Ante la aparición de nuevos casos en Europa

Alerta a las comunidades por el «alto riesgo» de gripe aviar

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha comunicado a los servicios de sanidad animal de las Comunidades Autónomas que intensifiquen las labores de vigilancia respecto a la influenza aviar, principalmente en las zonas de riesgo y de vigilancia especial, a la vista de la evolución de la enfermedad en Europa.

08/07/2007 | CdC


 

«El objetivo es la detección precoz de un posible caso en España ante la nueva situación epidemiológica»

 

La sucesión de hallazgos del virus en diversos países de la Unión Europea, con pocos días de diferencia, si bien no ha implicado a un número elevado de aves, sí marcan una nueva situación epidemiológica en la Unión Europea con un mayor nivel de riesgo que el estimado hace unas semanas. Por este motivo, el MAPA ha decidido que continúe en vigor la Orden APA 2442/2006, en la que se establecen las medidas necesarias.

Esta disposición recoge las medidas específicas de protección frente a la influenza aviar. Se catalogan en nuestro país una serie de zonas y municipios de riesgo, en función de la abundancia de aves acuáticas, cercanía de pasos migratorios, tipología de las explotaciones aviares e imposibilidad de impedir el contacto con aves silvestres, teniendo en cuenta asimismo factores epidemiológicos, ecológicos, geográficos y administrativos

Entre las medidas de bioseguridad que se aplican en zonas de riesgo incluyen: la prohibición de caza con reclamo, la prohibición de cría al aire libre, el aislamiento de depósitos de agua de aves silvestres o la prohibición de concentraciones aviares.

En las actuales circunstancias, no se considera necesario introducir otras medidas más que las previstas en el programa nacional de vigilancia que viene desarrollándose con éxito durante los últimos años. El seguimiento de la evolución de la enfermedad y el análisis de riesgo correspondiente, indicará la pertinencia de modificarlas.

Conviene recordar la importancia de poner en conocimiento de las autoridades competentes cualquier caso sospechoso que pudiera observarse para enviar muestras a los laboratorios oficiales para el diagnóstico de la enfermedad.

Casos en Centroeuropa


Durante los últimos días, la República Checa, donde ha reprendido la epidemia en Europa arrasando una granja de pavos con más de 1.800 animales muertos por este virus, Austria, Alemania y Francia han detectado casos confirmados de aves infectadas con el virus H5N1, el más peligroso para el ser humano.

Ayer, las autoridades francesas confirmaron que los análisis practicados a los tres cisnes muertos hallados en un estanque de la comuna de Assenoncourt, en el centro del país, han dado positivo al virus en su variante H5N1. París ha decretado el máximo grado de alerta y ha recordado que la normativa europea establece una zona de exclusión alrededor de los focos con un radio de un kilómetro.

En el Estado federado de Sajonia-Anhalt, en el este de Alemania, las autoridades han confirmado también que han hallado la variante más peligrosa de la influenza aviar en 38 aves salvajes halladas muertas en el embalse de Kelbra. El Instituto Friedrich Löffler, el centro alemán de referencia, a elevado a «alto» el riesgo.

Ante esta situación en Europa, el director general de Ganadería del Ministerio de Agricultura, Carlos Escribano, destacó la importancia de «atajar el fuego antes de que se extienda», y precisó que «nos encontramos en situación de alto riesgo, ya que se repiten las condiciones del pasado año».

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.