Ciudad Real

El IREC advierte de los efectos nocivos en perdices por el consumo de semillas tratadas con plaguicidas

La ingesta elevada por parte de la perdiz roja de semillas tratadas con plaguicidas, en un corto periodo de tiempo, puede causar efectos severos en la salud de estos animales. Es la conclusión a la que ha llegado un grupo de investigadores del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC) de la UCLM tras realizar un ensayo con perdices en cautividad expuestas a semillas tratadas con un insecticida y dos fungicidas.

19/12/2012 10:47:25 | CdC | Archivado en:  IRECCLM.

Un estudio realizado por el grupo de Ecotoxicología del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC) de la Universidad de Castilla-La Mancha, financiado por la Real Federación Española de Caza (Fedenca) y la Oficina Nacional de la Caza con la colaboración de la Fundación Biodiversidad, advierte de los efectos nocivos en la perdiz roja que puede tener el consumo de grandes cantidades de semillas tratadas con plaguicida en poco espacio de tiempo.

El blindaje de semillas con plaguicidas es una práctica destinada a reducir los riesgos de la fumigación y a maximizar la eficacia del producto al colocarlo exactamente donde se necesita. Sin embargo, los autores del estudio, los investigadores del IREC Ana López Antía, Manuel Ortiz Santaliestra y Rafael Mateo, junto con François Mougeot, han detectado que en otoño, durante el periodo de siembra del cereal de ciclo largo y ante la escasez de fuentes de alimento alternativas, muchas aves como la perdiz roja basan su alimentación casi exclusivamente en semillas derramadas o que no quedan bien enterradas, por lo que su consumo en grandes cantidades y en poco tiempo podría causar “efectos severos en la salud” de estas aves.

Los investigadores realizaron un ensayo con perdices en cautividad expuestas a semillas tratadas con un insecticida (imidacloprid) y dos fungicidas (tiram y difenoconazol); empleándose la dosis recomendada en cada caso, así como una dosis elevada correspondiente al doble de ésta con el fin de simular posibles abusos por parte del agricultor.

Tras diez días de exposición a dosis elevadas de imidacloprid y tiram, estos causaron la muerte del 58,3 y del 41,6% de las perdices estudiadas, respectivamente; mientras que las dosis recomendadas de los tres productos causaron algún tipo de efecto subletal, entre los que cabe destacar la alteración de la coloración dependiente de los carotenos. Además, la ingesta de semillas tratadas con imidacloprid y tiram motivó una reducción en las probabilidades de supervivencia de los pollos, pese a que la exposición de los adultos se produjo dos meses antes del pico del periodo ovopositor y los pollos nunca estuvieron expuestos a los plaguicidas.

Los autores concluyen que, en condiciones naturales, las perdices podrían evitar la exposición al rechazar la simiente tratada y buscar alimentos alternativos, siempre y cuando exista una disponibilidad de los mismos. Actualmente, esta línea de trabajo está siendo enfocada a la caracterización del riesgo de exposición mediante ensayos de conducta de rechazo de semillas, así como análisis de contenido digestivo en perdices cazadas. En este sentido, la colaboración de los cazadores ha sido fundamental para obtener los buches y mollejas que se están analizando. De hecho, la idea de este trabajo en su conjunto parte de una iniciativa de los cazadores que, preocupados por el aparente declive de la perdiz roja, decidieron financiar esta investigación.

El artículo, Experimental exposure of red-legged partridges (Alectoris rufa) to seeds coated with imidacloprid, thiram and difenoconazole, ha sido publicado en la revista Ecotoxicology.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

1 comentario
23 dic. 2012 16:54
noestolomalo
noestolomalo «elmohedo.blogspot.com»
Desde luego, les saldrá humo de los sesos, si el tema está más que visto, pero cuando no se quieren arreglar las cosas lo mejor es encargar estudios a grandes firmas y auditorías cuando la solución la conocemos todos... Y las consecuencias también, a ver si algún otro organismo oficial se apunta y nos aportan "más estudios e informes" para contarnos lo que ya sabemos.
Saludos

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.