Actualidad

Fauna

Un lince soltado en el sur de Portugal aparece en Cataluña dos años después

Su nombre es Litio y se encontraba en el Algarbe portugués a mediados de 2016, cuando se le perdió la pista. La semana pasada fue localizado en el área metropolitana de Barcelona. Este lince ibérico ha cruzado la Península que le da el apellido, recorriendo más de mil kilómetros en apenas dos años.

06/06/2018 12:03:31 | CdC | Archivado en:  Lince.

Litio Lince ibérico

Los agentes rurales de Barcelona pusieron en marcha un operativo de búsqueda después de que varios vecinos dieran aviso de haber visto un gato gigante. Quienes lo avistaron por primera vez pueden decir con total seguridad que son los primeros que han tenido contacto con un lince ibérico desde hace más de un siglo.

Los agentes pudieron hacerle fotografías, que inmediatamente enviaron a los técnicos del programa europeo Life Iberlince, responsable de la conservación y reintroducción de ejemplares. Cuando vieron estas fotografías, no les costó mucho identificar al ejemplar en cuestión que campa por los alrededores de la localidad de Baix Llobregat.

Un lince inadaptado y viajero

Se trata de Litio, un macho nacido en 2014 en el Centro de Cría en Cautividad de El Acebuche, perteneciente al espacio natural de Doñana, en Huelva. A mediados de 2016, el collar GPS que lleva al cuello dejó de enviar su ubicación, siendo la última registrada una localización del sur de Portugal, en el Algarve.

Los responsables del centro de cría han manifestado que Litio ha llevado un comportamiento que se suele repetir en los linces liberados en la naturaleza y que aún no se ha explicado científicamente. Estos linces no se adaptan a la zona donde se les suelta y comienzan un viaje peligroso que les lleva a cruzar zonas desconocidas, caudalosos ríos y, lo que es más crítico, carreteras y autovías por las que transitan muchos vehículos.

Esto suele tener un desenlace fatal para estos predadores: los atropellos son la principal causa de mortalidad en el lince ibérico. Es lo que le ocurrió, por ejemplo, a Kentaro, que fue soltado en los Montes de Toledo y, tras registrarse un recorrido de 3.000 kilómetros, fue atropellado cerca de Oporto.

Intentos de capturarlo

Se han desplegado un operativo para intentar capturarlo, pero Litio no se deja engañar por los conejos vivos que se ha depositado en el interior de las jaulas trampa. Los responsables del programa Life Iberlince aseguran que la zona donde se encuentra acumula muchas amenazas para la seguridad del animal, y además no suma suficiente superficie para que se asiente en ella. La captura del predador también permitirá revelar las zonas por las que ha pasado Litio en estos dos años de viaje continuo, algo que interesa mucho a los técnicos.

La zona donde debe asentarse el lince debe contar con, al menos 20.000 hectáreas, con una densidad alta de conejos y pocas amenazas (carreteras, vías de tren, zonas urbanas…).

 

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.