Bionatura 2007

Expertos defienden el uso tradicional de la ganadería como herramienta de conservación

La actividad ganadera extensiva es una potente herramienta de conservación que, bien utilizada, revitaliza y diversifica nuestro patrimonio natural, según ha afirmado el Catedrático de Pascicultura de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Montes de la Universidad Politécnica de Madrid, Alfonso San Miguel Ayanz, durante su intervención en el II Congreso Nacional sobre Conservación de la Biodiversidad, Bionatura 2007, que se celebra en Sevilla.

22/05/2007 | CdC


 

«En el Congreso Nacional Sobre la Conservación de la Biodiversidad, BioNatura 2007, se debaten los riesgos que conlleva el progresivo abandono del campo»

 

Para San Miguel, la actividad ganadera resulta imprescindible para la conservación de buena parte de nuestros taxones catalogados, vegetales y animales (lince, águila imperial, buitre negro y quebrantahuesos, entre otros); pero también para la persistencia de los mejores pastos, la dispersión de sus taxones, la diversificación de los paisajes vegetales y, en definitiva, la perpetuación de la red de espacios naturales protegidos.

En su intervención, Alfonso San Miguel subrayó la enorme diversidad ecológica que posee España, uno de los países que más contribuye a la biodiversidad europea en todas sus facetas: taxones animales y vegetales, comunidades vegetales, hábitats y espacios naturales protegidos. En suma, «un impresionante patrimonio natural que debe ser conservado por razones éticas, pero también legales».

Según el catedrático de Pascicultura para conseguir esta protección es imprescindible tener en cuenta que nuestros sistemas naturales no son primarios. Es decir, que han sido modelados durante milenios por la acción del hombre y que la conservación de la biodiversidad requiere además el mantenimiento de los hábitats.

Por su parte, Jaime Izquierdo, jefe del Departamento Tecnológico del Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario del Principado de Asturias, reivindicó el papel del mundo rural para una mejor conservación de la biodiversidad. En este sentido, Izquierdo profundizó en los riesgos que conlleva el progresivo abandono del campo y resaltó que «tan sólo en los últimos años la etnografía, la antropología social, la geografía regional y algunos investigadores vinculados a la ecología cultural, la economía y la historia agraria, se mostrarán sensibles a este mundo para dejar constancia de su trascendencia como elemento transformador de paisajes y ecosistemas». Para Izquierdo es fundamental compaginar los sistemas tradicionales con las tecnologías modernas para poder evolucionar en el campo agroalimentario.

El II Congreso sobre Conservación de la Biodiversidad, BioNatura 2007, que se celebra en Sevilla hasta el próximo día 23 de mayo, está organizado por la revista Natura y patrocinado por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.