Ciudad Real

AMFAR celebró una jornada sobre «La Mujer y la Caza»

«Ciudad Real y Castilla-La Mancha constituyen el corazón del mundo cinegético y las mujeres debemos formar parte de ese corazón como fuente de riqueza y desarrollo rural», manifestó la presidenta de la Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural (AMFAR), Lola Merino, durante la inauguración de la jornada La Mujer y la caza organizada por esta asociación, en el marco de la Feria de la Caza, la Pesca y el Turismo (Fercatur) celebrada del 14 al 16 de Septiembre en Ciudad Real.

21/09/2007 | CdC


 


 

Para la presidenta de AMFAR, Fercatur se ha convertido en la feria cinegética más importante de la región, por lo que uno de sus objetivos es que las actividades de AMFAR sirvan para poner el acento en la mujer y potenciar su participación en el mundo de la caza, ya que sin ir más lejos “La caza es la actividad humana que ocupa mayor superficie en Castilla-La Mancha con siete millones de hectáreas dedicadas a los cotos de caza y genera 5.000 puestos de trabajo directos y un millón y medio de jornales. Además de constituir una verdadera fuente de riqueza para nuestro mundo rural desde el punto de vista de la conservación de la naturaleza, el turismo, la artesanía o la gastronomía”, sentenció Merino.

La jornada de inauguración contó con la presencia de la alcaldesa de Ciudad Real, Rosa Romero; y de la delegada provincial de Medio Ambiente, Inés Alba.

Por su parte, la alcaldesa de Ciudad Real, Rosa Romero subrayó la iniciativa de las mujeres que trabajan por la igualdad en un sector tradicionalmente dominado por los hombres. ‘Igualdad de oportunidades’ fue un concepto sobre el que insistió la alcaldesa, quien citó varios ejemplos con los que quiso demostrar que la conquista femenina en la cinegética se está produciendo de manera lenta pero firme.

Tras las palabras de Rosa Romero tomó el relevo la delegada provincial de Medio Ambiente, Inés Alba, que centró su disertación en la necesidad de establecer la armonía entre la cinegética y la protección del medioambiente para que el sector pueda seguir un desarrollo adecuado. La delegada aseguró que la caza “no es sólo disparar”, sino que comprende distintas actividades como la gestión de los espacios naturales, el mantenimiento de las infraestructuras, el comercio de la carne, la taxidermia, actividades a las que las mujeres deben incorporarse.

A continuación tuvo lugar la mesa redonda en la que participaron, Eduardo Coca Vita, asesor del Ministerio de Medio Ambiente, que analizó el papel de la mujer en la caza desde tres puntos de vista como “Participante, aliada o enemiga” y Santiago Sanz Pastor, propietario de la Finca Valmayor, que centró su ponencia en la repercusión socioeconómica del aprovechamiento de los recursos cinegéticos.

La jornada contó con la asistencia de 200 mujeres de distintos municipios de la provincia de Ciudad Real, que destacaron el papel “pasivo” al que se han sido relegadas en el mundo cinegético, a pesar de que algunas de ellas ya han dado pasos importantes en la gestión de los espacios naturales, al frente de armerías, acogiendo a los cazadores en casas de turismo rural, o apostando por la transformación y comercialización de la carne de caza.

La trayectoria de la Federación

AMFAR se constituye en el año 1991 con el objetivo claro de defender los derechos y los intereses de la mujer rural española. La Federación ha gozado de una gran aceptación en estos 16 años de funcionamiento, ya que a día de hoy la organización cuenta con un total de 84.028 asociadas en todo el territorio nacional. Cuenta con 43 delegaciones provinciales y con presencia en 13 comunidades autónomas. Además, actualmente está integrada en ASAJA, ocupa la Vicepresidencia Primera de la Comisión Europea de Mujeres Rurales del Comité de Organizaciones Profesionales Agrarias (COPA) y es la organización que representa a la mujer rural en el Consejo Estatal de ONG`s.

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.