Andalucía

Aprobado el protocolo de Emergencia Sanitaria para la nueva cepa de la EHV del conejo silvestre

Tal y como la FAC anunció el pasado mes de noviembre de 2013, ya se ha implementado el Protocolo de Emergencia Sanitaria para la detección de la nueva cepa de la Enfermedad Hemorrágica Vírica del conejo silvestre en Andalucía, que contará con el apoyo y la participación de la Federación Andaluza de Caza.

15/01/2014 18:22:24 | CdC | Archivado en:  FACConejoAndalucía.

Aprobado el protocolo de Emergencia Sanitaria para la nueva cepa de la EHV del conejo silvestre
«La EHV es una enfermedad infecciosa muy contagiosa causada por un calicivirus»

 

Este protocolo tiene como finalidad detectar, en todas las áreas cinegéticas de Andalucía, la presencia de la nueva cepa de la Enfermedad Hemorrágica Vírica (EHV) en el conejo silvestre, y proceder a la toma de muestras de animales enfermos, moribundos o recién muertos, trasladarlos a los puntos de conservación, así como su remisión de forma urgente al Centro de Análisis y Diagnóstico de la Fauna Silvestre (CAD). Las zonas de estudio serán cualquiera de las 23 áreas cinegéticas existentes en Andalucía.

La EHV es una enfermedad infecciosa muy contagiosa causada por un calicivirus. Se transmite por contacto directo a partir de secreciones o excreciones, o indirecto a través de elementos contaminados con el virus. Se ha constatado su presencia en Andalucía, siendo la época de aparición de la enfermedad en invierno y en primavera.

El personal encargado de ejecutar este Protocolo de Emergencia serán las personas adscritas al Instituto Andaluz de la Caza y Pesca Continental de Andalucía, Dirección General de Gestión del Medio Natural, Dirección General de la Producción Agrícola y Ganadera, Departamentos de Caza y Pesca de la Delegaciones Provinciales de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Agentes de Medio Ambiente y Celadores forestales y personal adscrito a la empresa pública AMAIA.

En relación con la ejecución de este Protocolo, la FAC se ha puesto en contacto con el Coordinador Regional del Plan de Vigilancia Epidemiológica (PVE), para trasladarle nuestra preocupación al respecto y para indicarle nuestro ofrecimiento para colaborar en la puesta en funcionamiento de este Protocolo.

En principio las labores que llevará a cabo la FAC y todas aquellas sociedades de cazadores que quieran participar, será una labor de vigilancia y control en campo, para la detección de animales recién muertos y/o enfermos, coordinando estas actuaciones con el personal técnico del Plan de Vigilancia Epidemiológica (Delegaciones Provinciales de Medio Ambiente y técnicos del PVA). Desde el órgano federativo animamos a nuestros cazadores, en colaboración con la administración, a que participen en este importante protocolo de actuación, para determinar el grado de evolución y desarrollo de esta enfermedad en el territorio andaluz.

En este Protocolo se diferencian dos tipos de incidencias:

MORTANDAD LEVE: Hasta 3 ejemplares de conejo silvestre vistos enfermos y/o recién muertos en un mismo coto de caza y/o espacio protegido en menos de 24 horas.

MORTANDAD GRAVE: Más de 3 ejemplares de conejo silvestre vistos enfermos y/o recién muertos en un mismo coto de caza y/o espacio protegido en menos de 24 horas.

Síntomas para la detección in visu: Pueden aparecer síntomas nerviosos (postración, convulsiones, parálisis del tercio posterior), anorexia, problemas respiratorios y taquicardia. Se puede apreciar en algunos casos salida de líquido espumoso sanguinolento por los orificios nasales. Aparecen muertos con las extremidades y la cabeza completamente estiradas.

Los animales hallados muertos (MUY IMPORTANTE: recién muertos y en buen estado de conservación) deberán ser congelados, para posteriormente ser remitidos por el personal técnico del PVE al CAD. Los citados ejemplares muertos se podrán congelar en los centros establecidos a tal efecto, que serán establecimientos e instalaciones de la administración donde se ubicarán los arcones para la congelación como Casas Forestales y/o dependencias utilizadas por la Agentes de Medio Ambiente y Celadores Forestales, Centros de Defensa Forestal (CEDEFOs), Estaciones de Referencia de especies cinegéticas y Centros de Recuperación de Especies Amenazadas (CREAs).

En cada coto en el que se establezcan indicios de que pueda estar afectado con mortandad leve o grave se recogerán, por parte del personal técnico adscrito al Protocolo, un máximo de dos o tres ejemplares para su análisis, siempre que se confirme por el CAD que han llegado en un adecuado estado de conservación, si no fuera así se procederá a repetir la recogida de muestras. Una vez a la semana, o bien al acumular 5-10 cadáveres, el personal técnico del PVE procederá a la retirada de los cadáveres conservados en congelación, aprovechando la visita para valorar la zona y entrevistarse con los cotos afectados con el fin de cumplimentar con la máxima fidelidad la encuesta epidemiológica.

Participación de las Sociedades Federadas y otros colectivos cinegéticos:

Como hemos comentado con anterioridad el objetivo principal de actuación de los cazadores y guardería federativa será realizar un trabajo de vigilancia y control, sobre todo si se detecta en campo un caso de mortandad grave de ejemplares de conejo silvestre. Cuando el aviso lo realicen los cotos, se podrán dirigir directamente a las Delegaciones Provinciales de Medio Ambiente en horario de oficina, o a los Agentes de Medio Ambiente de servicio o al personal técnico del Plan de Vigilancia Epidemiológica. Abajo se indican los teléfonos del personal técnico adscrito al PVE en los cuales se nos indicará la manera de actuar ante la presencia en campo de ejemplares muertos por la nueva cepa de la EHV.

En caso de que la llamada a los teléfonos referenciados a continuación, no pueda ser atendida en un tiempo más o menos prudencial, se puede optar, si se quiere, por recoger muestras (un máximo de 3 conejos por coto), las cuales se recomienda que se envuelvan bien en varias bolsas de plástico y posteriormente se aíslen y separen en congelador, siempre y cuando se tenga esta posibilidad, para con posterioridad volver a llamar a los teléfonos de referencia para que el personal adscrito al Protocolo gire visita y recoja estas muestras congeladas.

Desde la FAC insisten en que la recogida de ejemplares recién muertos y en aceptable estado de conservación del campo es opcional, recomendable siempre y cuando se tengan medios de conservación de las muestras de manera aislada en cámaras frigoríficas o congeladores, y cuando las llamadas a los teléfonos de referencia resulten infructuosas en un tiempo más o menos prudencial, ya que nuestra colaboración en la ejecución del Protocolo debe estar supeditada siempre a las instrucciones que nos suministren los técnicos veterinarios adscritos al Plan de Vigilancia Epidemiológica (PVE).

CONTACTOS:
Málaga, Granada y Almería: Teléfono 671594340
Sevilla, Córdoba y Cádiz: Teléfono 671594453
Huelva y Jaén: Teléfono 670943885
TELEFONO URGENCIAS (toda la semana): 671594453

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.