así mismo, la Consejería mantendrá el criterio de máxima participación de todos los interesados en los procesos de elaboración de normas de desarrollo de la Ley de Caza y seguirá abierta a las propuestas consensuadas por mayorías suficientes y representativas de la variedad de situaciones de la caza en Cantabria.

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.