En Castilla y León por la plaga de topillos

FACUA pide la prohibición de la caza y la retirada de las ayudas europeas a los agricultores

FACUA-Consumidores en Acción solicitó que se prohíba la caza hasta 2009 en Castilla y León y que se retiren las ayudas europeas para los agricultores que utilicen veneno para combatir la plaga de topillos. Esta asociación, en un comunicado, advirtió de que los raticidas «entrarán, probablemente, en la cadena alimenticia y se puede poner en riesgo la salud de las personas, en especial de los niños, muy sensibles a estos productos químicos».

13/08/2007 | CdC


 

«En aplicación del principio de precaución, FACUA demandó la prohibición de la caza y su consumo en toda la región hasta 2009»

 

El empleo de estos venenos lo llevan a cabo «muchos agricultores sin ningún control administrativo», por lo que FACUA exigió que el SEPRONA de la Guardia Civil y los agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León «denuncien a estos irresponsables, a quienes sólo les preocupa sus cosechas».

Asimismo, pidió que «sean sancionados y se les retire las ayudas de la PAC», la Política Agrícola Común de la Unión Europea, «por echar productos tóxicos y peligrosos en sus tierras».

La asociación reclamó a la Junta que durante 2007 y 2008 «controle la trazabilidad», es decir, el proceso que va desde la producción a la comercialización, «de los alimentos que se produzcan en las tierras que han sido contaminadas por raticidas», para analizar si «han absorbido estos productos químicos».

«En aplicación del principio de precaución», FACUA demandó además la prohibición de «la caza y su consumo en toda la región hasta 2009».

Además, solicitó que durante 2007 y 2008 se analice si el agua de consumo en Castilla y León está o no contaminada por raticidas, ya que «las aguas de lluvia los arrastrarán y miles de ratones envenenados puedan caer en ríos o embalses».

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.