Navarra

Adecana responde a la Federación Navarra

La Asociación de Cazadores de Navarra nos remite una nota en la que responde a la que en día hizo pública la Federación Navarra de Caza sobre la obligatoriedad del guarderío en esa Comunidad. Adecana se pregunta si la Federación «tendrá algún interés económico en ello».

07/03/2012 10:53:00 | CdC | Archivado en:  ADECANANavarra.

La nota de prensa de ACECANA dice lo siguiente:

En respuesta a la nota de prensa de la FEDERACIÓN NAVARRA DE CAZA, contestando a la de ADECANA en relación con la contratación obligatoria de un guarda por parte de las Sociedades locales de Cazadores de Navarra, es de nuestro interés hacer las siguientes consideraciones:

1º) Por lo que observamos la FNC no ha debido leer bien nuestra nota de prensa, ya que en la misma Adecana ha hecho constar que nunca ha estado en contra de los guardas, sino de la obligatoriedad de su contratación por parte de las Sociedades de Cazadores, y todo ello por el principal motivo de que es inviable económicamente para muchas de las Sociedades locales de Cazadores, por lo que entendemos que la misma no solo debe de ser voluntaria, sino que desde la Administración Foral se deben seguir promoviendo medidas de ayuda para el que quiera contratarlos.

El debate ni está cerrado ni se cerrará nunca mientras la FNC y los responsables técnicos de la caza del Gobierno de Navarra pretendan imponer a los cazadores navarros una medida que sin duda va a provocar el ahogo económico y la baja de muchos cazadores y sociedades de cazadores. ¿Quién es la FNC para decir de lo que se puede o no se puede discrepar?. El debate no solo está en la calle con multitud de cazadores enormemente preocupados por el futuro de su afición, sino en los propios federados donde nos consta que hay una gran oposición a su planteamiento.

Por lo tanto, más les valdría dar argumentos, hablar menos de vaguedades de lo que la normativa exige, y abordar a fondo si la medida que se pretende imponer es o no viable económicamente, que esto es lo que realmente le preocupa a ADECANA y al colectivo de cazadores.

La ley de caza y pesca de 2005 no solo dice expresamente en sus artículos 20 y 21 que los titulares de los cotos locales y los de sus aprovechamientos cinegéticos deberán “Dotar al coto de la vigilancia suficiente para proteger la caza, de acuerdo con el Plan de Ordenación Cinegética”, sino que en su exposición de motivos establece que debe de respetar “el marcado carácter social del aprovechamiento de los recursos cinegéticos y pesqueros que tradicionalmente ha tenido en Navarra”. Lo que es obvio, y ni la FNC, ni el Departamento de Medio Ambiente pueden rebatir es que si aplican lo que se pretende por vía reglamentaria, se van cargar la caza social en Navarra.

Si partimos de que la contratación de un guarda por término medio a cada sociedad local de cazadores le supone un costo anual de unos 3.000 € cada 1.000 Has, y que los cotos oscilan de media entre 2.000 y 10.000 Has, y entre 50 y 150 socios, les va a suponer un incremento de cuotas entre un 50% y un 500 %. Es decir, una autentica salvajada.

No hay que ser un adivino para ver que en este tipo de cotos públicos donde además de poca caza hay mucha gente mayor que ante ello se van a dar de baja, lo que a su vez va a trasladar el problema a los que se queden, los cuales a su vez se les agravará todavía mas el problema al tener que redistribuir el pago entre menos cazadores. Por ello, ¿de quien es la irresponsabilidad, de ADECANA que está defendiendo a los cazadores y a la caza social, o de la FNC y de los responsables técnicos de caza del Departamento que a sabiendas de ello pretenden imponer tal barbaridad?

El hecho de que en el anteproyecto de la Ley de caza de 2005 constase de forma genérica que había que “Dotar al coto de la vigilancia suficiente para proteger la caza, de acuerdo con el POC” sin concretar el importe económico que ello conllevaría no generó en Adecana manifestación en contra alguna al estar a favor los cotos se vigilen, ya que ello es bueno para la gestión y la vigilancia de las especies. El debate comenzó con la promulgación del primer reglamento en el año 2007 que concretó cuanto iba a costar, indicando en su artículo 8 que “La vigilancia mínima que deberá establecerse será la equivalente a la de un guarda a dedicación plena por cada 15.000 hectáreas en la zona sur de caza, y por cada 25.000 hectáreas en la zona norte de caza”, y desde entonces de forma reiterada Adecana se ha venido oponiendo a ello.

La mejor prueba de que esto nunca va a llegar a buen puerto son las moratorias que se han establecido hasta ahora para retrasarlo. Si tan buena es esta medida, ¿porque el Departamento de Medio Ambiente no lo ha llevado a la práctica desde el año 2.007?, simplemente porque es inviable y la gente dejaría sus cotos. Si esto ya ocurría en plena expansión económica, ahora con la crisis económica todavía más.

Si los guardas van a dedicarse a otros trabajos de medio ambiente distintos a la vigilancia de la caza, para esta labor ya están el Seprona de la Guardia Civil, la Policía Foral, y los 100 guardas funcionarios del Departamento de Medio Ambiente, todos ellos servidores de un bien público como es el Medio Ambiente.

¿Que quieren que los cazadores paguemos el trabajo que tienen que realizar otros, como la vigilancia de vertidos, concentraciones, agricultura, etc.? Esto es una clara dejación de funciones del Departamento de Medio Ambiente, que es quien tiene asumidas las competencias de defensa del hábitat.

2º) La Ley de Caza en su momento estableció expresamente que había que dotar a los cotos de un sistema de vigilancia para la caza, pero lo que no puede el reglamento que lo desarrolla, el cual se tiene que circunscribir estrictamente al desarrollo de la Ley, es a incluir funciones nuevas para el guarderío como son las medioambientales.

3º) La FNC dice que lo verdaderamente importante es valorar los beneficios que se obtengan con la implantación generalizada de un guarda, y que es evidente que conlleva un esfuerzo económico, pero su financiación es posible si su coste se reparte entre cazadores, ayuntamientos y Departamento de Medio Ambiente.

4º) La diferencia de poblaciones cinegéticas entre los cotos que tienen guarda y los que no lo tienen no es significativa, por lo que la contratación de un trabajador ajeno no es la panacea para arreglar los graves problemas estructurales y medioambientales derivados de la agricultura moderna que es la verdadera causa del declive de la caza y que sólo el Gobierno de Navarra puede acometer con valientes medidas medioambientales.

5º) Centrándonos en la cuestión económica del debate, la oposición de ADECANA se funda en lo siguiente:

a) En cuanto a los Ayuntamientos, estos no están dispuestos a pagar nuevos gastos, y si se les obligara, sin duda los van a repercutir íntegramente en los precios de los arriendos de los cotos, por lo que la parte que les pudiera corresponder nos la van a trasladar al colectivo de cazadores.

b) Respecto a las subvenciones, hemos de indicar que actualmente están limitadas a un 35 % del total gastado, con un máximo de 8.000 euros prorrateados entre los solicitantes, y eso que siempre que haya partida presupuestaria. Luego, si accederían a ellas todos los cotos, la cantidad a percibir habría que repartirla entre los más de 200 cotos que hay actualmente en Navarra, por lo que la cantidad que se conceda a cada sociedad disminuirá drásticamente, amén de que probablemente estas desaparezcan o disminuyan mucho dada la situación económica en la que nos encontramos con prioridades mucho más importantes para el Gobierno de Navarra que esta que afecta al ocio de un colectivo.

C) En cuanto al conejo que se han sacado de la chistera en el Departamento de que en relación con lo establecido en el artículo 20 de la Ley de Caza que establece que los titulares de los cotos deberán invertir el 25% de los ingresos obtenidos en el aprovechamiento del coto en la mejora de las poblaciones animales y sus hábitats, hemos de indicar que ello es contrario a derecho, ya que obviamente este articulado está dispuesto para mejoras ambientales del territorio, no para incluir el importe del contrato de un guarda. ¿No habíamos quedado en que el problema de la caza menor en Navarra es la degradación medioambiental? Con esta medida se obstaculiza cualquier acción que una sociedad quiera acometer la mejora del hábitat de su coto.

6º) La FNC, autodenominada la “Representación Oficial de los Cazadores”, a la cual le corresponde por ley únicamente el aspecto deportivo de la caza, lleva mucho tiempo intentando monopolizar, en contra del resto del colectivo, la representación de todos los cazadores navarros, y por ello creemos que a pesar de su inviabilidad económica, está muy interesada en la implantación de un guarda adscrito al ámbito federativo, ¿Será que la FNC tiene algún interés económico en ello?

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

1 comentario
07 mar. 2012 19:47
+1
Quijote-caza
Quijote-caza «Por los Derechos de la Caza»
-BIEN por ADECANA.

-FATAL por FNC.

Pero esto está pronto arreglado, se cambia en la ley de acompañamiento del 2012 –que eso a los legisladores o políticos les encanta-, la Ley Foral 17/2005, de 22 de diciembre, de caza y pesca de Navarra, y todos contentos, veamos:

DONDE DICE:

Preámbulo:

… , como son las auditorías a los Cotos de caza o la obligatoriedad del establecimiento de un sistema de guarderío.

…. ; la seguridad en la caza y la obligación de establecer un sistema de vigilancia en el coto y, finalmente, las medidas de fomento previstas.

Artículo 51. Vigilancia.

El responsable de la gestión de los cotos garantizará la existencia de un sistema de guarderío para el coto que asegure de forma suficiente el correcto aprovechamiento de las especies cinegéticas y la implementación de las medidas de control y seguimiento establecidas con carácter obligatorio.

QUE DIGA:

Preámbulo:

… , como son las auditorías a los Cotos de caza o el establecimiento de un sistema de guarderío.

…. ; la seguridad en la caza y la vigilancia en el coto y, finalmente, las medidas de fomento previstas.

Artículo 51. Vigilancia.

El responsable de la gestión de los cotos se asegurará que la vigilancia del coto se realiza de forma suficiente para el correcto aprovechamiento de las especies cinegéticas y la implementación de las medidas de control y seguimiento establecidas con carácter obligatorio.


ASÍ,

LA Asociación de Cazadores Navarros (ADECANA) podrá decir a los cazadores que si económicamente pueden y les interesa que tengan vigilancia, para poder seguir cazando.

Y LA Federación Navarra de Caza (FNC) podrá obligar a sus deportistas y clubes de deportistas, después de pasar y pagarle su licencia deportiva –faltaría más-, a tener un guarda en el coto (a nómina), para así terminarlos de rematar.

Y TODOS CONTENTOS para siempre, unos con las Sociedades de Cazadores (ADECANA), otros con los Clubes de deportistas (FNC) y, como no, los políticos porque hacen las cosas para beneficiar a su gente, y no para ahogarla y acabar con ella.

Quijote-Caza.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.