Publicado en el BOJA

Aprobada la Orden que identifica y acredita a los guardas de coto de caza en Andalucía

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía ha aprobado la Orden que regula la identificación profesional para el ejercicio de los guardas de coto de caza en terrenos cinegéticos de la Comunidad Autónoma andaluza.

09/06/2015 8:17:29 | CdC | Archivado en:  Andalucía.

«Con esta norma publicada en BOJA se pretende mejorar la eficacia de este colectivo en el ejercicio de sus funciones »

 

Con ello se pretende mejorar la eficacia de este colectivo en el ejercicio de sus funciones y diferenciarlo del resto de los efectivos que participan en la actividad cinegética, en concreto guardas rurales de caza, agentes del Seprona u otras Fuerzas o Cuerpos de Seguridad del Estado.

Así, las personas habilitadas como guardas deberán vestir, en el ejercicio de sus funciones, el uniforme autorizado para ello, llevando visible el distintivo de identificación profesional expresamente regulado en esta norma publicada en BOJA, así como la tarjeta que los acredita como tal, según recoge el Decreto 182/2005 por el que se aprueba el Reglamento de la Ordenación de la Caza. Para la utilización y uso del mismo será imprescindible estar inscrito en el Registro Andaluz de Caza y Pesca Continental.

De otro lado, las personas que ejerzan las funciones de guarda de coto de caza tendrán que llevar obligatoriamente el distintivo de identificación profesional, siempre que desempeñen sus funciones de vigilancia dentro del coto o cotos en los que estén prestando sus servicios, quedando prohibido el uso de cualquier otra acreditación profesional, en especial aquellas que son propias de la autoridad medioambiental y de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

La nueva norma contempla también el establecimiento de un modelo normalizado para la formulación de denuncias, por presunta infracción en materia cinegética u otras de naturaleza medioambiental. Para dotarlas de una mayor veracidad, los guardas podrán reclamar la presencia de la autoridad medioambiental para que les sirva de apoyo.

De esta manera, la nueva orden prevé también promover la colaboración y coordinación de los agentes de Medio Ambiente y los guardas para mejorar la eficacia de los mismos en el ejercicio de sus funciones, mediante la aprobación de un protocolo de colaboración.

Entre las labores estipuladas para estos guardas de coto, y que son complementarias de las que tienen que ejercer los agentes de Medio Ambiente adscritos a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, se encuentran la de colaborar en el seguimiento y control de los planes técnicos de caza, así como auxiliar a la autoridad medioambiental en la conservación de los ecosistemas y el cumplimiento de la legislación vigente. La necesaria gestión racional de los recursos naturales existentes justifica este colectivo de apoyo con una formación completa y específica que abarque todos los aspectos encaminados a una protección efectiva de las citadas zonas.

En Andalucía hay actualmente registrados aproximadamente unos 7.950 guardas de cotos de caza, un personal especializado en temas cinegéticos, pero también determinante en la custodia del territorio: la colaboración con los agentes de medio ambiente, el Seprona y el dispositivo Infoca en lo que a avisos de incendios forestales se refiere o de posibles actos delictivos que puedan provocar incendios.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.