Andalucía

La FAC reclama la colaboración de la Administración para solucionar el problema de la mortandad de perdices en Cádiz

A falta de confirmación oficial por parte de la Administración, la Federación Andaluza de Caza está en condiciones de informar que la causa de la mortandad de perdices acaecidas en la provincia de Cádiz en el verano del pasado año fue provocada por el virus Bagaza, un flavivirus que afecta a las aves y que se transmite a través de los mosquitos. Este episodio de mortandad provocó en los cotos afectados la casi total desaparición de las poblaciones de perdiz roja.

29/03/2011 20:06:28 | CdC | Archivado en:  FACPerdizAndalucía.

 

«Ante la pasividad de la Administración, la Federación propuso a las sociedades de cazadores afectadas trabajar progresivamente para conseguir la resolución del problema»

 

Por este motivo y con carácter de urgencia, el pasado fin de semana se celebró en Algeciras una reunión entre la FAC y las sociedades federadas de cazadores afectadas por este episodio al objeto de valorar esta información y decidir qué actuaciones acometer en el futuro. Por parte de la FAC, acudieron su presidente, José María Mancheño, y Juan Antonio Martín Gómez, miembro del Gabinete Técnico de la FAC.

Las sociedades de cazadores asistentes a la reunión, representativas de unos 2.000 cazadores gaditanos afectados aproximadamente, coincidieron plenamente en señalar al máximo responsable federativo la escasa implicación y preocupación demostrada por la Administración en un asunto de tanta gravedad, reprochando igualmente la absoluta desinformación que sufre este colectivo acerca de una situación tan grave así como la falta de transparencia empleada por la Administración en este asunto. Por todo ello, solicitaron al presidente de la Federación que este asunto sea tratado en la próxima Asamblea General con el fin de que el máximo órgano de gobierno federativo se pronuncie al respecto.

No obstante, ante la pasividad de la Administración, teniendo en cuenta que acaba de concluir la temporada y fundamentalmente tras la confirmación de la implicación de un virus en los episodios de mortandad, la Federación propuso a las sociedades de cazadores afectadas trabajar progresivamente para conseguir la resolución del problema, teniendo en cuenta que ello supondrá la adopción de medidas complementarias de gestión que, en algunos casos, suponen importantes esfuerzos no previstos inicialmente en la planificación del coto.

Por tanto, y sin perjuicio de los acontecimientos futuros, las sociedades federadas acordaron a instancia de la FAC:

- No llevar a cabo repoblaciones con adultos de perdiz roja durante la primavera. Los individuos que han quedado en el campo (inmunes al virus) ya han ocupado los mejores lugares y los que se pudieran introducir deben acudir a peores lugares, peligrando con ello la repoblación e inversión económica.
- Esperar a la paridera y a los meses de verano para hacer censos reales. En este sentido, se facilitará a todas las sociedades federadas la información puntual sobre la puesta en marcha de los censos por parte de la FAC y se invitará a aquellas interesadas a la participación en las mismas.
- Realizar jornadas informativas, dirigidas a los socios afectados, de la necesidad de reforzarse para recuperar las poblaciones de perdiz roja.
- En el mes de agosto, el nivel de mosquitos propagadores del virus es elevado y coincide con el inicio del episodio de mortandad del pasado año, tras constatar con los censos la inexistencia real de individuos en el coto se plantearía, a través del servicio técnico provincial de la FAC, una modificación del Plan Técnico de Caza para llevar a cabo una repoblación puntual y localizada (como máximo un mes antes del inicio del periodo hábil de caza) y contemplando una serie de restricciones en jornadas y cupos de caza.
- En relación con lo anterior, controlar en la medida de lo posible, a través de los guardas del coto, los diferentes puntos de agua y bebederos procurando mantenerlos limpios para evitar la propagación de mosquitos.
- Colaborar en la medida de lo posible en la identificación de individuos afectados, así como en su recogida (a ser posible vivos), para su traslado y análisis a los organismos colaboradores en la detección de estas enfermedades. La Federación comunicará por escrito a los presidentes de sociedades el protocolo a seguir en estos casos (como ya se hizo el año anterior).
- Exigir y requerir a la Consejería de Medio Ambiente y a la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía que se impliquen y colaboren con los cazadores para solucionar este asunto, debiendo poner en marcha los protocolos técnicos necesarios para asegurar la actual población de perdices y prevenir hipotéticos rebrotes de esta enfermedad en el futuro.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.