Santiago de Compostela

La fauna salvaje provocó alrededor de un millar de accidentes de tráfico en Galicia durante 2009

La Real Federación Española de Caza y la Federación Galega de Caza organizan en Santiago el próximo sábado día 2 de octubre una jornada para analizar los daños causados por las especies cinegéticas.

28/09/2010 21:30:21 | CdC | Archivado en:  FGCGaliciaRFECTráfico.

 

Durante el pasado año, en Galicia se produjeron 2.000 accidentes de tráfico provocados por animales, de los cuales aproximadamente la mitad tuvieron como protagonistas a la fauna salvaje. Durante el mismo periodo, en España se produjeron un total de 13.900 siniestros con animales, de los que un tercio se correspondieron con especies domésticas de pequeño y mediano tamaño, como gatos o perros, y el resto con animales salvajes o ganado doméstico, como vacas o caballos.

Estos datos fueron facilitados esta misma mañana por el Presidente de la Federación Galega de Caza, José María Gómez Cortón, y por el Director Xeral de Conservación da Natureza, Ricardo García-Borregón Millán, en el acto de presentación de las jornadas técnicas Daños, cultivos y caza que se celebrarán en Santiago de Compostela el próximo sábado día 2 de octubre y que organizan las Federación Española de Caza y la Federación Galega de Caza.

En el mismo acto, García-Borregón dio a conocer que en el año 2009 la Consellería do Medio Rural recibió unos 5.000 avisos por daños en cultivos producidos por animales salvajes, de los que 1.500 acabaron en expedientes administrativos para el trámite de indemnizaciones. En referencia a ello, el Director Xeral de Conservación da Natureza destacó que «la solución al problema no está, únicamente, en las indemnizaciones por daños. Es evidente que hay una responsabilidad compartida entre cazadores, administración y usuarios de los terrenos».

Tanto el Presidente de la FGC como el Director Xeral de Conservación da Natureza coincidieron en destacar la importancia de una caza social y sostenible, como la que se practica en Galicia, para la regulación de especies cuyas poblaciones, una vez alcanzados niveles no sostenibles, se convierten en un problema. García-Borregón explicó que “la caza es fundamental para mantener el equilibrio de las especies” e hizo un «llamamiento a la responsabilidad de los Tecores para el cumplimiento de los respectivos planes de ordenación cinegética». Ambos solicitaron al colectivo de cazadores que se implique en la práctica de una actividad cinegética sostenible, siguiendo las indicaciones de la Administración; en zonas donde se producen reiteradamente daños agrícolas y donde especies como el ciervo, el corzo o el jabalí cuentan con poblaciones desmesuradas, que hacen que lleguen a invadir terrenos hasta ese momento ajenos a ellos, provocando accidentes y graves pérdidas para la agricultura.

Jornada para analizar los daños causados por las especies cinegéticas


El acto objeto de presentación, donde se hicieron públicos estos datos, está organizado por la Real Federación Española de Caza (RFEC) con la colaboración de la Federación Galega de Caza (FGC). Las jornadas técnicas, de ámbito nacional y que llevan por título "Daños, cultivos y caza", se celebrarán el próximo sábado en el Hotel Congreso (Teo).

Los daños consecuencia de la expansión de especies silvestres se están convirtiendo en uno de los principales problemas para los cazadores y agricultores españoles en los últimos años. Por este motivo, desde la Federación se promueve este encuentro que pretende abordar con seriedad y rigor el tema, en aras de una solución satisfactoria o que al menos minimice sus consecuencias.

La actual legislación en materia de caza, en vigor en el estado español y las diferentes comunidades autónomas, responsabiliza de gran parte de los daños causados en los cultivos por las especies cinegéticas a los cazadores. Algunos de los daños más comunes son los producidos en la agricultura, la ganadería o los aprovechamientos forestales por los animales salvajes objeto de caza y que, salvo excepciones, son responsabilidad de las sociedades de caza titulares del aprovechamiento cinegético del territorio donde se producen dichos daños (en Galicia denominados Tecores). El segundo supuesto, pero no por ello menos importante, es el de los accidentes de tráfico causados por el atropello de las piezas de caza. En este caso, fruto de un cambio legislativo en la “Ley de tráfico y seguridad vial”, la responsabilidad se deriva según la casuística del accidente. Los supuestos en los cuales la responsabilidad recae en los Tecores son aquellos en los que los accidentes de circulación se derivan directamente de la acción de cazar, y también los que se producen como consecuencia de la falta de conservación del terreno acotado. El profundo cambio legislativo no ha tenido las consecuencias jurisdiccionales que cabía esperar, y la interpretación de los distintos magistrados y jueces no responde a la reforma experimentada en los textos legales.

Estos son algunos de los supuestos más comunes en los que los daños producidos por las especies silvestres, que no por la actividad cinegética, son asumidos por los propios cazadores, quienes ven en esta legislación un sistema de responsabilidad no demasiado justo. Por este motivo, con la organización de estas jornadas la RFEC y la FGC pretenden analizar la situación buscando alternativas que ofrezcan un sistema de responsabilidad más equitativo así como las herramientas necesarias para minimizar los daños y alcanzar soluciones que consigan poner fin al conflicto existente entre los aficionados a la caza y aquellos que sufren las consecuencias negativas de la existencia de animales salvajes.

Con esta finalidad, las Federaciones invitan a participar en este acto a las sociedades de cazadores, titulares de cotos, agricultores, técnicos y funcionarios relacionados con la caza y la agricultura. Las conclusiones extraídas de este encuentro serán difundidas entre las instituciones, fundaciones, administraciones y personas relacionadas con el medio rural para avanzar en la dirección adecuada al objeto de menguar uno de los mayores problemas de la caza y sus aficionados y, a la vez, solventar un gran problema a los agricultores.

Programa de la jornada


Las jornadas sobre "Daños, cultivos y caza", organizadas por la RFEC y la FGC, y que tendrán lugar en el Hotel Congreso (Teo), darán comienzo a las 10.00 horas con la intervención del Conselleiro do Medio Rural, Samuel Juárez, que será el encargado de dar por inaugurado el acto junto con el Presidente de la RFEC, Andrés Gutiérrez.

A continuación, varios juristas participarán en la mesa jurídica que, bajo el título Es posible un sistema de responsabilidad más justo, analizará las perspectivas futuras para conseguir un marco legislativo más justo con la actividad cinegética y con las personas que la practican, a la vez que útil para agricultores y ganaderos.

Seguidamente, será el turno para la mesa técnica “Experiencias y herramientas para limitar los daños”, en la que intervendrán diferentes expertos del mundo de la gestión ambiental y cinegética para exponer sus trabajos e ideas tendentes a lograr que los daños producidos a terceros por la fauna silvestre sean los mínimos.

Ya por la tarde, representantes de la administración y de asociaciones pertenecientes al mundo de la caza y la agricultura debatirán en la mesa social “Buscando soluciones para minimizar el conflicto” sobre la forma más idónea de poner fin a una situación que perjudica tanto a los amantes de la actividad cinegética como a los que sufren los daños de las especies salvajes.

El Director Xeral de Conservación da Natureza de la Xunta de Galicia, Ricardo García-Borregón, será el encargado de clausurar el evento acompañado del Presidente de la Federación Galega de Caza, José María Gómez Cortón.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.