Andalucía

Los últimos censos contabilizan 471 ejemplares de avutardas en Huelva, Sevilla, Córdoba y Jaén

El último censo elaborado por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio para conocer la población reproductora de avutardas en Andalucía ha contabilizado un total de 471 ejemplares, lo que supone un incremento del 4,4% de la tasa anual de crecimiento poblacional de esta aves esteparia, respecto al periodo comprendido entre 2004 y 2012.

26/09/2013 10:06:25 | CdC | Archivado en:  Andalucía.


 

«Desde 2004 la Consejería realiza un programa de actuaciones para recuperar y conservar esta especie amenazada»

 

Según los trabajos de seguimiento de la fauna silvestre realizados por la Junta, estos ejemplares se distribuyen en nueve núcleos de las provincias de Huelva, Sevilla, Córdoba y Jaén, divididos en dos subpoblaciones, una al noroeste de Córdoba (Alto Guadiato y Pedroches Occidentales) y otra en el Valle del Guadalquivir (restos de núcleos al sur de Sierra Morena). La mayoría de estas zonas se mantienen estables o con ligeros incrementos, sobre todo, en los núcleos de Pedroches occidentales y de Porcuna-Baena. Otro indicio de recuperación de la especie es que en el periodo comprendido entre 2007 a 2013 se ha pasado de 76 ejemplares machos a 171, lo que supone un incremento de más de un 120%.

Cabe destacar que las Zonas de Especial Protección de las Aves (ZEPA) son los únicos espacios que brindan protección legal a la especie, con el 48,1% de la población, un porcentaje que se incrementa hasta el 95% en las zonas incluidas en el ámbito de aplicación del Plan que desarrolla la Consejería para la recuperación y conservación de esta ave esteparia.

Junto a este programa de actuaciones se está desarrollando un proyecto Life+Naturaleza para la ‘Conservación y gestión de las zonas de especial protección para las aves esteparias de Andalucía’, centrado en las zonas de especial protección para las aves del Alto Guadiato (Córdoba), Campiñas de Sevilla, Fuente de Piedra y Campillos (Málaga) y con el que se pretende mejorar la situación en la que se encuentran estas aves. En este proyecto participan junto con la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, las asociaciones agrarias ASAJA, COAG Andalucía y UPA, la Mancomunidad de Municipios Valle del Guadiato, SEO/BIRDLIFE y las agencias públicas de medio ambiente y agua y de gestión agraria y pesquera.

Avutarda


Ampliamente extendida por buena parte de la Península Ibérica hasta mediados del siglo pasado, la avutarda –el ave de mayor peso de las que existen en nuestro país– ha venido sufriendo en las últimas décadas una pérdida de densidad poblacional y áreas de distribución a causa del abandono de las prácticas agrícolas tradicionales y del aumento de la mecanización del campo.

La población andaluza de la avutarda es especialmente vulnerable por el aislamiento de sus escasos núcleos reproductores y por su localización marginal respecto al conjunto de las colonias de la especie en la Península Ibérica. La información sobre la situación de la población andaluza era, antes del inicio de los estudios acometidos por el Programa de Conservación, bastante deficitaria. A lo largo de la década de los setenta y ochenta se sabe que se redujo en casi dos tercios y que hacia la primera fecha se cifraban en más de mil el número de avutardas del núcleo noroccidental de Córdoba.

Aves esteparias


En la actualidad, Andalucía es la región con mayor número de especies de esteparias de España con un total de 25 especies diferentes de aves esteparias, de las cuales 15 están amenazadas, entre ellas, la avutarda, catalogada en peligro de extinción, es la más amenazada, seguida de la alondra de dupont o ricotí y el aguilucho cenizo, vulnerables a la extinción.

Estas aves tienen su hábitat natural en las estepas y campiñas de la Comunidad, superficies llanas o levemente onduladas sin apenas arbolado y con predominio de cultivos herbáceos, especialmente cereales, La conservación y mejora de estos espacios es esencial para garantizar la preservación de estas especies, por ello, uno de los pilares básicos en el programa de conservación de las esteparias es contar con el compromiso y apoyo de los agricultores, ganaderos y propietario de fincas para la mejora de estos espacios en general, y de las condiciones de vida de estas aves en particular.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.