País Vasco

ADECAP se adhiere a la Carta de la Biodiversidad de Euskadi

La Asociación para la Defensa del Cazador y Pescador de Euskadi, ADECAP, ha mostrado su adhesión a la Carta de la Biodiversidad de Euskadi que fue aprobada el pasado 1 de octubre por el Consejo del Gobierno Vasco.

14/10/2013 15:41:31 | CdC | Archivado en:  ADECAPEuskadi.

En nota de prensa, la Asociación indica lo siguiente:

ADECAP, Asociación para la defensa del Cazador y Pescador de Euskadi, que agrupa a la mayor parte de loa cazadores y pescadores de nuestro país, muestra su adhesión a la Carta de la Biodiversidad de Euskadi que fue aprobada el pasado 1 de octubre por el Consejo del Gobierno Vasco y para la cual se ha hecho un llamamiento a distintos agentes y a la sociedad vasca en general para que se adhieran.

La razón principal por la que se ha adherido ADECAP radica en el fundamento básico que sostiene: la caza, como recurso natural renovable que es, si se aprovecha y gestiona de manera sostenible, es beneficiosa para satisfacer legítimas necesidades humanas y, a la vez, constituye una herramienta de primer nivel para la conservación de la biodiversidad, los hábitats y el paisaje. Es decir, cuando la caza se practica racionalmente puede equipararse a la gestión forestal. No se cortan los bosques sino el volumen de madera que una masa forestal es capaz de producir cada año. Las especies cinegéticas suelen tener un potencial reproductor alto, de manera que aunque se cacen su número nunca es mucho menor del que cabría esperar en condiciones naturales.

Así se reconoce desde fundamentales instancias internacionales, en tanto en cuanto a la utilización de los recursos naturales renovables vivos, como son la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) en 2000 a través de la Declaración de la política de la UICN acerca del uso sostenible de los recursos vivos silvestres, el CBD (Convenio sobre la Diversidad Biológica) en 2004 con el documento Principios y directrices de Addis Abeba para la utilización sostenible de la diversidad biológica y, últimamente ya directamente con respecto a la caza, el Consejo de Europa a través del Comité Permanente del Convenio de Berna en 2007 por medio de la Carta europea sobre caza y biodiversidad. Concretamente la Carta define la caza sostenible como: “El uso de especies de caza silvestres y sus hábitats en un modo y a un ritmo que no conduzca a la disminución a largo plazo de la diversidad biológica o entorpezca su restauración. Ese uso mantiene el potencial de la diversidad biológica para satisfacer las necesidades y aspiraciones de las generaciones presentes y futuras, así como el mantenimiento de la caza como una actividad aceptada social, económica y culturalmente.

LA CAZA, ALIADA DE LA BIODIVERSIDAD
ADECAP, Asociación para la defensa del Cazador y Pescador de Euskadi, que agrupa a la mayor parte de loa cazadores y pescadores de nuestro país, muestra su adhesión a la Carta de la Biodiversidad de Euskadi que fue aprobada el pasado 1 de octubre por el Consejo del Gobierno Vasco y para la cual se ha hecho un llamamiento a distintos agentes y a la sociedad vasca en general para que se adhieran.

La razón principal por la que se ha adherido ADECAP radica en el fundamento básico que sostiene: la caza, como recurso natural renovable que es, si se aprovecha y gestiona de manera sostenible, es beneficiosa para satisfacer legítimas necesidades humanas y, a la vez, constituye una herramienta de primer nivel para la conservación de la biodiversidad, los hábitats y el paisaje. Es decir, cuando la caza se practica racionalmente puede equipararse a la gestión forestal. No se cortan los bosques sino el volumen de madera que una masa forestal es capaz de producir cada año. Las especies cinegéticas suelen tener un potencial reproductor alto, de manera que aunque se cacen su número nunca es mucho menor del que cabría esperar en condiciones naturales.

Así se reconoce desde fundamentales instancias internacionales, en tanto en cuanto a la utilización de los recursos naturales renovables vivos, como son la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) en 2000 a través de la Declaración de la política de la UICN acerca del uso sostenible de los recursos vivos silvestres, el CBD (Convenio sobre la Diversidad Biológica) en 2004 con el documento Principios y directrices de Addis Abeba para la utilización sostenible de la diversidad biológica y, últimamente ya directamente con respecto a la caza, el Consejo de Europa a través del Comité Permanente del Convenio de Berna en 2007 por medio de la Carta europea sobre caza y biodiversidad. Concretamente la Carta define la caza sostenible como: “El uso de especies de caza silvestres y sus hábitats en un modo y a un ritmo que no conduzca a la disminución a largo plazo de la diversidad biológica o entorpezca su restauración. Ese uso mantiene el potencial de la diversidad biológica para satisfacer las necesidades y aspiraciones de las generaciones presentes y futuras, así como el mantenimiento de la caza como una actividad aceptada social, económica y culturalmente.

Desde ADECAP somos conscientes que algunos desaprensivos han practicado el furtivismo con la utilización de múltiples medios ilegales, fenómeno que siempre hemos criticado y que así se hace en el Proyecto europeo Reverse en el que ha participado Euskadi y del que ha nacido la Carta de la Biodiversidad de Euskadi. Pero fuera de estas actuaciones que ADECAP siempre las ha denunciado, la caza, en el siglo XXI, puede ser una actividad plenamente alineada y acorde con la mejora de la eficacia de las políticas regionales en el área de la protección de la biodiversidad en torno a tres ejes temáticos o sectores (Agricultura, Turismo y Planificación Territorial), que son los objetivos de la Carta de la Biodiversidad de Euskadi.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.