Conflicto RFEC

«La RFEC ejecuta un golpe de estado al expulsar unilateralmente a veinte clubs de su asamblea general»

La Federación Galega de Caza ha remitido un comunicado a los medios de comunicación en el que fija su postura con respecto al conflicto que se ha desatado en los últimos días referente a «la expulsión a un grupo de 20 clubs no afectos a la actual dirección federativa».

12/09/2013 11:30:01 | CdC | Archivado en:  FGCGalicia.

El comunicado íntegro es el siguiente:

El conflicto que mantiene la Real Federación Española de Caza con ocho Federaciones Autonómicas, entre las que se encuentra la Federación Galega de Caza, desde el proceso electoral celebrado en noviembre de 2013, asiste a un nuevo episodio en el que la RFEC acaba de dar un golpe de estado al expulsar a un grupo de 20 clubs “no afectos” a la actual dirección federativa, miembros de la asamblea general de la RFEC y elegidos en el último proceso electoral. Entre los clubs expulsados se encuentran 3 sociedades de caza gallegas: Xabarín, de Pontedeume (A Coruña); Monte Penamaior, de Portomarín (Lugo); y Xungos, de Esgos (Ourense).

Esta acción por parte de la RFEC llega en un momento crítico, a escasos días de la Asamblea General Ordinaria, pues fue acordada en reunión el pasado 4 de septiembre y publicada en su página web el día 6 de septiembre, con el fin de asegurarse una mayoría en la asamblea general que a día de hoy no tendría el actual presidente. El motivo esgrimido por la junta directiva de la RFEC para consumar semejante desafuero es la falta de inscripciones de los veinte clubs conforme al reglamento de licencias (reglamento aprobado a finales de abril por el CSD y vuelto a modificar por dicho organismo a finales del mes de julio al ser impugnado). Sin tiempo material para reaccionar ni reordenar todas las cuestiones relacionadas con dicha normativa, la junta directiva de la RFEC ha encontrado una manera de eliminar a una parte de los clubes, miembros de la asamblea general que todavía no formalizaran su inscripción.

El requisito de la inscripción de los clubs hasta la entrada en vigor del nuevo Reglamento de Licencias no existía, puesto que siempre se venía verificando mediante la licencia federativa del cazador deportista de ese club. Aun así, el nuevo reglamento señala que las inscripciones de clubs tendrán una vigencia hasta el 31 de diciembre del año en que se expidan, en cambio no establece un plazo para su formalización, de ahí que los clubs puedan formalizarla a lo largo de todo el año natural. Esta expulsión fue llevada a cabo sin ningún aviso previo a los clubes expulsados, ni tampoco expediente con audiencia previa a los interesados como trámite previo a su expulsión, sin más trámite que un mero acuerdo de la junta directiva a escasos días de la celebración de la asamblea. Ni siquiera los clubes afectados fueron notificados de tal acción, puesto que fue publicada únicamente en la página web de la RFEC, con la única finalidad de conseguir, de esta manera, tan expeditiva, injustificada y precipitada, una mayoría en la asamblea que el Presidente de la RFEC sabe que no tendría sin la previa eliminación de estos clubs.

Nos encontramos ante una maniobra sin duda antidemocrática al privar de su condición de elegido democráticamente a quien obtuvo una representación en la asamblea general, sin que previamente se le concediesen los preceptivos trámites de audiencia, apercibimientos de baja y expedientes instruidos al efecto de que los interesados pudiesen alegar lo que tuviesen por conveniente en defensa de sus derechos.

Dado que este acuerdo fue impugnado el pasado 7 de septiembre por las tres sociedades de caza gallegas afectadas ante el Consejo Superior de Deportes (CSD) y ante la junta directiva de la RFEC para su trámite ante la Junta de Garantías Electorales del CSD, el Presidente de la Federación Galega de Caza acaba de solicitar al Secretario Xeral para o Deporte de la Xunta de Galicia la intervención y mediación de los máximos órganos de la Xunta en este conflicto. En caso de no recibir una resolución satisfactoria por parte de los órganos competentes en materia deportiva, las sociedades gallegas se unirían a las 17 sociedades afectadas restantes para iniciar cualquier trámite jurídico que sea necesario para restaurar su condición de miembros de la asamblea, en aras de que impere la democracia mediante la cual fueron elegidas hace menos de un año.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.