Navarra

ADECANA solicita modificar la normativa que regula los accidentes con fauna cinegética

La Asociación de Cazadores de Navarra, ADECANA, comenta en nota de prensa las medidas que, a su juicio, se deben tomar para prevenir los accidentes ocasionados por fauna cinegética, así como una propuesta para el pago de daños producidos por tales siniestros.

09/05/2016 8:39:14 | CdC | Archivado en:  NavarraAdecanaUnac.

ADECANA solicita modificar la normativa que regula los accidentes con fauna cinegética
El contenido de la citada nota de prensa es el siguiente:

Desde hace unos años, el aumento de especies cinegéticas y protegidas están produciendo cada vez mas accidentes en las carreteras navarras, tanto en las carreteras abiertas, como en vías de alta capacidad valladas como autovías y autopistas.

Estos accidentes se producen a lo largo de todo el año, no solo en la época de caza, ya que desde que ha comenzado la época de veda están aumentando sin cesar, provocando en la ciudadanía un evidente malestar por el peligro que ello supone tanto por los daños personales como materiales, ocurriendo los mismos en su práctica totalidad cuando cae la noche, prueba de que son producto del libre deambular de estos animales en busca de comida y agua.

El colectivo de cazadores está muy preocupados con la modificación legal que se llevado a efecto desde el 1 de marzo, ya que además de atribuir la culpa a los conductores de los vehículos, carga la responsabilidad a los titulares de los aprovechamientos cinegéticos cuando el accidente sea consecuencia directa de una acción de caza colectiva de caza mayor llevada a cabo el mismo día, o que haya concluido doce horas antes de aquel. También podrá ser responsable el titular de la vía en la que se produzca el accidente como consecuencia de no haber reparado la valla de cerramiento en plazo, o en su caso por no disponer de la señalización específica de animales sueltos en tramos de alta accidentalidad.

A entender de ADECANA, esta modificación perjudica al colectivo cinegético, ya que se pasa de una responsabilidad subjetiva en la que antes se respondía únicamente de los accidentes si estos estaban relacionados por una acción de caza o negligencia en la gestión, a ahora en que esta pasa a ser objetiva, si en el día o 12 horas antes del accidente se ha llevado a cabo una acción de caza colectiva de una especie de caza mayor.

Dado que la caza mayor comienza a primeros de septiembre y acaba a finales de febrero, cazándose en batidas los jueves, sábados, domingos y festivos, que son precisamente cuando existe un gran aumento de circulación de vehículos respecto al resto de los días, nos encontramos que durante 5 meses al año nos vamos a tener que hacer responsables sí o sí de todos los accidentes que se produzcan en los citados días de la semana. Los cazadores afirmamos que no somos el problema, sino una parte fundamental de la solución de este grave problema, amen de que el Departamento de Medio Ambiente nos insta a que cacemos más y más, con el fin de eliminar animales que causan estos daños.

¿Qué va a ocurrir a partir de ahora?, que como “todos” los fines de semana de estos 6 meses se van a realizar cacerías, y dado que durante estos es cuando los desplazamientos con vehículos se multiplican por 15, “objetivamente” se va a atribuir la culpa la culpa de los accidentes que ocurran.

¿Que va a ocasionar esto? Que los seguros de responsabilidad civil que contratan las sociedades de cazadores, que en los últimos años habían bajado de precio por la disminución de la siniestralidad, van a aumentar hasta extremos inasumibles para las economías de las sociedades locales de cazadores ocasionado unos perjuicios económicos que los cazadores no están dispuestos a aceptar, avisando que llegaremos hasta donde haga falta si no se vuelve a modificar la Ley en un sentido mas favorable a nuestros intereses, reservándonos si la situación se agrava a valorar como en su momento se hizo en Huesca con el abandono de cotos y otras medidas que tengamos a bien considerar.

¿Qué argumenta la administración foral para haber realizado esta modificación?

Que esto un asunto que afectaba a los gastos previstos en los presupuestos y ser una cuestión económica, y que la Normativa de Tráfico es una norma básica de aplicación en todo el estado español, y que en toda Europa y en el resto de Comunidades autónomas estaba regulado de esta forma, ante lo que le contestamos que no es cierto ya que en muchos países se regula de otra manera, y en la Comunidad Autónoma de Aragón está regulado de una forma similar a como estaba antes en Navarra, (sic art 69 de la ley 1/2015 de Caza de Aragón, de 12 de marzo.


MEDIDAS A ADOPTAR PARA PREVENIR ACCIDENTES

Con el ánimo que intentar que este problema se pueda minimizar desde ADECANA hemos solicitado al Gobierno de Navarra que se vuelva a modificar la ley regulándola de una forma semejante a como estaba anteriormente, y que por parte de la administración foral, que por ley es a la que le corresponde la gestión del hábitat, de la fauna silvestre y las competencias sobre carreteras, que se lleven a cabo las siguientes medidas:


A REALIZAR POR EL DEPARTAMENTO DE MEDIO AMBIENTE:

-Dado que muchos de los accidentes son ocasionados por zorros, y aprovechando que son unos de los mayores predadores de especies cinegéticas y protegidas, solicitamos que se potencie al máximo el eliminar el máximo posible de sus ejemplares de los cotos, dando el máximo posible de facilidades a los gestores de los cotos mediante lazos con tope, cajas trampa, etc.

-Que se adecuen los cupos de ungulados, en especial los corzos, a la realidad sostenible de sus especie, ya que en estos últimos años está aumentando mucho en Navarra, sobre todo para eliminar hembras, consiguiendo con ello que su proporción sea la más cercana posible al 50%. No hay más que ver la cantidad de accidentes que están ocurriendo con esta especie esta primavera.

-Que por parte de los responsables medioambientales se autorice al Departamento de Fomento para que acometa los desbroces y limpieza de maleza de las zonas colindantes con tramos de carreteras donde hay constancia de más accidentes con el fin de mejoras la visibilidad de los conductores y darles tiempo a frenar si los divisan en sus inmediaciones.

-Existe un grave problema en la zona centro y sur debido al aumento de los cultivos de maizales que están sembrados hasta el borde de las carreteras que en muchos casos están formadas por grandes rectas donde se circula a gran velocidad. Sería muy conveniente que se obligara a dejar sin sembrar y libres de vegetación unas bandas de terreno suficientes en las zonas adyacentes a las vías circulatorias, incluso vallando o colocando pastores eléctricos como hacen en Francia en las zonas de confluencia, dejando pasos de fauna donde se limitara la velocidad y se colocaran bandas sonoras para obligar a pasar más despacio por ellas.


A REALIZAR POR EL DEPARTAMENTO DE DESARROLLO ECONOMICO A TRAVES DE SUDIRECCION DE OBRAS PUBLICAS:

Hemos de hacer colación al estudio encargado por el Departamento de Obras Públicas, Transportes, y Comunicaciones del Gobierno de Navarra titulado “Estudio de las relaciones entre la fauna silvestre y las vías de comunicación en la Comunidad Foral de Navarra”, cuyo autor es el equipo de trabajo de Jesus Elosegui Aldasoro en donde se estudia este problema y las soluciones a adoptar al respecto.


Actuaciones a desarrollar:

-Limpieza y desbroces de los márgenes de los p.k. mas conflictivos donde se ha constado que se producen más accidentes, con el fin de que los animales que crucen por estos puntos sean avistados con más facilidad por los conductores, pudiendo evitar las colisiones. Sería interesante el comenzar en los puntos donde se ha constado mas siniestralidad. No hay más que ver lo que se está haciendo al respecto en otras comunidades para tomar buena cuenta de ello.

Todo ello se puede completar con vallados en forma de embudos instalados a la izquierda y derecha de estas sendas que utilizan estos animales, que siempre son las mismas, para embocar a los animales a que pasen por unos determinados puntos en los cuales se debería instalar señales no solo de peligro de paso de animales, sino de limitación de velocidad, incluso con radares, lo cual se puede completar con bandas sonoras en la vías para obligar a los conductores a reducir la velocidad.

-Instalación y adecuación de pasos subterráneos, aprovechando para ello pequeños túneles ya construidos, aumentando su diámetro para permitir el paso de ungulados.

-Realizar una campaña de concienciación, incluso sancionatoria si ello fuera necesario, para evitar algo que tristemente es habitual, que ganaderos y agricultores los utilicen para guardar utensilios, remolques, pacas de paja y material de trabajo, con el fin de dejarlos libres para el paso de animales.


AUTOPISTAS Y AUTOVÍAS

-Incidir en la reparación y correcto cerramiento del vallado de las autopistas y autovías, impermeabilizando las zonas de barrancos e irregularidades del terreno por donde se cuelan los animales a su interior.

-Elevar la altura de los dobles cerramientos de todas ellas que tenga una altura inferior hasta por lo menos 2 metros de altura, enterrando con cemento la parte inferior de las mismas, para evitar que los jabalíes abran huecos por debajo, y que los corzos y los ciervos salten por encima de ellas.

Sirve de comparación lo bien que se han construido los cerramientos, pasos de fauna y vallado de la autovía del Pirineo A-21 y la parte del TAV que se ha construido hasta ahora, para lo que se preguntó a través de ADECANA a las sociedades de cazadores de la zona cuales eran los puntos más conflictivos, y tras su información, se ha actuado con gran acierto, y lo mal que ha hecho en la Autovía del Camino A-12.

No es de recibo que la Autovía del Camino tenga instalada una valla de 1 metro y medio sin enterrar en el terreno, ya que los corzos la superan sin ninguna dificultad, haciendo falta por lo menos que esta tuviera por lo menos 2 metros, amén de que en las entradas de las vías secundarias carece de los pasos canadienses que se han instalado en las Autovías del Norte y del Pirineo, (Desde la concesionaria se argumentan que esto es lo regulado en su Pliego de Adjudicación, y que muchos de los animales que acceden al interior de la vía lo hacen a través de estas entradas, cuando lo cierto es que muchos lo hacen saltando la valla o pasando por lugares donde está mal instalada o dañada por los aperos de labranza)

A este respecto es prioritario que se modifiquen los pliegos de adjudicación de esta con el fin de poder llevar a efecto tales modificaciones.

Asimismo es urgente el reparar en la Autovía del Norte la valla en el término de Larraun, en la cual hay zonas muy deterioradas por donde entran animales de todo tipo y ganado a la vía.

No hay que olvidar que de acuerdo a la normativa aplicable, los accidentes que ocurren en estas vías valladas su responsabilidad atañen al titular de la vía pública o sus concesionarios.


PROPUESTA PARA LA SOLUCIÓN PARA EL PAGO DE LOS DAÑOS PRODUCIDOS POR LA FAUNA SILVESTRE

Reiteramos que la solución a futuro para todo el estado es la propuesta que la Unión Nacional de Asociaciones de Caza (UNAC) remitió el 17 de marzo de 2010 al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a todas las comunidades autónomas y a los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados y al Senado: la propuesta de siniestros provocados por especies de fauna silvestre (SPEFS).

La propuesta SPEFS se fundamenta en que la Ley del Patrimonio Natural y la Biodiversidad considera a las especies de fauna silvestre (desde ballenas hasta gorriones) como patrimonio natural de todos los españoles, dentro del territorio español, y estas especies, de forma ocasional y accidental, pueden producir siniestros: una ballena a una embarcación de recreo o una bandada de gorriones a un campo de arroz. Por ello, se propone que las actividades o sectores de la ciudadanía que, en alguna momento, pudieran estar afectados por dichos siniestros pagarían proporcionalmente, en su ámbito correspondiente, un pequeño recargo al Consorcio de Compensación de Seguros dentro de su póliza de seguros, de forma que esta entidad pública se encargara de evaluar y cubrir los daños materiales y personales provocados de forma accidental y fortuita por dichas especies de fauna silvestre.

Los implicados son las especies de fauna silvestre, los ciudadanos, las compañías aseguradoras, la administración y, finalmente, el consorcio de compensación de seguros.

Las especies de fauna silvestre, sean cazables o no, forman parte de la riqueza natural, cultural y de nuestro entorno, pudiendo, de forma ocasional y accidental, producir daños a las personas o a sus bienes y viceversa. Por ejemplo, a la ganadería el lobo, a la agricultura el conejo, a la circulación vial los jabalíes.

Los ciudadanos, ya sean personas físicas o jurídicas, con o sin ánimo de lucro, se pueden ver en alguna ocasión afectados por los daños o siniestros provocados por las especies de fauna silvestre. Después de ocurrir los siniestros, ya sea personalmente o a través de las compañías aseguradoras, intentan resarcirse de dichos daños y buscar a los responsables de dichas especies, en la mayoría de ocasiones en procesos administrativos o judiciales largos, para que les indemnicen de los daños y perjuicios que les han ocasionado.

El estado ha hecho de eje de transmisión entre el afectado y el obligado que, en la mayoría de los casos, ha intentado transferir esa responsabilidad en materia de especies de fauna silvestre a terceros, inhibiéndose de ello. Algunas administraciones tienen leyes que les hacen responsables de algunas especies y no de otras, aunque la reciente ley de biodiversidad establece el marco en el cual les confiere a las especies silvestres como parte del patrimonio natural del estado.

Por consiguiente el estado, que somos todos, tiene la responsabilidad o la obligación de reparar y satisfacer, por sí o por otra persona, la culpa o el daño que pudieran producir o realizar las especies de fauna silvestre. Por ello, debe buscar mecanismos y proponer nuevas formas de enfrentarse a esa nueva responsabilidad que le confiera una ley, como la ley de biodiversidad. Si las especies silvestres forman parte del patrimonio natural del estado, el estado debe de responder de los daños que pudieran ocasionar, al igual que hace responsable a quienes lo degradan.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.