Galicia

Carta de despedida de José María Gómez Cortón

José María Gómez Cortón deja la Federación Galega de Caza, tras 15 años de dedicación, como consecuencia del proceso electoral que ha llevado a Javier Nogueira a la presidencia al ser la única candidatura presentada. En una carta titulada ‘Muchas gracias y buena caza’ Gómez Cortón se despide de «las muchas personas que he tenido ocasión de conocer y tratar».

25/01/2011 20:36:25 | CdC | Archivado en:  FGCGalicia.


 

El contenido de la carta es el siguiente:

Ha concluido el proceso electoral en la Federación Galega de Caza y se produce un hecho de normalidad democrática, el relevo en la presidencia de la FGC.

No hay más razones en mi retirada que el cumplimiento del compromiso adquirido hace cuatro años, cuando accedí a la presidencia, de no volver a concurrir a las elecciones. Con esta decisión intento reforzar los principios democráticos en los que creo, promoviendo la incorporación de nuevas personas al gobierno federativo y tratando de favorecer en primera persona esa renovación. También porque creo honradamente, que no se debe permanecer en estas responsabilidades cuando uno ya no pueda dedicar su tiempo y sus capacidades con la intensidad requerida.

Quiero manifestar con claridad mi fervoroso deseo de acierto para el nuevo equipo directivo de la Federación y su Presidente.

A través de estas líneas quiero expresar mi afecto a algunas personas, de las muchas que he tenido ocasión de conocer y tratar como consecuencia de los cargos que ejercí. Más allá de la coincidencia o discrepancia, en los distintos temas y momentos, guardo un recuerdo especial de aquellas en las que pude estimar lealtad, compromiso, mesura, honestidad y nobleza entre sus cualidades.

A los cazadores gallegos quiero trasmitirles mi saludo fraternal y mi gratitud, por haberme dado la oportunidad de desarrollar diferentes labores en la representación cinegética, que compartí con otras muchas personas, con las que tuve la sensación de formar un equipo con un alto grado de implicación y compromiso. Pretendimos buscar siempre lo mejor para nuestro colectivo, teniendo como referente la caza social, capaz de integrar también los nuevos valores de nuestro tiempo, y así defenderla con raciocinio y con pasión, tratando de salvaguardar lo sustantivo, pero entendiendo que nadie está en posesión de la razón absoluta, ni siquiera los cazadores.

Siempre he pensado que entre las personas no se deben fomentar conflictos innecesarios ni artificiales, y así he tratado de avivar lo mucho que nos une a los cazadores y no hacer bandera de las pequeñas cosas que nos pueden separar, aún considerando legítima tal discrepancia. Así he querido escuchar a todo el mundo y ser la voz de todos, sin ser altavoz de nadie.

Nunca he buscado enemigos en la vida, y tampoco en el mundo cinegético, tan solo vi como adversarios a aquellos que lo eran de los cazadores y la caza. Recuerdo en este momento la sentencia de aquel carpintero que en su lecho de muerte decía: «a todos pido perdón, y a todos perdono menos a los nudos de la madera». Hago mías sus palabras y concibo los nudos cinegéticos como aquellos que han usado la caza y las cuestiones ambientales para algún oscuro beneficio personal, o como arma arrojadiza, sin importarles los efectos directos o colaterales que tuvieran sus actuaciones en las personas o en los colectivos.

Debo reconocer que he dedicado mucho tiempo y esfuerzo a esta institución, tiempo que tuve que descontar de la vida familiar, a veces de la profesional y casi siempre de las jornadas de cazador. Pero no es menos cierto, que he recibido muchas satisfacciones, en el ámbito personal, que de no haber sido por la caza no habría podido descubrir. Tengo, por tanto, una enorme deuda de gratitud con mi familia, que espero ser capaz de recompensar, siempre que cuente con su benevolencia y sean capaces de condonarme partes muy importantes de tiempos pasados que nunca podremos recuperar.

Me ausento con esa sensación tan placentera del deber cumplido, y con el empeño de recuperar espacios familiares y fraternales adormecidos los últimos años, fruto de mi dedicación a la actividad federativa, y con la legítima aspiración de disfrutar mas intensamente de la caza, sobretodo con mis amigos y compañeros cinegéticos de Fonsagrada a los que tanto aprecio y con los que pude disfrutar muy poco estos años. Es posible que todavía existan otros paraísos y tal vez pueda explorar algunos, pero seré perseverante en uno que conozco bien y me apasiona, y en el espero encontraros a muchos, el paraíso cinegético.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

5 comentarios
25 ene. 2011 23:17
Fuente Andrino  
Querido amigo José, siento enormemente tu ausencia. Y la siento por interés, SÍ, pues tu jamás tuviste otro afán que el de dar servicio al cazador en lugar de servirse del cazador como -por desgracia- se ve en algunas autonomías, donde el cargo es utilizado para que viva de él toda la familia.
Contigo en la Federación, jamás me faltó información. No me faltó a mí, ni a ninguno que recurriera a ti.
Perdóname, José, pero me duele en el alma tu adiós. Pero me duele más todavía, que esta nuestra RFEC, no tenga previsto algún mecanismo para frenar la marcha de gente como tú.
UN ABRAZO

Miguel Ángel Romero Ruíz


26 ene. 2011 11:33
JVF
JVF
Estimado Pepe,

He de expresar públicamente mi hondo pesar por su ausencia al frente de la Federación Gallega de Caza también he de decir abiertamente que siempre he encontrado en su persona alguien dispuesto a trabajar por y para el cazador de a pie.

Quiero agradecerle igualmente, a usted y a toda la gente que con usted han trabajado, las muchas horas dedicadas a nuestro colectivo. En particular quiero agradecerle el que haya escuchado y llevado acabo algunas de las propuestas de los cazadores gallegos para mejorar ciertos aspectos como nuestra formación, la participación o la ínter actuación de los cazadores y la institución que usted sabiamente ha dirigido.

En sus años de mandato ha sabido encauzar los nuevos retos que a la caza se le presentan haciendo a nuestra federación todo un referente a nivel nacional.

Como usted bien sabe, a día de hoy, soy un humilde cazador federado, de los aproximadamente 20.000 cazadores gallegos federados que ustedes representan, eso es todo lo que me gusta ser (sin nombres, sin premios, sino fotos), uno más eso es lo que siempre he sido. Ya hace unos meses que no formo parte de la directiva de ningún tecor.

Yo también pienso que después de 15 años es hora de una renovación, uno no se siente con las mismas fuerzas, la misma ilusión e incluso las mismas condiciones que me permitían estar desarrollando la difícil labor de sentarse en los puestos de cabeza de uno de los humildes y sociales tecores gallegos, sin otra recompensa que el saberse uno mismo con la satisfacción del trabajo hecho con el corazón, creo honestamente que es la única que realmente vale la pena.

Por eso quiero, ya para terminar, decirle de corazón que ha sido todo un placer, un honor el que usted y su gente hayan tan brillantemente colocado al sufrido cazador social gallego y federado en el lugar de prestigio y reconocimiento en el que actualmente se encuentra.

Independientemente de ciertas discrepancias y dudas mías con el tema del deporte y la federación como institución (no voy a decir algo diferente a lo que realmente pienso, no me parece honesto), quiero que sepa que en SU LABOR si me he visto representado, pese a que mi presencia en la federación no deja de ser algo anecdótico o razonable dentro en la única alternativa por hacer algo por la caza y los cazadores en la zona en la que he nacido (Pontevedra). Simplemente no hay otra y lo más fácil seria no hacer nada, por ello siempre me quedara con las personas y no con las instituciones, son la personas las que dan sentido a las mismas y usted ha dado sentido a mi presencia como un minusculo peón trabajando desinteresadamente por que mis hijos y los hijos de mis hijos puedan seguir viendo y soñando la caza como yo la he sentido…. cuando yo ya no pueda hacerlo. (Creo Pepe que usted ya conoce mis motivos….. especialmente después de la última conversación que hemos mantenido al igual que sabe que digo abiertamente lo que pienso guste o no sin permitir que nadie me “asó valle”)

Atte.
Jaime Veiga Fontán





26 ene. 2011 16:00
H&H
H&H «venare non est occidere»
Pero la referencia que tengo. Me la dió mi amigo Paco, un cazador de los pies a la cabeza y como persona... lo mejor. Paco me explicó lo que estaba pasando en la federación gallega, y me dijo que nunca la federación había tenido ni tendría un presidente como Gomez Cortón.
Es una pena que para poca gente honrada que queda la desaprovechemos así.
Al mundo de la caza lo que le hace falta es gente como usted y como mi amigo Paco, gente que esté dispuesta a darlo TODO por la caza.
Una lastima.
26 ene. 2011 19:09
TOPILLO
Como diría algún famoso, en dos palabras.
Os aseguro que se nos va un tio:
IM PRECIONANTE.

Un saludo.

27 ene. 2011 21:54
Amigo cazador
Simplemente darte las gracias por tu buen hacer al frente de la FGC, por colocar esta institución donde se merece, por tu tranquilidad y sabiduría para encarar los problemas, por tu comedida respuesta para los anticaza y sobre todo por haber dedicado una parte importante de tu vida en la que no pudiste ir de caza. Quisiera verte algún día dirigiendo la RFEC o, quizás mejor, de Director General o algo más. Los cazadores lo notarían. Hasta luego y gracias.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.