Madrid

Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid se reune con tres cazadores de a pie

A propósito del problema de las cabras monteses en la Sierra Madrileña, y tras los comentarios aparecidos en las redes sociales, se produjo una reunión entre el consejero de Medio Ambiente, Jaime González Taboada, y tres cazadores que preguntaron sobre el tema a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.

20/04/2016 10:07:02 | CdC | Archivado en:  Madrid.

Los cazadores asistentes quieren dar a conocer el siguiente texto:

Hace unos días nos hacíamos eco de una noticia que saltaba en diferentes medios de comunicación y cuyo titular, en el caso de elconfidencial.com, era ‘Madrid busca cazadores para empezar a sacrificar en mayo 2.500 cabras montesas’.

Al leer el contenido de la noticia, la gran mayoría del colectivo cazador —y de manera muy especial los cazadores que nos movemos en las redes sociales— nos sentimos de alguna forma ofendidos por la connotación que en el desarrollo de la información se daba a la palabra ‘cazadores’, poco menos que meros aniquiladores de animales.

A partir de esto, usando como herramienta las redes sociales, lanzamos nuestro descontento por el asunto de las cabras madrileñas y se lo hicimos llegar a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. Y fue la propia presidenta madrileña, para nuestra sorpresa, la que nos puso en contacto con el consejero de Medio Ambiente, Jaime González Taboada, el cual no tardó en contestar citándonos a una reunión que se desarrolló en la mañana del 18 de abril en la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno regional.

A las 11:30 horas, puntualmente, nos recibían el consejero González Taboada y Mariano González Sáez, director general de Medio Ambiente, a tres cazadores de a pie en la sede de la Consejería: Javier Zamorano, cazador tradicional y gran conocedor de la actividad cinegética en la Comunidad de Madrid, Joaquín de Lapatza, cazador tradicional también y autor del blog LocoPorLasArmas, y quien firma estas líneas, Rocío de Andrés, digital marketing ligada al mundo de la prensa cinegética durante más de dieciséis años y cazadora empedernida.

Lo primero que quisimos saber era la situación real del problema de sobrepoblación de cabras monteses en la sierra madrileña y qué había de cierto en la noticia que habían publicado ya diferentes medios de comunicación, tanto digitales como impresos, tanto generalistas como especializados.

Jaime González nos explicó punto por punto la problemática y gravedad de lo que estaba ocurriendo en la sierra madrileña con una de nuestras especies venatorias más emblemáticas y el desarrollo de los diferentes acuerdos a los que habían llegado para dar solución al problema. El camino no es tan fácil como un “ordeno y mando”, dándonos cuenta de las numerosas reuniones con distintos colectivos, desde asociaciones ecologistas a la federación de caza, pasando por el Patronato del Parque de Guadarrama, asociaciones de cazadores y un largo etcétera.

En primer lugar, queda claro que este problema es fruto de una mala gestión, pero una vez que es real y de extrema gravedad, no cabe dar más vueltas a qué pasó o dejó de pasar. El responsable de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid afirmó que hay que atajar el asunto lo antes posible y a la vez establecer un mecanismo para, una vez eliminado el peligro actual, hacer una gestión óptima de nuestra sierra. Ni que decir tiene que con las medidas oportunas, no deberían darse futuras situaciones como la que ahora mismo vivimos. El problema es tan grave que podría llegar a suponer un riesgo para la salud pública o la propia ganadería en la región (por potenciales contagios de todo tipo de enfermedades).

Hasta sesenta entidades diferentes se reunieron para dar la mejor solución posible al asunto de la sobrepoblación de cabras monteses, desde sociedades locales de caza, ecologistas… siempre amparándose en la Ley de Parques Nacionales. La resolución que aprobaron fue entrar al Parque para reducir el número de cabras (lo máximo permitido son doce cabras por kilómetro cuadrado y en la actualidad nos encontramos con 43). Por supuesto, teniendo en cuenta lo transitado del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, el factor seguridad es vital.

Así las cosas, las cabras monteses serán abatidas por cazadores de sociedades locales de caza de la zona, siempre supervisados por guardas forestales y personal del Seprona. En días laborables, ya que nos encontramos en un paraje de alto valor ecológico y muy transitado por personas que realizan diferentes actividades que les ofrece el Parque. En ningún caso se podrá llevar el trofeo el cazador, ya que la caza deportiva está prohibida en todos los Parques Nacionales, si bien en los diez años siguientes a ser declarado Parque Nacional, y en este caso fue mediante la Ley 7/2013, de 25 de junio de 2013, se puede seguir desarrollando la actividad cinegética.

Otro punto que para los cazadores presentes era de vital importancia, era el dejar la carne en el campo, pues para un aficionado a la actividad venatoria eso es algo inconcebible. Pues bien, en este caso, por discrepancias entre algunas de las asociaciones y ante la posibilidad de que en ningún caso se comercializase, se propuso dejarla en la sierra y de esta forma dar solución a otro problema no menos importante, el de los buitres, que ante la escasez de alimento llevan tiempo siendo una cuestión difícil de solucionar para muchos ganaderos de la zona.

Aclarados estos puntos básicos sobre el plan de acción para atajar la superpoblación de cabras monteses en la sierra de Madrid, el resto de la reunión transcurrió intercambiando diferentes puntos de vista a posibles soluciones, transmitiendo distintas propuestas e ideas al consejero, el cual recogió para analizar su viabilidad. En definitiva, y más allá de una reunión entre políticos y cazadores, el encuentro transcurrió de una manera muy distendida, dejando patente nuestro malestar por cómo encasilla la sociedad a un colectivo, el nuestro, el cazador, que ama el campo y vive para la conservación de sus especies.

Desde aquí queremos agradecer el tiempo dedicado y sentirnos escuchados, así como el compromiso de seguir manteniéndonos informados.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

12 comentarios
20 abr. 17:56
+1
josemiguelmontoyaoli
O sea que el plan de ordenación cinegético propuesto no tuvo nada que ver, nada ni nadie subyace en el asunto... ¡Vamos hombre! La cuestión es técnica desde su origen (reintroducción) y en sus soluciones (sostenibilidad). No es cosa de política ni de mangantillos, ni de reunicioncitas. La medalla para ellos y ellos a sus propios rollos. "Yo me lo guiso y yo me lo como". A esta España le falta Moral y Decencia. ¡Sesenta entidades de la nada, discutiendo sobre lo que ignoran, y metiendo cuchara en guiso ajeno!

¡Ah! ¿Alguien quiere saber por qué son 2.500, porqué, cuando y cómo? ¿La diferencia entre zoología y cinegética? ¿Entre ciencia biológica y sostenibilidad técnica?. Los datos y los resultados derivados de la aplicación del programa de cálculo aplicado los tengo en mi casa, y solo los tengo yo mismo (así como su patente, compartida con mi mujer). Ni siquiera podrían justificar los cálculos, ni los reunidores, ni los reunientes, ni los reunidos, porque de cinegética "esa ciencia" todos ellos, sin excepción alguna, ni N.P.I. He dicho "todos ellos sin excepción alguna N.P.I.".

¿Proceso de convergencia, estado ideal, tasas, pirámide poblacional, dinámica, capacidad de carga, problemática de compatibilidad, jornadas de caza, modelo de capturas, valoraciones económicas, plan de seguimiento...? Ni idea de lo que es ¿Verdad? Pues es Ingeniería de Montes, pura y dura. Es el hilo argumental del proyecto base.

Al menos un pelín de reconocimiento hubieran merecido los autores desde la sombra del asunto ¿O no? O por lo menos que "otros" no se colgaran medallas ajenas. Al menos porque ni un solo euro ha puesto el erario público, mientras que otros nos hemos dejado "aquello" durante años, hasta poner a punto las soluciones. Sí, despreciables cazadores, despreciables ingenieros de montes, eso somos.

Por cierto, porque el plan especial de caza parte con retraso, el programa de caza establecido ya no es válido. Deberíais recalcularlo; pero esta vez tendréis que hacerlo solos, chiquitines. Os van a salir muchas más a cazar, y porque el coeficiente de captabilidad va a variar ante tanto tiro, el asunto lo tendréis a cada vez más difícil.

No hay nada más ridículo que un enano puesto de puntillas.
20 abr. 23:28
Lluis2
Amén a todo lo expuesto José Miguel.

Yo también me considero un cazador de a pie y no entiendo la frase escrita por uno de los cazadores de a pie:
"no cabe dar más vueltas a qué pasó o dejó de pasar"
¿cómo que no?..... y tanto que sí ..... ¿nadie va a depurar responsabilidades?

Es como decir que alguien ha metido la mano en la caja y falta 1 millón de euros .... bueno vamos a "no dar más vueltas a qué paso o dejó de pasar" .... vamos a ver como el contribuyente puede colaborar con el dinero de sus impuestos y tapar ese agujero.
No, no, el/los responsable/es tiene/en que devolver ese milloncejo y hay que depurar responsabilidades.

¿Creéis que las reuniones y reuniones de las 60 entidades y los sueldos de los responsables durante todo el tiempo hasta alcanzar este estropicio no suman una considerable suma de euros?

¡Vamos hombre!
Después de esta explicación sigo teniendo vergüenza ajena y un bochorno.

Intentemos mantener la dignidad como colectivo por favor.

Luis Ledesma

20 abr. 23:39
Lluis2
Por otro lado, ¿alguien ha calculado los kilogramos de carne que van a ingerir los otros inocentes actores llamados buitres? y ¿las consecuencias del incremento de población de buitres que conllevara esa época de bonanza alimentaria "transitoria"?
21 abr. 01:19
+1
PIKI  
La comunidad de Madrid tiene un listado de 1000 cazadores interesados en cazar las cabras montesas por sorteo y hasta ahora año tras año practicamente no se ha concedido ningun permiso dando lugar al desastre de situacion actual con una elevada superpoblacion . Y nadie es responsable de esto??Nadie debe ser cesado ??.
y luego tras años de despreciar a cazadores que quieren pagar por cazar en la situacion de falta de recursos publicos ,ahora se recurre a ellos pero no para cazar no ,ahora se hace "control poblacional" que consiste al parecer en no aprovechar la carne ,con el pretexto de los buitres que hasta ahora se conoce que comen en algun restaurante de la zona ,ni el trofeo (donde acabaran esos cuernos ,en algun despacho ? se quemaran para que no los pueda aprovechar nadie ,se venderan ? pueden venderse?? que yo sepa no se explica tampoco)y en antes de disparar decir tres veces no es caza es control poblacional y asi los machos van directo al paraiso de los ecologetas sin pasar por el purgatorio .
Podrian explcar que es eso de "caza deportiva"?? es que mi licencia solo pone CAZA y no se cuando hago caza deportiva y cuando es de otra clase .
O lo que define deportiva es llevarme el trofeo??Entonces perdices que no tenen trofeo si se pueden cazar porque eso no es caza deportiva?
por cierto si esos cazadores no estan cazando ,estaran haciendo otra cosa y para esa cosa estan asegurados si ocurre un accidente ?? entonces si lo tiene que cubrir su seguro de caza .?
Son capaces de cualquier cosa antes que reconocer que LA CAZA ES UN INSTRUMENTO DE GESTION DE POBLACIONES IMPRESCINDIBLE en muchos casos en los Parques Nacionales ,claro que hay otros y seguro que hay quien prefiere que un macho muera enfermo de sarna o de hambre desdentado a que sea cazado en un buen rececho por un cazador interesado aportando economicamente a que exista guarderia ,turismo en la zona ,taxidermistas etc etc ,evidentemente YO NO.
El ejemplo de Gredos lo tienen tan cerca que deberia hacerlos reflexionar .
21 abr. 09:13
+1
josemiguelmontoyaoli
Voy más lejos. Cuando siendo responsable de caza en la Comunidad de Madrid, decidí proponer, proyectar y dirigir las obras y trabajos de reintroducción de la cabra montés en la sierra de Madrid (sí a esas cabras las considero "mías", aunque ciertamente son también de otros en lo que concierne al trabajo, y a todos en lo que concierne al dinero), propuse irlas soltando progresivamente y aplicarles un programa muy intenso de caza selectiva (incluyendo trofeos reviejos) y de control de densidad (dejar crecer la población muy lentamente, para tener así el tiempo preciso para observar sus efectos: investigación heurística en régimen de "ensayo y error").

Los siempre peligrosísimos y dañinos "de siempre" bloquearon el diseño ("mamá caza caca").

Más tarde llegó la obviedad del desorden. En base a los programas de cálculo que habíamos desarrollado para Cazorla tras el sarnazo y aplicado después en Grazalema y Batuecas, dirigí hace pocos años el correspondiente proyecto de ajuste poblacional y de sostenibilidad social y económica del asunto en Madrid (esta vez como profesor de la escuela de montes). Gracias a Santiago Martín, se comenzó a intentar ponerlo en marcha. Tanto "pensárselo" unos y otros (cagarla) nos ha llevado a esta. La perdiz no debe de estar mareada, debe de estar muerta.

Se llega tarde, tardísimo ¿Cómo hacerse con una población que se ha ido de las manos?. La cazabilidad actual llegará a mínimos conforme se inicie el "chandrío". Se han anulado mientras tanto los esfuerzos proyectados para promover la caza sostenible de esta población de montesas (desarrollo de la caza social y local, compatibilidad con otros valores ecológicos usos y usuarios, financiación endógena y nunca a cargo del contribuyente, planes de especiales de control, seguimiento y fomento...).

Ahora a pastelear con los buitres, censar no se sabe, divagar sobre si es caza o si es leches, una de censos, otra de sacar sangre, algo de radio marcaje, captura en vivo, análisis sanitarios, comederos, patatilla sobre espacios protegidos... ¡Hay que joderse! ¡Pandilla de zánganos!

Eso que soy pescador, y dicen que somos muy pacientes, pero la paciencia se me ha agotado ante tanta estupidez y tan seguida.

¡Qué tropa señor! Si no sabéis... ¡Callaros, cojones!. Sesenta asociaciones... ¡Manda Huevos! Y comerán todas de la cabra o de algo similar ¿Chantaje a la Administración? Mil veces he denunciado públicamente los chantajes del ecologismo al funcionariado y a la casta. ¿Para cuándo la transparencia en las cuentas de tantas ONGs? Gracias NOOS.
21 abr. 11:05
+1
jlapatza
Queridos todos,
El problema sigue ahí, y habrá que depurar responsabilidades (aunque ya dudo que se depure nada de nada). Yo soy uno de los 3 "cazadores de a "pié" y os puedo asegurar que no iba representando a nadie mas que exclusivamente a mi mismo y no pertenezco a ningún partido político. La reunión me resultó sorprendente e inesperada en muchos sentidos, pero si ha servido para que los cazadores tengamos una voz, aunque sea entre nosotros, entonces habrá sido útil.
Creo que la posición de los 3 "cazadores" que asistimos era la misma, íbamos con el objetivo de escuchar la versión "oficial". Obviamente también aportamos comentarios del estilo: "no es demasiada carne para los buitres?", "porqué no se puede aprovechar el trofeo?", "porqué no se puede destinar la carne para comedores sociales?" y un largo etcetera. No hubo respuestas concluyentes, pero tampoco esperábamos soluciones a corto plazo. Realmente somos 3 "cazadores de a pié", y no somos mas que difusores "excepcionales" (no por buenos difusores, si no por que "casualmente pasabamos por alli") de las distintas posturas.
Lo que está claro es que en todo este "fregao" hay mucha gente que no ha hecho su trabajo o ha cumplido con su misión. A mi me gustaría pensar que son las federaciones de caza las que deberían expresar la opinión del colectivo cazador.
Además hay que poner solución al problema que tenemos en la sierra y hay que hacerlo de manera sostenible, es decir, no vale una acción puntual. Luego está el quien y las formas, que también trae cola.

Muchos interrogantes y pocas respuestas. Ojalá los cazadores estuviéramos tan bien organizados y tuviéramos tanto poder mediático como otros grupos. Quizás así podríamos explicar que la caza forma parte del equilibrio del ecosistema, que es necesaria y que debe ordenarse con perspectiva, nunca a "golpe de efecto".
21 abr. 12:53
+1
josemiguelmontoyaoli
Amigo Jlapatza:

En lo que a mí respecta, ni de broma he pretendido cuestionar a los que tomasteis la iniciativa y disteis la cara por todos. Mucho menos aún hacer una interpretación política. Un abrazo y a seguir en la lucha.
21 abr. 13:58
jlapatza
Se agradece Jose Miguel. Otro abrazo
22 abr. 09:17
+1
cargandoaire
Genial que nos escuchen; perdonable el entuerto de gestión pasada... pero, esa es la solución? dilapidar la riqueza al socaire de las encorsetadas normas de un parque Natural? No estamos ante una situación excepcional? ¿No hay cientos de cazadores deportivos en España para los que económicamente la cabra solo es un sueño? ¿No se les podría acercar en precios? Y el cazador internacional dispuesto a pagar con buenos dólares/euros el Ibex hispano? No se revalorizaría este nuestro, que pasta a escasa hora del aeropuerto?
Pero no hay problema, si nosotros no sabemos hacerlo, si no apreciamos lo nuestro y si no sabemos sacarle rendimiento... ¿Por que no darle la alternativa al Francés? Lo mismo ello tienen la cosas más claras.... en fin, nos han escuchado, pero.... ¿con voluntad de entender?
22 abr. 20:54
bala2
bala2
Todo un despropósito, al que los cazadores no deberíamos entrar y hacerles el juego. Que lo paguen los ecolojetas de su bolsillo, no te joroba. Es increíble. Nosotros hacemos el gasto, y luego nos llaman asesinos. ¡Manda huevos! Lo dicho, al final pagarán por cazar, perdón controlar, con cargo al contribuyente en los parques y para no molestar dejamos de trabajar en diario para dedicarnos a matar cabras. ¿Y no se pueden matar cabrones?
22 abr. 21:04
bala2
bala2
Esto me suena a lo que está pasando en el alto tajo con la población de cervuno. Se declara zona de emergencia cinegética, fundamentalmente por los daños a los cultivos, y no hace mucho se vuelve a prorrogar. La matanza ha sido de aúpa y la prorroga sobraba. Cotos ha habido, según me cuentan de primera mano, que han sacado sólo de carne, 24.000 euros, que se dice pronto. Y aquí ya no sé si los que se prestan a esto son cazadores o cómo llamarles. Desde luego que el "control" ha sido exhaustivo.Y los intermediarios se han puesto las botas, desde luego los buitres algo habrán catado, aunque no mucho, jejeje.
26 abr. 00:02
uanjmanuel
En esta cuestión subyace la prohibición de caza en parques nacionales que se sustenta en " la demostrada subida al alza de los índices económicos de las zonas que han sido declaradas parque de las que no". Es decir comparando donde se mete dinero público con donde no entra dinero público". Comparar un territorio con caza o sin caza para mayor beneficio de los pueblos donde les cae un parque ni se les ocurre. Todo para que al final haya que abatirlas sin provecho alguno, como ya se sabía. Indecente.
Mi punto de vista: para un abatimiento-control, cuando han hecho oídos sordos a lo anterior, ni me ocurre ir, y menos si no se saca provecho (no sólo de la carne). Me refiero a que los cazadores bien guiados podemos ayudar a resolver el problema, ¿pero luego qué?, ¿van a dejar que haya un aprovechamiento como toca y que pueda ser fuente de ingresos, o ciclicamente va a haber que resolver el problema? quizás esto último a costo de dinero público porque no se entiende que se siga tragando tanto.

Saludos

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.