Se adoptan medidas de emergencia

Actualización de la situación de la influenza aviar en Europa

En las últimas semanas se ha producido un cambio sustancial en la situación epidemiológica de la Unión Europea con respecto a la influenza aviar. Así, el 22 de junio, la República Checa comunicó la detección de un foco de influenza aviar H5N1 en una granja de pavos, en la región de Pardubice, en el centro del país. El día 27 comunicó la detección de otro foco, en la zona de vigilancia del anterior. Tras varios días sin novedad, se confirmaron otros dos focos el día 12 de julio, también en la zon

16/07/2007 | CdC


 

«En todos los casos se adoptaron de forma inmediata las medidas de emergencia previstas en la Unión Europea ante la sospecha y/o confirmación de influenza aviar en aves de corral o silvestres»

 

Por otra parte, el pasado día 6 de julio, Alemania comunicó la detección de un foco en una pequeña explotación de 10 ejemplares entre patos y gansos (un ejemplar de ganso resultó positivo), situada en la región de Saalfeld-Rudolstadt.

Además de estos focos en aves domésticas, en el mismo periodo de tiempo se ha aislado el virus en cerca de un centenar de aves silvestres hallados muertos en distintos países y regiones: 1 en el sur de la República Checa (Southern Moravian); 3 en Francia (Moselle); y la mayor parte en Alemania, en distintas localidades de los Estados Federales de Bavaria, Saxony y Thuringia), habiéndose descartado la sospecha inicial comunicada por Austria. La especie más comúnmente hallada ha sido el cisne común, aunque se ha detectado también en Zampullín cuellinegro y Barnacla canadiense.

En todos los casos se adoptaron de forma inmediata las medidas de emergencia previstas en la Unión Europea ante la sospecha y/o confirmación de influenza aviar en aves de corral o silvestres (Decisiones 2006/415/CE y 2006/563/CE). En el caso de aves de corral, estas medidas incluyen el sacrificio y destrucción sanitaria de las aves de la granja afectada, y el establecimiento de una zona A de vigilancia con un radio aproximado de 3 Km rodeando el foco, y una zona B de protección que engloba la anterior, con un radio aproximado de 10 Km; en estas zonas se instauran estrictas medidas de bioseguridad y de control de los movimientos aviares. En los casos detectados en aves silvestres se definieron las zonas de control y seguimiento correspondientes, en que se restringen diversas actividades para minimizar el riesgo de difusión.

La influenza aviar de alta patogenicidad H5N1 se detectó en algo más de 700 aves silvestres el pasado año en la Unión europea (uno de ellos en España), pero en el año 2007 no se han detectado hasta finales de junio, a pesar del intenso programa de vigilancia desarrollado. En aves domésticas, por el contrario, se declararon a principios de año focos en Hungría y Reino Unido (finales de enero-principios de febrero), a los que hay que añadir los cinco focos en la República Checa y Alemania antes mencionados.

Por los análisis filogenéticos realizados, parece que las cepas aisladas en aves de corral en República Checa, se encuentran más relacionadas con aislamientos recientes en Kuwait en aves de corral y de cetrería (técnica de caza muy arraigada en países árabes, basado en el entrenamiento y uso de aves rapaces), y países de Oriente Medio y Rusia, que con los recientes focos en Estados Miembros (Reino Unido y Hungría). Estos focos parecen por tanto obedecer a una nueva introducción independiente del virus de la influenza aviar de alta patogenicidad H5N1. No se dispone aún de ésta información acerca del virus hallado en aves de corral en Alemania.

Por otra parte, el hecho de que tres de los cuatro focos de la República Checa hayan sido detectados sin que existiera sintomatología ni mortalidad previa, como hallazgos casuales en la zona establecida de vigilancia, permite valorar de forma muy positiva la eficacia de las medidas preventivas y de control establecidas en la Unión europea.

La sucesión de hallazgos del virus en países de la Unión Europea, con pocos días de diferencia, si bien no ha implicado a un número elevado de aves, sí infieren una nueva situación epidemiológica en la Unión Europea, y cabe pensar que existe un mayor riesgo que el estimado hace unas semanas. Por este motivo, continúa en vigor la Orden APA 2442/2006, sin que esté previsto por ahora reducir la intensidad de las medidas preventivas como se hizo el pasado verano.

Por último, como consecuencia de tratarse de una enfermedad de rápida difusión, conviene recordar la gran importancia que en su control tienen los sistemas de detección precoz, y las medidas higiénicas y de bioseguridad.

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.