Extremadura

La Mesa Extremeña de la Caza trasladará a Bruselas la situación generada por la norma de retirada de residuos animales

La Mesa Extremeña de la Caza trasladará a Bruselas la situación que está generando la normativa regional de retirada de residuos animales procedentes de las acciones cinegéticas.

01/12/2015 8:56:43 | CdC | Archivado en:  Extremadura.


 

La Mesa ha adoptado esta decisión tras la reunión mantenida con responsables de Sanidad Animal y de Medio Ambiente y con la Consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, tras la que la Junta ha decidido mantener la norma en sus actuales términos. Es decir, obligando a retirar todos los restos, estén infectados o no de tuberculosis, a través de un transporte autorizado.

En esa reunión los responsables de la Mesa de la Caza han dejado claro que los cazadores no se niegan a retirar los restos del alcance de lo jabalíes —uno de los factores que intervienen en la transmisión de la tuberculosis— sino que rechazan la manera de hacerlo que propone la Consejería, que ha apostado por el mismo sistema que se aplica a la ganadería sin tener en cuenta las singularidades del mundo silvestre. Y es que el sector de la caza es el más interesado en evitar contagios entre la propia fauna cinegética y la doméstica.

Para la Mesa, desde la Administración se ha lanzado una norma improvisada que no ha reparado en ni en su propia legalidad (es nula de pleno derecho como sostiene el recurso interpuesto). A pesar de ello se ha hecho todo lo posible por cumplirla, como lo demuestran las escasas incidencias mencionadas por los veterinarios actuantes en las últimas monterías.

Asimismo, la Mesa de la Caza lamenta que no se hayan utilizado las herramientas que permite el Reglamento europeo sobre sandach (Subproducto Animal no destinado al consumo humano), que compatibiliza la eficacia frente al problema que se pretende corregir con la no creación de un problema ambiental sin precedentes al suprimir al 100% la alimentación de especies necrófagas en peligro de extinción como buitres negros y leonados, águilas imperiales…

El principal efecto de la medida ya se ha hecho notar, y es la falta de alimentación de las aves necrófagas, a pesar de que está demostrado que los buitres ni padecen ni propagan esta enfermedad. De hecho, ya se están registrando ataques de buitres a ganado vivo y se han detectado numerosas entradas de buitres en los almacenes de las fincas en los que se deposita el SANDACH mientras se espera su retirada.

Ante esta situación la Mesa Extremeña de la Caza ha vuelto a poner sobre la mesa la posibilidad de aplicar las medidas previstas en la normativa europea, como ya hace Castilla-La Mancha. Concretamente, la retirada por camiones, el enterramiento en cal y la alimentación de aves necrófagas. En todos estos supuestos se garantizaría que los jabalíes no tendrían acceso a los restos, que es el objetivo final de esta medida, y se mantendría en equilibrio la población de necrófagas.

Ante la negativa de la Junta de Extremadura, la Mesa Extremeña de la Caza trasladará el caso a Bruselas, ya que entiende que se está poniendo en grave riesgo una de las colonias de buitres negros y leonados más importantes del continente y, al mismo tiempo, el propio equilibrio natural extremeño.

Precisamente por eso la Mesa se muestra decepcionada con la actitud de los directores generales de Agricultura y de Medio Ambiente que, a su juicio, están ofreciendo un pobre asesoramiento a la consejera competente.

La Mesa Extremeña de la Caza considera lamentable la actitud de la Administración regional, y le pide que reconsidere su actitud antes de provocar un daño irreparable al medio ambiente extremeño. En caso contrario la Mesa no descarta iniciar movilizaciones y protestas a todos los niveles.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.